REFORMA VS REVOLUCION

Por Efraín Castro, activista y militante por el socialismo en Perú


La intelectualidad adaptada al establishment, derrotada y sin esperanzas en el futuro social por fuera de la democracia burguesa quiere eliminar la existencia de las clases sociales, quiere eliminar del vocabulario social la necesidad de revolucionar nuestras sociedades y construir el socialismo, sólo busca reformas y apunta a que todo se resolverá con elecciones. En la izquierda hay un curso de adaptación al reformismo, un curso de socialdemocratización de las ideas revolucionarias para convertirlas en centristas, y finalmente en un reformismo de reformas vacuas. 

La cristalización en una organización reformista, o socialdemócrata, es el curso inevitable con el que culmina el proceso de socialdemocratización que detona la deriva posmarxista de la mayoría de organizaciones de izquierda en el paísLas organizaciones de izquierda de hoy no siguen el programa, método y tradición marxistas y dejaron de ser socialistas o tenerlo como horizonte real. Repiten el mismo trayecto que desarrollaron las organizaciones que rompieron con el marxismo en el siglo XIX, dirigidas por Karl Kautsky, August Bebel y Eduard Bernstein. Estos dirigentes llevaron a la II Internacional a romper con el marxismo, y convertirse en una internacional reformista, socialdemócrata. 

Pero Kautsky, Bebel y Bernstein encabezaron ese curso en nombre del marxismo, apoyándose en el prestigio de Marx y Engels, haciendo pasar sus posiciones capituladoras en el nombre de Marx y el marxismo. Ahora eso es la izquierda moderna o institucional cuya estrategia es no salir de los marcos de la democracia capitalista (Nuevo Perú, Frente Amplio, los viejos aparatos como Patria Roja y el PC-Unidad). En la forma (aparentemente) no rompen con el marxismo. formalmente defienden algunas posturas marxistas para contrabandear mejor y hacer pasar sus actuales posturas socialdemócratas o de adaptación al 'statu quo'. 

              Los grupos del Perú, socialdemócratas o en proceso de social democratización

El mejor ejemplo es la burocracia "comunista" del PC Unidad que se entornilló en la dirección de la CGTP, asimismo Patria Roja que se apropió del Sutep y otros sindicatos. Con la caída del Muro de Berlín esta tendencia se acentuó y aprovechó la campaña reaccionaria y falsa de que "el socialismo fracasó". Todos los grupos que rompieron con el Programa del marxismo y la revolución, degeneraron en líneas centristas y luego socialdemócratas. El rasgo central de toda estas organizaciones es el proceso de adaptación al régimen, disgregación y van convirtiéndose en organizaciones francamente socialdemócratas. El centro de estas organizaciones es la participación en las elecciones burguesas, mientras que en los sindicatos, así como en las organizaciones de masas, exhiben su adaptación a la burocracia sindical, y a los aparatos reformistas. es un fenómeno internacional. 

Repiten como loros las "modas", teorías, charlatanerías y falsas ideologías transmitidas por la burguesía, el estalinismo senil, el castrochavismo, los think thank "progresistas" del Partido Demócrata de los EE.UU como CLACSO, o se transforman en voceros de los fraudes y planteos del London School of Economics, etc.Sus elaboraciones están basadas en negar la existencia de un proceso revolucionario mundial, y por lo tanto que las condiciones "no están maduras" para la revolución. Tampoco en este terreno inventan nada, simplemente se limitan a repetir lo que siempre dijeron Kautsky, Bebel y Bernstein los jefes de la socialdemocracia, o Stalin y Bujarin.

Los 'intelectuales' de esta izquierda posmarxista involucionan a teorías formuladas por los grupos intelectuales de posguerra, de Focault, Marcuse, la Escuela de Frankfurt, Adorno, Habermas. O buscan referenciarse en charlatanes como Slavoj Žižek, Lacan y otros.Algunos grupos plantean que el capitalismo está en un periodo de desarrollo de las fuerzas productivas, otros grupos que el imperialismo ya no existe más, algunos grupos afirman que para hacer la revolución se necesita la "revolución cultural" desde las universidades, los medios y la propaganda cultural, atribuyendo esta línea a Antonio Gramsci.

Otros grupos adoptan el programa keynesiano, y lo presentan como marxismo, adoptan la "Teoría del Ciclo Económico Keynesiano" y la presentan como "Teoría de las Ondas Largas", disfrazándola de marxismo. La mayoría de los grupos adoptan la "Teoría del Desacople" lanzada por círculos imperialistas desde la London Economic Schooll. Otros, hacen propia la teoría autogestionaria y autonomista del Subcomandante Marcos, Tony Negri, Heinz Dieterich, Michael Hardt y Naomi Klein construyendo cooperativas de desocupados, o fábricas recuperadas, o diversas formas de asistencialismo. Todo este palabrerío, charlatanería, y falsas ideologías las presentan con un ropaje "marxista" o "trotskista". Se niegan a exigir a las organizaciones de masas que peleen por el poder, su salida es institucional. El giro abiertamente socialdemócrata de las direcciones de los grupos revisionistas se expresa en que priorizan la actividad parlamentaria, en desmedro de la pelea por la dirección del movimiento obrero y popular.


Entra al #debate y deja tu comentario!