PERÚ: LA LUCHA DE LAS MUJERES CONTRA LOS FEMINICIDIOS

Por La Marx Perú

Perú es un país ubicado al poniente de Sudamérica; colinda en ese sentido con el Océano Atlántico, al Norte con Ecuador y Colombia, con Brasil al Oriente; así como con Bolivia y Chile al Sureste. Tiene cerca de 32 millones de habitantes, aunque es uno de los países con las menores cifras de feminicidios en América Latina, en 2019 batió el record de los últimos 10 años, con 168 casos registrados. Esto corresponde con la tendencia general en América Latina, al incrementarse la violencia feminicida en todos los países. La Organización de Naciones Unidas (ONU) informó en 2018 que América Latina es la segunda región más letal en el Mundo para las mujeres, pues se registra un feminicidio cada dos horas.

Desde la Marx Perú se hemos caminado junto a muchas madres de víctimas de estos dolorosos crímenes y nos hemos acompañando entre nosotras y nuestras familias. Toda la vida nos cambió supimos que estas hijas habían sido desaparecidas y/o asesinadas por la violencia machista y patriarcal. Inicialmente, algunos de los crímenes no fueron tipificados como feminicidios. Así iniciamos la lucha frente a la impunidad y la pérdida de nuestras hijas.

De acuerdo a la ley peruana, para condenar a un feminicida a cadena perpetua deben existir dos agravantes; si esto no ocurre, su condena es menor a los 15 años de prisión, debido a que las leyes son obsoletas.

Por esto alzamos la voz: "Nosotras luchamos contra la impunidad, de nuestras víctimas de feminicidio. Nosotras somos madres, hijas, hermanas que tenemos una pérdida irreparable. No nos parece que esos feminicidas salgan porque vayan a pagar reparación civil, o porque el juez les dio diez o 20 años de prisión; lo cual para nosotras es una burla. Nada nos va a devolver a nuestras hijas.Luchamos en contra el Patriarcado, porque el Estado peruano con sus leyes, en los hechos, es un aliado de los feminicidas.

8 familias, una misma causa

Sheyla Denisse Torres Aguilar era una joven estudiante de obstetricia de 19 años, cuyo proyecto de vida fue destruido cuando su novio Romario Aco Rodríguez la violó y asesinó el 14 de marzo del 2018. Este sujeto huyó, robando el celular de Sheyla para borrar toda la información que contenía; así como otros objetos, para hacer pasar su delito como un robo y confundir a los peritos. A pesar de ello, Romario fue descubierto y detenido, pero la justicia patriarcal de nuestro país, siempre benevolente y expedita para los asesinos, le otorgó solo 15 años de pena. En tanto, los abogados no se comunicaban con Magalí Aguilar Cortés, madre de Sheyla, para informarle de los posibles avances del proceso; y tampoco asistían a las audiencias para representar, sustentar y defender el caso. #JusticiaParaSheyla, #NoMasImpunidad.

2. Nelva Evangelista Loa fue víctima de feminicidio por parte de Nicolás Vásquez Velarde. Nelva lo había denunciado previamente por violencia, pero la respuesta fue nula por parte de las autoridades. El agresor cometió el crimen con crueldad y premeditación, desapareciendo el cuerpo para ocultar la evidencia. Estuvo prófugo por 10 años, mientras la familia de Nelva luchaba por encontrar justicia frente a la impunidad e indolencia del estado peruano. En octubre del 2016 se logró capturar al agresor y se le condenó por el delito de homicidio (aún no se había tipificado el delito de feminicidio). La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema le rebajó la condena de 28 a 20 años de prisión, aduciendo que fue sujeto de "emoción violenta por celos". #JusticiaParaNelva, #NoMasImpunidad.

3. Haydee Suarez Herrera, madre de Patricia Villafuerte Suarez. Se espera que este caso, causado por la negligencia policial, no quede impune y que se hagan las investigaciones necesarias para llegar a la justicia verdadera. Patricia murió dentro de la patrulla policial sin esclarecerse aún el motivo. Su caso sigue sin respuesta de parte de las autoridades judiciales. #JusticiaParaPatricia, #NoMasImpunidad.

4. Lesly Valeria Valencia Félix. La encontraron muerta con muchos cortes y desfigurada. El sistema judicial no ha resuelto nada al respecto y no ha realizado la investigación para determinar quiénes fueron sus asesinos. #JusticiaParaLesly, #NoMasImpunidad.

5. María Alvarado Cruz fue quemada viva el 27 de diciembre del 2019 por su pareja Leoncio Daza Tejada. María presentó graves quemaduras en el 90 % de su cuerpo y falleció a las pocas horas de ser ingresada en un hospital de la zona. El 1 de septiembre se realizó una audiencia para la prolongación de la prisión preventiva en contra de Daza Tejada, imputándole 9 meses más en el penal de Moyobamba. Con la muerte de María, sus tres hijos quedaron huérfanos; ahora siguen clamando justicia y pidiendo celeridad en el caso, con el fin de obtener la máxima condena para el asesino de su madre. #JusticiaParaMaria, #NoMasImpunidad.

6, 7 y 8 Desaparición forzada de Estefhanny Edonila Díaz Acosta, Tatiana Estrella Díaz Acosta y Esther Yamile Pajuelo Díaz. El día 24 de abril del 2016, Estefany Edonila Díaz Acosta con sus menores hijas: Titania Estrella Díaz Acosta de 5 años y Esther Yamile Pajuelo Díaz de 07 meses de edad, asistieron a una matiné frente a su casa. Recien hacía tres semanas, ella había regresado a la casa de su papá, con su esposo e hijas. Pero el viernes 22 de abril tuvieron una discusión marital, por la cual Estefany echó a su esposo Alejandro Pajuelo de la casa de su padre. La pareja discutía con frecuencia, sin embargo, solían resolver las controversias de manera rápida. Incluso estaban en conversaciones para reconciliarse el día 23 de abril. El día siguiente, 24 de abril, Estefhanny asistió con sus hijas a la matiné, frente a la casa de su padre.

Ese mismo día, aproximadamente a las 7:20 de la noche, Estefany estaba dentro de la fiesta con sus dos pequeñas hijas y recibió mensajes en su celular. Al leerlos, salió con ambas niñas para encontrarse con los primos Jacqueline Díaz y Jimmy Altamirano, que la esperaban ocultos bajo la oscuridad, a un costado de la casa en la que se realizaba la fiesta. Quienes las vieron por última vez, narran el siguiente diálogo: "Hola Tati ¿A dónde vas? La niña respondió: voy a la casa de mi prima Jacqui, en Pachacutec. De Estefany y sus dos niñas no se sabe nada, más allá de lo narrado desde hace 4 años y 5 meses.

En Perú, el delito de feminicidio en la legislación es un considerado como un delito autónomo. Desde el 2013, mediante la Ley 38068 se incorporó el artículo 108-B del Código Penal, el cual sanciona incluso con cadena perpetua a las personas que matan a una mujer en determinados contextos. Sin embargo, no se observa por ningún lado que esto se cumpla.

Por lo tanto:

1º. Exigimos que las sentencias para los feminicidas no sean menores de 35 años e idealmente, que sean condenados a cadena perpetua.

2º. Salimos a las calles haciendo plantones, buscando que el gobierno atienda nuestros casos y el de todas las mujeres que hemos perdido.

¡Justicia, queremos justicia!, son las dolorosas arengas que madres y hermanas de las víctimas repetimos con voz firme, a fin de exigir acceso a la justicia y a la verdad.

¡Por todas las que nos faltan, ni un minuto de silencio; sino toda una vida de lucha!