Nigeria: La revolucion liquido a la "policía antirrobo"

La revolucion del pueblo de Nigeria finalmente obligo al presidente Muhammadu Buhari del gobierno capitalista de Nigeria a anunciar el desmantelamiento del Special Anti-Robbery Squad, (Equipo Especial Anti Robos, en ingles, SARS). El Movimiento #EndSARS liquido al SARS siguiendo el camino de Black Lives Matter, el movimiento de masas que en Estados Unidos lucha contra la violencia policial. 

El SARS se creó como una unidad especial para luchar contra robos, secuestros y delitos similares, pero en realidad ha sido un pilar fundamental de las Fuerzas Armadas de Nigeria encargada de reprimir al pueblo durante décadas. El SARS fue la expresión de la brutalidad policial: impunidad, descontrol, violencia, corrupción, robos, extorsiones y amenazas, controles en los que despojan a los ciudadanos de dinero en metálico, objetos de valor y hasta de sus vehículos, e incluso han sido acusados de asesinatos cometidos a modo de ejecuciones. 

El Movimiento #EndSARS se unió a la campaña #StopRobbingUs para denunciar que intervenían teléfonos móviles, ordenadores portátiles y todo tipo de material informático y extorsionaban al pueblo, lo cual se agravo con la brutal cuarentena capitalista que impuso el presidente Muhammadu Buhari mediante la cual se impusieron crueles medidas contra el pueblo que de nada sirvieron para combatir el Covid-19. Tras el asesinato de un joven en la ciudad de Ughelli para robarle su coche, exploto la movilizacion organizada por redes sociales. 

En las primeras manifestaciones masivas aparecieron celebridades, y personajes populares que amplificaron el mensaje y atrajeron a más participantes como los músicos Falz o Runtown o el humorista Mr. Maccaroni, entre otras caras conocidas, artistas como Davido, Wizkid, Tiwa Savage, Burna Boy, Don Jazzy u Olamidé estuvieron con los manifestantes. Las etiquetas utilizadas en las redes sociales, #EndPoliceBrutality, #EndSARSBrutality, #EndSARSProtest o #ReformPoliceNG, y la más extendida, #EndSARS se convirtió durante un momento en la primera tendencia mundial.

El 11 de octubre del 2020 las autoridades nigerianas hicieron pública la decisión de disolver el SARS. Mientras al principal responsable policial, Muhammed Adamu, lo anunciaba en una rueda de prensa la cuenta de la policía federal nigeriana compartía una imagen en la que se explicaban los detalles de la supresión de la unidad utilizando la nada casual etiqueta #IGPDisolvesSARS (el Inspector General de Policía disuelve el SARS). Sin embargo, los participantes en la protesta han mantenido la movilización, recordando que el SARS encarnaba los males de la violencia policial, pero que la brutalidad no se limita a esa unidad, desconfían de otros anuncios de reformas en la policía que no se cumplieron. 

Además no ha gustado que uno de los detalles del desmantelamiento sea que sus miembros se reincorporan a otras divisiones de la policía. Los movimientos siguen reclamando la liberación de los detenidos durante las protestas, la investigación de los crímenes atribuidos a la policía y la reparación a las víctimas. Esta revolucion que liquido al SARS, uno de los cuerpos militares mas importantes de África y del mundo, es parte del proceso revolucionario mundial que enfrenta al capitalismo. 

Triunfa una revolucion en uno de los paises mas importantes de Africa

Esta revolucion que liquida al SARS, triunfa en el tercer pais exportador más grande de petróleo crudo en el mundo. Nigeria es desde hace décadas, una potencia petrolera capitalista desde el  descubrimiento de las reservas petroleras en 1957 en el delta del Níger. Esta es una de las zonas naturales más ricas del planeta, que el capitalismo y las multinacionales la convirtieron en una de las zonas más pobres, contaminadas y militarizadas del mundo.

El río Níger desemboca en el océano Atlántico en la costa de Nigeria, creando un delta de una extensión, el Delta del Niger, de cerca de 20.000 kilómetros cuadrados, toda una región de gran valor medioambiental con una población aproximada de treinta millones de habitantes de más de cuarenta grupos étnicos diferentes. Nigeria es el décimo país del mundo con mayores reservas de petróleo, por delante de Estados Unidos, y casi la totalidad de ellas se concentran en el delta. 

En 1977 el estado capitalista nigeriano fundo la Corporación Nacional Nigeriana de Petróleo, (en ingles, Nigerian National Petroleum Corporation (NNPC) controlada en un 60% por el Estado nigeriano, y el resto por las multinacionales Shell, Chevron y Exxon o la italiana Eni. Este  peso relevante de las multinacionales les dio la capacidad de solicitar la intervención del Ejército nigeriano cuando ha sido necesario para velar por sus intereses, para aplastar a la poderosa clase obrera nigeriana que nació con el desarrollo de la industria petrolera, y los pueblos originarios que fueron despojados de sus derechos en la region del Delta del Níger. 

En rojo en el mapa las provincias de Nigeria que constituyen el delta del Níger es una de las regiones más pobladas de Nigeria y de todo África

Después de años de aumento de los precios del petróleo (1973-1974), la clase trabajadora industrial de Nigeria creció sustancialmente. A principios de la década de 1980, la clase trabajadora se estaba volviendo más combativa en su lucha por hacer realidad sus demandas económicas y políticas, y la principal confederación sindical de Nigeria de la época, el Congreso Laboral de Nigeria (NLC), se estableció en 1978. 

Para defender los intereses de las multinacionales Shell, Exxon y Chevron los militares dieron muchos golpes de estado y establecieron dictaduras militares, proceso en el cual la policía se convirtió en un auxiliar del ejército lo que dio origen al SARS. Cuerpos como el SARS constituyeron hombres armados del ejército y la policía que gobernaron la nación, los estados y patrullaron las calles, aplicando indiscriminadamente una violencia desenfrenada contra la gente común. 

La disolución del SARS es un gran triunfo del movimiento de masas nigeriano, que cuestiona el modelo de un pais al servicio de las multinacionales. Siguen las protestas en las calles, en Lagos, la ciudad más importante del país donde los manifestantes bloquearon el peaje de Lekki una de las principales vías de entrada a la ciudad e incluso los accesos al aeropuerto internacional. Apoyamos todas las medidas de lucha que lleva adelante el pueblo nigeriano en una lucha que es parte de la revolucion africana y mundial contra el capitalismo. 

Entra al #debate y deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista