La Revolución Norteamericana del Siglo XXI Parte IV


Capítulo VIII Pilgrims

"Veo en el futuro cercano una crisis que se avecina, me desconcierta y me hace temblar por la seguridad de mi país...Las corporaciones han sido entronizadas y una era de corrupción en las altas esferas seguirá, el poder del dinero se esforzará por prolongar su reinado trabajando en perjuicio del pueblo hasta que toda la riqueza se concentre en pocas manos y la República sea destruida"

Abraham Lincoln. Carta a William F. Elkins 21 de Noviembre de 1864

Todo el año 2006 se caracterizó en EE.UU por 2 cosas: La derrota militar en Irak, y la derrota política de la Administración Bush. Por eso durante ese año la Casa Blanca realizó cambios en el gabinete, con el objetivo de solucionar desesperadamente la crisis política, el desprestigio, y la caída en picada de su popularidad. Toda la Administración Bush se vio envuelta en una enorme crisis que la consumía día a día. La crisis detonó un estado de convulsión en Beltway a fines del 2005, cuando estalló el escándalo "CIA- Gate". Pero el "affaire CIA" era solamente la expresión de los problemas dela Administración Bush, no la causa. El escándalo expresaba un cambio fundamental en la situación política la movilización del pueblo y el creciente rechazo golpeaba a la Administración Bush que sufría una fuerte desaprobación.

La Administración Bush caía en picada por su política racista hacia Nueva Orleans, el ataque a las libertades que significaba la Ley Patriota, la invasión de Irak que recibía un repudio mundial, la situación militar en Irak donde el ejército recibía una enorme paliza, y la crisis de las fuerzas armadas que se empantanaban en la guerra. Dentro del país crecía el rechazo y la movilización contra la guerra, en la medida en que bajaba el apoyo a la invasión. A su vez, el recorte de libertades democráticas con el régimen de la Ley Patriota había provocado una creciente resistencia en distintas franjas de la población.

Todo el tiempo surgían movimientos que expresaban su oposición a esa política, y la baja en la popularidad de la Administración Bush se desarrollaba a gran velocidad sobre todo entre las franjas del pueblo más postergadas y oprimidas. La situación de la economía empezaba a mostrar nubarrones, en la medida en que comenzaba a desinflarse la inmensa burbuja "sub- prime" creada y alimentada por la Administración Bush en connivencia con la Reserva Federal. Pero precisamente la crisis política hacía muy difícil la situación de la economía, dado que la profusa emisión de crédito para la industria inmobiliaria mediante hipotecas de dudosa calidad necesitaba de estabilidad política para desarrollarse, por lo que la situación del país adoptaba una dinámica creciente de inestabilidad política. La grave crisis se realimentaba con los problemas y roces dentro del gabinete, golpeaba directamente sobre la Casa Blanca y la Administración Bush, pero comenzaba a conmover a toda la superestructura estatal del país, repercutía en el Parlamento, los partidos políticos, las agencias de seguridad, la CIA, el Pentágono, y los grupos de presión. Toda la Administración Bush se hundía en el descrédito. A principios del 2006 la aprobación a la gestión de Bush había descendido al 43 %, y continuaba en descenso. En abril de ese año alcanzaba el 35% guarismos previos a los atentados del 11-S, y según los sondeos, el 65% de la población estimaba que el país iba en la dirección equivocada. Por eso, y con el objetivo de revertir esta tendencia, la Administración Bush impulsó una serie de cambios en el gabinete. Los jefes e ideólogos de la Administración Bush lanzaron una consigna para revertir la crisis: "Refrescar", "Revitalizar","Redinamizar", palabras de orden que buscaban desesperadamente cambiarle el rostro a la Administración para salvarla. Y en esa orientación, comenzó un proceso de retiro de funcionarios que sufrían un gran desgaste, para cambiarlos por nuevos funcionarios que le dieran con nuevos rostros una imagen "refrescada" y "revitalizada".

Administración Bush 2006- 2007: Descalabro con un traspié tras otro

Entre los años 2006 y 2007 nada le salió bien a la Administración Bush. El curso de la crisis obligaba al gobierno a tomar definiciones y en ese camino, todas las designaciones de nuevos funcionarios en el gabinete tuvieron dos puntos sobresalientes: Por un lado, la mayor unidad de la Administración Bush con la ultraderecha conservadora y los Neocon. Por otro lado, el mayor acercamiento a las Corporaciones Multinacionales. Veamos primero el acercamiento de la Administración Bush con los grupos Neocon. El puesto de asesor del Vicepresidente Dick Cheney que dejaba Libby, fue ocupado David Addington Spears un Neocon vinculado al think thank conservador Heritage Foundation. El propio dirigente Neocon Paul Wolfowitz que había sido mentor de Libby, y estaba visiblemente desgastado tuvo que ser reemplazado por Gordon R. England. El curso posterior de la carrera de Wolfowitz mostró el desastroso derrotero de los Neocon: Reubicado como presidente del Banco Mundial, tuvo que dimitir envuelto en un escándalo de corrupción y denuncias de que su novia también empleada del Banco Mundial, había recibido importantes aumentos de sueldo.

La crisis se profundizó con otro escándalo que alcanzó al director de la CIA Porter Goss, designado por Bush tras los ataques del 11- S. Goss fue cuestionado por graves violaciones a los derechos humanos tras la revelación de la existencia de vuelos para llevar a presos por delitos de terrorismo hacia cárceles secretas y Black Sites con escala en Europa. También las denuncias apuntaron a que Goss había nombrado en la agencia a amigos y colaboradores cercanos, lo que fue considerado tráfico de influencias. Kyle Foggo, uno de estos colaboradores nombrados por Goss, considerado número tres de la CIA, quedó en el medio del escándalo al admitir que había participado en sesiones de poker organizadas en el hotel Watergate de Washington, en las cuales participaban lobistas, y prostitutas de alto vuelo.

La crisis estalló en pleno rostro de la Administración Bush, quien reemplazó a Goss por el almirante Michael Hayden. También fue reemplazado Sean O'Keefe, funcionario de la NASA designado tras los atentados del 11- S, cuyo mandato estaba muy desgastado por el fracaso del desastre del transbordador espacial Columbia lanzado el 1 de febrero del 2003 que se desintegró en el aire. Estos cambios en el gabinete se produjeron tras una baja importante en el gabinete Bush que fue la del Secretario de Estado Colin Powell, quien renunció el 15 de noviembre del 2004, muy desgastado, y cuestionado por haber mentido públicamente ante millones de personas en la ONU diciendo que existían armas de destrucción masiva en Irak.

Powell fue reemplazado por Condoleeza Rice, quien a su vez dejó su cargo de Consejera de Seguridad Nacional a Stephen Hadley, otro Neocon quien ejerciera como abogado consultor de la Corporación mundial de armamentos, Lockheed Martin. En abril 2006 cayó Scott McClellan portavoz de la Casa Blanca, quien era junto con Bush, uno de los más expuestos a la desaprobación pública, y su renuncia era una de las más esperadas. "La Casa Blanca atraviesa una fase de transición, un cambio puede ser útil", declaró McClellan en los jardines de la Casa Blanca. La política de "refrescar y redinamizar" de la Administración Bush debía acelerarse, porque la caída libre amenazaba con una derrota para los republicanos en las elecciones legislativas de noviembre del 2006.

Así, se aceleraron los cambios: La Administración Bush designó a Rob Portman como nuevo director de Asuntos Presupuestarios para la delicada tarea de preparar el presupuesto federal, y pensando en las elecciones, Bush colocó a uno de sus cerebros, y principal asesor político, Karl Rove como principal estratega, separándolo de las tareas coyunturales de la administración para quien designó a Joel Kaplan. Sin embargo, ninguno de estos movimientos pudo evitar la catástrofe en las elecciones legislativas del 7 de noviembre en las cuales la Administración Bush sufrió una clara derrota. Los demócratas consiguieron la mayoría en ambas cámaras del Congreso, 12 años después de perder el control de la Cámara de Representantes y recuperaron el control de forma abrumadora que los dejó a un paso de la mayoría en el Senado, logrando 20 de las 36 gobernaciones en juego con lo que pasaron a dominar en 28 estados, además de que las gobernaciones de Nueva York, Ohio, Massachusetts, Colorado, Maryland y Arkansas pasaron a manos demócratas.

Los resultados cayeron como un rayo sobre el Partido Republicano, y la fracción Neocon que se había adueñado del poder tras los atentados del 11- S. Los demócratas arrasaron a lo largo y ancho del país, y aunque producto de que el complejo y antidemocrático sistema electoral del país las elecciones nunca expresan directamente el pensamiento de la población, si pueden formular indirecta y distorsionadamente una tendencia política general. Este era el caso de estas elecciones de medio término en el 2006, que evidenciaban las tendencias del descontento de la población con la Administración Bush, y la crisis que se había establecido en el elenco gobernante. La situación política había cambiado completamente. En las elecciones presidenciales de noviembre del 2004, Bush había obtenido la votación más alta de la historia, ganaba la guerra en Irak y Afganistán y contaba con alto apoyo en el país. Pero dos años después la Administración Bush había perdido millones de votos en medio de una grave crisis política, y un clima de derrota en Irak.

La conferencia de prensa donde Bush expresó estas palabras apareció en la Casa Blanca rodeado de todo el gabinete demostrando que el conjunto de la Administración Bush estaba dispuesta a dar la cara ante la derrota, sin embargo en dicha conferencia de prensa se evidenció la ausencia de una persona clave del gabinete Bush: El secretario de Defensa y jefe del Pentágono Donald Rumsfeld. La ausencia de Rumsfeld era muy significativa y denotaba la crisis política más grande de la Administración Bush, la crisis de la Administración Bush con las Fuerzas Armadas, que como vimos tenía a su cuerpo superior de oficiales amotinado contra el gobierno. La Guerra de Irak había abierto una fuerte crisis y desde noviembre del 2005 el congresista John Murtha, ex veterano de guerra presentó un proyecto de ley solicitando un repliegue inmediato de Irak denunciando que Bush estaba "llevando adelante la destrucción del Ejército".

La catástrofe electoral del Partido Republicano en las elecciones de medio término del 2006 dejó un gobierno en el aire, mientras los cambios se sucedían vertiginosamente en la política del país en el año 2006. La comisión Hamilton-Baker había reconocido la derrota en Irak, había hecho 79 recomendaciones entre las cuales estaban el inicio de la retirada de las tropas, y el establecimiento de relaciones diplomáticas con Siria y con Irán. Con el establecimiento del Irak Study Group se había establecido un cambio en el régimen político del país en el sentido opuesto al PNAC: Ahora el Parlamento se colocaba en el centro del régimen político del país. Y de ese modo intentaba sobrellevar la crisis del Poder Ejecutivo. La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi afirmaba que los congresistas de su partido se atenderán a las recomendaciones de la Comisión Baker-Hamilton, demostrando hacia donde giraba el centro de gravedad del poder del país. Pero la Administración Bush se movía en dirección contraria con un mayor acercamiento hacia el conglomerado Neocon. Frente a los cambios en la realidad política del país, la Administración Bush buscaba frenar las tendencias que se desarrollaban, y los cambios en el gabinete apuntaban a rescatar la estrategia del PNAC.

Unidad de la Administración Bush con las Corporaciones Multinacionales.

El otro punto sobresaliente de todas las designaciones de nuevos funcionarios en el gabinete tuvieron como característica la mayor unidad de la Administración Bush con los Conglomerados Globales (1) Al dejar Condoleeza Rice su cargo en manos de Stephen Hadley, dejó en evidencia la estrecha relación entre la Administración Bush y la más importante Corporación mundial de armamentos, Lockheed Martin. En el directorio de esta Corporación se encontraba también la esposa del vicepresidente Dick Cheney. Con la designación de Hadley, Bush continuaba con la orientación de abrir las puertas de su gobierno a Lockheed Martin, como lo había hecho ya con otros directivos de esa Corporación como el vicepresidente Norman Mineta que se había convertido en secretario de Transporte; o el director de operaciones Peter B. Teets que había asumido la dirección de la Air Force. También eran miembros de la Corporación Lockheed Martin, su subdirector Everet Beckner, que había asumido en la dirección de los programas nucleares, y un lobbyista de Lockheed Martin, Otto Reich, quien había sido nombrado funcionario del Departamento de Estado para América Latina. Los cambios en la Administración siguieron con el Jefe de Gabinete Andrew Card que fue reemplazado por Joshua Bolten hombre vinculado a la Corporación Multinacional Goldman Sachs. Bolten facilitó desde su cargo en el gabinete la llegada de otro hombre de Goldman Sachs, Henry Paulson, quien fue nombrado Secretario del Tesoro en reemplazo de John Snow en mayo del 2006. Esta profunda relación de la Administración Bush con las grandes Corporaciones como Goldman Sachs, no era algo nuevo en la historia de los EE.UU, y la crisis de la Administración Bush había desnudado las contradicciones presentes e históricas del régimen político del país. Cuando la Administración Bush desarrollaba íntimas relaciones con Goldman Sachs, el Carlyle Group, Blackwater, o Lockheed Martin, no hacía más que ratificar el curso que ya muchos gobiernos anteriores habían desarrollado. Pero empresas como las Corporaciones Multinacionales, los monopolios o transnacionales a las cuales se asociaba la Administración Bush, era un movimiento estratégico. Para comprender las razones por las cuales la Administración Bush se asociaba a las Corporaciones se hace necesario comprender como surgieron estas empresas, cuál fue su origen y como se desarrollaron, analizando el proceso de evolución del capitalismo norteamericano. De este modo comprenderemos porque adquirieron la importancia que hoy tienen para la economía y la política de Estados Unidos y el mundo.

La evolución del capitalismo norteamericano

Cuando la crisis en la Administración Bush se produjo, conmovió a un régimen político cuya evolución se conformó en la medida en que graves y profundos cambios operaron en la economía. El pujante desarrollo del capitalismo norteamericano tras la Guerra Civil era la contracara de la situación previa a la conflagración. Antes de la Guerra Civil el naciente capitalismo norteamericano deambulaba de crisis en crisis, era una débil y pequeña nación que comenzaba a dar sus primeros pasos confrontando sus contradicciones, lo que la llevaba de una crisis económica a otra. El 10 de mayo de 1837 una fiebre especulativa se desató en Nueva York y produjo un corte en la cadena de pagos de los bancos, dejando una crisis económica que duró 5 años con altos niveles de desempleo.

Apenas 12 años después se desató la conocida como "fiebre del oro en California", un fenómeno social ocurrido entre 1848 y 1855, cuando se produjo la noticia del descubrimiento de oro en Sutter's Mill en el estado de California. Alrededor de 300.00 personas emigraron a California desde el resto de los Estados Unidos y de otros países protagonizando una verdadera "revolución" demográfica para la época. Los primeros buscadores de oro, llamados "forty-niners" (los del '49, por el año 1849) viajaron a California en barco por la ruta del Cabo de Hornos o en caravanas atravesando el continente, y enfrentando un viaje muy duro. Los efectos de esta migración repentina fueron espectaculares, antes de la "fiebre del oro", San Francisco era una aldea diminuta, pero la "fiebre" la convirtió en una gran una ciudad en la cual se construyeron escuelas, caminos e iglesias, y se fundaron otros pueblos. Se creó un sistema legal y de gobierno, lo cual llevó a la admisión de California como Estado de la Unión en 1850. Esto favoreció el desarrollo del ferrocarril debido al gran número de migrantes que se dirigían al oeste, y un gran flujo de personas que convirtió a los ferrocarriles en una industria rentable. Los bancos aprovecharon esta oportunidad y comenzaron a ofrecer préstamos importantes a las compañías de ferrocarriles.

Esto, junto a otros factores llevó a que a principios de los años 1850 el país experimentase un periodo de mucha prosperidad económica. Pero en 1857 una crisis capitalista mundial golpeó sobre los bancos que habían financiado a los ferrocarriles y las compras de tierras, los cuales a su vez comenzaron a sentir la presión de la caída en el valor de las acciones de los ferrocarriles. Líneas de tren como el Illinois Central; Erie; Pittsburgh, Fort Wayne & Chicago Delaware, Lackawanna and Western, Fond du Lac y el Reading se vieron obligadas a cerrar. A esto se sumó la crisis motivada por el enfrentamiento entre el Norte y el Sur que no permitía el desarrollo pleno del capitalismo norteamericano. El "Blidding Kansas", y el fallo contra Dred Scott en la Corte Suprema, golpeaban la economía de Kansas estado que se había convertido en un nudo ferroviario que unía el Este y el Oeste. La lucha por el control del estado que había desatado el "Blidding Kansas" implicó una caída en el valor de las garantías de tierras y el valor de los títulos de ferrocarriles.

El 24 de agosto de 1857 quebró el banco Ohio Life Insurance and Trust Company con sede en Ohio cuyas actividades fraudulentas amenazó con precipitar el pánico bancario, afectó la industria de ferrocarriles y el negocio de los bienes raíces. Los precios de los granos también cayeron en forma significativa, y muchos pueblos sufrieron la crisis, las ventas de tierras disminuyeron dramáticamente y la expansión hacia el oeste prácticamente se detuvo. Tras el estallido de la crisis de 1857 se produjo un importante proceso de movilización como lo explica Howard Zinn: "...En Nueva York, quince mil personas se reunieron en Tompkins Square, en el centro de Manhattan. De ahí fueron en manifestación hasta Wall Street y desfilaron frente al edificio de la Bolsa gritando "Queremos trabajo"...Hubo manifestaciones de parados pidiendo pan y trabajo...En noviembre, una multitud de manifestantes ocupó el ayuntamiento; para desalojarlos acudieron los marines de los Estados Unidos" (2) Atrapado en su contradicción fundamental entre la economía capitalista manufacturera de los estados del Sur basada en relaciones de producción esclavistas y el desarrollo de la economía capitalista industrial en los estados del Norte basada en la explotación de un naciente proletariado, el capitalismo de los EE.UU se encontraba en una encrucijada. O triunfaba uno, o triunfaba o el otro, pero ambos regímenes económicos capitalistas ya no podían coexistir. Por otro lado el desarrollo industrial del Norte se chocaba a cada paso con los límites que le imponía la existencia del Sur, por lo cual quedaba constituido como un desarrollo débil que nunca podía expandirse, ni consolidarse plenamente. Todo esto llevaba a que la conflagración se hiciera inminente. Estas contradicciones abrieron una crisis en el Partido Demócrata: Sectores burgueses industriales del Norte comenzaron a romper con el partido, lo que lo llevó a una división en las elecciones presidenciales de 1860 que le dio la victoria a Abraham Lincoln, como lo explica Karl Marx: "Pero la elección de Lincoln era en sí sólo el resultado de una división en el campo demócrata. Durante la lucha electoral de los demócratas del Norte concentraron sus votos en Douglas, los demócratas del Sur concentraron sus votos en Breckinridge, y por esta división de los votos demócratas debió su victoria el Partido Republicano" (3)

Con el ascenso al poder del gobierno Republicano de Lincoln la situación política desembocó en la Guerra Civil lo que llevó al capitalismo estadounidense al clímax de la agudización de sus contradicciones lo cual impactó sobre la economía mundial como explica Riazanov: "Una guerra que tuvo consecuencias inesperadas y muy desagradables para todo el mundo capitalista estalló entonces. En esa época los estados del Sur poseían casi todo el monopolio de la producción de algodón, y abastecía la industria algodonera del mundo entero. Egipto producía entonces muy poco algodón; la India oriental y el Turquestán suministraban muy poco algodón al mercado europeo. De tal suerte Europa se encontraba de pronto privada de algodón...una crisis sin precedentes alcanzó a la industria del algodón y afectó no solo a Inglaterra, sino también a Francia, a Alemania, y aún a Rusia. La falta de algodón provocó un encarecimiento considerable de todas las otras materias primas de la industria textil. Es verdad que los grandes capitalistas sufrieron menos que los otros, pues los pequeños y los medianos tuvieron que cerrar sus fábricas. Centenas de millares de obreros europeos vieron cerrar sus fábricas" (4)

Tras la Guerra de Secesión en 1865, el régimen económico capitalista industrial de los estados del Norte era aún incipiente y embrionario, pero empezó a desarrollarse rápidamente tras haber desplazado al régimen de acumulación manufacturero de los estados del Sur, producto del triunfo de la burguesía industrial del Norte en la Guerra Civil. Esto permitió que comenzara a desarrollarse la industria como Forma de Acumulación capitalista predominante, una Forma de Acumulación Capitalista que contenía y superaba a la manufactura, y operaba enormes y profundos cambios en el capitalismo y la economía mundial, ya que implico un salto en el proceso de acumulación de capital y ganancias. A su vez se desarrolló con más fuerza un nuevo sector de clase social, el moderno proletariado asalariado lo que fue delineando al modo de producción capitalista norteamericano con sus dos clases sociales fundamentales: la burguesía ya existente por un lado, y una nueva clase que se desarrolló en forma orgánica y masiva: la clase obrera.

La clase obrera del país venía desarrollándose desde antes de la guerra civil como lo explica Howard Zinn: "En 1835, cincuenta gremios diferentes de Filadelfia se organizaron en sindicatos, y hubo una exitosa huelga general de obreros, trabajadores de fábrica, encuadernadores, joyeros, transportistas de carbón, carniceros y carpinteros, en favor de la jornada de diez horas... De los seis millones de trabajadores que había en el país en 1850, medio millón eran mujeres..." (5) Durante esos años en que se estaban formando los sindicatos, los tribunales los llamaron "conspiraciones para limitar el comercio" y los declararon ilegales. Un juez de Nueva York, impuso multas contra una "conspiración" de sastres.

En la constitución del proletariado cumplió un importante rol la inmigración como lo explica Howard Zinn: "Ante el aumento de las huelgas, los empresarios presionaron para obtener la ayuda del Congreso La Ley de Contratación de Mano de Obra de1864, posibilitaba el que las empresas firmaran contratos con trabajadores extranjeros siempre que los trabajadores acordasen entregar doce meses de sueldo para pagar el pasaje. Esto no sólo propició una mano de obra muy barata durante la Guerra Civil, sino que era una buena fuente de esquiroles." (6) Un sector de grandes capitalistas aprovechó el desarrollo de la guerra para amasar enormes fortunas. De la Guerra Civil, y II Revolución Americana emergió una clase social de magnates y familias de una riqueza colosal, pocas veces vista en la historia de la humanidad. Ese cúmulo de familias que algunos autores han denominado el "Eastern Estabilishment" y otros "Las 60 familias que dominan EE.UU" son la oligarquía capitalista más importante de la historia. Esto es así porque primero se consolida como una riquísima oligarquía de magnates que domina la economía de EE.UU para, 70 años después, pasar a convertirse en la oligarquía que domina la economía capitalista mundial.

Con la Guerra Civil surge el "Eastern Estabilishment"

El balance de la II Revolución Norteamericana ofrece dos caras, por un lado es un enorme avance político con conquistas históricas como el logro de la unidad nacional y la abolición de la esclavitud. Por otro lado es un enorme proceso de destrucción de fuerzas productivas con casi 700.000 víctimas y cuantiosas pérdidas materiales. Ese enorme proceso de destrucción de fuerzas productivas muestra la crueldad del capitalismo que a lo largo de la historia solo puede superar los límites y contradicciones de su propio proceso de acumulación de capital mediante matanzas y violentas quemas de capital. El desarrollo capitalista de EE.UU no fue la excepción: Sólo a través de una brutal masacre y destrucción pudo lograr el capitalismo norteamericano la unidad nacional del país, y con ello, ampliar las fronteras y mercados para el desarrollo del capital y las inversiones.

A partir de la Guerra Civil los capitales pudieron rotar de una rama a otra de la producción en forma más extendida, y acceder a regiones, industrias y empresas donde antes no habían llegado, lo cual provocó una "explosión" del desarrollo del capitalismo norteamericano. A su vez, toda guerra es para algunos grupos de capitalistas un enorme negocio, y la Guerra de Secesión tampoco en este sentido fue una excepción. En medio de la cruel confrontación bélica se produjo un espectacular enriquecimiento de un grupo de capitalistas basado en la especulación, los préstamos al estado, el proceso de provisión de armas, transporte, alimentación e infraestructura para el ejército. La transformación económica operada por el conflicto permitió la acumulación de enormes fortunas y dio paso al ulterior proceso de concentración de capital que favoreció el surgimiento de los grandes trusts económicos.

Cuatro grandes grupos empresariales emergieron de la guerra civil: En primer lugar el grupo de Cornelius Vanderbilt de Nueva York alrededor de la industria naval y luego la ferroviaria con empresas como el Ferrocarril Central de Nueva York. En segundo lugar el de Andrew Carnegie de Pennsylvania alrededor de los ferrocarriles y luego la industria del acero con la Carnegie Steel & Co que luego dio lugar a la United Steel & Co. En tercer lugar el grupo de John Davison Rockefeller de Ohio alrededor de la industria petrolera con empresas como Standard Oil y el Citibank. En 4to lugar el grupo de John Pierpont Morgan de Nueva York alrededor de la industria financiera con empresas como el First National Bank, AT&T y General Electric. Estos grupos empresariales encabezaron un proceso de concentración monopolística que en la 1ª Guerra Mundial se continuó con el ascenso de otros 2 imperios económicos: El de la dinastía Du Pont de Nemours de Detroit alrededor del control de las empresas como United States Rubber, General Motors, o el National Bank of Detroit, y el del clan financiero Mellon de Pittsburg controlando las empresas Aluminium Co. of América, Westinghouse, y Mellon Bank.

Parte de las fortunas amasadas fueron el producto de medidas del gobierno de Lincoln, que para asegurarse el triunfo en la guerra impulsó el desarrollo de industrias que proveyeran de armas, transporte y logística al ejército del Norte. Estas medidas beneficiaron a las empresas y los grupos capitalistas de los estados del Norte, sobre todo a una industria clave por esa época para el desarrollo militar que era la ferroviaria. En ésa época los ferrocarriles no eran un negocio de transporte más, eran el negocio de transporte más importante ya que no había transporte aéreo, no existía el transporte de carga por carreteras, y no había red de autopistas. Entonces quien controlaba el transporte ferroviario, controlaba en realidad todo el transporte.

Las empresas ferroviarias llegaron a ser tan importantes que rivalizaban con el propio gobierno federal en cantidad de obreros y empleados. En 1862 el presidente Lincoln firmó el proyecto de Ley de Ferrocarril del Pacifico que con sus subsiguientes enmiendas le otorgó a las empresas 1.800.000 hectáreas de tierra y un préstamo federal de 60 millones de dólares para la expansión del negocio. Las empresas que se vieron beneficiadas con estas leyes fueron las compañías Central Pacific Railroad de California (PC), Union Pacific (UP), y Kansas Pacific Railway (PK) para construir vías del tren las líneas desde el rio Misouri hasta el Pacifico. La ley buscaba la construcción de líneas de ferrocarril y telégrafo, y asegurar para el gobierno el uso de las mismas para usos postales, militares y otros fines. La Ley de 1862 autorizó la emisión de bonos del gobierno a 30 años emitidos y respaldados por el gobierno de Estados Unidos que luego proporcionó el capital obtenido a las compañías de ferrocarriles, y autorizó a las compañías para emitir sus propios "Primeras Cédulas Hipotecarias". La empresa ferroviaria Ferrocarril Central del Pacífico (en inglés "Central Pacific Railroad") fue la empresa ferroviaria que unió los estados de California y Utah, y fue dirigida por los empresarios californianos Leland Stanford, Collis Huntington, Charles Crocker y Mark Hopkins, apodados los "Grandes cuatro" (en inglés, "The Big Four").

Leland Stanford era Gobernador de California por el Partido Republicano y utilizó esta posición para armar las empresas junto a sus socios y beneficiarse de los enormes bienes que el gobierno de Lincoln puso a su disposición. Stanford hizo aprobar en la Legislatura de California una Ley para Autorizar la emisión y entrega de Bonos del Condado por casi 1 millón de dólares para la empresa, lo cual generó una crisis política, porque el alcalde y el Secretario del Condado se negaron a refrendar los Bonos. Stanford tomó acciones legales para obligarlos a hacerlo, la Corte Suprema del Estado de California ordenó bajo órdenes judiciales que los Bonos fueran refrendados y entregados lo que permitió dotar a la empresa Ferrocarril Central del Pacífico de una enorme masa de capital invertida por el estado.

Collis Potter Huntington se encargó de las negociaciones con Washington en sociedad con Mark Hopkins, mientras que Charles Crocker fue el supervisor de la construcción y presidente de Charles Crocker & Co., una empresa fundada expresamente con el propósito de manejar la construcción del ferrocarril. Crocker empleó métodos brutales de explotación de los trabajadores, e hizo traer trabajadores chinos que eran más baratos, para quebrar la resistencia de quienes defendían los derechos laborales. Fue tal la fortuna que amasó Crocker que terminó siendo presidente y accionista mayoritario de Wells Fargo.

El Ferrocarril Central del Pacífico unió sus vías a la de la empresa Unión del Pacifico (UP, Unión Pacific Railroad") en Promontory Point, Utah, lo que permitió a EE.UU dotarse un ferrocarril transcontinental, a partir de lo cual un viaje de costa a costa de tren llegó a ser posible en 8 días, en sustitución de viajes de meses de duración viajes por mar, o largos y peligrosos viajes por caravanas de carretas. UP precisamente fue constituida el 1 de julio de 1862, también producto de las leyes de la Administración Lincoln, y se encargó de la construcción del ferrocarril desde el río Missouri hacia el Pacífico. UP tuvo los mismos objetivos militares en relación al abastecimiento de tropas, almacenes, correo, telégrafo, y comunicaciones, además de los usos comerciales y de transporte: y tuvo un protagonista excluyente en su accionista dominante el Dr Thomas Clark Durant, un empresario del estado de Iowa que fue electo vicepresidente de la compañía, y desde su cargo se responsabilizó de la carga de la gestión y recaudación de dinero.

Durant tenía experiencia en empresas ferroviarias, había dirigido el Mississippi and Missouri Ferrocarril (M&M) empresa que construyó el primer puente para cruzar el río Mississippi en 1856. Cuando un barco de vapor golpeó y dañó el puente, M&M demandó a las operadoras de embarcaciones y contrató a Abraham Lincoln como abogado para defender el puente. Allí nació la relación de Durant con Lincoln que permitió que más tarde siendo Lincoln presidente de la nación, seleccionara a la nueva compañía de Durant, UP, y su centro de operaciones en Council Bluffs, Iowa, como el punto de partida del primer ferrocarril transcontinental. Durant tenía una reputación despiadada para exprimir amigos y enemigos, así como para obtener beneficios personales, manejó operaciones especulativas a gran escala para recaudar dinero, se aseguró una concesión de tierra ampliada del Congreso de millones de acres públicos, hizo campaña a los corredores y comerciantes en las áreas de Nueva York y Filadelfia, negoció con políticos, y emitió con éxito $ 2.180.000 en acciones de UP de valores para los suscriptores.

Durante la guerra, Durant hizo una fortuna con métodos de explotación a los trabajadores, importando trabajadores irlandeses, y con el contrabando de algodón desde los Estados Confederados con la ayuda del general Grenville M. de Dodge, quien había creado una red de espionaje muy eficaz, la cual resultó vital para las operaciones de Grant y el ejército del Norte. Dodge fue un precursor de la moderna inteligencia militar construyendo una red de espionaje que estuvo basada en espías mujeres, esclavos fugitivos, que vivían en territorio confederado, todo cual se financió en gran medida con la captura de algodón confederado. De este modo, Durant aprovechó los esfuerzos militares del Norte para desarrollar sus negocios y con la fortuna amasada intentó crear un Banco de Inversión para el manejo de capitales a gran escala siguiendo el ejemplo del Credit Mobilier de Europa que financió ferrocarriles en París. Durant compró la Agencia Fiscal Pennsylvania, y le cambió su nombre por el de Credit Mobilier América, la cual fue una de los primeras en beneficiarse de las nuevas estructuras financieras de responsabilidad limitada que fueron el origen de los trusts y cartels. Pero Durant violó la Ley de Ferrocarriles del Pacífico 1862 mediante el uso de su control del Crédit Mobilier para convertirse en el accionista mayoritario de UP, y su empresa Credit Mobilier América quedó asociada con la corrupción y la estafa, el soborno a congresistas, y especulaciones bursátiles. Esto le costó el cargo a Durant y llevó a la quiebra a UP, que fue reorganizada como el Ferrocarril Union Pacific bajo el control del empresario Jay Gould.

Enriquecimiento fabuloso en medio de la Guerra Civil

En el análisis de como en la Guerra Civil surge el "Eastern Estabilishment", nos encontramos con un mito cuidadosamente propagado de que la gran mayoría de los hombres enriquecidos desde la segunda mitad del siglo XIX eran de familias pobres e inmigrantes, de bajo nivel social, y habían alcanzado el nivel más alto de la escala social y económica con su exclusivo esfuerzo, gracias a las oportunidades que ofrecía una sociedad democrática e igualitaria. Este relato no tiene nada que ver con la realidad. Todas estas historias que hablan del empresario sacrificado que merced a voluntad, esfuerzo y sacrificio sale de la pobreza y llega a una gran fortuna han sido refutadas por la realidad de la historia y las investigaciones recientes, las cuales permiten verificar que la gran mayoría de los miembros del "Eastern Estabilishment", fueron un pequeño grupo de empresarios inescrupulosos que se lanzó a amasar enormes fortunas aprovechando los dineros públicos ofrecidos por la Administración Lincoln. Estos grupos económicos ya existían cuando estalló la guerra, y pusieron su beneficio personal como prioridad mediante la manipulación, la especulación, las estafas, y la súper- explotación de los trabajadores y los más débiles. Su modus operandi se basó en los sobornos y todo tipo de maniobras fraudulentas en medio de la tragedia que vivía el país con miles de muertos, heroicas acciones, sufrimiento y destrucción que sufría el pueblo en medio de la Guerra.

A costa de este sufrimiento, y con el amparo del estado, se jalonó una oligarquía riquísima, con muchos empresarios que ya eran ricos, pero que para cuando finalizó la Guerra Civil ostentaban fortunas mil veces mayores. Así lo explica Howard Zinn: "Aunque algunos multimillonarios empezaron de cero, en la inmensa mayoría de los casos no era así. Un estudio sobre los orígenes de 303 ejecutivos de las industrias textiles, ferroviaria y siderúrgica -en la década de 1870- mostraba que el 90% procedía de familias de clase media o alta. Historias como las descritas en el libro "De los harapos a la riqueza", de Horatio Alger, eran ciertas en algunos casos, pero por lo general eran un mito -un mito útil para ejercer el control. La mayoría de las fortunas se amasaban legalmente, con la colaboración del gobierno y de los tribunales...Thomas Edison prometió a vanos políticos de Nueva Jersey 1.000 dólares para cada uno a cambio de una legislación favorable. Daniel Drew y Jay Gould gastaron un millón de dólares en sobornar a la legislatura de Nueva York para que legalizase su emisión de "acciones infladas" (que no representan su valor real)" (7)

El propio Abraham Lincoln, comenzó a observar el problema, y muchas de sus reflexiones y preocupaciones sobre esta cuestión quedaron patentizadas en cartas como la que envió a su amigo el Coronel William F. Elkins el 21 de noviembre de 1864 donde dice: "Podemos congratularnos de que esta guerra cruel está llegando a su fin. Ha costado una gran cantidad de dinero y sangre. . .Ha sido de hecho una hora de prueba para la República; pero veo en el futuro cercano una crisis que me enerva y me hace temblar por la seguridad de mi país. Como resultado de la guerra, las corporaciones se han entronizado y una era de corrupción en las altas esferas va a seguir, y el poder del dinero del país se esforzará por prolongar su reinado trabajando sobre los prejuicios de la gente hasta que toda la riqueza se concentre en unas pocas manos y la República sea destruida. Me siento en este momento con más ansiedad por la seguridad de mi país que nunca, incluso en medio de la guerra. Dios quiera que mis temores sean en vano" (8)

Los temores de Lincoln no eran en vano. Lincoln era un dirigente que impulsaba el capitalismo, e incluso era él mismo un abogado de empresas ferroviarias, en un momento donde el capitalismo de los Estados Unidos era débil, y tan frágil que los capitalistas y obreros prácticamente no existían. Uno de cada siete u ocho personas de la población era capitalista u obrero mientras que la abrumadora mayoría vivía "autónoma" en sus propias fincas y haciendas. Lincoln debía impulsar el desarrollo capitalista, y a la vez debía ganar la guerra, ambas metas estaban interrelacionadas, y por eso puso todos los recursos del estado al servicio de esos objetivos. Pero a su vez, Lincoln comenzó a horrorizarse de la criatura que surgía producto de las medidas que su propia administración impulsó. Lo que provocaba la preocupación de Lincoln era el surgimiento de enormes empresas que comenzaban a dominar toda la economía, un resultado inesperado para él, pero lógico de las leyes de la acumulación capitalista. Así fue como desarrollando la industria ferroviaria, ésta rama de la producción continuó avanzando sin cesar y se convirtió en el polo de acumulación en ese momento del desarrollo capitalista del país. Hemos visto el desarrollo de empresas como PC y UP. Ahora veremos el desarrollo de Kansas Pacific Railway (PK) que fue autorizada por las leyes de la Administración Lincoln uniendo Kansas City con Nebraska, y utilizando como base de sus operaciones el viejo ferrocarril conocido como el Leavenworth, Pawnee y Ferrocarril Occidental. PK fue reorganizada en1863 como la división de la Unión del Pacífico Oriental, y contó también con grandes concesiones de tierras a lo largo de su línea principal. De hecho durante su construcción, William F."Buffalo Bill" Cody pasó a la historia y se destacó proveyendo carne de búfalos a la empresa con la caza de estos animales. Jay Gould un empresario de Nueva York terminó quedándose con el control de esta línea ferroviaria tras amasar una fortuna en el negocio ferroviario cuando fue en 1863 nombrado gerente del Ferrocarril del Rensselaer y Saratoga. Pero estas fortunas se amasaban a costa de enormes enfrentamientos y luchas entre capitalistas: Cornelious Vandervilt, Daniel Drew, James Fisk y Jay Gould tuvieron amargas disputas por el control del negocio ferroviario, en lo que se llamó "La Guerra de Erie", o sea, la lucha por el control del Ferrocarril Erie.

Daniel Drew especuló en la bolsa de Nueva York contra Vanderbilt para hacerse con el control de varias líneas del ferrocarril de Erie, y llegó a poseer una fortuna personal estimada en 13 millones de dólares, pero fue a la quiebra en medio de enormes y peligrosas maniobras financieras. Popularmente se le atribuye a Drew la creación de lo que se llamaría en Wall Street "watered stock" o "acciones pasadas por agua" cuyo precio está inflado. Incluso Drew apeló a maniobras como la falsificación de certificados de acciones para concretar su fortuna. James Fisk era un empresario de Vermont que consiguió astutos contratos con el ejército durante la Guerra Civil y junto a Jay Gould llevaron las maniobras financieras a extremos de sobornos de legislaturas, compra de jueces, y operaciones especulativas con el oro.

Joseph Seligman fue un prominente banquero y empresario que desde su empresa J. & W. Seligman & Co. colaboró financieramente con la Unión ayudando a concretar una enorme y millonaria colocación de bonos de la Administración Lincoln. Algunos historiadores estiman la colocación en casi 200 millones de dólares una hazaña que el historiador y diplomático WE Dodd dijo que era "apenas menos importante que la Batalla de Gettysburg". Como todos los magnates de la época invirtió fuertemente en empresas ferroviarias actuando como intermediario de transacciones diseñadas por Jay Gould. En la posguerra unió fuerzas con Vandervilt para crear servicios públicos en Nueva York, se granjeó las amistades del presidente Ulises S. Grant quien le ofreció el cargo de Secretario del Tesoro, y fue clave en la restructuración de la deudas del gobierno federal, dado que su plan fue aceptado por la administración del presidente Rutherford Hayes en 1877.

Andrew Carnegie era un empresario de Pennsylvania formado en la Pennsylvania Railroad Co. por su jefe Thomas Scott, quien junto al presidente de la compañía J. Edgar Thomson, organizaban negocios dentro de la empresa, lo que le valió ir acumulando lentamente capital con operaciones comerciales y oportunidades disponibles. Thomas Scott fue nombrado subsecretario de Guerra a cargo del transporte militar por la Administración Lincoln, y éste a su vez, nombró a Carnegie en 1861 Superintendente de los Ferrocarriles Militares y líneas telegráficas del Gobierno de la Unión en el Este. Carnegie fraguó su fortuna a partir de su cargo en el Ministerio de la Guerra, lo que le permitió a causa de la estrecha relación con Scott realizar maniobras tales como la creación de empresas para proveer a las industria ferroviaria de rieles y puentes, o la tenencia de acciones de esas empresas para asegurarse una participación en las mismas.

Valiéndose de su ventajosa posición, la Guerra Civil fue una excelente oportunidad que permitió a Carnegie montar una factoría que fabricó rieles para el tendido ferroviario, y de este modo suministrar al Departamento de Transportes todos los pedidos efectuados por éste. El esfuerzo militar de la Unión requería vastos suministros de municiones, de ferrocarriles y líneas telegráficas, lo que supuso una enorme demanda de productos de hierro tales como armaduras para las cañoneras, cañones, pistolas, rieles y un centenar de otros productos industriales, lo que hizo de Pittsburgh un centro de producción en tiempos de guerra. Carnegie trabajó en el establecimiento de acero de laminación y la producción lo cual se convirtió en la fuente de su fortuna. Después de la guerra, Carnegie dejó a los ferrocarriles para dedicarse a la industria siderúrgica y a pesar de que había salido de la Pennsylvania Railroad Company, permaneció estrechamente conectado con su gestión, es decir, con sus antiguos socios Thomas A. Scott y J. Edgar Thomson. Dado que el ferrocarril fue un gran consumidor de rieles de acero, estas vinculaciones le acarrearon enormes beneficios a Carnegie que constituyeron la base de la futura Carnegie Steel Co. de Pittsburgh en el estado de Pennsylvania, una empresa que proveyó toda clase de insumos de acero a los ferrocarriles. Para 1889 la producción de acero de EE.UU. superó a la de Gran Bretaña, y Carnegie poseía una gran parte de ella. Pero los métodos de Carnegie fueron brutales. Sobre él pesan la horrible muerte de 2.209 personas en 1889 por la inundación que produjo el exclusivo Club de Caza y Pesca de Johnstown, en Pennsylvania. El club estaba integrado por algunos de los más renombrados magnates como Andrew Mellon, e incluía un viejo canal contenido por una represa que no tenía mantenimiento adecuado. La represa cedió y veinte millones de toneladas de agua barrieron el valle causando la inundación de Johnstown que mató a más de 2000 personas. La huelga de Homestead de 1892 fue una sangrienta confrontación laboral que duró 143 días en 1892, y fue una de los más graves en la historia. El conflicto se centró en la planta principal de Carnegie Steel en Homestead, Pennsylvania. Surgida de una disputa entre la Asociación Nacional unida de Metalúrgicos y Siderúrgicos y la Carnegie Steel Company fue una sangrienta masacre de obreros en la cual jugó un papel importante Henry Clay Frick socio de Carnegie, quien trajo miles de rompehuelgas para trabajar en las fábricas de acero y matones contratados que reprimieron salvajemente a los obreros, mataron a 10 hombres e hirieron a cientos.

Henry Clay Frick era socio de Carnegie en la formación de la gigante Carnegie Steel Company. Fue presidente de la empresa, financió la construcción del ferrocarril de Pennsylvania, y todo ello le permitió poseer extensas propiedades de bienes raíces en Pittsburgh y en todo el estado de Pennsylvania. Frick adoptó también métodos brutales para obtener su fortuna personal y tuvo responsabilidad junto a Carnegie tanto en los acontecimientos de Homestead, como el del Club de Caza y Pesca de Johnstown. Entre los activistas obreros y representantes de la clase trabajadora, las acciones de Frick en contra de los huelguistas fueron condenadas, lo que llevó a un grupo anarquista a llevar adelante el atentado contra la vida de Frick. Pero los métodos brutales no eran sólo de Frick, sino de todos los magnates de la época, un "modus operandi" decisivo a la hora de construir sus fortunas, por lo cual magnates como Andrew Carnegie requerían de servicios de matones.

La Carnegie Steel Co. pasó a llamarse United Steel Co. cuando fue vendida a J.P. Morgan en 480 millones de dólares, una fortuna impresionante para la época, tras lo cual Carnegie se retiró. Entre los jefes empresariales de los cuatro grandes grupos que emergen tras la Guerra Civil, Cornelious Vanderbilt era ya un empresario acaudalado cuando comenzó la guerra y su imperio económico se articulaba en torno a la industria naval. Manejó negocios con el ferry y el trasporte naval en Nueva York, adquirió la Staten Island Ferry, compró una gran cantidad de bienes raíces en Manhattan y Staten Island, y adquirió el control del gran astillero Allaire Iron Works. Cuando estalló la fiebre del oro en California, cambió las líneas de barcos de vapor regionales por vapores oceánicos, e impulsó el cruce continental por Centroamérica que al principio él diseñó para cruzar por Nicaragua, y luego terminó impulsando por Panamá. Durante la guerra de Secesión, el "Comodoro" Vanderbilt como le llamaban, registró enormes beneficios proporcionando al Gobierno la flota de guerra destinada a enfrentar al Sur. Primero intentó donar su barco de vapor más grande la Armada de la Unión, pero el Secretario de Marina Gideon Welles se negó, pensando su operación y mantenimiento era demasiado caro para una guerra que él esperaba que fuera corta.

Pero cuando el acorazado confederado Virginia hizo estragos con la escuadrilla de la Unión, el Secretario de Guerra Edwin Stanton y el presidente Abraham Lincoln pidieron a Vanderbilt ayuda, y éste donó a la Armada de la Unión una nave dotada de espolón y el personal con funcionarios electos por Vendervilt, lo que le permitió empezar a controlar la Armada de la Unión. Aunque Vanderbilt estaba enfocado en la industria naval, su interés por los ferrocarriles se intensificó con el gran negocio que significaron las medidas de la Administración Lincoln. A partir de allí Vandervilt vendió sus últimas naves, y se concentró en los ferrocarriles, industria en la que tenía algo de experiencia ya que había sido presidente del ferrocarril Stonington durante la fiebre del oro de California y presidente de ferrocarril del Harlem. Vandervilt tomó el control del Ferrocarril del Río Hudson, del Ferrocarril Central de Nueva York, del Ferrocarril Meridonal de Michigan, y también del Ferrocarril del Canadá conformando una de las primeras corporaciones gigantes en la historia del país.

Tras el conflicto con Drew, Glould y Fisk en la denominada "Guerra del Erie", Vanderbilt consolidó sus riquezas y al momento de su muerte poseía una fortuna estimada en 100 millones de dólares, lo que actualizando los datos en precios de hoy lo convertiría en la 2da persona más rica de la historia después de Rockefeller. John David Rockefeller era un empresario petrolero de Ohio. Para cuando comenzó la Guerra Civil el kerosene y la gasolina crecían en importancia en el reemplazo del aceite de ballena como combustible que se había vuelto demasiado caro para las masas, por lo que se necesitaba un combustible de iluminación y de uso general más barato. Tanto el kerosene como la gasolina comenzaban a ocupar ese lugar, pero cuando Vandervilt se contactó con Rockefeller para asegurarse la provisión de combustible a su enorme industria ferroviaria, se desató el crecimiento exponencial del negocio de los ferrocarriles con la Guerra Civil, y la riqueza del grupo Rockefeller se disparó.

Rockefeller había construido una refinería de petróleo en la zona industrial de Cleveland, y al igual que los demás grandes empresarios había colaborado con la causa de la Unión y el crecimiento de su fortuna con la Guerra Civil le permitió construir otra refinería en Cleveland junto a sus socios el químico Samuel Andrews y el empresario Henry M Flagler. Así, la empresa Rockefeller, Andrews & Flagler fue establecida como propietaria de dos refinerías de Cleveland y una filial de comercialización en Nueva York, predecesoras de la Standard Oil Company. Para el final de la Guerra Civil, Cleveland era uno de los 5 principales centros de refinación que incluía a ciudades y regiones como Pittsburgh, Nueva York y la región en el noroeste de Pennsylvania, donde se originó la mayor parte del petróleo.

Rockefeller fundó la Standard Oil en 1870 en Ohio, asociado con su hermano William, con Henry Flagler, con Jabez A. Bostwick, con el químico Samuel Andrews y con Stephen V. Harkness. Standard Oil creció hasta convertirse en uno de los mayores distribuidores de petróleo y kerosene del país. Rockefeller intentó monopolizar también los ferrocarriles con la South Improvement Company (SIC) creando un cártel para controlar las tarifas de flete lo que hizo estallar las peleas entre productores de petróleo independientes y otras empresas ferroviarias. Los empresarios Charles Pratt y Henry Rogers encabezaron la oposición al plan de Rockefeller y Pennsylvania revocó los estatutos del cártel, lo que fue un revés para Rockefeller. Sin embargo Rockefeller continuó con sus operaciones y maniobras de todo tipo para socavar la competencia y en 1872 logró en menos de cuatro meses lo que más tarde se conoció como "The Cleveland Conquista" o "La masacre de Cleveland", en la cual Standard Oil absorbió 22 de sus 26 competidores de Cleveland, lo que hizo que Pratt y Rogers vieran la inutilidad de continuar compitiendo contra la Standard Oil e hicieran un acuerdo secreto con su antiguo enemigo para convertirse en socios de Rockefeller.

Rogers, en particular, se convirtió en uno de los hombres clave de Rockefeller en la formación de la Standard Oil Trust, una enorme empresa que llegó a refinar más del 90% del petróleo en los EE.UU con un vasto imperio que incluía 20.000 pozos, 4.000 millas de tuberías, 5.000 vagones cisterna, y más de 100.000 empleados. Más tarde Henry H. Rogers, pasó a ser Vicepresidente de la Standard Oil Company y pasó a dominar la industria minera luego de que adquirió el control de la Anaconda Copper Company en Butte, Montana. A su vez, los depósitos del National City Bank habían montado ahora por encima de $100 millones de dólares eclipsando a todas las demás instituciones en el país, incluida la Banca Morgan que comenzó a quedar pequeña a su lado. William C. Whitney era un empresario que se había convertido en un gran accionista de la Standard Oil, había asegurado el control de la Consolidated Gas Co. de Nueva York, adquirió el control de varias empresas de gas de la competencia, y luego se fusionó con la Edison Illuminating Company de Nueva York, con lo cual Rockefeller pasó a controlar todas las empresas de iluminación en la ciudad de Nueva York. El grupo empresarial Rockefeller se expandió a partir de las mega- empresas Standard Oil y Citibank incluyendo las fortunas de las familias Whitney, Paynes, Flaglers, Rogers, Bedfords, Pratts, Pierces, Archibalds, Folgers, y Chesebroughs entre otras.

También vinculado al grupo Rockefeller está James Jewett Stillman un empresario de bienes raíces, banca y ferrocarril nacido en Texas, que llegó a presidente del Citibank. El centro de la fortuna de Stillman será también el desarrollo de la industria ferroviaria, y junto con William Averell Harriman, Jacob Henry Schiff y William Rockefeller hermano de John Rockefeller, Stillman controló los ferrocarriles de Texas incluyendo el Texas Pacific Railway, el Sothern Pacific, el Gran Ferrocarril del Norte, el Union Pacific South, el St Louis Bronswille and Mexico Railway, y el Ferrocarril Nacional Mexicano. En 1876 Stillman apoyó el golpe de estado a Porfirio Díaz en la defensa de sus intereses económicos en México, lo que implicó el desarrollo de una tendencia de estas grandes grupos empresarios a desarrollarse como factor en la inducir políticas exterior al Departamento de Estado. El crecimiento exponencial de su fortuna, convirtió a Rockefeller en el hombre más rico del mundo con un patrimonio de 1000 millones de dólares, lo cual lo convierte a precios de la actualidad en la persona más rica de la historia. El clan Rockefeller también basó su fortuna en actos de crueldad y barbarie tales como la masacre de Ludlow, cuando en 1913 los matones de Rockefeller mataron a mujeres y niños por plegarse a una huelga de la empresa del grupo Rockefeller Colorado Oil and Fuel. Los brutales métodos de Rockefeller fueron puestos a la vista pública por Ida Tarbell, una escritora y periodista de investigación sufragista y defensora de los derechos de la mujer que documentó como el grupo Rockefeller utilizó las tácticas de espionaje, las guerras de la compañía, las maniobras con los precios, las tácticas de marketing de mano dura, y evasiones judiciales en su libro "La Historia de la Standard Oil Company" que se publicó por la revista Mc Clure entre 1902 y 1904. Allí, 35 años después de la Guerra Civil, Tarbell representó a Rockefeller como malhumorado, miserable, ávido de dinero, y brutalmente eficaz para monopolizar el comercio de petróleo.

La Casa Morgan y las inversiones de Inglaterra

La explosión de la industria ferroviaria, la necesidad de financiamiento del gobierno de la Unión para ganar la guerra, los altos requerimientos de insumos para la industria bélica como transportes, energía, y dinero son los elementos materiales que permitieron el desarrollo de todas estas industrias e hicieron posible que emergieran estos grandes grupos económicos. Hemos visto como la Guerra Civil demandó transporte naval, y sobre todo terrestre, lo que hizo posible el "boom" ferroviario. Luego hemos visto como demandó energía, kerosene, gasolina, aceite, petróleo y carbón lo que hizo posible el "boom" del petróleo. También hemos visto como todas las industrias requirieron de metales y minería, lo que hizo posible el "boom" acerero. Ahora veremos como la Guerra Civil demandó también de otro elemento fundamental: Enormes cantidades de dinero. Aquí vamos a analizar cómo surgió el grupo Morgan, y como la Guerra Civil disparó su fortuna en base a los requerimientos de dinero que la Administración Lincoln y los estados del Norte tuvieron que llevar adelante para sufragar los gastos del esfuerzo bélico. En el caso de la Casa Morgan, otro elemento que hay que tener en cuenta a la hora de evaluar como se hizo su fortuna, es la cuestión de cómo se produjo un creciente interés para el gran capital inglés de invertir en EE.UU, y como se desarrolló el enorme flujo de capitales que provino de Inglaterra.

Este flujo de capitales tuvo entre sus principales negociadores al financista George Peabody quien se instaló en Londres alrededor de 1837 como lo explica John Moody, fundador de la Casa de calificación crediticia Moody 's Investors en su trabajo "Maestros del Capital" de 1920: "En Londres, el principal centro financiero del mundo, George Peabody representa el mayor y más rentable campo para la inversión de capital, el continente americano...Literalmente millones de kilómetros cuadrados de las más ricas tierras para la agricultura y minerales estaban ahí...Para el capital Inglés y continental esta perspectiva era el sueño de la época. No existió esta oportunidad vez alguna en Inglaterra o los viejos países. Los recursos naturales de Inglaterra...las ricas tierras agrícolas y zonas rurales...durante siglos habían estado en posesión de una rica clase terrateniente; el trabajo no se podría aplicar a ellos y la generación moderna de los capitalistas no encontró extraordinarias oportunidades para la producción de riqueza. De este modo el capital inglés viró inevitablemente hacia Estados Unidos...Había poco capital...La era especulativa en los Estados Unidos aún no había llegado, y, aunque la fabricación se había iniciado, todavía era, en la cuarta década del siglo XIX, una nación de los plantadores y agricultores" (9)

Peabody era un empresario de Massachusetts que se estableció como Peabody & Riggs Co. en la ciudad de Baltimore que en esos años era un centro del comercio con una intensa actividad de la trata de esclavos afroamericanos, y muy vinculada a Londres en muchos negocios como la compra de algodón americano en Lancashire con ayuda de la Casa William y James Brown, una de las casas de inversión más antiguas de EE.UU. Cuando Peabody llegó a Londres los capitalistas europeos se disputaban el control de empresas de Estados Unidos, y Peabody se ubicó como agente de las inversiones inglesas, con lo cual amasó una fortuna de 20 millones de dólares, tras lo cual se retiró, rechazando el título que le ofreció la Reina Victoria. Las inversiones que desarrolló Peabody requerían de los servicios de agentes estadounidenses, uno de los cuales era la firma de J.Morgan & Beebe Co de Boston dirigida por Junius S. Morgan, padre de John Pierpont Morgan. Peabody convenció a Morgan a unirse a él en Londres y formaron en sociedad Peabody, Morgan & Co., en la que ambos financistas establecieron negocios alrededor de la venta de títulos y valores emitidos por los ferrocarriles de EE.UU, y en base a relaciones comerciales con el Barón Nathan Mayer Rothschild, representante en Londres de la casa de banqueros Rothschild. Peabody y Morgan trabajaron juntos hasta la jubilación de Peabody, tras lo cual la casa tomó el nombre de JP Morgan & Co. Hasta antes de la Guerra Civil el mundo de las finanzas europeas había intentado penetrar en EE.UU, pero fue el estallido de la Guerra Civil lo que provocó un estallido de inversiones y despegue de las grandes fortunas. El hecho que provocó este cambio fue la emisión de títulos del gobierno de Abraham Lincoln, lo cual fue visto por el mundo de las finanzas como una inmensa oportunidad de negocios.

Así lo explica John Moody: "...mientras Dabney, Morgan and Company todavía estaban haciendo un negocio de banca tranquila, una operación financiera de gran magnitud se había realizado en América. Fue la salida a bolsa de la deuda de la Guerra Civil Americana...Esta deuda había sido colocado en gran medida a través de Jay Cooke, un banquero de Filadelfia... Así, la casa de Jay Cooke & Co...había acumulado muy fuertes conexiones en el extranjero. Durante el período de la Guerra Civil, el capital Inglés en su conjunto no había fluido con mucha libertad a los Estados del Norte. Atado al Sur por los vínculos de larga data de su comercio del algodón, el capital inglés fue en un primer momento más inclinado a comprar bonos Confederados que bonos de la Unión. Los alemanes, sin embargo, en su conjunto eran más comprensivos hacia el Norte, como la gran mayoría de los inmigrantes alemanes que después de la revuelta de 1848 fueron norteños y firmes partidarios de la Unión" (10) Instalada en Filadelfia, la Casa Jay Cooke & Co. colaboró con el estado de Pennsylvania que pidió prestados 3 millones de dólares para financiar sus esfuerzos de guerra. En los primeros meses de la guerra Cooke trabajó con el secretario del Tesoro Salmon P. Chase para obtener préstamos de los principales banqueros en las ciudades del Norte, y tuvo una operación exitosa en la venta de bonos del Tesoro a 5 y 20 años, autorizado por el Congreso el 25 de febrero 1862 con una comisión de ventas del 0,5 % de los ingresos de los primeros 10 millones de dólares, y 0.375 % de los bonos posteriores.

Aunque las campañas de bonos de Cooke fueron ampliamente elogiadas como una contribución patriótica a la causa de la Unión, sus enormes ganancias financieras personales no pasaron desapercibidas, fue acusado de corrupción, y el representante Charles A. Train propuso una investigación en la Comisión de Hacienda que nunca prosperó. Jay Cooke estuvo muy involucrado en escándalos financieros con el Gobierno de Canadá, y sus manejos financieros terminaron llevando a la Casa de Cooke a la quiebra. Sin embargo, a partir de la emisión de bonos para el financiamiento de la Guerra Civil de parte de los estados y del gobierno federal es que se produjo un salto en el flujo de capitales de Europa, y especialmente de Inglaterra a los Estados Unidos. Fue la Guerra Civil lo que hizo posible ese flujo y desató las batallas por el control de ese enorme negocio como lo explica Moody: "Un concurso agudo surgió entre los intereses Cooke...y los intereses de Drexel-Morgan para asegurar los contratos para el financiamiento del gobierno. En este concurso Cooke y su partido ganaron...con tanto éxito que los Rothschild se ofrecieron como socios de Cooke en futuras empresas" (11)

En el flujo de capitales ingleses y europeos a EE.UU un rol fundamental lo cumplió la Casa Rothschild, la cual era la más importante institución financiera capitalista en Europa entre los siglos XVIII y XIX. La Casa Rothschild había surgido en 1743 cuando Amschel Moses Bauer, orfebre de profesión, abrió una tienda de monedas en Franckfurt desde la cual ejerció el negocio de los cambios. En la puerta de la tienda de monedas colgó un escudo rojo, "Rothschild" como se dice en alemán, palabra que con el paso de tiempo se convirtió en patronímico de esta familia. Los hijos de Mayer se instalaron en los países capitalistas más importantes de Europa para desarrollar los negocios de la Casa Rothschild abriendo sucursales en Londres, Viena, y París. La Casa Rothschild tenía una amplia experiencia acumulada en el negocio del financiamiento de las guerras, así Nathan Mayer Rothschild se había instalado en Londres donde desarrolló la negociación de letras de cambio y la organización de préstamos extranjeros, logrando su mayor y más importante emprendimiento cuando él y sus hermanos fueron encargados por el gobierno británico para financiar las Guerras Napoleónicas y ayudar a derrotar a Napoleón. Nathan dispuso un préstamo de 5.000.000 de libras para el gobierno prusiano, y durante más de un siglo, recaudó fondos para los gobiernos de todo el mundo a través de la emisión de bonos, lo cual conformó el núcleo de los negocios Rothschild. A través de la creación de una red de agentes, mensajeros y transportistas, el banco fue capaz de proporcionar fondos a los ejércitos del Duque de Wellington en Portugal y España.

Jakob Mayer Rothschild estableció una casa bancaria en París donde fundó la institución bancaria Rothschild Fréres convirtiéndose así en uno de financistas más importantes y asesor de los reyes. Jakob financió la construcción de ferrocarriles y minas, y ayudó a Francia a superar la crisis tras la derrota en la Guerra Franco- Prusiana. Salomón Mayer Rothschild estableció una sucursal en Viena donde la familia ya registraba actividad en las finanzas imperiales, siendo uno de los principales financistas del régimen de Metternich, merced a quien fue elevado a la nobleza por el emperador de Austria. Con el fortalecimiento de los intereses del Imperio de Austria en Italia, Carl Mayer Rothschild estableció los negocios en Nápoles, y la Casa Rothschild financió el negocio de la venta de soldados austríacos en las guerras europeas, además de financiar ferrocarriles, ingeniería y fundiciones. El banco CM de Rothschild & Figli organizó préstamos sustanciales a los Estados Pontificios, a varios reyes de Nápoles, al Ducado de Parma y al Gran Ducado de Toscana.

N.M.Rothschild & Sons, la empresa señera de la Casa Rothschild se convirtió en uno de los agentes de bolsa de los lingotes de oro del Banco de Inglaterra el más importante del mundo capitalista. N.M.Rothschild & Sons durante más de 100 años operó la Real Casa de la Moneda en Londres refinando y fundiendo oro para el Banco de Inglaterra y otros clientes internacionales. Una Casa como la de Rothschild, con amplia experiencia en el negocio de la emisión de títulos y bonos para el financiamiento de la guerra no podía perder la oportunidad de negocios que significaba la guerra civil de EE.UU. De allí que la emisión de papeles del estado llevada a cabo por los estados del Norte y la Administración Lincoln fue parte importante de su cartera de negocios. También la Casa Morgan se mantuvo dentro del negocio de los bonos de guerra de la Administración Lincoln, pero en forma minoritaria. Recién cuando la Casa Jay Cooke &Co. fracasó, y fue a la quiebra, dejó el campo para las grandes operaciones financieras enteramente en manos de los socios de Drexel-Morgan-Morton que pasaron a controlar el flujo de operaciones financieras vía Londres de la Casa Rothschild.

El control de la vía Londres del flujo de capitales con Londres de la Casa Morgan quedó claramente establecido cuando Vanderbilt, presidente y accionista principal del Ferrocarril Central de Nueva York decidió llevar adelante una venta de acciones masiva. Vandervilt estaba acosado por las investigaciones, el descrédito popular por su enorme fortuna, y las batallas con Jay Gould por el control del negocio ferroviario. Sintiéndose en una situación muy comprometida Vandervilt recurrió a Morgan solicitando asesoramiento financiero, ya que no podía hacer una venta masiva en Wall Street porque podía levantar sospechas. Así fue que Morgan ideó y vendió las acciones en secreto en Londres sin perturbar los mercados de valores estadounidenses, lo que permitió que favorecido por sus conexiones con los grandes grupos financieros del continente europeo, John Pierpont Morgan obtuviera en la operación de venta de las acciones de Vandervilt un beneficio por más de 3 millones de dólares. Mientras empresarios como Edward Henry "Ned" Harriman, ejecutivo del ferrocarril en la empresa Unión Pacific, amasaba su fortunas en base al desarrollo de la industria ferroviaria, la Casa J.P. Morgan lo hizo basado en la industria financiera, y tras la Guerra Civil se afianzó como uno de los grupos empresariales más importantes del país.

El flujo de inversiones hizo explotar la industria ferroviaria y provocó un "boom" de construcción de miles de millas de vías ferroviarias, independientemente de si eran necesarias o no. Este "boom" ferroviario se llevó a cabo anárquicamente, sin planificación, en forma completamente irracional, obedeciendo las necesidades de la guerra y movido por la "fiebre" de las ganancias, lo que provocó una crisis profunda en la industria. Una parte importante de los ferrocarriles construidos estaban fuera de uso, no todos reportaban ganancias, y se habían construido más del doble de las líneas ferroviarias que el país realmente necesitaba. Alrededor de este "boom" se habían emitido miles de acciones que ahora se devaluaban, generando una crisis entre los inversionistas.

El caso de Cornelious Vandervilt era un alerta, y la gestión de J.P.Morgan en socorro de Vandervilt le dejó el prestigio de convertirse en la institución "salvadora" de empresas en crisis. Así lo explica John Moody: "La financiación de los ferrocarriles americanos habían dejado hasta ahora en gran medida en manos de los promotores, cuyo interés principal había sido la construcción de la mayor cantidad posible de ferrocarril, independientemente de si había necesidad de ello o no...La mayoría de los sistemas más antiguos fueron llevados con la idea de más extremo más kilómetros, más y más ramas, más y más líneas paralelas. A principios de los años ochenta aproximadamente el doble de líneas de ferrocarril se habían construido, y se habían emitido alrededor de cuatro veces la cantidad de valores que el país podría pagar sobre los intereses de los dividendos... Miles de estos inversionistas en Gran Bretaña, en el continente, y en la parte oriental de los Estados Unidos...de pronto encontraron sus valores en disminución...Después de su suscripción con éxito de la operación central de Nueva York, Morgan comenzó a ser visto como un salvador de los inversores, un solucionador de problemas financieros difíciles" (12)

Morgan se especializó en comprar empresas con problemas, reorganizar sus estructuras de negocio y su gestión para volver a hacerlas redituables. Su reputación como banquero y financiero era ya tan alta que le ayudaba a atraer el interés de los inversores, lo que le permitió no sólo gestionar la reestructuración de casi toda la industria ferroviaria, sino que en ese proceso, empezó a controlar una gran parte de ella. Además J.P.Morgan fue clave en la fusión de Edison General Electric & la Thompson-Houston Electric Company que dio surgimiento a la empresa General Electric Company, como así también la fundación de la empresa International Mercantile Marine. La Casa Morgan llevó adelante la fusión de la Carnegie Steel Company con varias compañías más del sector del hierro y acero para formar United Steel Co. Como lo explica John Moody: "Después de haber reunido por lo tanto a todos los intereses de acero importantes del país, Morgan lanzó la United States Steel Corporation. La capitalización bursátil fue de más de mil millones de dólares...La gran fusión dominada por Morgan atrajo a su órbita...los grandes nombres incluidos HH Rogers y Daniel O'Day de la Standard Oil; Marshall Field, William H. Moore, James H. Moore, Elbert H. Gary, John W. Gates, HH Porter, y Norman B. Ream, de Chicago; Samuel Mather de Cleveland; Nathaniel Thayer de Boston; y Daniel G. Reid, Henry C. Frick, Charles M. Schwab, y D. Mills, de Nueva York. Así que bajo el control de una sola corporación quedó el 70% del hierro y la industria estadounidense del acero" (13)

La Casa de Morgan tuvo una participación decisiva en el financiamiento del propio Tesoro de los EE.UU que había quedado casi sin oro en sus reservas en1895 en el momento económico más bajo tras la depresión económica de 1893. El presidente Grover Cleveland llegó a un acuerdo con Morgan para proveer al Tesoro de los Estados Unidos con 65 millones de dólares en oro, la mitad de él y de Europa, para emitir deuda del tesoro que permitiese recuperar las arcas del tesoro hasta un superávit de 100 millones. El episodio salvó al tesoro, pero dañó políticamente al presidente Cleveland que fue acusado de asociarse a los banqueros y a Morgan así como el resto de banqueros fueron atacados por los términos de su préstamo de oro al gobierno federal.

Las acusaciones a Morgan incluyeron haber provocado la crisis financiera de Nueva York, y para defenderse la Casa Morgan intensificó sus esfuerzos por consolidar su influencia política en el estado haciendo fuertes donaciones al candidato republicano William McKinley, que resultó electo en 1896 y reelegido en 1900. Este crecimiento de la influencia política de la Casa Morgan fue posible por el surgimiento de importantes dirigentes que integraron los directorios de las empresas y actuaron como "cerebros" en el diseño de las maniobras del grupo. Una personalidad extraordinariamente importante fue Thomas W. Lamont, un cónsul de facto en el Directorio de las altas finanzas de la Casa Morgan. Consultado por presidentes, primeros ministros, y gobernadores de los bancos centrales, Lamont fue un verdadero cerebro de JP Morgan & Co. Durante todo el período de post Primera Guerra Mundial fue un mentor de Woodrow Wilson en el segundo gobierno de Wilson, así como del presidente Herbert Hoover cuando se desató la gran depresión. El desarrollo de la Casa Morgan incluyó el control de la American Telephone and Telegraph Company (AT&T), empresa que, según Ferdinand Lundberg en su obra "Las 60 familias", supera en valor la riqueza de 21 estados de la Unión en su conjunto.

Los "Barones Ladrones" más odiados

En definitiva, los grandes magnates no surgieron producto de su "esfuerzo y sacrificio personal", sino de hacer toda clase de maniobras fraudulentas, que sólo pueden llevar adelante por sus múltiples vínculos con el gobierno o los parlamentarios. Estos magnates eran odiados porque sus fortunas eran el producto de grandes fraudes, maniobras, estafas y métodos brutales, que había provocado graves daños a la economía y a la población. Ostentaban sus palacios, fortunas y niveles de vida de príncipes en medio de la abrumadora pobreza que envolvía a la mayoría del pueblo. Su estilo de vida, historia y semblanza comenzó a ser motivo de la prensa, que se especializó en su estudio y crítica, y la literatura de la época empezó a llamarlos con un término despectivo, el de "barón ladrón" (en inglés,"Robber Barons"). Este término apareció en publicaciones periódicas a partir de la edición de agosto 1870 de la revista The Atlantic Monthly, que comenzó a mostrar cómo estos grandes grupos habían obtenido sus fortunas mediante el control sobre los recursos nacionales, sacando partido del empleo de altos niveles de influencia del gobierno y funcionarios. The Atlantic Monthly y mucha literatura especializada de la época hizo una pintura de los Robber Barons de sus métodos de super- explotación obrera y el pago de los salarios extremadamente bajos, de cómo aplastaban a la competencia, del uso de maniobras y métodos de fraude mediante la venta de valores a precios inflados a los inversores incautos.

El término "Robber Barons" combina el significado penal e ilegal ("ladrón") con el de la aristocracia ("barón"), y si bien apunta a grandes fortunas amasadas por capitalistas en realidad el término "Robber Barons" tuvo su origen en la Edad Media y deriva de los señores medievales alemanes que cobraban peajes ilegales, no autorizados por el emperador romano en los caminos primitivos a los transeúntes que querían cruzar sus tierras o a los barcos que atravesaban el Rin. Eran las prácticas de un grupo de terratenientes sin escrúpulos y despóticos del período medieval que secuestraban mercancías de las caravanas y el tráfico fluvial en medio de las extensiones, vastas y remotas del Sacro Imperio Romano Germánico. En esa época apenas si existían carreteras, y los señores feudales, entre ellos los arzobispos que tenían feudos del emperador, recaudaban al paso de los buques y caravanas para reforzar sus finanzas.

Los "Robber Barons" que emergieron en EE.UU tras la Guerra Civil tuvieron una cantidad de biógrafos a sueldo que buscaban cambiar la imagen corrupta y despótica de los magnates capitalistas, lo que produjo con el transcurso de las décadas un importante número de escritores empleados para contar una historia rosa de la vida de los magnates al pueblo, aprovechándose del desconocimiento de las nuevas generaciones y la ignorancia de una parte de las masas. Por ejemplo, Ron Chernow titula la voluminosa biografía de John D. Rockefeller con el nombre de " Titán", y lo representa como un personaje casi heroico. El odio popular a los "Robber Barons" era en aquellas épocas enorme, porque se trataba de una casta que en medio de disputas se movía como un verdadero equipo y se ayudaba solidariamente entre sí. Los vástagos de los matrimonios poderosos se casaban entre sí a fin de que no se diseminaran las fortunas familiares, logrando que quienes detentaban el poder a fines del siglo XIX constituyeran una verdadera corporación.

La asociación se producía mediante el desarrollo de los negocios y las megafusiones, pero también las riquezas se reforzaban de manera constante por los arreglos de los matrimonios entre sus miembros. Las fortunas conjuntas se han transmitido a los niños y a su vez se han establecido parejas con la progenie de otros grupos ricos. Se llevaron a cabo matrimonios entre empobrecidos nobles europeos y "nuevos ricos" estadounidenses pero los matrimonios entre los estadounidenses ricos fueron seis y siete veces más significativos, y así los patrimonios familiares tradicionales fueron protegidos contra su dispersión por un sistema de trusts matrimoniales.

La influencia social de las élites tradicionales también se perpetuó, gracias a las instituciones educativas por ellos fundadas. La aristocracia del Nordeste fundó toda clase de universidades e instituciones educativas, selectas escuelas de Nueva Inglaterra que comenzaron a educar a una clase alta que procedía de todo el país. Estas instituciones enseñaron a los hijos de los nuevos y de los antiguos ricos, y de este modo la familia estaba ahora subordinada, como unidad social, a las instituciones creadas por ella para asumir sus funciones. Este proceso estrictamente legal, fue utilizado por primera vez por la élite tradicional de Boston en la década de 1820 y fue plenamente desarrollado a partir de la década de 1880. Se convirtió en un precioso instrumento para muchas familias de la clase alta tradicional al permitirles preservar su patrimonio y en cierto sentido, colocar a las fortunas como propiedad colectiva de toda la familia,

Otro instrumento desarrollado por todos estos grupos económicos dominados por los grandes magnates fue la filantropía. El desarrollo de las actividades filantrópicas fue desarrollada ampliamente por los magnates para la "legitimación moral" de las dinastías familiares, además de una influencia y prestigio crecientes. La filantropía fue presentada por los biógrafos a sueldo de los magnates y las familias de los grandes grupos económicos como la muestra de su bondad y conductas en beneficio de los más pobres y desposeídos. Nada más alejado de la realidad. La legislación aprobada por los sucesivos gobiernos permitió a las grandes fortunas evadir impuestos, blanquear capitales, ocultar estafas y obtener reintegros de ganancias y grandes sumas de dinero mediante las actividades filantrópicas. Todas estas actividades fueron presentadas a la sociedad como un acto de humanidad, de benefactores decididos al "bien común", pero buscaron ocultar el verdadero rostro corrupto de una oligarquía muy poderosa y peligrosa, cuyas fortunas alcanzaron cimas que jamás alcanzó ninguna otra oligarquía de las muchas existentes en la historia de la humanidad. Y esto era sólo el comienzo de un proceso que en el siglo XX se desarrolló aún más profundamente.

Las riquezas más grandes de la historia moderna

Puede parecer a simple vista que las riquezas que emergen en los Estados Unidos de América tras el final de la Guerra Civil son simples fortunas de grupos de empresarios oportunistas que fueron capaces de capitalizar negocios derivados de la contienda. Pero la historia no termina allí. Mirado de una perspectiva histórica y efectuando un trabajo comparativo, las fortunas que emergen de la Guerra Civil continuaron desarrollándose y alcanzando picos de magnitud que no tienen parangón en la historia de la humanidad. Los Borbones, los Hohenzollern, los Hausburgo, los Capetos, los Romanov, o los Estuardo, los Hannover, o los Tudor, cualquiera de estas poderosas oligarquías de diversos siglos de la historia que ostentaron riquezas enormes, empalidecen al lado de los Morgan, Carnegie, Mellon, o Rockefeller . Como lo explica Ferdinand Lundberg: "Los propietarios estadounidenses destacados de hoy están históricamente por sobre la aristocracia orgullosa que rodeaba Louis XIV, el zar Nicolás, el Kaiser Wilhelm, y el emperador José Francisco, y ejercen mucho mayor poder. El poder del cardenal Richelieu, Metternich, Bismarck, o Disraeli no fue mayor que la de los...JP Morgan, Andrew W. Mellon, John D. Rockefeller, Henry Ford, y Du Pont" (14) Trazando un cuadro comparativo, los cálculos muestran la realidad de las grandes fortunas: "Los ingresos personales del Sr. Rockefeller en 1924 puede haber sido de 30 millones a 50 millones de dólares. Los ingresos anuales del último zar de Rusia variaban de sólo 10 millones a 12 millones de dólares. En la mayor parte de los ingresos del Rey de Inglaterra es 4 millones 500 mil dólares...Un aristócrata rico de Europa hasta la 1era Guerra Mundial fue el archiduque Federico de Austria, cuyas bienes antes de 1914 fueron valorados tan alto como 750 millones de dólares...pero ninguna oligarquía o europea o asiáticos han sido tan ricas como la de Rockefeller , Ford, Harkness , Vanderbilt , Mellon y la familia Du Pont de América" (15) En los años que siguieron tras la Guerra de Secesión, todo el proceso de desarrollo de las grandes riquezas capitalistas continuó desenvolviéndose y proliferaron las grandes fortunas como la de James Buchanan Duke, un empresario de la industria del tabaco que introdujo la moderna fabricación y comercialización de los cigarrillos y llegó a controlar la industria consolidando el control de sus cuatro principales competidores en una sola entidad corporativa, la American Tobacco Company.

Marshall Field fue un empresario fundador de Marshall Field & Co. de Chicago basado en grandes almacenes de donde surgieron slogans que se universalizaron como "Dar a la señora lo que quiere" y "El cliente siempre tiene la razón". Field, que era un miembro muy activo de El Club de Comercio de Chicago y el Jekyll Island Club también conocido como "El club de los millonarios" en la Isla Jekyll en el estado de Georgia, enfrentó a los trabajadores y prohibió la sindicalización entre sus empleados, además de enfrentar duramente grandes luchas obreras como la revuelta de Haymarket y la huelga de los Teamsters en 1905. Otros magnates surgido en este período fueron John Warne Gates, también conocido como "Bet-a-Million" Gates, un promotor pionero del alambre de púas, que organizó la compañía Consolidated Steel y Wire Company en 1888 vendida a JP Morgan en 1901; y Charles T. Hinde que manejó numerosas empresas del negocio de la navegación fluvial, el transporte, ferrocarril, y las empresas hoteleras. Por casi 50 años Hinde ya había amasado una gran fortuna gracias a su trabajo en las industrias del barco de vapor y del ferrocarril.

Andrew Mellon fue un banquero y hombre de negocios de Pittsburgh, Pennsylvania que se convirtió en una de las personas más ricas de los Estados Unidos. En el siglo XX llegó a ser el 3er contribuyente de ingresos más altos por detrás de Rockefeller y Henry Ford, y cumplió funciones como Embajador de EE.UU en Gran Bretaña y como Secretario del Tesoro. Mellon amasó su fortuna a partir del manejo de la firma bancaria de su padre T. Mellon & Sons que ayudó a organizar la Unión Trust Company y la Unión de Caja de Ahorros de Pittsburgh. Al avanzar en el control de esas empresas creó corporaciones gigantes de aluminio, abrasivos industriales, y el coque alrededor de la Aluminum Co. of America, Westinghouse, y Mellon Bank. Su riqueza alcanzó un máximo de alrededor de 300 a 400 millones de dólares tras su desempeño como director del Banco Nacional de Comercio de Pittsburgh, y Secretario de Hacienda en el gobierno del Presidente Warren Harding en 1921, cargo en el que continuó con las administraciones de Coolidge, y de Hoover. Desde esos importantes cargos gubernamentales Mellon fue impulsor de la reducción de impuestos sobre la renta a los ricos, negociador clave en la deuda de guerra de Alemania, y las deudas francesas a Estados Unidos.

La afluencia del capital inglés continuó y se profundizó en este período en el cual el hijo mayor de Nathan Rothschild, Lionel, le sucedió en la dirección del banco en Londres, y bajo su dirección financió al gobierno británico para la compra de acciones del Canal de Suez a Egipto. Incluso ya en la generación posterior el hijo de Lionel, Alfred de Rothschild se convirtió en el director del Banco de Inglaterra, y en el siglo XX representó al Gobierno Británico en la Conferencia Monetaria Internacional en Bruselas. La Casa Rothschild tuvo un importante rol en el desarrollo de la explotación minera de metales básicos como cobre y níquel, y respaldó a la empresa "La Compañía de Exploración" (en inglés,"The Exploration Company"), para buscar fuentes de minerales alrededor del mundo. Rothschild financió al grupo empresario De Beers fundado en 1888 por el empresario británico Cecil Rhodes para invertir en la explotación de piedras preciosas en África y la India, con el desarrollo de la British South Africa Co.

El magnate del acero Charles Michael Schwab de Williamsburgh, Pennsylvania controló la empresa Bethlehem Steel con la que se convirtió en el 2do fabricante de acero más grande del país, y uno de los más importantes fabricantes del mundo. Comenzó su carrera como ingeniero de la Carnegie Steel, desde donde fue ascendido a las posiciones de superintendente general de las Obras de Homestead en 1886 y superintendente general de las Thompson Steel Works Edgar en 1889. Con sólo 35 años de edad llegó a ser presidente del gigante del acero, puesto desde el cual ayudó a negociar la venta secreta de Carnegie Steel a JP Morgan, tras lo cual se convirtió en el primer presidente de United Steel Co. Después de varios enfrentamientos con Morgan y su compañero ejecutivo Elbert Gary, Schwab dejó United Steel & Co. en 1903 para impulsar la empresa de construcciones navales y acero en Pennsylvania, llamada Bethlehem Steel & Co. Tras adquirir los astilleros en California, Delaware y Nueva Jersey, Bethlehem Steel comenzó a hacer la viga que revolucionó la construcción de edificios e hizo posible la edad de los rascacielos. Durante los primeros años de la Primera Guerra Mundial Bethlehem Steel tenía un monopolio virtual en los contratos para abastecer de municiones a los gobiernos aliados, y eludió las leyes de neutralidad norteamericanas canalizando mercancías a través de Canadá. Como todos los demás magnates era enemigo acérrimo de las organizaciones obreras, y en 1910, rompió la huelga Bethlehem Steel apelando a la represión de la Policía Estatal de Pennsylvania. John Diedrich Spreckels encabezó un imperio de transporte y bienes raíces en San Diego, California, a partir de la empresa azucarera de su padre Spreckels Sugar Company estableciendo el comercio entre la EE.UU y las islas hawaianas con el control de grandes flotas de vela, barcos de vapor, empresas de refinación de azúcar, y más tarde plantaciones de azúcar en Hawai. Spreckels se hizo millonario, y se convirtió en el hombre más rico de San Diego, poseía gran parte de la isla Coronado, el Sistema Ferry San Diego-Coronado, el Union Tribune Publishing & Co., el San Diego Electric Railway, la San Diego & Arizona Ferrocarril, entre otras.

Charles Tyson Yerkes de Filadelfia fue empresario del transporte masivo en Chicago y el metro de Londres con la empresa Underground Electric Railways Co London. Yerkes fue un personaje controversial, muy audaz para las maniobras financieras que estuvo preso acusado de fraude. Fue socio de Peter Arrell Brown Widenerde un empresario que hizo su fortuna suministrando carne al ejército de la Unión y luego volcó sus inversiones al transporte público lo que le permitió obtener participaciones en U.S Steel & Co., American Tobacco & Co., y la Standard Oil.

Los Monopolios y la proyección de las fortunas del siglo XIX al XX

Henry Bradley Plant también empresario de ferrocarriles en Florida en la posguerra civil alcanzó a controlar 14 empresas ferroviarias, varias líneas de buques de vapor, y una serie de hoteles importantes. Philip Armour Danforth fundó en Chicago la firma empacadora de carne Armour & Co., que aprovechó los cambiantes precios de la carne durante y después de la Guerra Civil, alcanzo tal nivel de ganancias acumuladas que pronto se convirtió en la fábrica de elaboración de alimentos más importante del mundo. Armour & Co. fue la primer compañía en producir carne enlatada y también uno de las primeras en emplear una técnica de "línea de montaje" en sus fábricas. La empresa tuvo una gran competencia con Gustavus Swift por el control de la industria empacadora, y de refrigeración de carne utilizando cada parte posible de los animales para fabricar productos distintos de la carne en lata, como fertilizantes, pegamento y la pepsina. Armour fue como todos los magnates un enemigo de las organizaciones sindicales, equipó milicias para suprimir las acciones laborales, rompió huelgas, y armó listas negras de los dirigentes sindicales. También enemigo declarado de las organizaciones sindicales fue John Cleveland Osgood, quien fundó la Colorado Fuel & Iron Co. Osgood planteo que los sindicatos eran una amenaza para los Estados Unidos.

DuPont fue fundada en 1802 por Eleutere Irenee du Pont de Neumours un empresario de origen francés cuya empresa de pólvora localizada en Delaware a mitad de siglo ya era la mayor proveedora de pólvora del país. Sus negocios pegaron un salto durante la Guerra Civil, ya que la compañía suministró la mitad de la pólvora usada por el ejército de la Unión, y una acumulación de capital enorme le permitió a la compañía crear laboratorios que comenzaron a trabajar en productos no militares como la celulosa o la laca. Además, el conglomerado DuPont extendió sus inversiones a la industria automovilística y la compra masiva de acciones de General Motors lo que le permitió a Pierre S. du Pont llegar a la presidencia de General Motors.

DuPont dirigió su investigación a los polímeros y contrató a Wallace Carothers que descubrió el neopreno, el nylon, el plexiglás y el teflón en las primeras décadas del siglo XX, periodo durante el cual la empresa siguió siendo proveedora del ejército tanto en la Primera, como en la Segunda Guerra Mundial. En el siglo XX, la colaboración de DuPont con el Proyecto Manhattan la llevó a ser responsable de la planta de producción de plutonio en el Laboratorio Nacional Oak Ridge. Tras el final de las guerras, Du Pont siguió lanzando nuevos materiales como las fibras sintéticas, o fibras elásticas como el elastano conocido como fibra LYCRA, el tyvek, el nomex, todos avances que fueron necesarios para programas espaciales del siglo XX, de los cuales el conglomerado DuPont fue proveedor.

Kuhn, Loeb & Co. fue un Banco de Inversión fundado en 1867 por Abraham Kuhn y Solomon Loeb bajo el liderazgo de Jacob H. Schiff, que creció hasta convertirse en uno de los bancos de inversión más influyentes de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La financiación de los ferrocarriles en expansión y el financiamiento a las grandes compañías de como Western Union y Westinhouse, lo convirtieron en el principal rival de JP Morgan & Co. La empresa creció en importancia durante la era del ferrocarril financiando en 1877 el Chicago y North Western Railroad, en 1881 el ferrocarril de Pennsylvania y Chicago, el Milwaukee, el ferrocarril St. Paul, y en 1897 la reorganización de UP. Como lo explica Howard Zinn: "...Para la década de 1890, la mayor parte del recorrido ferroviario del país se concentraba en seis enormes sistemas. De estos seis, cuatro eran controlados, total o parcialmente, por los banqueros Kuhn, Loeb y compañía..." (16)

Kuhn, Loeb & Co. fue siempre asociada con muchas gigantes industriales, proporcionó apoyo financiero para Westinghouse, Western Union, y Polaroid Co. así como a numerosos gobiernos extranjeros, entre ellos los gobiernos de Austria, Finlandia, México, Japón, China Imperial, y Venezuela. También actuó como casa de inversión líder del grupo Rockefeller que invirtió en muchas de las compañías importantes. La firma se unió con Rockefeller en 1911 para hacerse con el control de la Equitable Trust Company, que más tarde se convirtió en el Chase Bank, junto a Otto Kahn, Paul y Felix Warburg, Mortimer Schiff, y Lewis Strauss entre otros. Los socios de Kuhn, Loeb estaban estrechamente relacionados por matrimonio a los Seligman, Goldman Sachs, y Lehman Brothers. Precisamente, Jakob Heinrich Schiff actuó como banquero financiando a Japón en la guerra ruso- japonesa, actuando como socio de Kuhn, Loeb & Co, tras haberse desempeñado como banquero en el puesto encargado de la rama Hamburgo del Banco Hanseático.

Todas estas fortunas emergentes en el siglo XIX, se desarrollaron aún más profundamente hacia el siglo XX, y expresaban de este modo un profundo cambio económico- social que se estaba produciendo en el sistema capitalista. Los libros de historia, ciencia y economía presentan a este acontecimiento como la "Segunda Revolución Industrial", pero en realidad lo que sucedió a mediados del siglo XIX fue un cambio en el proceso de concentración y centralización de capitales que permitió el surgimiento de una nueva Forma de Acumulación capitalista: Los monopolios. Los capitalistas industriales empezaron a dominar políticamente el país, cuestión que se consolidó con la Guerra Civil producto del triunfo de la burguesía industrial del Norte sobre la Manufacturera del Sur. Pero a la vez, el desarrollo de estas inmensas fortunas permitió a estos grandes magnates comenzar el proceso de monopolizar las diferentes ramas de la producción, comercio y finanzas, un proceso que revolucionó el desarrollo de las fuerzas productivas, y permitió a este sector de la burguesía capitalista encabezar los cambios político- sociales más importantes.

El fenómeno de surgimiento de los grandes magnates en EE.UU empalmó con el desarrollo de los monopolios a escala internacional. Es decir, el surgimiento de los monopolios en Estados Unidos era parte de un proceso que se daba simultáneamente en Francia, Inglaterra, Alemania y todas las grandes economías capitalistas más importantes. Estos magnates eran el sector social de capitalistas dueños de esta nueva Forma de Acumulación.

El otro gigante industrial que emerge entre fines del siglo XIX y comienzos del XX es Ford Motor Co la empresa multinacional fabricante de automóviles fundada el 16 de junio de 1903 por Henry Ford en Detroit (Míchigan) y en 1908 lanzó el modelo Ford T que explotó en ventas. El éxito del Ford T fue producto de que era un automóvil muy sencillo de conducir, muy barato y fácil de reparar, lo que lo llevó a transformarse en uno de los autos más vendidos de la historia y obligó al grupo a trasladar la producción a la planta de Highland Park, más grande que la anterior, para poder satisfacer la demanda. Hacia 1913, la compañía había desarrollado todas las técnicas básicas de línea de producción y producción en masa, creó la primera línea de producción móvil en la rama automotriz, una cinta de ensamblaje móvil que permitió un incremento enorme de la producción y redujo el tiempo de ensamblaje del chasis de 12 horas y media a 100 minutos.

Esto fue una técnica denominada fordismo que se trasladó a todas las ramas de la producción y constituyó un sistema difundido en el siglo XX entre finales de los 30's y principios de los 70's, que incluyó la producción en cadena, la utilización de maquinaria especializada y un número elevado de trabajadores en plantilla con salarios elevados. Ford se preocupó de establecer una publicidad masiva y un sistema de concesionarios locales que permitió que el automóvil estuviese disponible en cada ciudad de EE. UU. Para 1920 la mitad de los coches en EE. UU eran el modelo T de Ford.

Nace la clase obrera más poderosa del mundo

Con la aparición de los monopolios se desarrolló la clase burguesa más poderosa del planeta, pero junto a ello, también se desarrolló la clase trabajadora más poderosa de la historia. Como lo explica Carlos Marx: "La burguesía despojó de su halo de santidad a todo lo que antes se tenía por venerable y digno de piadoso acontecimiento. Convirtió en sus servidores asalariados al médico, al jurista, al poeta, al sacerdote, al hombre de ciencia...no solo forja su propia destrucción, sino también a su propio sepulturero: el proletariado" (21) En EE.UU, el desarrollo pujante del capitalismo provocó un fenómeno de carácter histórico fundamental, el nacimiento de una poderosa clase obrera, un hecho de enorme trascendencia, porque el desarrollo de la clase obrera norteamericana dio lugar a dirigentes, tradiciones, hitos históricos, que luego fueron marcando y el desarrollo de la clase obrera a nivel internacional.

Es el desarrollo de los monopolios, los magnates y las grandes fortunas lo que explica los cambios políticos y en el régimen del país que sucedieron a partir de mediados de los '70s tras el fin de la Guerra Civil. La quiebra de la entidad bancaria de Filadelfia Jay Cooke and Co el 18 de septiembre de 1873 desató lo que se conoce como pánico de 1873 o crisis económica de 1873, que tuvo como hecho previo la caída de la Bolsa de Viena el 9 de mayo de 1873, fue una crisis económica sistémica del capitalismo que surcó los continentes y supuso el inicio de una dura depresión económica de alcance global que perduró hasta el año 1879. Pero, precisamente, como indica Lenin, esta crisis abrió la etapa del desarrollo de los monopolios. Los cambios de carácter antidemocrático en el régimen político que supusieron tanto el Compromiso de 1877, como el régimen Jim Crow, que hemos analizado son parte constitutiva del establecimiento de un régimen político al servicio del desarrollo de las grandes fortunas, de los magnates y grandes empresas.

Como lo explica Howard Zinn: "El acuerdo entre demócratas y republicanos para elegir a Rutherford Hayes en 1877 marcó la pauta. Ganasen los demócratas o los republicanos, la política nacional ya no volvería a sufrir cambios significativos. Cuando el demócrata Grover Cleveland se presentó para presidente en 1884, la impresión general del país era que se oponía al poder de los monopolios y de las corporaciones, y que el partido Republicano -cuyo candidato era James Blaine- estaba de parte de los ricos. Pero cuando Cleveland derrotó a Blaine, Jay Gould le telegrafió "Pienso que los grandes intereses financieros del país estarán enteramente a salvo en sus manos". En 1887, y aun disponiendo de un enorme superávit en el Tesoro, Cleveland vetó un proyecto de ley que asignaba 100.000 dólares a los granjeros texanos para auxiliarles y ayudarles a comprar simiente durante una sequía. Cleveland dijo: "En tales casos, la ayuda federal alienta el que se espere ayuda paternal por parte del Gobierno y debilita la firmeza de nuestro carácter nacional". Pero ese mismo año, Cleveland utilizó su excedencia de oro para saldar las deudas y obligaciones con los ricos, pagándoles 28 dólares más de los 100 que valía cada bono - un regalo de 45 millones de dólares" (22)

Los cambios antidemocráticos en el régimen político del país tanto el Compromiso de 1877 como el régimen Jim Crow, además de expresar el surgimiento de los monopolios fueron el producto de la necesidad de las clases dominantes de sofocar las luchas y reclamos crecientes de la clase trabajadora que comenzaron a desarrollarse fuertemente como producto de las aberrantes condiciones en las que se encontraban. La aparición de la clase trabajadora fue explosiva, los millones de nuevos trabajadores decidieron enfrentar los abusos patronales con largas jornadas de trabajo, la explotación del trabajo infantil y femenino, las condiciones insalubres y la desocupación.

Así lo explica Zinn: "En 1877 hubo ese año una serie de dramáticas huelgas de los trabajadores ferroviarios en una docena de ciudades que sacudieron a la nación como no lo había hecho ningún conflicto laboral en la historia...El gobernador de Virginia Occidental solicitó al recién elegido presidente Rutherford Hayes el envío de tropas federales. Pero gran parte del ejército estadounidense estaba ocupado en las batallas con los indios en el oeste...Así que J.P. Morgan, August Belmont y otros banqueros ofrecieron un préstamo de dinero para pagar a los oficiales (no a la tropa)...Las calles se convirtieron en el escenario de una cruenta batalla sin cuartel...La rebelión de los ferroviarios empezó a extenderse...En Pittsburgh, se estaba preparando algo parecido a una huelga general, con la participación de los trabajadores de las plantas siderúrgicas y de las fábricas de vagones, los mineros, los jornaleros y los empleados de los altos hornos de Carnegie...En Chicago había un partido de los Trabajadores, con varios miles de afiliados. Estaba vinculado a la Primera Internacional en Europa. La mayoría de sus miembros eran inmigrantes de Alemania y Bohemia. En medio de las huelgas de ferroviarios, durante el verano de 1877, el partido convocó una concentración y se juntaron seis mil personas para pedir la nacionalización de los ferrocarriles Albert Parsons pronunció un discurso apasionado" (23) La actividad del Partido de los Trabajadores comenzó a crecer como lo relata Zinn: "En Saint Louis había unos mil militantes del Partido de los Trabajadores, muchos de ellos panaderos, toneleros, ebanistas, fabricantes de cigarros y cerveceros. El partido estaba organizado en cuatro secciones, por nacionalidades alemanes, ingleses, franceses y bohemios. Las cuatro secciones cruzaron el Mississippi en el transbordador para participar en un mitin multitudinario de ferroviarios en la parte oriental de Saint Louis...Hubo una manifestación por el río de cuatrocientos hombres de color, trabajadores de los vapores y del puerto, y seiscientos obreros de las fábricas portaron una pancarta que rezaba. "Monopolios no" "Derechos de los obreros sí" Una gran manifestación cruzó la ciudad y acabó con una concentración de diez mil personas que escucharon las palabras de los líderes comunistas. Al acabar las grandes huelgas ferroviarias de 1877, habían dejado un balance de cien muertos, mil encarcelados y 100.000 huelguistas" (24)

A medida que se desarrollaban los monopolios, trusts y cartels, su irrupción provocó violentos choque de intereses entre los magnates y millonarios con los trabajadores, otros sectores populares, pequeños empresarios, comerciantes, e incluso entre los propios sectores de la burguesía. La aparición de estos gigantes empresariales sacudió todas las contradicciones políticas y sociales del capitalismo norteamericano. Los conflictos de intereses, la superexplotación de los trabajadores, las quiebras provocadas por la competencia desleal, y los enfrentamientos violentos causados por los manejos corruptos de especulación provocaban crisis permanentes. El surgimiento de los grandes movimientos huelguísticos de las décadas de los '80s y '90s eran la expresión de la creciente presencia de la clase obrera en la realidad del país.

Nuevas instituciones surgieron reflejando esta creciente presencia como lo explica Howard Zinn: "Ahora había movimientos revolucionarios que influenciaban a las luchas laboristas e ideas socialistas que influían en sus líderes. Estaban apareciendo escritos radicales que hablaban de cambios fundamentales y de nuevas posibilidades de vida. Después de la guerra, entre la gente trabajadora empezó un movimiento que reclamaba la jornada de ocho horas, favorecido por la formación de la primera federación de sindicatos nacionales, el Sindicato Nacional de los Trabajadores...En la primavera de 1886, ya había crecido el movimiento a favor de la jornada de ocho horas. El 1 de mayo, la American Federation of Labor (Federación Laboral Americana), que llevaba funcionando cinco años, exhortaba a las huelgas nacionales en cualquier lugar donde se negaran a la jornada de ocho horas..." (25)

Los trabajadores tuvieron en esos años no sólo sus primeras instituciones, sino también sus primeros mártires. El día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial que tuvo su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 en Chicago y dio origen a la Revuelta de Haymarket el 4 de mayo que terminó con la ejecución de los dirigentes anarquistas de esa lucha. Por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, el 1 de Mayo es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, y a partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo.

Así relata Howard Zinn los episodios que dieron origen a los mártires de Chicago: "En otoño de 1885, el 4 de mayo en Chicago encabezada por Parsons, Spies y dirigentes anarquistas se convocó a un mitin en la plaza de Haymarket de 3 mil personas, un mitin tranquilo y, como acechaban nubes tormentosas y se hacía tarde, la muchedumbre se quedó en unos pocos cientos. Apareció un destacamento de 180 policías que avanzaron hasta la plataforma del orador...En ese momento explotó una bomba en medio de los policías, hiriendo a sesenta y seis de ellos y de los que más tarde murieron siete. La policía disparó a la multitud, matando a varias personas e hiriendo a doscientas. Sin tener ninguna prueba sobre quién lanzó la bomba, la policía arrestó en Chicago a ocho dirigentes anarquistas. La ley de Illinois decía que cualquiera que incitara al asesinato era culpable de ese asesinato. Las únicas pruebas contra esos ocho anarquistas eran sus ideas y sus escritos...Ninguno había estado en Haymarket ese día, excepto Fielden, que estaba hablando cuando explotó la bomba. Un Jurado los declaró culpables y se les sentenció a muerte. Sus apelaciones fueron denegadas. El Tribunal Supremo dijo que no tenía ninguna jurisdicción. Este hecho provocó una agitación internacional. Se hicieron mítines en Francia, Holanda, Rusia, Italia y España. En Londres, George Bernard Shaw, Wilham Morris y Peter Kropotkín, entre otros, apoyaron un mitin de protesta. Shaw había respondido, con su estilo característico, al rechazo de la apelación por parte de los ocho miembros del Tribunal Supremo de Illinois: "Si el mundo ha de perder a ocho personas, se puede permitir mejor el perder a los ocho miembros del Tribunal Supremo de Illinois...Un año después del juicio, ahorcaron a cuatro de los anarquistas convictos: Albert Parsons, impresor; August Spies, tapicero; Adolph Fischer y George Engel. Louis Lingg, un carpintero de veintiún años, se suicidó en su celda, haciendo que un cartucho de dinamita le explotara en la boca. Tres permanecieron en prisión. Las ejecuciones conmocionaron a la gente de todo el país. En Chicago, hubo un desfile fúnebre de 25.000 personas. ...Año tras año, se celebraron por todo el país mítines en memoria de los mártires de Haymarket. Es imposible precisar el número de personas cuyo despertar político se originó por el caso Haymarket..." (26)

También había surgido en Estados Unidos y Canadá otra agrupación obrera de gran importancia llamada la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). Los Caballeros del Trabajo (KOL) una de las más importantes organizaciones obreras de la década de 1880. Los Caballeros, a diferencia de los demás movimientos de la época, rechazaron el socialismo y el anarquismo, exigieron la jornada de ocho horas, en algunos casos se comportaban como un sindicato pero nunca estuvieron bien organizados, así que y después de una rápida expansión a mediados de la década de 1880, perdieron sus nuevos miembros y se convirtieron en una pequeña organización. La huelga general de St. Luis de 1877 es generalmente aceptada como la primera huelga general del país, organizada en gran parte por los Caballeros del Trabajo y el Partido de los Trabajadores.

Cuando la huelga del ferrocarril llegó al East St. Luis, Illinois en julio de 1877, el Partido de Trabajadores dirigió a un grupo de aproximadamente 500 personas a través del río en un acto de solidaridad con los casi 1.000 trabajadores en huelga, y transformó una huelga que al principio era sólo de trabajadores ferroviarios en una huelga de miles de trabajadores en varias industrias por la jornada de ocho horas y contra el trabajo infantil. Los trabajadores tomaron el control del comercio y transporte en la zona, y para el 22 de julio, la Comuna de San Luis comenzó a tomar forma como representantes de casi todas las líneas de ferrocarril se reunieron en East St. Louis. Pronto eligieron un comité ejecutivo para comandar la huelga y emitieron la Orden General No. 1, deteniendo todo el tráfico ferroviario que no sea de pasajeros y trenes de correo. La huelga alcanzó a cerrar las casas de la industria de empaque que rodeaban los astilleros nacionales y organizó a tonners, boleteros, gaseros, barqueros, panaderos, ingenieros, ebanistas, fabricantes de cigarros, trabajadores de la fábrica de cerveza, molineros y obreros de diversos trabajos en fábricas.

La huelga terminó cuando unas 3.000 tropas federales y 5.000 policía especial delegada mataron por lo menos a dieciocho personas en escaramuzas alrededor de la ciudad. El 28 de julio de 1877 tomaron el control del Depósito de Relevo, el centro de comando de la Comuna, y detuvieron a unos setenta huelguistas. Con el encarcelamiento de los líderes, los huelguistas se rindieron. Los Caballeros del Trabajo tenían su acto anual el primer lunes de septiembre de cada año. Como eran una organización que rechazaba el socialismo, la Administración de Grover Cleveland impulsó la celebración del día de los trabajadores coincidente con el día en que se movilizaban los Caballeros y estableció en 1882 el "Labor Day" en esa fecha. Canadá también se unió a conmemorar el primer lunes de septiembre a partir de 1894. Esta decisión de ambos gobiernos capitalistas tuvo como base el temor a que se reforzase el movimiento socialista en los Estados Unidos y Canadá, ésta es la razón por la cual en el mundo entero se celebra el día de los trabajadores el 1 de mayo, menos en EE.UU y Canadá donde se celebra el primer lunes de septiembre.

A la par que se desarrollaba una oleada de luchas obreras y populares contra los monopolios, se producían también los choques entre los distintos sectores burgueses que se expresaron en la aparición de leyes anti- trust o anti- monopolio que pretendieron regular la actividad de los gigantescos imperios económicos. La Ley Sherman Antitrust de 1890, fue una ley federal hito en la historia y también la expresión de estos choques de intereses. Un sector de la burguesía intentaba legalizar y poner coto a la actuación de los monopolios, a la vez que establecer una amplia carta de libertades para preservar el ejercicio del libre comercio, intentando penalizar y declarar ilegal "toda restricción de comercio" y "tentativa de monopolio". Sin embargo los abogados de la Standard Oil Co. de Ohio idearon un nuevo tipo de acuerdo para superar las prohibiciones en contra de las corporaciones propietarias de acciones de otras corporaciones. Tomaron como base la figura legal del fideicomiso, una forma de siglos de antigüedad que establece un contrato por el cual una de las partes confía su propiedad a un segundo interlocutor. De ese modo intentaban eludir la Ley Sherman, que de todos modos implicó más de 50 años de litigios y juicios de todo tipo como "Atlántico Cleaners & Dyers contra los Estados Unidos", o "Addyston Pipe and Steel Co. contra EE.UU", o "Standard Oil Co. de Nueva Jersey contra EE.UU".

Otras leyes que siguieron a la ley Sherman fue la Ley Antimonopolio Clayton aprobada en 1914, la cual prohibía ciertas actividades adicionales que habían sido descubiertos hasta quedar fuera del alcance de la Ley Antimonopolio Sherman. Por ejemplo, la Ley Clayton añadió ciertas prácticas a la lista de actividades no permitidas como las fusiones y adquisiciones (en inglés M&A Merger and Adquisitions) y se continuó con otras como la Ley Robinson- Patman de 1936. Las batallas que se dieron en derredor de la Ley Sherman no sólo involucraron a la Standard Oil, también entre los años 1891-1892 el financiero del ferrocarril Henry Villard llevó un gran esfuerzo para revocar la ley como lo explica Howard Zinn: "En 1895, el Tribunal interpretó la Ley Sherman de tal manera que la dejaba sin efecto. Poco después de que la Decimocuarta Enmienda pasara a ser ley, el Tribunal Supremo comenzó a echarla por tierra como una protección para los negros, y a desarrollarla como una protección de las corporaciones. En 1886, el Tribunal suprimió 230 leyes estatales que habían sido aprobadas para regularlas y declaró que las corporaciones eran "personas" y que su dinero era propiedad protegida por la "cláusula del proceso debido" de la Decimocuarta Enmienda" (27)

A su vez, mientras los diferentes sectores de la burguesía batallaban entre sí, un elemento que los unía fuertemente era el temor al comunismo y al socialismo. Las leyes no buscaban solamente penalizar los monopolios sino "suavizar" el capitalismo para hacerlo menos odioso ante las masas, como lo explica Zinn: "El senador John Sherman, autor de la ley, explicaba la necesidad de reconciliar a los críticos del monopolio: "Deben hacer caso a su petición o prepararse para los socialistas, los comunistas y los nihilistas. En estos momentos, fuerzas jamás vistas desorientan a la sociedad" (28) Para 1893 el exceso de construcción y financiamiento inestable de los ferrocarriles, así como los movimientos especulativos provocaron una nueva crisis denominada el Pánico de '93, tras lo cual la economía entró en una grave depresión. La crisis del '93 también fue una crisis mundial vinculada a las inversiones de la Casa Baring en Argentina, el pánico financiero en el Reino Unido y la caída del comercio en Europa. Una serie de quiebras bancarias fue seguida por las quiebras de las empresas de ferrocarriles Northern Pacific Railway, UP, además de más de 15.000 empresas y 500 bancos, resultado de lo cual la tasa de desempleo se disparó. En Pennsylvania alcanzó el 25%, en Nueva York el 35%, y en Michigan el 43%.

Los conflictos sociales y laborales se desarrollaron más fuerte aún en las décadas de 1880 y 1890, favorecido por el surgimiento de una nueva clase obrera norteamericana fuertemente influida por los inmigrantes europeos que traían consigo la ideología socialista como lo explica Zinn: "En las décadas de 1880 y 1890, los inmigrantes europeos entraban a raudales, a un ritmo más rápido que antes...En la década de 1880, hubo 5 millones y medio de inmigrantes, en la década de 1890, 4 millones...Así, las décadas de los '80s y de los '90s fueron testigos de explosiones de insurrección laborista, mejor organizadas que las huelgas espontáneas, de 1877" (29) La marcha del "Ejército de Coxey" a Washington fue encabezada por trabajadores desempleados de Ohio, Pennsylvania, y varios estados occidentales, así como una oleada de huelgas tuvo lugar en 1894, entre las cuales sobresalió la huelga nacional de trabajadores del ferrocarril en 1894, que comenzó en la compañía Pullman en Chicago, Illinois. Así es como lo relata Howard Zinn: "El Sindicato Americano del Ferrocarril respondió, pidiendo a sus miembros de todo el país que no utilizaran vagones Pullman lo que equivalía a boicotear a todos los trenes, una huelga nacional. Pronto se paralizó todo el tráfico de las veinticuatro líneas de ferrocarril que salían de Chicago. Los trabajadores hacían descarrilar vagones de mercancías, bloquearon las vías, y a los ingenieros que se negaban a cooperar les sacaban de los trenes a empujones. El presidente Cleveland mandó tropas federales a Chicago. El 6 de julio, los huelguistas quemaron cientos de vagones. La huelga de Chicago fue aplastada por catorce mil policías, milicianos y soldados" (30)

En esta misma coyuntura histórica en que se desarrollaban las grandes huelgas obreras y el poderoso movimiento sindical, los granjeros del norte y del sur, blancos y negros estaban creando el mayor movimiento de rebelión agraria que jamás había presenciado el país, producto de que la situación de los campesinos y granjeros era muy grave como lo explica Howard Zinn: "Entre 1860 y 1910, el ejército estadounidense preparó el terreno -destruyendo los poblados indios de las Grandes Llanuras-, para que los ferrocarriles llegaran y se adueñaran de las mejores tierras. Después llegaron los granjeros para apoderarse de lo que quedaba. Entre 1860 a 1900, la población de Estados Unidos creció de 31 a 75 millones de habitantes. Las atestadas ciudades del este necesitaban comida y el número de granjas aumentó de 2 a 6 millones...La agricultura se mecanizó, había arados de acero, cortacéspedes, segadoras, cosechadoras...En 1830, producir 35.237 litros de trigo costaba tres horas. En 1900, costaba diez minutos...Pero la tierra y la maquinaria costaban dinero, así que los granjeros tenían que pedirlo prestado, confiando en que el precio de sus cosechas se mantuviese alto para poder pagar el crédito bancario, el transporte ferroviario, al comerciante en granos por comerciar con su grano y al depósito por almacenarlo. Pero se encontraron con que los precios de sus productos disminuían y los del transporte y los créditos subían, y que eso se debía a que el granjero individual no podía controlar el precio del grano, mientras que los monopolios bancarios y ferroviarios podían cobrar lo que quisieran. Los granjeros que no podían pagar vieron cómo les embargaban sus casas y sus tierras. Se convirtieron en arrendatarios. En 1880, el 25% de las granjas estaban alquiladas por arrendatarios, y el número iba en aumento"

"Muchos ni siquiera disponían del dinero para el alquiler y pasaban a ser peones. En 1900, ya había en el país 4 millones de peones. Era el destino que le esperaba a todo granjero que no podía pagar sus deudas. ¿Podía el granjero, exprimido y desesperado, pedir ayuda al gobierno? El gobierno estaba ayudando a los banqueros y perjudicando a los granjeros, mantenía invariable la cantidad de dinero -basada en los suministros de oro- mientras que la población iba en aumento, de modo que cada vez había menos dinero en circulación. El granjero tenía que saldar sus deudas en dólares, que cada vez eran más difíciles de conseguir... Desde el principio, la Alianza de Granjeros mostró simpatía por el creciente movimiento laborista. Cuando la Orden del Trabajo llevó a cabo una huelga contra una línea naviera en Galveston (Texas), un grupo de personas de la Alianza aprobó una resolución: "Mientras presenciamos los injustos abusos que los capitalistas están perpetrando en las diferentes secciones del laborismo, ofrecemos a la Orden del Trabajo nuestro cordial apoyo en su valiente lucha contra la opresión de los monopolios y proponemos estar del lado de la Orden" (31)

Así es como surgió el Partido Popular representante de los granjeros, que sin embargo terminó absorbido por el Partido Demócrata, como lo explica Zinn:"... Al final, el movimiento populista no consiguió unir a blancos y negros, ni a trabajadores urbanos con granjeros. Ese hecho, combinado con el atractivo de la política electoral, destruyó el movimiento populista. Una vez aliado con el Partido Demócrata para apoyar la candidatura a presidentede Wilham Jennings Bryan en 1896, el populismo se ahogó en un mar de políticas demócratas...En las elecciones de 1896, con el movimiento populista fusionado con el partido Demócrata" (32) Así es como de la mano del surgimiento de los monopolios, surgieron poderosas clases sociales que marcaron el destino del país para siempre. La clase obrera norteamericana, que incluye los asalariados de la ciudad y el campo, y la clase de los campesinos, que también cobró impulso, se desarrollaron con fuerza. La clase obrera irrumpió con toda fuerza en la vida política y social del país, y sus muertos, héroes y tradiciones, son hoy parte fundamental de las tradiciones de la clase obrera internacional.

Emerge el "imperialismo nortemericano"

La economía de los EE.UU. comenzó a recuperarse en 1897 y la economía transitó 10 años de rápido crecimiento, hasta el pánico de 1907. Pero a partir de esta recuperación económica, comenzó a desarrollarse un nuevo aspecto de las clases dominantes del país: El creciente interés por ocupar nuevos mercados y comenzar a intervenir en otros países y continentes para establecer el enorme excedente en mercancías que implicaba la producción de los monopolios. En 1898 el buque de guerra Maine que estaba fondeado en el puerto de La Habana fue destruido por una explosión en la cual perecieron 268 hombres. El origen de dicha explosión fue más que misteriosa, pero dio pie a Estados Unidos para intervenir en Cuba donde se estaba desarrollando una revolución contra España, mientras estaba en funciones la Administración Cleveland. Ni el presidente Cleveland, ni su sucesor el presidente McKinley simpatizaban con la revolución que estaba siendo llevada adelante por miembros de raza blanca y raza negra que luchaban juntos contra España. Así Howard Zinn nos recuerda como escribió sobre la revolución en Cuba Winston Churchill para el Saturday Review: "Aparece un grave peligro. Dos quintos de los insurgentes del campo son negros. Esos hombres, en caso de victoria, exigirían una parte predominante en el Gobierno del país. Y el resultado sería, tras años de lucha, otra república negra...La referencia a "otra" república negra aludía a Haití, cuya revolución contra Francia en 1803 había dado como resultado la primera nación del Nuevo Mundo dirigida por negros" (34)

La intervención militar de EE.UU en Cuba permitió derrotar a España. El general Wilham Shafter dijo que ningún rebelde armado podía entrar en Santiago, la capital, y dijo al líder rebelde cubano, general Calixto García, que las viejas autoridades civiles españolas - y no los cubanos- permanecerían a cargo de las oficinas municipales de Santiago. Y los monopolios empezaron a actuar en Cuba, como lo explica Zinn: "Cuando terminó la guerra, los americanos comenzaron a hacerse cargo de los ferrocarriles, las minas y las propiedades azucareras. ...United Fruit entró en la industria azucarera cubana...Llegó la Compañía de Tabaco Americana...Cuba no era una colonia completa...Sin embargo, la guerra hispano-americana sí resultó en una serie de anexiones directas por parte de Estados Unidos. Fuerzas militares estadounidenses tomaron el poder en Puerto Rico -vecino de Cuba en el Caribe-, que pertenecía a España. Las islas Hawai, casi a medio camino de Japón, lugar ya visitado por los misioneros americanos...fueron anexionadas en julio de 1898, tras una resolución unánime del Congreso. Por esa misma época, ocuparon la isla Wake, situada a 2.300 millas al oeste de Hawai, de camino a Japón. También ocuparon Guam, una posesión española en el Pacífico, casi en Filipinas. En diciembre de 1898, firmaron el tratado de paz con España, que cedió oficialmente a Estados Unidos...pero los filipinos se rebelaron contra el dominio americano...A Estados Unidos le llevó tres años aplastar la rebelión y emplearon setenta mil soldados..." (35)

Así comenzó oficialmente en 1898, cuando faltaban dos años para comenzar el siglo XX, el imperialismo norteamericano. La aparición de los monopolios convertía a la economía capitalista norteamericana en una economía imperialista, dominada por las corporaciones y grandes empresas de los magnates surgidos tras la Guerra Civil. Y como en toda economía imperialista que se precie de tal, pronto la superproducción de mercancías producida por los monopolios requirió de nuevos mercados e impulsó el desarrollo de las intervenciones militares, las cuales tuvieron por objeto someter las economías de otras naciones y regiones. La creciente influencia de los monopolios en la vida política del país se corporizó en el ascenso de dirigentes políticos que pasaron a ser altamente influyentes como representantes de sus intereses.

Un ejemplo de ello fue el caso de Marcus Alonzo Hanna, un hombre de negocios que utilizó su dinero y habilidades para financiar las campañas electorales de 1896 y 1900 de William McKinley y se convirtió en su principal manager, abriendo una nueva era política en el país como lo explica Lundberg: "La fase evolutiva en la que el dominio de los industriales regularizó sus sombras hacia el imperio de las finanzas capitalistas, comenzaron a asumir forma en 1896. Marcus Alonzo Hanna, comisario extraordinario de John D. Rockefeller, se convirtió en el arquitecto político de la nueva era...así como su aparato político en el manos de los capitalistas bancarios." (36) En 1895, Hanna dejó su carrera en los negocios para dedicarse a tiempo completo a la campaña de McKinley a la presidencia, pagó todos los gastos, aplicó las técnicas de los negocios a la política, pagó por miles de copias de los discursos de McKinley para ser impresos y envió cantidades de carteles, insignias y botones a todo el país para obtener la nominación. Hanna fue fundamental en la orientación programática de la Administración McKinley por ejemplo, en la adopción de medidas respecto del respaldo metálico del dólar, cuestión que era ampliamente debatida en ese momento en el país.

Respecto del respaldo metálico del dólar, había dos posturas. Por un lado estaban quienes proponían el estándar bimetálico u oro- plata, un esquema monetario que permitía ampliar la oferta de dinero y otorgar créditos más baratos, lo cual era muy apreciado por sectores industriales, de la clase media o el campesinado y granjeros. Por otro lado estaban quienes asumían la postura del patrón oro, que limita la oferta de dinero la cual era defendida esencialmente por los monopolios y banqueros quienes criticaban la política de bimetalismo argumentando que eso era inflar la moneda lo que daría lugar a dificultades en el comercio internacional con las naciones que tuvieran el patrón oro. Hanna impulsó a McKinley a adoptar la política del patrón oro, modificando la postura original de McKinley que había votado en 1878 a favor de la Ley Bland- Allison que promovía la compra de lingotes de plata, y la Ley Sherman de compra de Plata de 1890. El Partido Demócrata encabezado por William Jennings Bryan encabezó la oposición al patrón oro denunciando el que le hacía daño a las clases trabajadoras, lo que hizo que el Partido Popular se uniera a la candidatura Demócrata. Wall Street, y los magnates se encolumnaron detrás de la fórmula Mc Kinley- Hobart que recibió el apoyo de magnates como Rockefeller. Hanna fue el ideólogo de la campaña por el "dinero sólido" apoyó a McKinley en la guerra contra Cuba y después en la decisión de McKinley de anexar las colonias españolas de Puerto Rico y Guam.

Los demócratas atacaron a McKinley como un imperialista por tomar las colonias españolas, y su candidato, nuevamente Bryan, instó a un mayor uso de las leyes antimonopolio. Hanna resumió la campaña republicana en pocas palabras: "Que las cosas queden como están". Tras ganar su segundo mandato, McKinley fue asesinado por el anarquista Leon Czolgosz, lo que permitió la asunción del vicepresidente Theodore Roosevelt como presidente de la nación. Roosevelt había alcanzado popularidad como Secretario de la Marina en la guerra con España, y Hanna continuó siendo inspirador de muchas orientaciones estratégicas de gobierno como la construcción del Canal de Panamá, enfrentando la postura de quienes reclamaban la construcción de un canal por Nicaragua. Hanna hizo un discurso en contra del proyecto de ley, insistiendo en que el Canal debía pasar por el territorio de lo que en aquel momento era una provincia de la República de Colombia.

Finalmente la postura de Hanna se impuso y comenzaron las negociaciones con Colombia por los derechos para construir un canal. Se firmó un tratado, pero fue rechazado por el Senado de Colombia, lo que abrió una crisis en el proyecto. Pero la Administración Roosevelt resolvió la cuestión de forma muy práctica: Bajo los auspicios de Hanna impulsó la independencia de la provincia de Panamá, que con el apoyo de los Estados Unidos, se separó de Colombia en 1903, y firmó el tratado de construcción del Canal. Hanna falleció por esos días, pero dejó su impronta en la gestiones de gobierno, orientando claramente a la defensa de los intereses de los monopolios y el carácter imperialista de la política exterior del país, además de haber sido el mentor e inspirador de las campañas presidenciales modernas altamente sistematizadas y centralizadas, así como con exitosas recaudaciones de fondos.

La "Sociedad de los Peregrinos" o "Pilgrims Society"

Cuando en el año 2000 George W. Bush se postuló para la presidencia de la nación siendo gobernador de Texas, los medios masivos de comunicación mostraban al asesor de Bush Karl Rove quien era considerado como uno de los estrategas más hábiles de Texas, casi como una encarnación de Hanna. Esas comparaciones fueron alimentadas por el interés de Rove en Hanna y en la Administración McKinley que estudió en la Universidad de Texas. Lo que resulta claro es que la impronta de Hanna en el estado y el gobierno expresaba los profundos cambios que operaban en el la política y la economía del país a partir del surgimiento y el peso que alcanzaban los monopolios, y el hecho de que una oligarquía de magnates dominaba social, política y económicamente al país. Lógicamente los miembros de esta oligarquía comenzaron a organizarse en logias y comunidades a fin de establecer planes, fines y estrategias para el manejo de los asuntos cada vez más complejos que debían enfrentar. El 11 de julio de 1902 en el Hotel Carlton de Gran Bretaña tuvo su primera reunión la "Sociedad de los Peregrinos" (en inglés Pilgrim´s Society") que fue impulsada por Lindsay Russell, un abogado bien relacionado de Nueva York que regularmente visitaba Londres. Junto a él, intervinieron en la organización de la reunión el general Joseph Wheeler, el general Lord Roberts, y Sir Harry Brittain.

La misma reunión se realizó en EE.UU 7 meses después, el 4 de febrero de 1903 en Nueva York, acordadas por Russell junto a Depew Chauncey, y el obispo de Nueva York, Henry Codman Potter, una cena formal que se organizó bajo la presidencia del obispo Potter. Con los años más y más miembros de la oligarquía se unieron a la Pilgrim´s Society", incluyendo casi todos los bancos bien conocidos, los barones ladrones y sus asociados, los Astor, Duke, Mellon, Stillman, Aldrich, Du Pont, Meyer, Vanderbilt, Belmont, Gould, Morgan, Warburg, Baker, Harkness, Peabody, Watson, Carnegie, Harriman, Pyne, Whitney, Dillon, Lamont, Reynolds, Dodge, Lodge, Rockefeller, Drexel, Loeb, Schiff, entre otros. En las filas de la "Pilgrim´s Society" inglesa comenzaron a agruparse barones, vizcondes, condes, marqueses y duques, miembros de la familia real británica, y oligarcas como los Baring, Hambro, Harcourt, de Keswick, Rothschild, Kleinwort, Loeb y Warburg.

La Sociedad de los Peregrinos agrupaba a los principales hombres ricos elitistas en Estados Unidos, mientras que los Skull & Bones abarcan sólo los de la Universidad de Yale. La constitución de la "Pilgrim´s Society" , junto con otras tantas asociaciones, logias o comunidades de este tipo fueron expresión del surgimiento del denominado "estabilishment", es decir, la nueva clase dominante en el país que no solo abarca a la oligarquía de magnates sino también todo un gran número de personas que trabajan en los altos cargos del gobierno, un grupo de bancos con sede en Nueva York, compañías de seguros, bufetes de abogados, funcionarios y negocios varios que giran como satélite bajo su órbita. Bajo la esfera del "estabilishment" se establece de este modo una especie de gobierno permanente del país, que surgió como una élite del nordeste que ejerció su dominio y posición de clase independientemente de quién esté en la Casa Blanca.

Mediante la formación de una estructura de funcionarios que trabajan al servicio de sus intereses, el poder del "estabilishment" se hace sentir desde el profesor que busca una subvención de una fundación, tanto como para un candidato que busca un puesto en el gabinete o en el Departamento de Estado. Y además afecta a las políticas de la nación en casi todas las áreas. En la medida que esta capa de funcionarios, y la estructura del "estabilishment" se fue consolidando, cambió por completo la relación entre el gobierno y los monopolios. A partir de la llegada de Hanna al poder, las relaciones se establecieron en forma consciente, formal y sistemática, y la estructura de funcionarios vinculada a los monopolios comenzó a moverse como un cuerpo consolidado, organizado de manera premeditada en nombre de los intereses del conjunto de los monopolistas. Aun así, la estructura institucional del capitalismo norteamericano era extremadamente débil. Ya el dominio de los monopolios se había corporizado en la economía, había establecido estrechos lazos con las altas esferas del poder y el gobierno, había comenzado a transitar sus primeros años de la etapa imperialista. Pero cada crisis que azotaba la economía provocaba un tembladeral, y sismos cada vez más grandes que carecían de contención producto de que no existía desde el punto de vista económico una estructura institucional acorde con el desarrollo económico del país. No había un banco central, no estaban claras y establecidas en forma definitiva las paridades cambiarias, ni tampoco estaban claras las equivalencias monetarias.

Un ejemplo de esto fue la grave crisis de 1907, llamada el "Pánico de 1907". Esta crisis se produjo por la especulación desenfrenada que hizo aflorar numerosos casos de corrupción producto de la exuberante acumulación de capital que era llevada adelante por los monopolistas. Las denuncias de corrupción salpicaban al "estabilishment", y en 1905, durante el mandato del Gobernador de Nueva York Charles E. Hughes, se llevó a cabo una investigación sobre el uso de fondos de compañías de seguros para maniobras especulativas e inversiones durante la década anterior, que dejó expuesto al gran público la manipulación imprudente de capitales, las estafas y manejos turbios de los monopolios con los fondos de seguros de vida. El resultado de esta investigación fue la promulgación de leyes nuevas sobre protección de activos e inversión de los fondos de seguros, y esto provocó que de un plumazo una fuente de capitales libre y sin restricciones fuera retirada del acceso de los especuladores. Los cientos de millones que durante años habían estado a entera disposición para el beneficio de pequeños grupos de poderosos hombres de negocios ya no estaban disponibles.

A su vez, el descontrol especulativo producto del desarrollo de los monopolios condujo a una nueva y más profunda crisis. En 1906 el Terremoto de San Francisco dañó gravemente la economía lo que agravó aún más la vulnerabilidad del sistema bancario. En octubre de 1907 se produjo el "pánico financiero de 1907", una crisis financiera que llevó a la bancarrota a muchos bancos nacionales y locales, además de la ruina de Knickerbocker Trust Company, el 3er fondo más grande de Nueva York. El colapso del Knickerbocker acrecentó el temor en torno a los fondos de la ciudad, mientras que los bancos regionales retiraban sus reservas de los bancos de Nueva York, y esto llevó a que el pánico se extendiera por todo el país. El pánico podría haberse profundizado si no hubiera sido por la intervención de J.P Morgan, quien empeñó grandes sumas de su propio dinero y convenció a otros banqueros neoyorquinos para que hicieran lo mismo, para apuntalar el sistema financiero.

Para noviembre se produjo el colapso de la Tennessee Coal, Iron and Railroad Company (TC&I) cuyo desenlace fue evitado por una adquisición de emergencia aprobada por el presidente Theodore Roosvelt, una especie de versión antigua de lo que serán a partir del año 2007 los salvatajes que se generalizaron con el estallido de la actual crisis mundial del capitalismo. Esta maniobra, como tantas otras, expresaron la estrecha relación entre el estado y la existencia de la "Pilgrim´s", la oligarquía de magnates millonarios que con sus empresas pasaron a dominar la economía del país y a transformarla en un país imperialista. El desarrollo de este sector de clase social burguesa transformó la estructura capitalista del país para siempre, en un proceso que tuvo implicancias no sólo para el país, sino para toda la economía capitalista mundial. A partir del comienzo del siglo XX, esta estructura de clases se consolidó y volvió absolutamente irreversible, por lo cual era necesario construir un soporte económico institucional que contemplara los cambios ocurridos en el país tras la Guerra de Secesión, y motorizó una serie de orientaciones impulsadas por el establilishment a comienzos de siglo XX. El 1 de marzo de 1900, el presidente William McKinley oficialmente decretó que a partir de ese día el valor del dólar dejaba de ser cotizado en plata y comenzaba a ser cotizado en oro, reforzando de ese modo los intereses de los monopolios, pero se hacía necesarias otras medidas y el surgimiento de nuevas instituciones que sostuvieran el andamiaje de la nueva estructura del capitalismo norteamericano.

Surgen las instituciones del estado imperialista

Hemos visto como a través de los años y las distintas etapas de desarrollo del país fueron surgiendo las diferentes instituciones del estado, lo hemos analizado tanto en la etapa de la independencia, como la de la Guerra Civil, y la etapa de la post- Guerra. Hemos visto que los diferentes estadios del desarrollo capitalista del país fueron acompañados por el surgimiento de diferentes instituciones que dieron lugar a distintos regímenes políticos. A partir de que Estados Unidos se convirtió en un país imperialista una de las primeras organizaciones surgidas, motivada por el estallido el "Pánico de 1907" que expresaba ese nuevo carácter, fue el nuevo Banco Central de los Estados Unidos, que surgió el 23 de diciembre de 1913 con el nombre de Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos (en inglés, "Federal Reserve System").

El país no contaba con ningún Banco Central desde cuando el entonces presidente Andrew Jackson vetó en 1832 la ley extendía la licencia al Banco Nacional de los Estados Unidos que venció en 1836. Dado que el país no contaba con ningún Banco Central, el flujo de capitales se desarrollaba en acuerdo con el ciclo agrícola anual del país, y cada otoño el dinero salía de la ciudad de Nueva York para comprar las cosechas. Para atraer nuevamente el dinero se aumentaban las tasas de interés, y entonces, los inversionistas extranjeros enviaban su dinero a Nueva York para aprovechar las altas tasas de interés. Pero la gravedad de la crisis de 1907, dejó al desnudo que no existía prácticamente ningún control sobre el flujo de capitales, y que, ante la arremetida de los especuladores todo el sistema bancario podía desmoronarse, sin protección de ningún tipo.

Esto motivó que los representantes de los monopolios, funcionarios, congresistas y economistas decidieran trabajar conjuntamente y establecieran una comisión presidida por el senador Nelson Aldrich para proponer la solución de un Banco Central. El proyecto de Banco Central fue delineado en noviembre de 1910 en la Jekyll Island Hunt Club de Georgia propiedad de JP Morgan, en una reunión organizada por Nelson Aldrich de la que participaron A. Andrew Platt, Frank Vanderiip y Paul Warburg del Banco Kuhn-Loeb & Company, Henry Davidson, Charles Norton y Benjamin Strong de JP Morgan. Fue una reunión secreta cuidadosamente preparada, de la cual surgió el actual Sistema de la Reserva Federal, conocido en la jerga económica como la "Fed". El proyecto de ley de la Reserva Federal fue aprobado por el Congreso en 1913 y el Presidente Woodrow Wilson que firmó el proyecto de ley. El primer gobernador de la sucursal de Nueva York de la Reserva Federal fue Benjamin Strong de J.P. Morgan, y el primer gobernador de la junta directiva de la Fed fue Paul Warburg de Kuhn-Loeb & Co.

La Fed es claramente el surgimiento de una institución que refleja el dominio de la oligarquía monopolista sobre la estructura del país. Este cambio profundo y el carácter imperialista del estado se expresó también en las conclusiones a las que arribó el Comité Pujo, subcomité de Congreso de los EE.UU que se formó entre mayo 1912 y enero de 1913 para investigar el llamado "trust del dinero". Este informe llegó a la conclusión en 1913 que 18 diferentes grandes corporaciones financieras estaban bajo el control de un cartel encabezado por JP Morgan, George F Baker y James Stillman a través de los recursos de siete bancos y compañías fiduciarias como Banker Trust Co., Guaranty Trust Co., Astor Trust Co., Banco Nacional de Comercio, Liberty National Bank, Chase National Bank, Préstamo de Farmer and Trust Co. que controlaban un estimado de $ 2,1 mil millones. El Comité sostuvo también que este "trust del dinero" manipuló de la Bolsa de Valores de Nueva York, trató de evadir las leyes de comercio interestatal y destacó la actividad de banqueros como Paul y Felix Warburg, Jacob H. Schiff, Frank E. Peabody, William Rockefeller y Benjamin Strong quienes manipulaban más de $ 22 mil millones en recursos controlado a través de la capitalización de 341 cargos directivos en 112 empresas. Muchas leyes, como la Ley Antimonopolio Clayton de 1914, intentaron vanamente modificar la situación.

En la medida que los monopolios tomaron el control de la economía capitalista la situación de la clase obrera empeoró progresivamente. La explotación de los trabajadores se profundizó y alcanzó formas sofisticadas, como una de las cuales fue la técnica conocida como "taylorismo", creada por el capataz de una compañía siderúrgica llamado Frederick W Taylor que ideó un sistema bien detallado de división del trabajo y acrecentó la mecanización de trabajo para incrementar la productividad y ganancias empresariales. Las técnicas del taylorismo era hacer a los trabajadores producir a mayor escala estableciendo la capacidad de hacer tareas sencillas, aprovechando cada tiempo muerto, y permitiéndoles llevar adelante diferentes labores, lo que les permitía transformarse en trabajadores intercambiables como piezas standard, despojadas de cualidades e individualidad. La incorporación de dichos sistemas de explotación que aumentaban la productividad, aumentaban también los accidentes industriales.

A principios del siglo XX la sindicalización de los trabajadores comenzó a crecer como lo explica Howard Zinn: "La sindicalización iba en aumento, pero un 80% estaba en la American Federation of Labor (AFL, Federación Laborista Americana), un sindicato exclusivo -casi todos hombres, blancos y trabajadores cualificados. En 1910, a pesar de constituir una quinta parte del total de la mano de obra, tan sólo una de cada cien mujeres pertenecía a un sindicato. En 1910, los trabajadores negros ganaban un tercio de lo que ganaban los blancos. También ellos estaban excluidos de la American Federation of Labor... Ante esta situación...empezaron a trabajar por un nuevo tipo de sindicato ...socialistas, anarquistas y sindicalistas radicales de todos los Estados Unidos Estaban fundando el sindicato IWW -Industrial Workers of the World (Trabajadores Industriales del Mundo)" (37)

Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) dirigió la huelga textil de Lawrence Massachusetts protagonizada por trabajadores inmigrantes en 1912, impulsada por un recorte de dos horas de pago, correspondiente a una nueva ley que acortaba la semana de trabajo. La huelga se extendió rápidamente por la ciudad, creciendo a más de veinte mil trabajadores e involucrando a casi todos los molinos, unió a trabajadores de más de 40 nacionalidades diferentes, y duró más de dos meses, desafiando las suposiciones de los sindicatos conservadores dentro de la Federación Americana de Trabajo (AFL) de que no podían organizarse trabajadores inmigrantes.

Con medidas radicalizadas que incluyeron el envío de cientos de hambrientos niños de los huelguistas a familias compasivas en Nueva York, Nueva Jersey y Vermont, la medida logró un triunfo y los trabajadores lograron aumentos de hasta el 20 por ciento. La huelga de Lawrence se conoce a menudo como la huelga "Pan y Rosas", frase " de un poema de James Oppenheim publicado en The Atlantic Monthly en diciembre de 1911. Uno de sus más destacados líderes fue Frank Little, quien junto a otros dirigentes como Mother Jones, Elizabeth Gurley Flynn y James P. Cannon promovieron la convocatoria de "One Big Union" en contraposición a las uniones artesanales de la época que solo representaban a los trabajadores mejor pagados. Si bien es Little era hábil en organizar huelgas, el grupo dirigente de IWW se escindió sobre la cuestión de cómo unificar a la clase trabajadora y quitarles el poder a los capitalistas.

Cannon, fundador del trotskismo estadounidense, y muchos otros dejaron al IWW buscando la necesidad de construir un partido revolucionario para liderar el camino. Little fue espantosamente asesinado por un grupo de matones, pero fue aclamado por multitudes como lo explica Freedom Socialist Newspaper: "...El 8 de agosto de 1917, una semana después de su asesinato, diez mil personas llenaron las calles de Butte para la procesión fúnebre más grande de Montana en la historia. Sabían quién estaba de su lado, quién había arriesgado su vida. Los padres de la ciudad obligaron a los dolientes a portar la bandera de Estados Unidos en la procesión. Pero una vez fuera de la ciudad, la bandera desapareció, dejando solo la pancarta de IWW para honrar la vida de este valiente Wobbly. En su lápida está tallado, "Muerto por intereses capitalistas para organizar e inspirar a sus compañeros" (38)

La presión de los trabajadores y las movilizaciones populares obligó a los gobiernos de Theodore Roosevelt, William Taft, y Woodrow Wilson a impulsar una serie de leyes, resoluciones y enmiendas a la Constitución que buscaban calmar a las masas, y estabilizar la situación política del país. Este período político del país que abarca los primeros 20 años del siglo XX, desde 1901 a 1921 se lo reconoce como el llamado "Período Progresista". Fue un período motivado por las movilizaciones obreras y populares así como el crecimiento del socialismo, y el anarquismo entre las masas, lo cual era motivo de preocupación entre las clases dominantes en ese momento.

El denominado "Período Progresista" buscó contener el ascenso obrero y popular como lo explica Howard Zinn: "Es cierto que éste era el "Período Progresista", el comienzo de la era reformista, pero se trataba de una reforma reaccionaria, cuyo fin era aplacar las sublevaciones populares, no llevar a cabo cambios fundamentales. Lo que dio a este período el apelativo de "progresista" era el hecho de que se aprobaban nuevas leyes. Bajo el mandato de Theodore Roosevelt, aprobaron la Ley de Inspección de Carnes, la Ley Hepburn para regular los ferrocarriles y oleoductos, y una Ley de Alimentos y Medicamentos Puros. Con el Presidente Taft, la Ley Mann-Elkins hizo que la Comisión de Comercio Interestatal regulara el sistema telefónico y telegráfico. Durante la presidencia de Woodrow Wilson, introdujeron la Comisión de Comercio Federal para limitar el crecimiento de los monopolios...propusieron la Decimosexta Enmienda de la Constitución que haría posible una graduación de impuestos y la Decimoséptima Enmienda permitía la elección de senadores directamente, mediante el voto popular, en lugar de mediante las legislaturas de los estados, como estipulaba la Constitución original. También en esta época, una serie de estados aprobaron leyes que regulaban los salarios y las jornadas laborales, y proporcionaba inspecciones para comprobar la segundad en las fábricas y compensaciones para los trabajadores que tuviesen accidentes laborales" (38)

Todo el desarrollo de los monopolios en el país permitió una fabulosa acumulación y sobreacumulación de capital. En el cuarto de siglo desde 1890 hasta 1915, la capitalización total en forma de acciones y bonos de empresas creció de menos de 200 millones a casi 20.000 mil millones de dólares, una sobreacumulación de capital enorme e histórica para aquella época. La crisis de 1907 había puesto de manifiesto el comienzo de una crisis grave y profunda, no de EE.UU sino de todo el sistema capitalista internacional producto de que la sobreacumulación de capital hecha por los monopolios llevaba a una crisis. Y la crisis de los monopolios arrastraba a toda la economía capitalista tras de sí. Hemos visto al principio del capítulo como con la Guerra de Secesión en 1865 le fue posible al capitalismo norteamericano superar los límites y contradicciones de su propio proceso de acumulación de capital mediante matanzas y violentas quemas de capital. Fue mediante ese brutal proceso de destrucción de fuerzas productivas que el capitalismo norteamericano pudo consolidar un régimen económico capitalista industrial que desplazó al régimen de acumulación manufacturero que era predominante en los estados del Sur, pero que había alcanzado los límites de la acumulación capitalista y estaba agotado.

Del mismo modo que esa violenta quema de capital permitió superar el régimen manufacturero y desarrollar el industrial, el capitalismo se enfrentaba ahora a una nueva encrucijada: Los monopolios habían sobreacumulado capital de modo espectacular, habían alcanzado los límites máximos del desarrollo de la acumulación capitalista y comenzaban a entrar en su fase de agotamiento. Lo que debía llevarse a cabo ahora era entonces una quema de capital que permitiera superar los monopolios como forma de acumulación agotada, pero el problema radicaba en que los monopolios no eran una empresa únicamente estadounidense. Su desarrollo abarcaba muchos países más avanzados del capitalismo como Francia, Inglaterra, Alemania. Es así como el desarrollo capitalista requería de una violenta quema de capital y una brutal masacre y destrucción pero de alcances mundiales. Los monopolios alemanes, franceses, e ingleses chocaban en su continua expansión por el control de los mercados, lo cual ponía límites al proceso de acumulación de capital, y todo este proceso de crisis de los monopolios hacía la guerra mundial más que inevitable.

La Primera Guerra Mundial desarrollada principalmente en Europa comenzó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918 con la derrota de Alemania y la firma del Tratado de Versalles el 28 de junio de 1919. Fue un brutal proceso de destrucción de fuerzas productivas de países, regiones y ciudades destruidas que significó la muerte de más de 9 millones de personas una cifra extraordinariamente elevada, dada la sofisticación tecnológica e industrial de los beligerantes, hoy considerado el quinto conflicto más mortífero de la historia de la Humanidad.

¿Cómo reaccionó la "Pilgrim's Society" frente a la Primera Guerra Mundial? La poderosa oligarquía monopolista vio en la 1era Guerra una excelente oportunidad de negocios, por lo que las grandes empresas y magnates, se abalanzaron sobre las enormes posibilidades de ganancias, ya que se abrió la posibilidad a los capitales estadounidenses de alcanzar nuevos mercados, rotar a diversas ramas de la producción en forma más extendida, acceder a regiones, industrias y empresas donde antes no habían llegado, lo cual provocó una nueva "explosión" del desarrollo del capitalismo norteamericano. Tal como lo explica Moody: "...se produjo un estado de caos en Londres. Cazadores de contratos y los corredores de contratos se abalanzaron sobre la Oficina de Guerra británica...Así, la guerra había dado Wall Street un papel completamente nuevo. Hasta ahora ha sido exclusivamente la sede de las finanzas; ahora se convirtió en el mayor centro comercial industrial que el mundo jamás había conocido. Además de la venta de acciones y bonos, financiación de los ferrocarriles, y la realización de las demás tareas de un gran centro bancario, Wall Street comenzó a negociar con conchas, cañones, submarinos, mantas, ropa, calzado, carnes enlatadas, el trigo, y los miles de otros artículos necesarios para el procesamiento de una gran guerra..." (39)

Lo que era una desgracia en términos humanos para los trabajadores, los pobres y pueblos que sufrían la devastación, era una verdadera maravilla de negocios para los monopolios de EE.UU. Los empresarios implicados en el negocio debieron afrontar el desafío de acumular enormes ganancias sin tener experiencia en los negocios de la guerra, pero fue llevado a cabo exitosamente como lo explica Moody: "Esta nueva función había sido desconocida hasta ahora para un hombre de negocios estadounidense. En busca del hombre más calificado para llevar a cabo esta campaña...la firma Morgan descubrió a Edward R. Stettinius, el presidente de la Diamond Match Company. Stettinius a su vez buscó la industria americana de los hombres más cualificados para que le ayuden en su tarea gigantesca, con el resultado de que se juntó una fuerza de 175, que se organizaron en un departamento conocido humorísticamente como "SOS" - o "Esclavos de Stettinius ". En poco tiempo este grupo se encontraban a la compra de suministros, a razón de $ 10.000.000 al día. En gran medida nunca existió un organismo antes que hubiera hecho los materiales en los Estados Unidos, al menos en cantidades apreciables. Tuvieron que ampliar en gran escala fábricas de municiones que ya existían y construir cientos de nuevas plantas en su totalidad. La industria americana se adaptó a las nuevas demandas con rapidez y de manera satisfactoria... Así que con éxito se realizó el trabajo hasta septiembre de 1917, la firma Morgan había comprado más de 3 mil millones dólares en mercancías y municiones...que anteriormente había sido ocupado por los inversores europeos." (40)

Así lo explica Howard Zinn: "...Ahora, la prosperidad americana estaba vinculada a la guerra de Inglaterra... J P Morgan y compañía actuaron como agentes de los aliados y empezaron a prestar dinero en cantidades tan grandes que obtenían enormes beneficios y vinculaban estrechamente las finanzas americanas a la victoria británica en la guerra contra Alemania" (41) Hasta 1918,Estados Unidos se había declarado neutral frente al conflicto europeo y casi abandona esta decisión en 1915, cuando un submarino alemán hundió el Lusitania, trasatlántico inglés en el que murieron más de mil personas, muchas de ellas ciudadanos estadounidenses. El pueblo de EE.UU. pidió declarar la guerra a Alemania, pero el presidente Woodrow Wilson sólo protestó. Wilson declaró la guerra a Alemania recién en abril de 1917. La entrada del país en la 1era Guerra jalonaba una política de creciente intervencionismo militar en otros países, como por ejemplo la intervención en México en 1914 para hacer dimitir el general golpista Victoriano Huerta, o la intervención en Haití en 1915 una vez asesinado el presidente Sam para desembarcar tropas y empresas estadounidenses; o también en 1916, la invasión a República Dominicana hasta 1924, dejando un gobierno afín que abriría las puertas a las inversiones estadounidenses.

El Tratado de Versalles instauraba la conformación de la Sociedad de las Naciones un organismo internacional que se proponía establecer las bases para la paz una vez finalizada la Primera Guerra Mundial. Pero al interior del país el final tras el final de la Primera Guerra Mundial comenzó otra guerra producto de que se abrió una brutal ofensiva reaccionaria: Comenzó un giro patriótico furioso contra todas las organizaciones obreras, miles de obreros fueron arrestados a escala nacional, los nuevos Partidos Comunistas sufrieron los embates de este ataque, casi todas las organizaciones locales, de costa a costa, fueron allanadas y prácticamente cada dirigente del movimiento nacional o local fue puesto bajo arresto, procesado por una u otra cosa.

Deportaciones masivas de militantes extranjeros tuvieron lugar, como lo explica Zinn: "...El 21 de diciembre de 1919, los hombres de Palmer cogieron a 249 extranjeros nacidos en Rusia (incluidos Emma Goldman y Alexander Berkman), los metieron en un transporte y los deportaron a lo que ya era la Rusia Soviética...Estos amigos de Salsedo se llamaban Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti Les llevaron a juicio, fueron declarados culpables y pasaron siete años en prisión mientras continuaban las apelaciones, al tiempo que por todo el país y por todo el mundo la gente se interesaba en su caso...Sacco y Vanzetti fueron condenados a muerte por ser anarquistas y extranjeros. En agosto de 1927, y mientras en las calles la policía disolvía manifestaciones y piquetes con arrestos y palizas y las tropas rodeaban la cárcel, fueron electrocutados...En febrero de 1919 -apenas finalizada la guerra- los dirigentes del IWW estaban en prisión..." (42)

La 2da guerra mundial implicó la aparición de un nuevo elemento político: La existencia del nazismo y el fascismo que fueron un movimiento político totalmente nuevo para la época, cruel hacia las minorías raciales, los judíos en particular, racista, antidemocrático, que atropella las libertades democráticas, y culmina en una dictadura bestial capaz de implementar un genocidios y toda clase de delitos de lesa humanidad. La aparición de los horrorosos regímenes de Hitler, Mussolini, y Franco provocó esa reacción como lo expliza Zinn: "Hay algunas evidencias de que la II Guerra Mundial fue la guerra más popular en la historia de Norteamérica. Nunca antes había participado en una guerra una porción tan grande del país: 18 millones de hombres entraron en las fuerzas armadas (de los que 10 millones irían al extranjero); 25 millones de trabajadores compraban regularmente bonos de guerra con su sueldo...Se trataba de una guerra contra un enemigo de una maldad indescriptible. La Alemania hitleriana estaba extendiendo el totalitarismo, el racismo y el militarismo en una guerra de agresión abierta como no se había visto nunca" (43)

Una unidad de carácter histórico

Cuando en el año 2006 la Administración Bush llevaba a cabodesignaciones de nuevos funcionarios en el gabinete para intentar revertir la grave crisis política que afrontaba su gestión, todos los nombramientos y renovación de funcionarios tenían como característica la mayor unidad de la Administración Bush con las Corporaciones Multinacionales. En este sentido no hacía más que repetir una característica que se había transformado en estructural del país, la creciente unidad e imbricación de las empresas monopólicas que dominan la economía con el estado y el gobierno.La estrecha y profunda relación entre la Administración Bush y Corporaciones como Lockheed Martin, o Goldman Sachs, no hacía más que confirmar el rumbo que a lo largo de la historia habían tomado las relaciones entre las Corporaciones, Monopolios y Multinacionales con el estado y gobierno del país.

Este rumbo fue desarrollando crecientes contradicciones presentes e históricas del régimen político de los Estados Unidos de Norteamérica. Como vimos, el régimen democrático burgués de EE.UU se fue conformando en un proceso histórico, una génesis política y social en la cual el país era en su nacimiento una pequeña y débil república, un pequeño estado capitalista surgido en el período de auge mundial del capitalismo, que alcanzó su Independencia en el siglo XVIII mediante la I Revolución Norteamericana. En la medida que la derrota militar en Irak, y la derrota política provocaba mayores crisis en la Administración Bush, estas contradicciones históricas generadas en el régimen político del país a lo largo de los siglos, se agudizaban. La Administración Bush caía en picada, y en su caída arrastraba todos los elementos de crisis del estado imperialista norteamericano. A su vez, incubaba una crisis aún mayor: La derrota de la Administración era la derrota de todo el capitalismo mundial, porque la estrategia de la Administración Bush había sido adoptada prácticamente sin excepciones por casi todos los gobiernos capitalistas del mundo. En la medida en que crecía el rechazo a su política racista de la Administración Bush hacia Nueva Orleans, hacia al ataque a las libertades que significaba la Ley Patriota, y en la medida también en que la invasión de Irak recibía un repudio mundial, enormes cambios políticos se iban incubando como reflejo del estallido de todas las contradicciones.

La situación del país adoptaba una dinámica creciente de inestabilidad política, y la grave crisis se realimentaba y comenzaba a conmover a toda la superestructura estatal del país, golpeaba sobre la cúpula del gobierno y repercutía en el Parlamento, los partidos políticos, las agencias de seguridad, la CIA, el Pentágono, y los grupos de presión. El modo en que se produjo el desenlace de esta crisis, los cambios políticos y sociales que se fueron generando dentro del país y el modo en que impactaron sobre el conjunto de la situación política mundial son motivo de análisis en el próximo capítulo.

Notas

(1) "Las Conglomerados Globales son empresas que dominan a la vez varias ramas del comercio, industria y finanzas a nivel mundial. Si la característica de las modernas multinacionales de posguerra era el dominio de una rama de la producción a escala mundial, las corporaciones multinacionales son una Forma de Acumulación superior porque monopolizan varias ramas simultáneamente, lo que les permite lograr una acumulación de capital superior al que lograban las modernas multinacionales de posguerra" Daniel Campos. El Fin de las Multinacionales.Capítulo IV Globalización. Amazon 2012

(2) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(3) Karl Marx, Die Presse N º 293, 25 de octubre 1861

(4) David Riazanov. "Marx y Engels" 7ma Conferencia

(5) (6) y (7) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(8) Abraham Lincoln. The Lincoln Encyclopedia: The Spoken and Written Words of A. Lincoln Arranged for Ready Reference, Archer H. Shaw (NY, NY: Macmillan, 1950)

(9), (10), (11), (12), (13) John Moody"Maestros del Capital"Capítulo I "El ascenso de la Casa Morgan"1920.

(14), (15) Ferdinand Lundberg."America's 60 families". Read Books. 2007

(16) Howard Zinn. "A People's History of the United States".1980

(17), (18), (19), y (20) Vladimir I. Lenin. "El Imperialismo, fase superior del Capitalismo". Obras, Tomo V Editorial Progreso 1973.

(21) Karl Marx. Manifiesto del Partido Comunista.1848

(22) (23) (24) (25) (26) (27) (28) (29) (30) (31) (32) (33) y (34) Howard Zinn. "A People's History of the United States".1980

(35) Ferdinand Lundberg."America's 60 families". Read Books. 2007

(36)y (37). "A People's History of the United States".1980

(38) "Celebrando el intrépido Wobbly Frank Little" Patrick Burns. Freedom Socialist. Diciembre del 2017

(39) y (40) John Moody"Maestros del Capital" Capítulo I "El ascenso de la Casa Morgan"1920

(41), (42), (43) Howard Zinn. "A People's History of the United States".1980


Capítulo IX Change

"La democracia fue en todas partes el producto de la revolución...Los griegos aprendieron de su propia experiencia que la democracia se conseguía por medio de la acción directa del pueblo y sólo podía ser mantenida a base de una vigilancia sin tregua contra los enemigos de su gobierno y de sus derechos"

George Novack. Democracia y Revolución, Sección I, Capítulo I, 1970

Apenas sancionada la Ley Patriota, comenzó una verdadera rebelión contra ella. La rebelión recorrió el país y atravesó a todas las instituciones del estado burgués norteamericano. Por eso, el año 2006 pasará a la historia por ser el año en el cual fue derrotado el Proyecto para un Siglo Americano (PNAC) de la Administración Bush, una derrota que significo un enorme triunfo de las masas cuyo impacto cambió la situación política del país y el conjunto de la situación mundial. Todos, o casi todos los hechos que sucedieron en EE.UU y a nivel mundial del año 2006 a hoy, sólo pueden explicarse a partir de la derrota del PNAC y de la Administración Bush: El estallido del pico agudo de la crisis mundial del capitalismo en el 2007, el "crack" de las Corporaciones Multinacionales de los años 2008-2009, los salvatajes de los gobiernos capitalistas a las Corporaciones Multinacionales en los años 2008 en adelante, el desarrollo de las revoluciones en los países de Medio Oriente y Norte de Africa conocido universalmente como la "Primavera Árabe", el movimiento de indignados en Europa, Occupy Wall Street, el surgimiento de Black Lives Matters, etc., todo, absolutamente todo, se encuentra íntimamente ligado a lo ocurrido a partir del año 2006 en Estados Unidos. A su vez, todos estos hechos de la política mundial producidos desde el año 2006 hoy sólo pueden ser explicados a partir de los profundos cambios políticos que operaron en EE.UU desde el año 2001. Los cambios impactaron en el país, en el mundo, y cambiaron el curso de los acontecimientos políticos, definitivamente. En este capítulo vamos a analizar punto por punto como se produjo la derrota del PNAC, porque definimos a esto como una revolución, y cuales son los cambios económicos, políticos y sociales que se desencadenaron a partir de allí.

Se profundiza la lucha contra el PNAC

Durante todo el 2006 la Casa Blanca realizó cambios en el gabinete, con el objetivo de solucionar desesperadamente la crisis política, el desprestigio, y la caída en picada de la Administración Bush. El Departamento de Justicia había frustrado numerosos intentos de los legisladores y defensores de las libertades civiles para saber cómo la Administración Bush utilizaba la Ley Patriota, y toda la batería de medidas antidemocráticas que impicó el PNAC. Pero Nancy Kranich presidente de la asociación más antigua y más grande de bibliotecas del mundo, la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA), denunció en el 2003 que se estaban llevando adelante allanamientos y búsquedas en bibliotecas y librerías, como permite el artículo 215 de la Ley Patriota; y que agentes federales visitaron alrededor de 50 bibliotecas. Así lo afirmó también el fiscal general adjunto Viet Dinh ante los miembros del Comité Judicial de la Cámara de representantes. La rebelión era llevada adelante en las cortes, en las calles, en el Parlamento, en los medios de comunicación, en todas partes.

Las organizaciones defensoras de las libertades civiles forzaron la entrega de informes de parte del Departamento de Justicia apelando a la FOIA, una la ley federal de información que permite la divulgación total o parcial de información y documentos controlados del gobierno. Los informes del Departamento de Justicia revelaron que el Fiscal General había firmado personalmente más de 170 órdenes de "inteligencia exterior de emergencia," tres veces el número autorizado en los 23 años anteriores. A su vez las denuncias apuntaban a que agentes de la DEA y el Servicio de Inmigración y Naturalización cometían graves violaciónes de las libertades civiles contra inmigrantes. Llovían las críticas generalizadas como la del legislador republicano John Conyers que afirmaba "...sólo hemos empezado a rascar la superficie con respecto al desconocimiento de los derechos constitucionales y las libertades civiles del Departamento de Justicia. ... Felicito al inspector general por tener el valor y la independencia para poner de relieve el grado en que la guerra del gobierno contra el terrorismo ha perjudicado víctimas inocentes, sin vínculos con el terror en absoluto" (1)

En mayo, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa dio a conocer un informe al Congreso sobre su programa Terrorism Information Awareness (TIA), que se encargaría de recopilar y procesar la información y los registros de la actividad de cada ciudadano estadounidense, pero hubo una rebelión del Senado que votó por unanimidad poner fin a todos los fondos para TIA. Esto obligó al almirante John Poindexter, el arquitecto del programa a presentar su dimisión del Departamento de Defensa el 12 de agosto del 2003. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (en inglés American Civil Liberties Union, ACLU) enfrento la "Ley de Mejora de la Seguridad Doméstica" llamada Patriot Act II, con una demanda contra la sección 215 de la Ley Patriota en el 2003. En los tribunales federales de Michigan y en defensa de la Cuarta Enmienda de la Constitución, ACLU hizo la presentación en nombre de seis grupos de defensa y de la comunidad, incluyendo una organización de derechos civiles árabe- estadounidense y una asociación comunitaria de musulmanes, que eran objeto de investigación a causa de su origen étnico.

Laura Murphy, Directora de la Oficina de ACLU Washington encabezó la lucha contra la campaña del Fiscal General John Ashcroft, quien impulsaba la campaña llamada "viaje de la victoria", y recorrió20 ciudades reclamando el apoyo a la Ley Patriota, y abogando por una nueva legislación "Patriot III" que otorgaría los nuevos poderes. Pero el reclamo de "màs Patriot Act" de Ashcroft fue enfrentado por ACLU y por el Centro para los Derechos Constitucionales (CCR), organización que además logró un dictamen del tribunal de distrito federal contra las disposiciones de la Ley Patriota que planteaban que era ilegal proporcionar "asesoramiento y asistencia de expertos" a los grupos designados como "terroristas" por el secretario de Estado. La protesta pública contra las violaciónes de las libertades civiles bajo la Ley Patriota se siguió incrementando. A lo largo del 2003, 3 estados y 149 ciudades, pueblos y condados aprobaron resoluciones u ordenanzas de "zona segura para las libertades civiles", mientras que ese mismo año surgió la Coalición Nacional para derogar la Ley Patriota, la cual llevó a cabo audiencias públicas independientes en ciudades de todo el país para recoger información y testimonios sobre la Ley, las libertades civiles, la discriminación racial y la brutalidad policial.

Las librerías y bibliotecas eran afectadas porque la Ley Patriota obligaba a los lectores a autocensurarse sobre qué libros comprar, sobre todo aquellas personas que intentaran comprender los acontecimientos del 9/11 y leer sobre u obtener información sobre Irak, el terrorismo, o el Islam y podían convertirse en sospechosos de terrorismo y hacerlos objeto de investigación. ACLU impulsó también que los bibliotecarios de Florida colocaran pancartas advirtiendo que podrían convertirse en el blanco de la vigilancia gubernamental, y así los bibliotecarios de casi todo el país se aliaron contra la Ley Patriota. A su vez, ACLU y el Centro de la Primera Enmienda, desarrollaron en conjunto una batalla enorme y profunda alrededor de la aplicación de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (en inglés, Foreign Intelligence Surveillance Act, FISA). En 2005 el legislador Bernie Sanders presento un proyecto prohibiendo al Departamento de Justicia utilizar cualquiera de los fondos asignados para llevar a cabo búsquedas en bibliotecas y librerías: "...lo vimos durante las persecuciones a japoneses de la Segunda Guerra Mundial, el miedo a los rojos de la década de 1950 y el movimiento de derechos civiles de la década de 1960, y ahora nos vemos en la post 9/11 investigaciones y detenciones de los árabes y musulmanes" (2) John Doe vs. Alberto R. Gonzales fue un caso en el que ACLU junto con bibliotecas y bibliotecarios, desafiaron a la Sección 2709 de la Ley Patriota. Ese juicio fue llevado adelante por John Doe, quien fue receptor de una Carta de Seguridad Nacional (en inglés, National Security Letter NSL), las cual solicitaba toda la información de uno de los ordenadores de su biblioteca de Connecticut. Al llevar su caso a la Corte con respaldo de ACLU, Doe logró que en septiembre de 2004, el juez Víctor Marrero de la Corte de Distrito de Estados anulara las disposiciones NSL de la Ley Patriota de los EE.UU. John Doe volvió a desafiar las NSL en Doe vs. Ashcroft sobre la base dedefensa de la 1ª y la 4ª enmienda, un panel de tres jueces oyó alegatos orales el 2 de noviembre de 2005 en los cuales Jameel Jaffer de la ACLU reiteró las denuncias contra las NSL. En los meses posteriores al 11-S, se produjo un aumento de un 20% de los miembros de la ACLU, entre agosto del 2001 y diciembre del 2002 la inscripción total alcanzó a 330 mil, pero el crecimiento continuó desarrollándose y para el mes de agosto del año 2004 el total de miembros de la ACLU ascendía ya a 400 mil. Estos indicadores mostraban las tendencias que acontecían en lo más profundo del movimiento de masas norteamericano en defensa de las libertades democraticas, un pueblo que volvía a mostrar una conducta acorde con su historia.

En esos años, el pueblo de EE.UU, aún conmovido por los ataques terroristas del 11-S, todavía confundido por lo que le decían sus dirigentes políticos y sindicales, aturdido por los medios de masivos de comunicación, por las sistemáticas campañas contra el "Terror" y el "Eje del Mal", a medida que la represión y persecución aumentó y que el recorte de libertades democráticas se incrementó, también incrementó la resistencia a esas medidas. Simultaneamente con el aumento de la membresía de ACLU, se producía el surgimiento de los movimientos de los familiares del 11-S que reclamaban por la investigación de los atentados, realizaban vigilias con velas frente a la Casa Blanca y se organizaban en movimientos como las "Muchachas de Jersey" y el "Movimiento de Familias del 11- S", llevando a cabo la movilización de los familiares de las víctimas del 11-S y organizando los periódicos viajes a Washington DC para reclamar por la investigación y la luchar por la verdad de los atentados.

Todo el proceso de resistencia a la Ley Patriota produjo una crisis que derivó en enfrentamientos entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. Este enfrentamiento se expresó en torno a una serie de batallas legales, algunas de carácter histórico, que sentaron precedente en la lucha por la defensa de las libertades democráticas. Una fue el juicio Rasul vs. Bush que falló sobre si el sistema judicial de Estados Unidos tiene o no la autoridad para decidir si los extranjeros detenidos en Bahía de Guantánamo fueron encarcelados injustamente. El Centro para los Derechos Constitucionales (CCR) fue la primera organización que presentó dos peticiones de hábeas corpus llamadas Rasul v. Bush y Habib v. Bush. Ambas peticiones desafiaron la detención indefinida que sufrían Rasul y Habib tras ser capturados en Afganistán.

El gobierno había designado a los detenidos como combatientes enemigos y no se les permitía el acceso a un abogado, el derecho a un juicio, o el conocimiento de los cargos contra ellos. El Tribunal Supremo el 28 de junio de 2004 dictaminó que Rasul sea liberado, se les permita tener conversaciones privadas, supervisado con sus abogados, además de que los interrogatorios cesen. Lo mismo falló para el caso de Mamdouh Habib, un ciudadano australiano que presentó una demanda muy similar a Rasul el 10 de junio de 2002. La siguiente batalla fue el caso Hamdan v. Rumsfeld, una sentencia que nadie duda en calificar de histórica. El Tribunal Supremo dictaminó el 29 de junio de 2006 que el presidente se excedió en sus atribuciones creando tribunales militares en la base naval de la bahía de Guantánamo, una importante y esperada decisión judicial que en pocas horas dio la vuelta al mundo. El dictamen del más alto tribunal estadounidense propinó un fuerte golpe a la Administración Bush afirmando que "la composición y procedimientos de estos tribunales violan, no sólo la Convención de Ginebra de 1949, sino también al Código Uniforme de Justicia Militar de los Estados Unidos". El fallo puso límite así el pretendido cheque en blanco que pensaba haber recibido la Administración Bush del Congreso cuando le autorizó a emplear la AUMF, invadir Afganistán, y todos los ataques posteriores.

Una ironía del destino hizo que quien propinara este duro golpe legal a la Ley Patriota y a la AUMF fuera el propio chofer de Osama Bin Laden, Salim Ahmed Hamdan, que era un ciudadano de origen yemení contratado como chofer personal de Bin Laden. Hamdan fue apresado en el año 2001 durante la invasión de Afganistán, acusado de ser un "enemigo combatiente" y juzgado por "conspiración y proporcionar apoyo material al terrorismo". Recluido en Guantánamo fue acusado de conspiración por un tribunal militar creado el 21 de marzo de 2002, pero Hamdam hizo valer su derecho al habeas corpus, y fundó su defensa en la falta de competencia del tribunal militar. Además alegó que durante el proceso se habían vulnerado principios fundamentales de los derechos legales y particularmente el derecho de todo acusado a ver y oír las pruebas en su cargo. Aún así, el Departamento de Defensa continuó manteniendo a Hamdan detenido como combatiente enemigo en Guantánamo hasta el año 2008 cuando fue trasladado en noviembre del 2008 a Yemen para llevar a cabo el mes restante de su sentencia. Recién fue liberado por el gobierno de ese país el 8 de enero de 2009, y toda la convicción de Hamdan fue anulada el 16 de octubre de 2012 en apelación en la Corte de Apelaciones en Washington, DC, con lo cual fue absuelto de todos los cargos.

Pero la respuesta de la Administración Bush al histórico fallo Hamdan v. Rumsfeld fue enviar al Congreso un proyecto de "Ley de Comisiones Militares de 2006", cuya aprobación estableció reglas para la detención indefinida, interrogatorio, proceso y trato de los sospechosos por el delito de terrorismo, restringiendo directa, seriamente, pero "legalmente", los derechos de los extranjeros detenidos, en expresa colisión con el Derecho Internacional, el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario (DIH). A partir del histórico fallo del Tribunal Supremo en Hamdan v. Rumsfeld, no hicieron más que agravarse los enfrentamientos entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. El Poder Judicial había declarado inconstitucionales las Comisiones Militares a partir de Hamdan v. Rumsfeld, y a su vez, la lucha contra el régimen de la Ley Patriota continuó con el juicio Boumediene vs. Bush, que cuestionó la legalidad de la detención de Boumediene en la base militar de Guantánamo, así como la constitucionalidad de la Ley de Comisiones Militares de 2006. El caso Boumediene vs. Bush permitió lograr que el derecho de habeas corpus a aquellos detenidos por parte de la Administración Bush, así como rechazar la calificación de los mismos como "combatiente enemigo".

Frente al creciente descontento, la movilización y el enfrentamiento a su política que sufría la Administración Bush, se vio obligada a blindar legalmente la categoría de "combatiente enemigo" y suavizar parte de sus políticas antidemocráticas derivadas de la instauración del régimen de la Ley Patriota con envío al Congreso la "Ley de Tratamiento de Detenidos" Detainee Treatment Act (DTA, 2005) y la "Ley de Comisiones Militares" ("en inglés Military Commissions Act", MCA del año 2006). Estas leyes buscaban cambiar algo para que no cambie nada. La DTA atribuye al Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia, la competencia para revisar la decisión de la Administración de calificar a una persona de "combatiente enemigo", con el resultado de poder ordenar la liberación de una persona si dicha calificación es revocada. La MCA reconoce algunas garantías procesales en favor del "combatiente ilegal" pero lo esencial, el "núcleo duro" de la Orden Ejecutiva del 13 de noviembre de 2001 quedaba salvaguardado.

Con las leyes DTA y la MCA, la categoría de "combatiente enemigo" fue elevada a rango legal y se convirtió así en un nuevo fundamento para justificar la detención y la privación de libertad por tiempo indefinido de los detenidos. Por otro lado con estas leyes la facultad para catalogar a una persona como "enemigo combatiente" le siguió correspondiendo al Poder Ejecutivo aunque el ejercicio de esta facultad pueda ser controlado a posteriori por un Organo Judicial. Pero ya la sanción de la DTA y la MCA, si bien el sistema de comisiones militares dependientes del ejecutivo se mantuvo y legalizó, eran la muestra de que existía una extendida resistencia al régimen de la Ley Patriota, y que la Administración Bush debia hacer pequeñas concesiones legales para evitar el avance de la lucha en defensa de las libertades democráticas.

Las denuncias en los medios de comunicación

Junto con las movilizaciones, el surgimiento de organizaciones de resistencia al régimen de la Ley Patriota, las contradicciones entre las instituciones del régimen político expresadas en los roces entre el Poder Ejecutivo y el Judicial, comenzaron a generalizarse las denuncias en los medios masivos de comunicación que desnudaban el carácter reaccionario del régimen político que se estaba implementando.The Washington Post informó el 26 de diciembre de 2002 sobre una prisión secreta de la CIA en la Base aérea de Bagram en Afganistán, The Guardian informó el 14 de marzo de 2004 la existencia de tres ciudadanos británicos cautivos en Campo Eco en el complejo de la bahía de Guantánamo. El 4 de marzo del 2005, la edición de la revista irlandesa Aldea publicó un artículo titulado "Los secuestros a través de Shannon" donde afirmó que en los aeropuertos de Dublín y Shannon en Irlanda fueron "utilizados por la CIA para secuestrar a sospechosos en su guerra contra el terror ".

El 2 de noviembre 2005 la periodista Dana Priest publicó una grave denuncia en el Washington Post del 2 de noviembre de 2005 bajo el título "La CIA lleva a sospechosos de terrorismo a prisiones secretas". El artículo afirmó la existencia de sitios de interrogatorio de la CIA, clandestinos, y extraterritoriales lo cual reveló la existencia de los "Black Sites" y desencadenó un debate mundial sobre su existencia. Dana Priest reveló la existencia de 750 detenidos en Guantánamo bajo custodia militar, y que la CIA llevó a cabo detenciones de aproximadamente 30 altos miembros de la cúpula de Al Qaeda, talibanes y aproximadamente de 100 soldados de infantería en sus propias instalaciones en todo el mundo. Mientras medios como Washington Post y The Guardian llevaban a cabo estas denuncias, organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch y Amnesty International denunciaban prisiones secretas gestionadas por la CIA, vuelos alquilado por la CIA para el transporte de presos y brindaron testimonios de los ex reclusos de los "black sites". Para el 13 de agosto 2007 Jane Mayer publicó en The New Yorker que la CIA había operado "black sites" bajo orden presidencial directa de George W. Bush desde poco después del 11- S, y que se utilizaron torturas. El 4 de octubre de 2007, The New York Times informó de que poco después de que Alberto Gonzales se convirtió en Fiscal General en febrero de 2005, el Departamento de Justicia emitió un dictamen secreto que por primera vez proporcionó a la CIA autorización explícita para torturar a sospechosos de terrorismo.

También en Europa comenzaron las denuncias contra el régimen de la Ley Patriota. Un informe de junio del 2006 del Consejo de Europa estimaba que 100 personas habían sido secuestradas por la CIA en territorio de la UE con la colaboración de miembros del Consejo Europeo, y que esos detenidos habían sido entregados a otros países después de haber transitado por los centros clandestinos de detención utilizado por la CIA. En febrero del 2007 el informe del Parlamento Europeo denunció que la CIA había realizado 1.245 vuelos, muchos de ellos a destinos donde los sospechosos podrían enfrentar tortura, en violación del artículo 3 de la Convención de la ONU. En noviembre de 2005, el diario El País de España informó que aviones de la CIA habían aterrizado en las Islas Canarias y en Palma de Mallorca, mientras que el fiscal del tribunal de Bobigny en Francia abrió una investigación a fin de verificar la presencia en el aeropuerto de un avión en Le Bourget que se utilizó para el transporte de prisioneros de la CIA al Campo de Detención de Guantánamo. El 5 de junio de 2013, el periodista Glenn Greenwald contribuyó a revelar la historia de la orden secreta del tribunal FISA a la compañía Verizon de facilitar a la Agencia de Seguridad Nacional los registros telefónicos de todas las llamadas entre EE. UU y el extranjero, así como de todas las llamadas domésticas.

Greenwald tiene una extensa trayectoria de denuncias, al principio desde su blog denominado "Unclaimed Territory" y luego con varios medios como Salon.com, The Guardian, y su propia publicación, The Intercept, junto a Laura Poitras y Jeremy Scahill. Poitras, documentalista ganadora de numerosos premios por denuncias sobre violaciones a los derechos civiles tuvo acceso completo en 2013 junto a Glenn Greenwald a los archivos del programa de vigilancia masivo de la NSA revelado por Edward Snowden. Lo que llevó a Snowden a contactar con Greenwald y Poitras fue un artículo de Salon.com escrito por Greenwald en el que explicaba cómo los documentales de Poitras la habían convertido en un "objetivo del gobierno". Greenwald sufrió persecución, y su pareja David Miranda fue detenido en el 2013 por el Metropolitan Police Service de Londres (MPS) durante nueve horas, el máximo permitido por la ley, en virtud del Anexo 7 de la Ley Antiterrorista de 2000.

Ese mismo año Greenwald declaró ante el Congreso Nacional de Brasil que el gobierno de EE.UU. había utilizado la lucha contra el terrorismo como pretexto para la vigilancia clandestina. También ese año Greenwald defendió el caso de Snowden ante la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, y denunció que Reino Unido mediante su interceptación de cables submarinos de fibra óptica, es la principal amenaza para la privacidad de los ciudadanos europeos, en lo que se refiere al uso de teléfonos y correos electrónicos, en un trabajo conjunto que realiza la NSA, junto con su socio menor subordinado, la agencia británica GCHQ, y denuncia en su accionar a las tanto de Demócratas y Republicanos.

El 5 de febrero de 2007, la fiscal general de Portugal Cándida Almeida anunció una investigación impulsada por las denuncias de la eurodiputada Ana Gomes el 26 de enero de 2007, quien denunció que los vuelos ilegales se permitían con frecuencia durante los gobiernos de Durao Barroso en el período 2002- 2004 y Santana Lopes durante el período 2004-2005. Aproximadamente 150 vuelos de la CIA han sido identificados como de haber volado a través de Portugal. El informe del Parlamento Europeo llegó a la conclusión de que muchos países europeos toleraron acciones ilegales de la CIA, incluyendo vuelos secretos en Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal, Rumania, España, Suecia y el Reino Unido.

La lucha contra el régimen de la Ley Patriota se hace global

La Administración Bush, ya estaba sumida en una grave crisis política que se agudizó cuando Alberto R. Gonzales anunció su renuncia como Fiscal General de Estados Unidos el 27 de agosto del 2007, motivada por los escándalos en torno al espionaje, la polémica destitución de nueve fiscales y las denuncias de torturas en Guantánamo y Abu Ghraib. El 28 de julio de 2007, el presidente Bush anunció que su gobierno había presentado un proyecto de ley al Congreso para modificar la ley FISA de 1978 sugiriendo que era "muy anticuada" y no se aplica a los teléfonos celulares desechables y las nuevas tecnologías basadas en Internet. Este nuevo proyecto de ley permitía abordar estas nuevas tecnologías, y pidió que el Congreso apruebe la legislación antes de su receso de agosto 2007, afirmando que "cada día que el Congreso pospone las reformas aumenta el peligro para nuestra nación". La ley fue firmada por el presidente Bush como "Protect America Act" eliminaba la exigencia de una orden FISA para cualquier comunicación, incluídas las telefónicas "sin orden ni supervisión de un tribunal", mediante lo cual la ley abrió la puerta al espionaje doméstico.

La ACLU la llamó la "Ley de la Policía de America", y el Centro Pro Derechos Constitucionales, y a las fuerzas que defendían los derechos democráticos dentro del país, se sumaron quienes defendían esos derechos internacionalmente con lo que la lucha se potenció globalmente con nuevas organizaciones que se sumaron al enfrentamiento al régimen de la Ley Patriota en el mundo entero. En diciembre del año 2006 surgió WikiLeaks que comenzó a publicar en su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con una su base de datos que creció hasta acumular 1,2 millones de documentos. Su creador Julian Assange programador, periodista, hacker y activista australiano debió solicitar refugio el 19 de junio de 2012 en la embajada de la República de Ecuador en Londres, acusado de filtrar documentos de las agencias de seguridad y colaborar con el terrorismo. Pero WikiLeaks ayudó a comprender los horrores del régimen de la Ley Patriota cuando publicó un video sobre el ataque aéreo a Bagdad del 12 de julio de 2007 en el que se ve cómo soldados estadounidenses disparan al reportero de Reuters Namir Noor- Eldeen, y su ayudante.

WikiLeaks hizo público los "Irak War Logs" (en español, Documentos de la Guerra de Irak) en octubre de 2010 con 391.831 documentos que fueron filtrados desde el Pentágono entre el 1 de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2009, denunciando en ellos el uso sistemático de torturas, la cifra de muertos constituyendo una de las mayores filtraciones de documentos clasificados de la historia. Wikileaks siguó su campaña de denuncias y filtró archivos y correos electrónicos de la agencia privada de inteligencia y espionaje la empresa Stratfor, en febrero del 2012, los conocidos como "The Stratfor Files". Ante los ataques que recibió de denegación de servicio WikiLeaks, mudó su información a los servidores de computación de nube de Amazon. Pero China bloqueó los enlaces cibernéticos al sitio de WikiLeaks el miércoles 1 de diciembre de 2010 ante la posibilidad de revelaciones de cables diplomáticos estadounidenses enviados por las embajadas de Estados Unidos a Seúl y Pekín, en referencia a Corea del Norte. El día 1 de diciembre Amazon, ante las presiones del senador Joe Liberman, dejó de albergar a WikiLeaks. WikiLeaks respondio a través de Twitter que si Amazon estaba en contra de la Primera Enmienda debería dejar de vender libros. El 2 de diciembre del 2010 la empresa EveryDNS rescindió el contrato con WikiLeaks cortando su acceso, mientras que el ministro francés Eric Besson le pidió a OVH que dejera de albergar el portal de WikiLeaks.

El 3 de diciembre del 2010 se llevó a cabo una reforma de ley SHIELD (en inglés Securing Human Intelligence and Enforcing Lawful Dissemination), la Ley de Espionaje que prohíbe la publicación de información clasificada sobre secretos cifrados o comunicaciones internacionales de inteligencia. El 4 de diciembre del 2010 PayPal canceló la cuenta que tenía con WikiLeaks, a través de la cual la organización obtenía financiación en forma de donaciones, y el 6 de diciembre MasterCard comunicó que no iba a aceptar su sistema como medio de pagos a WikiLeaks, mientras que ese mismo día PostFinance- Swiss Póstal también bloqueó la posibilidad de donaciones o pagos a WikiLeaks.

WikiLeaks estaba siendo perseguida por el gobierno de EE.UU, por el de Francia, el de China, por el Parlamento de EE.UU, por el Pentágono, y además recibía boicots de empresas como Pay Pal, Amazon, PostFinance- Swiss Póstal y Mastercard. El 6 de diciembre en defensa de WikiLeaks, el grupo de Internet Anonnymus lanzó la Operación Payback de cibertataques contra PostFinance y PayPal, a las cuales se sumo VISA el 7 de diciembre que retiró la capacidad de hacer donaciones o pagos a WikiLeaks. En respuesta el 8 de diciembre, la empresa islandesa Data Cell que administraba los pagos a WikiLeaks decidió tomar acciones legales inmediatas para hacer posibles las donaciones. El 9 de diciembre del 2010 Twitter canceló la cuenta de uno de los grupos de apoyo a WikiLeaks, Anonymous y después Facebook eliminó la página de Operation Payback en defensa de WikiLeaks.

Había comenzado sin dudas la guerra digital y la batalla en defensa de las libertades democráticas se había trasladado de las calles, los periódicos, y los medios masivos de comunicación, a las redes sociales e internet. El 10 de diciembre del 2010 Anonymous decidió modificar su estrategia y decidió divulgar las filtraciones de WikiLeaks, el Tribunal de Distrito de Reykjavík dictaminó a favor de quienes querían hacer donaciones a WikiLeaks contra la empresa Valitor, que había bloqueado los pagos de Visa y MasterCard. La batalla continuó y cada cual se ubicó a cada lado de la trinchera, por ejemplo el ex veterano de Vietnam Daniel Ellsberg quien divulgó los Pentagons Papers en 1971 apoyó decididamente a Wikileaks, lo mismo que el presidente de Veterans for Peace, Mike Ferner, el documentalista John Pilger, asi como el controversial congresista republicano por Texas Ron Paul, quien fue el primer político estadounidense que se expresó públicamente a favor del fundador de WikiLeaks.

El 9 de diciembre de 2010 el, entonces, presidente de Brasil Lula da Silva defiendió a WikiLeaks y se opuso a la detención de Julian Assange. El 25 de julio del 2010 los periódicos The Guardian, The New York Times, y Der Spiegel hicieron públicos un conjunto de unos 92.000 documentos en relación con la Guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009, y el 20 de mayo del 2013 estallaron las denuncias mundiales de Edward Snowden que pusieron de relieve las consecuencias que tiene no sólo al interior de los EE.UU, sino en el mundo entero la sanción de la Ley Patriota. Las revelaciones, la aparición de Wikileaks, y las denuncias como las de Edward Snowden, trajeron al recuerdo las denuncias de Daniel Ellsberg y Anthony Russo conocidas como los "Pentagon Papers". WikiLeaks no estaba sola en su lucha contra el régimen de la Ley Patriota y el PNAC, sino que la resistencia se había hecho global.

Estallan las movilizaciones de los inmigrantes

Como si fueran pocas los problemas que afrontaba la Administración Bush, estalló a finales de marzo y principios de abril del 2006 el levantamiento de los latinos. El 1 de Mayo del 2006, centenares de miles de manifestantes desfilaron en las grandes ciudades del país para oponerse al proyecto de ley HR3447, de los congresistas Sensenbrenner-King, que había sido aprobada por la Cámara de Representantes. El proyecto de ley significaba un gran ataque a los derechos de los inmigrantes latinos, lo cual provocó la ira y protesta y desató un amplio movimiento de protesta en el territorio norteamericano que no se veía desde hacía varias décadas con manifestaciones inmensas. Por ejemplo en California se dieron movilizaciones jamás vistas en la historia del estado con más de un millón de personas, acompañadas por marchas de 50.000 personas en potros estados como Denver, y 20.000 en Phoenix, que fue también la mayor manifestación en la historia del estado de Arizona. Miles más marcharon en lugares tan lejanos como Charlotte, Milwaukee, Sacramento, Los Ángeles, o Chicago, con marchas enérgicas llenas de entusiasmo, compuesta en su mayoría de trabajadores. El Proyecto de Ley Sensenbrenner-King planteó medidas severas contra el empleo a trabajadores indocumentados, contra la inmigración, y planteó la construcción de un muro de cerca de 700 millas de largo. Los inmmigrantes latinos estallaron en todo el país denunciando que la ley era racista, que criminalizaba a quienes cruzan la frontera, a los trabajadores y al inmenso pueblo latino. La Ley HR3447 Sensenbrenner-King puso de relieve un hecho de la realidad nuevo en la vida política del país. En Estados Unidos se había producido un cambio demográfico enorme, histórico.

Mientras que para el año 1950 la comunidad de origen hispana tenía una población que no superaba el 1%, en el 2006 se había elevado al 14% con más de 48 millones de personas. Hoy la población latina del país ya es del 15% con una tasa constante de crecimiento, que va camino a transformarse en el 25% de la población en el 2050. La población anglosajona que era el 80% del total de la población en 1950, se va reduciéndo al 60 %, mientras que el otro 40% está siendo constituído por minorías 15% de latinos, 14% de afroamericanos y 10% de asiáticos y otros sectores raciales. A su vez, los latinos han desplazados a los afroamericanos del 2do puesto en cuanto a minorías lo que los convierte en un actor político de cada vez mayor importancia. Numerosos cargos empresariales, ejecutivos, de gestión de gobierno en alcaldías, ayuntamientos, gobernaciones son ocupados en forma creciente por latinos. Pero además, la composición de la clase trabajadora en los Estados Unidos ha experimentado un gran cambio en las últimas décadas. Debido al cambio demográfico, en 1970, solamente el 5,2% de los trabajadores eran inmigrantes. Pero en 1990 esta cifra ya se había elevado a 8,8%, y para 2011 alcanzó un 16,2%, no sólo un porcentaje cada vez más importante, sino también el más combativo, por uno de los sectores más explotados y oprimidos de la sociedad.

Esto es lo que la ley Sensenbrenner- King ponía de manifiesto, en el mismo camino de enfrentamiento y sometimiento a las minorías que la Administración Bush había señalado como estrategia política, pero que fue respondido contundemente por las masas latinas. Este hecho agregó un nuevo componente a la movilizacion popular, si en los 60's y 70's la movilización unió al pueblo, el movimiento afroamericano, la juventud y las mujeres, ahora se incorporó a los latinos como sujeto activo de la movilización, y factor revolucionario. En abril del 2006 tuvo lugar una movilización simultánea en 40 ciudades a lo largo y ancho del país, los sindicatos no habían tenido una política consecuente de inclusión hacia los inmigrantes, pero en el año 2003 se realizó la primera marcha importante de inmigrantes, organizada por el sindicato HERE, y apoyado por la central AFL-CIO y otros sindicatos. La demostración de fuerzas más importante, sin embargo, tuvo lugar el 1ro de Mayo de 2006, día en que millones de inmigrantes en todo el país salieron a las calles y pusieron su reclamo.

Unos meses después de estas movilizaciones, comenzaron movimientos peligrosos en el sistema financiero, porque desde los inicios mismos, en los primeros meses del año 2007 varios fondos de inversión y Corporaciones Multinacionales comenzaban a sufrir graves problemas financieros, y empezaron a sentir la amenaza de la quiebra. La falta de fondos para responder a sus obligaciones era producto de la caída de los préstamos sub-prime, incobrables, que comenzaron a golpear sin piedad a los bancos y fondos de inversión pero se contagiaron a todos los papeles, deudas, activos y derivados del mundo. Tras el estallido de la burbuja tecnológica de principios de siglo XXI, entre los años 2000 y 2001 la economía entró en recesión, y la estrategia de la Administración Bush había sido relanzar la economía y reactivar el consumo y producción a través del crédito. En este caso se estableció una corriente de capitales enorme alrededor del crédito inmobiliario, una estrategia de la Administración Bush que provocó una gran burbuja inmobiliaria, basada en la industria de la construcción de viviendas.

Pero la compra-venta de vivienda con fines especulativos estuvo acompañada de un elevado apalancamiento, es decir, crédito que se sumaban a otros créditos para seguir haciendo maniobras especulativas. Los especuladores volvían a comprar casas con una nueva hipoteca, cuando no se financiaban ambas operaciones mediante una hipoteca puente. El mercado aportaba grandes beneficios a los inversores, y contribuyó a una elevación de precios de los bienes inmuebles, y, por lo tanto, de la deuda. La estampida de la construcción de viviendas provocó un alza desmedida de todos los precios cemento, madera, metalurgia, transporte, así como de todos los materiales e insumos necesarios para la construcción.

Pero el ascenso de la industria estaba basado en la mano de obra latina, más barata, que permite una mayor tasa explotación y ganancia para las empresas. Por eso la lucha de los latinos contra la Ley Sensenbrenner-King tuvo una importancia crítica a la hora de analizar la situación política del país, y la situación de la economía capitalista mundial. La lucha de los latinos complicó las cosas para los negocios de las grandes empresas, porque cuestionó una la Ley buscaba limitar los derechos de los latinos para beneficiar a las grandes empresas que podrían contratar mano de obra latina ilimitadamente aumentando sus ganancias. La irrupción de la insurrección latina puso fin a los planes de las grandes empresas, y la Ley Ley Sensenbrenner-King quedó congelada. La burbuja especulativa ascendió hasta el año 2004 en que la Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir los tipos de interés para controlar la inflación, y desde ese año hasta el 2006 el tipo de interés pasó del 1% al 5,25%. El crecimiento del precio de la vivienda fue espectacular entre los años 2001 y 2005, pero en agosto de 2005 el precio de la vivienda y la tasa de ventas cayeron de manera abrupta. Las ejecuciones hipotecarias debidas al impago de la deuda crecieron de forma espectacular, y numerosas entidades comenzaron a tener problemas para devolver el dinero a los inversores o recibir financiación de los prestamistas.

El total de ejecuciones hipotecarias del año 2006 ascendió a 1.200.000 lo que llevó a la quiebra a medio centenar de entidades hipotecarias en el plazo de un año. Para el 2006, la crisis inmobiliaria ya se había trasladado a la Bolsa: el índice bursátil de la construcción estadounidense (U.S. Home Construction Index) cayó un 40%. En el año 2007 el problema de la deuda hipotecaria subprime empezó a contaminar los mercados financieros internacionales, convirtiéndose en una crisis internacional de gran envergadura, que afectó a numerosas empresas. Este fue el caso de New Century, Bear Sterns, Blackstone, National City Home Equity, el IKB de Alemania y el BNP Paribas de Francia, inmediatamente se quebró el crédito interbancario, una de las instituciones más importantes del capitalismo, y todo el sistema financiero mundial, con distintos ritmos y desigualdades fue a la quiebra. Esta situación obligó a intervenir conjuntamente a los bancos centrales, la Reserva Federal (Fed) el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Japón (BoJ) y el Banco de Inglaterra (BoE) que comenzaron a instrumentar los salvatajes, una intervención que a partir de allí se volvió crónica, y permanente, pero además marcaron el inicio de uno de los acontecimientos políticos más importantes del siglo XXI: La crisis global del capitalismo.

El estallido del pico agudo de la crisis mundial del capitalismo

Frente al estallido de la crisis, el presidente George W. Bush declaró que los cimientos de la economía permanecian sólidos, pero los bancos no le hicieron caso, no se prestaron más dinero; o lo hicieron con reticencia, a tasas muy altas, por la mutua desconfianza. El Banco de Inglaterra salvó al Northern Rock cuyos clientes retiraron 3.000 millones de euros en un fin de semana, el banco suizo UBS anunció pérdidas por 3.400 millones U$S, Merrill Lynch por 7.900 millones U$S, Citigroup por 3.100 millones U$S, y Morgan Stanley por 9.000 millones U$S, además de la venta de 10% de sus acciones al gobierno chino. La crisis afectó globalmente a todas las economías del mundo entero, en España colapsó su propia burbuja inmobiliaria, en Islandia e Irlanda los bancos se hundieron, el banco británico Barclays perdió activos por 1.818 millones de euros, la aseguradora suiza Swiss Re anunció pérdidas de 733 millones de euros, el banco británico Royal Bank of Scotland (RBS) anunció incobrables por 1.737 millones de euros.

La quiebra global afectó al crédito interbancario, el crédito en general, y el derrumbe de las tasas de interés afectó el proceso de circulación de capitales, vital para el funcionamiento del capitalismo, similar al proceso de circulación sanguínea en el organismo humano. La tasa de interés, expresión de la tasa de ganancia, se derrumbó desde el comienzo de la crisis y permanece en niveles extremadamente bajos, los bancos centrales intentaron mediante los salvatajes reanimar el proceso de circulación de capitales, pero los daños eran inmensos, el año 2007 cerró con una grave perturbación del proceso de reproducción ampliada y de circulación de capitales, el cual preparó las condiciones para los infartos que se produjeron en el sistema capitalista en el año 2008 cuando colapsó el corazón del capitalismo.

Entre marzo y septiembre comenzaron a quebrar los Bancos de Inversión, en marzo Bear Stearns que había sobrevivido al crack de Wall Street de 1929, era el "más admirado" en los rankings de Fortune, pero tenía deudas en billones y una tasa de apalancamiento de 35,5 a 1. La Fed le dio un préstamo a JP Morgan para que compre a Bear, pero la crisis de los papeles sub prime no dejaba de profundizarse. La Asociación de Bancos Hipotecarios reveló que el número de impagos era de 6 millones de contratos por 600.000 millones U$S. Los precios de las viviendas cayeron un 8,9% la mayor caída en 20 años. La Mortgage Bankers Association planteó la gravedad social de magnitud inédita en la historia de EE.UU: las ejecuciones y expulsiones de familias que perdieron sus casas alcanzó el nivel récord en la historia. Tras la quiebra de Bear se produjo el salvataje más grande en la historia de EE.UU, con fondos estatales se rescató a los gigantescos conglomerados hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac. Fannie Mae es el nombre popular de la Asociación Nacional Federal Hipotecaria, creada en 1938 bajo el gobierno de Roosevelt. Freddie Mac es la Corporación Federal de Préstamos Residenciales Hipotecarios creada en 1970. Ambas manejaban un volumen de 5 billones US$, equivalente al PBI de A. Latina, con más del 50% de las hipotecas en el país.

La quiebra de los dos gigantes del crédito hipotecario amenazaba al Sovereign Bank, a Pimco al mayor gestor de fondos de renta fija del mundo, al Estado de China, a numerosos Bancos Centrales y Fondos Soberanos de Inversión vinculados a los colosos hipotecarios. La Administración Bush invirtió miles de millones de dólares en la compra de acciones de Fannie y Freddie mediante un multimillonario plan de salvataje diseñado por el presidente de la Reserva federal,Ben Bernanke, el responsable del Federal Housing Finance Agency (FHFA) James Lockhart, losconsejeros delegados de ambas hipotecarias y el secretario de Tesoro, Henry Paulson. La tranquilidad que produjo la intervención en Freddie Mac y Fannie Mae, duró una semana, porque el 15 de septiembre se produjo todo un terremoto económico: quebró el banco de inversión Lehman Brothers. Lehman había superado la Guerra Civil y la gran Depresión pero estaba llena de deudas y perdió el 73% de su valor. Su caída fue de tal importancia que muchos analistas consideran ese día como el comienzo de la crisis. La caída de Lehman fue un golpe al comercio mundial porque emitía cientos de miles de millones de dólares en deuda a corto plazo, un piñón fundamental en el comercio que son los créditos a corto, 30 días, 60 y 90 días. Los papeles de Lehman actuaban como lubricante y combustible del comercio, pero sin Lehman, cayeron en picada. El comercio mundial se paró en seco, y a finales de 2008 se contrajo un 40 %.

Tras el colapso de Lehman, se produjo la quiebra de American International Group (AIG), la mayor aseguradora del mundo tras el colapso de su mercado de CDS (credit default swaps) derivados de riego crediticio. AIG ofrecía asesoramiento en técnicas sofisticadas de evasión fiscal porque el conglomerado está íntimamente vinculado a los centros financieros offshore, o "paraísos fiscales". EE.UU tomó el control de casi el 80 % de la acciones de AIG y Nouriel Roubini, ironizó: "...con la nacionalización de AIG...Estados Unidos es ahora la mayor compañía mundial de seguros...socialismo para los ricos...Wall Street, el lugar donde los beneficios son privatizados y las pérdidas socializadas" (3) Tras la quiebra de AIG se produjo la protagonizada por Washington Mutual. Hasta el año 2008, el mayor derrumbe de un banco en la historia norteamericana había sido la caída del Continental Illinois National Bank and Trust en 1984. Pero empalideció frente a la protagonizada por Washington Mutual, conocido como WaMu, la asociación de caja de ahorros más grande del país con un pasado de 119 años, se convirtió en la mayor quiebra bancaria de la historia. Si Lehman impactó sobre el comercio, Fannie y Freddie sobre los créditos y AIG sobre los seguros, Washington Mutual, lo hizo sobre la banca comercial, y WaMu vendió depósitos y filiales a JP Morgan Chase, operación que desató toda clase de suspicacias porque por segunda vez en seis meses, JP Morgan Chase se hizo cargo de depósitos y activos de una institución financiera, lo que lo convirtió en el mayor banco del país.

Hasta ese momento, la política de la Administración Bush, los gobiernos del G7 y sus Bancos Centrales era la de acudir en socorro de las multinacionales y corporaciones en la medida que requerían auxilio financiero y se encaminaban o directamente declaraban la quiebra. Esta política de "salvatajes aleatorios", apagando los incendios que se presentaban en Europa, EE.UU y Japón en la medida en que se iban produciendo, comenzó a mostrase insuficiente. Para enfrentar una crisis de esa magnitud, eran necesarias operaciones de mayor envergadura, por lo que entre los meses de setiembre y octubre del 2008 se produjo el primer proceso de salvataje coordinado y global, y con esta política terminó la etapa de salvataje "aleatorios".

La etapa de los salvatajes coordinados y globales comenzó con la ley de Estabilización Económica de Emergencia del 3/10/08 (en inglés, "The Emergency Economic Stabilization Act 110- 343") que implicó un salvataje por un monto de 7 billones U$S preparado por el Secretario del Tesorode la Administración Bush, Henry Paulson junto al presidente de la Fed Ben Bernanke y acordado con los bancos más grandes del país. El salvataje incluyó el Programa de Alivio de Activos en Problemas, (en inglés, Trobled Asset Relief Program, TARP), dirigido a la compra de papeles en problemas con el objetivo de fortalecer los Bancos, recuperar el crédito y revivir el flujo de capitales. Europa, Japón, China y los BRIC'S siguieron los pasos de EE.UU, la Reserva Federal (FED) y Wall Street fijaron la orientación que adoptaron todos los países. La UE y el BCE tuvieron que apagar los incendios que amenazaban al conjunto de las Corporaciones Multinacionales más importantes. Estas medidas fueron riesgosas, pero motivadas por riesgos aún mayores: si algunos de estos países declaraba la quiebra, podían provocar el colapso de las bancas acreedoras como el UBS de Suiza, el banco austríaco Raiffeisen, el CommerzbankAG, el Deutsche Bank de Alemania o el BNP Paribas de Francia.

También estaba el caso de países que buscaron convertirse en paraísos financieros y sufrieron un shock de fugas de divisas como Irlanda o Islandia cuya bolsa se hundió el 76 % después de haber sido cerrada algunos días. El golpe de la crisis en China obligó al primer ministro Wen Jiabao a impulsar un salvataje que alcanzó la cifra de 5 billones U$S, con el objetivo central desarrollar obra pública y créditos para reactivar la economía. El sacudón sufrido por China por la baja de sus exportaciones se tradujo en el cierre de fábricas en el sur del país y en la destrucción de miles de empleos. El crecimiento pasó del 11,4% en el 2007 al 9% en el 2008, y el salvataje Chino se transformó en una potente burbuja inmobiliaria. La crisis permitió corroborar el papel central que mantiene Estados Unidos cómo protector mundial del capitalismo. El dólar y los Bonos del Tesoro se convirtieron en los principales refugios frente al desmoronamiento mundial, a pesar de que la crisis estalló en el corazón de la economía de los EE.UU. El dólar se fortaleció porque empezó a ser demandado por los bancos de todo el mundo, y el Banco Internacional de Pagos (en inglés, BIS) evaluó que el dólar pasó a representar un 55% de los activos y pasivos, más del 70% de las reservas, el 80% de las transacciones, el 70% de las importaciones y la casi totalidad del comercio petrolero en el mundo. A la vez que Rusia, Brasil, India, Corea del Sur y Taiwán pasaron a liderar la acumulación mundial de reservas en dólares, ésta moneda se convirtió según la definición del BIS en la "moneda favorita de los bancos centrales".

En el pico más agudo y dramático de la crisis, nada refutó más rápidamente a los grupos de intelectuales y analistas que comenzaban plantear la tesis de la "pérdida de la hegemonía de EEUU", el dato excluyente de la realidad es que en medio de la crisis más grande de la historia del capitalismo y de la economía de EE.UU, lo único que se fortaleció fue el dólar. Todos los países del G7, y la mayoría de los países atrasados corrieron a refugiarse y proteger sus reservas en dólares y activos del Tesoro estadounidense. La demanda del dólar en plena crisis es la más clara señal de que las grandes empresas, países y potencias capitalistas consideran a EE.UU con sus 7 flotas, su dominio militar y poderío armamentista como el mayor garante de última instancia del capitalismo, frente a cualquier eventualidad que lo cuestione. El 14 y 15 de noviembre se reunió el G20 en Washington, organismo que si bien existía desde 1999, pasó a ser un instrumento importante del accionar de los gobiernos capitalistas junto al G7 que impuso la línea mundial del salvataje, de dar dinero a las multinacionales y Bancos de Inversión, agregando palabras de compromiso en el documento final, tales como "establecer normas de regulación financiera", es decir fijar controles a la especulación desenfrenada, cuestión que finalmente, nunca sucedió. El G20 consolidó el dominio de EE.UU, consolidó a los salvatajes como política para salvar a las multinacionales y corporaciones a cualquier precio. El G20 de Washington incluyó la incorporación a la toma de decisiones de países capitalistas menores como China, Brasil, India, Rusia, Australia o Sudáfrica lo cual es una expresión distorsionada del golpe que sufrieron los países imperialistas y del grado histórico de la magnitud de la crisis del capitalismo, que obligó a los gobiernos del G7 a apelar al apoyo de países atrasados para salir adelante con sus planes.

La caída de Bush y el PNAC

El descalabro político de la Administración Bush y del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (PNAC) comenzó a afectar no sólo la situación política de EE.UU, sino también la situación mundial. Abrió una crisis global del capitalismo de magnitud histórica que se sigue desarrollando hasta el día de hoy. La caída de la estrategia del PNAC y del régimen de la Ley Patriota fue una revolución, la IV Revoluciòn Norteamericana del Siglo XXI. Y pero la prueba más fehaciente, palpable e irrefutable de que la caída del PNAC fue la IV Revolución Norteamericana, fue el estallido de una crisis mundial del capitalismo de una magnitud sólo equiparable al crack del '29 que sacudió a Wall Street y al mundo capitalista de entonces. La Administración Bush llegó al final de su mandato por un acuerdo político que sostuvo su permanencia al poder. Era imposible que pudiera sostenerse en medio de un desprestigio tan descomunal, liquidada por los acontecimientos de la lucha de clases, tanto a nivel mundial como al interior de los EE.UU. En Medio Oriente, en Irak y Afganistán las movilizaciones liquidaron al PNAC. Al interior del país impidieron la instauración del régimen de Ley Patriota. Pero el momento más crítico estalló justo en el momento de las campañas presidenciales del año 2008.

La crisis del capitalismo estalló justo en medio de la recta final de las elecciones presidenciales. El desastroso gobierno de Bush suponía una pesada carga para quien resultara nominado por el partido republicano, evaluación por la cual el vicepresidente Cheney no se postuló a la presidencia y el mismo George Bush se ausentó de la campaña de los candidatos de su partido, para no contaminarlos con su mala fama. Tan grave era la crisis del Partido Republicano que una de las preocupaciones fundamentales de quien fue nominado como candidato a presidente como candidato republicano John McCain fue tener que desmarcarse de la Administración Bush. Durante la campaña McCain huyó del apoyo público de las cabezas visibles de la Administración Bush, porque dado el profundo desprestigio en que se encontraban los funcionarios, le quitaban votos.

La candidatura de Barack Obama fue promovida por el Partido Demócrata con el objetivo de desviar el profundo ascenso de masas que se había desatado en el país y contener el descontento popular. Con la consigna de "Change" ("Cambio") y la llega de afroamericano al poder dio la "apariencia" de la llegada de un sector de los oprimidos al poder. La candidatura de Obama no cuestiono nunca al capitalismo, más bien fue presentada con el objetivo de actuar como trinchera ultima de defensa frente a ascenso y los reclamos obreros y populares, y como tal, presentó los rasgos de una alternativa de gobierno de corte popular que las clases dominantes de EE.UU podían ofrecer en ese momento. Barak Hussein Obama II, era hijo de madre estadounidense y padre keniano, y al convertirse en candidato a la presidencia el 3 de junio de 2008 al vencer a la también senadora Hillary Diane Rodham Clinton, EE.UU estaba por primera vez en la historia a las puertas de tener un presidente de raza negra, una minoría racial que apenas unas décadas antes sufría el escarnio de la segregación racial, y que seguía siendo víctima del racismo.

El 27 de agosto de 2008 Obama fue nominado candidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales tras lo cual comenzó un tour por Kuwait, Afganistán, Irak,​ Jordania, Cisjordania, Israel, Alemania, Francia y el Reino Unido. Sectores de las capas más pobres de la población, latinos, afroamericanos, inmigrantes, trabajadores humildes se sintieron atraídos y se movilizaron alrededor de su candidatura. En el diseño de la campaña colaboraron miembros prominentes de think- thanks "progresistas "como David Axelrod, Robert Gibbs, y David Plouffe, lo cual marcaba otra diferencia de lo vivido hasta hora en el país: Los Think- thank Neocon quedaban ahora fuera de pista, y hacían su entrada en escena think- thanks que diseñaron una campaña con un fondo político y social, basado en la crisis económica, la guerra, la desigualdad social, el racismo, la migración, la seguridad social y el papel de la mujer. 

En esta última estrategia cumplió un papel fundamental Michelle Obama, que imprimió a a su campaña como aspirante a primera dama afroamericana, pretendiendo dar la imagen de representante de las mujeres mas oprimidas, las mujeres, todo lo cual fue combiando con un eficiente y renovador sistema de uso de las redes sociales e internet que hasta ese momento no habían sido un factor importante en la tecnología política. La página web de la campaña se creó en diez días y logró atraer a millones de seguidores, pero también empleó Facebook y Myspace de una manera nunca vista en una campaña electoral, logrando una lista de contactos electrónicos de más de 13 millones de personas. La página de Facebook atrajo a tres millones de personas y MyBarackObama.com contó con 2 millones de personas más, además, se colgaron más de 2.000 vídeos de YouTube que fueron vistos más de 15 millones de veces.

No sólo en cuanto al uso de las redes sociales la campaña electoral del 2008 fue innovadora sino que también presentó cambios en la estructura de las fuerzas políticas con el surgimiento del Partido del Té que alcanzó una ubicación muy importante en la campaña republicana al ser escogida Sarah Palin, la gobernadora de Alaska, como candidata a vicepresidente. El Partido del Té fue un reagrupamiento de la derecha, y la ultraderecha, un resabio del Neocon, que se presentó como un ala del Partido Republicano, un movimiento radicalizado de derecha que se presentó con el nombre de los movimientos de Boston contra el Imperio Británico en los orígenes del país, pero que en realidad marcaba un cambio político en la reorganización de las fuerzas políticas de derecha. ​

Las recaudaciones de la campaña electoral de Barack Obama rompieron en varias ocasiones récords anteriores y cambió las expectativas para las futuras elecciones presidenciales. La consigna que recorrió toda la campaña fue la de "Change We Can Believe In" o (en español,"Cambio en el Que Podemos Creer"), y varios artistas se unieron a la campaña como Joss Stone, Will.I.Am, Black Eyed Peas, Jennifer Aniston, Leonardo Di Caprio, Eva Longoria, Maxwell D, Bruce Springsteen, Oprah Winfrey, así como de tradicionales familias políticas como los Kennedy y los Carter.

El 4 de noviembre de 2008, Barack Obama se convirtió en el primer afroamericano en ser elegido Presidente de los Estados Unidos, provocando múltiples celebraciones en los Estados Unidos y alrededor del mundo con la obtención de casi el 53% del voto popular y 365 votos electorales. Obama también fue el presidente que recibió más votos que cualquier otro candidato presidencial en la historia, con un total de más de 69 millones de votos. Dick Cheney vicepresidente de la Administración Bush y presidente del Senado en conjunto con Nancy Pelosi en carácter de presidenta de la Cámara de Diputados certificaron el 8 de enero del 2009 los votos de la elección presidencial del 2008, procedimiento mediante el cual declaró oficialmente que Obama había sido elegido como Presidente y Biden como el Vicepresidente de los Estados Unidos. Fueron las elecciones hasta ese momento consideradas como las mas caras de la historia según el presidente de la Comisión de Elecciones Federales Michel Toner, quien estimó que para que se le tome en serio, un candidato necesitará reunir al menos 100 millones de dólares.

Un gobierno de los Conglomerados Globales

La crisis económica y el estallido de la crisis del capitalismo comenzaron a golpear duro sobre el país y el mundo. Antes de conocerse el ganador de las elecciones presidenciales se habían sucedido las reuniones entre funcionarios de la Administración Bush y los candidatos Mc Cain y Obama para tomar las primeras medidas de emergencia frente a la crisis desatada, y lo que estas medidas dejaba es que la prioridad de los gobiernos de Bush y Obama era salvar a las Corporaciones Multinacionales. Los salvatajes y billones de dólares inyectados en las arcas de las Corporaciones Multinacionales fueron hechos de acuerdo entre la saliente Administración Bush y la entrante Administración Obama, junto al candidato republicano Mc Cain. Se había ido un gobierno de las Corporaciones Multinacionales, y había llegado otro gobierno de las Corporaciones Multinacionales, aunque con un discurso diferente, pero con un mismo objetivo.

Pero a su vez, el estallido de la crisis mostraba un cambio profundo que se había operado en el capitalismo: El dominio que tienen sobre la economía mundial las Corporaciones Multinacionales. Los dueños de la economía mundial sonn ahora Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Bank of America, etc y a lo largo de las décadas se había producido la transición de las multinacionales a las Corporaciones Multinacionales, y la entronización de estas últimas como las empresas más importantes de la historia del capitalismo. En el régimen de la globalización se consolidó una nueva Forma de Acumulación, las corporaciones multinacionales, que constituyen un proceso de centralización y acumulación de capitales superior a las modernas multinacionales de posguerra. Si la característica de las modernas multinacionales de posguerra fue el dominio de una rama de la producción a escala mundial, las corporaciones multinacionales son una Forma de Acumulación superior porque monopolizan varias ramas simultáneamente, lo que les permite lograr una acumulación de capital superior al que lograban las modernas multinacionales de posguerra.

A su vez, el dominio sobre diversas ramas de la producción, comercio y las finanzas que lograron las corporaciones multinacionales fue el producto de un proceso convulsivo de fusiones y adquisiciones (en inglés, M&A, Merger and Adquisitions), que se desarrolló en forma creciente a partir de la década de los '80. Las M&A son compra y venta de empresas, movimientos comerciales que expresan profundos choques de sectores de la burguesía imperialista entre sí, con sectores de clase burgueses de los países atrasados y los trabajadores y pueblos del mundo. Los sectores más fuertes liquidan a los más débiles, como parte de una dura y descarnada batalla por control de mercados y capitales. La colosal sobre acumulación de capital que supone esta nueva Forma de Acumulación, provocó un desarrollo espectacular del capital especulativo y ficticio, una sobreacumulación colosal, la más grande producida por el capitalismo jamás, consiste actualmente en casi 700 billones U$S en productos financieros derivados registrados por el Banco de Basilea a mediados del 2008, pero agregando otros negocios especulativos, que alcanza una masa financiera que estaría superando los US$ 1.000 billones.

El capital ficticio en el período 2000- 2009 dio un salto monumental y creció 10 veces de 95 billones U$S a 1000 billones U$S, equivalente a alrededor de 10 veces el PBI mundial. Cuando hablamos de capital ficticio, nos referimos a un concepto usado por primera vez por Marx, cuando se refirió a títulos para préstamos cuyo valor es imaginario e ilusorio y sólo se concreta cuando se canjean por dinero o bienes. El crédito creado por los bancos es creación de capital ficticio porque ponen a disposición dinero que no tienen: "...No solamente la mayor parte de los activos de los bancos es ficticio, puesto que está compuesto por títulos y esta clase deriqueza en dinero imaginario...Al desarrollarse el capital a interés y el sistema de crédito, parece duplicarse y a veces triplicarse todo el capital...La mayor parte de este capital- dinero es puramente ficticio. Todos los depósitos con excepción del fondo de reserva, no son más que saldos en poder del banquero, pero no existen nunca en depósito." (14)

El proceso de centralización de capitales pegó en 20 años un salto gigantesco. Para el año 2002, 200 transnacionales sobre 65.000 concentraban el 30% del PBI mundial, y un 91% de las 500 mayores son de EE.UU, Europa y Japón. Las Corporaciones Multinacionales habían comenzado a emerger a partir de la década de los '80 con los gobierno de Margaret Thatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en EE.UU. En la medida en que comenzaron a tomar el control de la economía mundial se consolidó desigual y combinadamente un nuevo régimen de acumulación ue podemos denominar "neoliberalismo", "globalización", o "Nueva Economía". Es un régimen de acumulación diametralmente opuesto al keynesiano en el cual hubo relativas concesiones económicas a las masas.

La globalización significó una violenta contraofensiva económica, política y militar contra las masas del mundo entero, para imponer bajos salarios, desregulación, privatizaciones, desmantelamiento de conquistas obreras y populares, a la vez que una recolonización de los países atrasados por las potencias capitalistas. La ofensiva de los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher en Inglaterra abrió el camino para el surgimiento de las Corporaciones Multinacionales, el régimen de acumulación de la globalización y del desarrollo de las telecomunicaciones y la informática como polo de acumulación, hicieron posible el surgimiento de un nuevo eje de acumulación en California, llamado el "Silicon Valley". El término se refiere al espacio geográfico que abarca la parte sur de la Bahía de San Francisco, el Valle de Santa Clara, y ciudades como San José, Palo Alto, y Menlo Park. En dicho espacio se conformó un polo de emprendimientos relacionados con la industria tecnológica, la computación y la internet, que constituyo el polo de acumulación de la globalizacion.

En la globalización no hubo "boom" sostenido de la economía por varias décadas como en el régimen keynesiano, sino que hubo alternancia de períodos de crecimiento y retroceso. La etapa de crecimiento del régimen de la globalización fue la década de los '90, aunque en el marco de una tendencia general decreciente y graves turbulencias, desajustes y desequilibrios de la economía, que fueron el producto de un crecimiento espectacular del capital financiero y parasitario. En la globalización cambió el polo de acumulación, las viejas industrias que fueron el polo en el régimen keynesiano fueron desplazadas, con lo cual se constituyó un nuevo polo de acumulación alrededor de la industria de las telecomunicaciones, la informática, la biogenética y farmacéutica. Siel automóvil fue la mercancía base del régimen keynesiano, la computadora lo fue de la globalización.

También cambió el de acumulación, que paso a ser EE.UU- China y sudeste. El desarrollo de Japón, los "tigres" y el "boom" de China, provocó que a partir de mediados de los '90, el centro del comercio mundial comenzara a pasar del Océano Atlántico al océano Pacífico. En 1995 se creó la Organización Mundial del Comercio (OMC), que incorporó a China, e implicó un conjunto de regulaciones que favorecieron a las Corporaciones Multinacionales como la propiedad intelectual, las patentes sobre los avances tecnológicos, el pago de royalties y regalías, el establecimiento de subsidios y facilidades de asentamiento a las corporaciones en países, regiones, municipios y estados donde se encontraron libres de impuestos, con normas laborales más favorables para la búsqueda de ganancias

El desarrollo exponencial del capital ficticio que suponen las corporaciones multinacionales, ha provocado que capitales de orígenes diversos, de paraísos fiscales y del crimen organizado, roten y circulen en forma cada vez más acelerada y convulsiva, lo que provoca graves turbulencias, y desajustes en la economía. Fue precisamenteel 5 de diciembre de 1996 es cuando Alan Greenspan presidente de la Fed describió esta explosión especulativa del capitalismo diciendo que había una "exuberancia irracional" en los mercados, como una manera que encontró de describir los graves desequilibrios que los activos financieros sobrevaluados estaban provocando en la medida en que las megafusiones y M&A no son un proceso natural, ni espontáneo, sino impulsado por los ambiciosos jefes de la economía mundial.

El estallido de las punto-com en el año 2000, abrió la crisis en la rama industrial base de la globalización, la informática. Tras la explosión de la burbuja, desaparecieron 4.854 empresas, y se abrió la recesión mundial de los años 2000- 2003, que expresaba ya el proceso de agotamiento de las corporaciones multinacionales como forma de acumulación y de la globalización como régimen de acumulación. Las enormes masas de capital ficticio, habían producido la caída de la tasa de ganancia, un acelerado proceso de desvalorización de la economía, pero nonca en la globalización se alcanazaron los índices d crecimiento de posguerra.

La razón por la cual la economía no pudo en la globalización alcanzar los índices de crecimiento que si alcanzó en el regimen keynesiano, fue producto de la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989. Presentado como un evento que favoreció al capitalismo, y como el fin del socialismo, la caída del muro de Berlín fue un duro golpe al capitalismo y la globalización. Cuando cayó el Muro los gobiernos de las potencias capitalistas y los regímenes stalinistas de la Unión Soviética, Este de Europa, China, Cuba y sudeste- asiático trabajaban en sociedad, avanzando en una ofensiva explotadora brutal y renovando en común los acuerdos de Yalta y Postdam. Pero la movilización popular que derribó las dictaduras pro- capitalistas de esos países, obstaculizó los planes conjuntos de las potencias.

A su vez, la cadena de levantamientos populares se profundizó y tras el derrumbe stalinista en los países del Este de Europa, sobrevino el derrumbe de las dictaduras en la URSS y en las repúblicas bajo su órbita. Las consecuencias para el capitalismo fueron muy importantes, porque tras la caída del Muro de Berlín cambiaron las condiciones que habían permitido la súper- explotación de la clase obrera europea y alemana. Una condición fundamental para facilitar la explotación de los trabajadores europeos y alemanes en la posguerra, fue mantener su división con el Muro. Su derrumbe permitió un proceso de unificación de la poderosa clase obrera europea y alemana, entre las más calificadas, concentradas, con mayores conquistas sociales y de mayor nivel cultural del mundo.

A su vez, las nacionalidades oprimidas que habían sido puestas a sangre y fuego bajo la bota de dominación imperialista en la posguerra, comenzaron un proceso de liberación, lo que barrió con las fronteras de Yalta y Postdam. Gracias a los dirigentes stalinistas que cayeron a partir de 1989 el imperialismo había logrado sobrevivir a las derrotas de Vietnam, de China, de Corea, había podido continuar con su sistemática destrucción de fuerzas productivas. Había transformado esas derrotas políticas, en penalidades aún mayores para las masas, que permitían grandes ganancias a las multinacionales. Pero tras la caída del muro, estos dirigentes de la "izquierda oficial mundial", que había prestado grandes servicios al capitalismo, ya no tenían ese poder. El "orden mundial" de posguerra cayó, y el "nuevo orden mundial" en realidad resultó en un terrible "desorden" para las potencias capitalistas. Esta es la explicación de porqué en la globalización, el capitalismo no logró igualar los éxitos económicos del régimen keynesiano. La caída del Muro de Berlín impidió que en la globalización hubiera un acuerdo político global mundial de la talla de Yalta y Postdam, esos acuerdos que permitieron el "boom" de posguerra, fueron liquidados por la caída del Muro de Berlín, y con ellos, cayó el orden económico y político que dio sustento a la economía mundial por más de 40 años. La caída de los acuerdos de Yalta y Postdam que habían permitido el "boom", fue un golpe estratégico para el capitalismo.

Ahora, la asunción de la Administracion Bush coincidia con el agotamiento del régimen de la globalización. Los salvatajes de billones de dólares inyectados en las arcas de las Corporaciones Multinacionales, acordados entre la saliente Administración Bush y la entrante Administración Obama mostraba que mas alla de diferencias de estilo y formas, de discursos y rostros, la Administracion Obama era un gobierno de las Corporaciones Multinacionales, que dejaba atrás a otro gobierno de las Corporaciones Multinacionales. La estrategia de la Administracion Bush había fracasado y puso al borde de la quiebra al conjunto de las Corporaciones Multinacionales, pero la Administracion Obama tenia exactamente el mismo objetivo. En vista del derrumbe de las Corporaciones Multinacionales, del agotamiento de la globalización, y del estallido del pico mundial en la crisis global del capitalismo, se hace necesario evaluar el significado de los acontecimientos políticos y sociales que implican la caída del PNAC, y la derrota del proyecto estratégico de la Aministracion Bush.

La caída del PNAC y el triunfo de la IV Revolucion Norteamericana

La caída de la estrategia del PNAC y del régimen de la Ley Patriota fue una revolución, la IV Revolución Norteamericana del Siglo XXI. La prueba más fehaciente, palpable e irrefutable de que la caída del PNAC fue la IV Revolución Norteamericana, fue el estallido de una crisis mundial del capitalismo de una magnitud sólo equiparable al crack del '29 que sacudió a Wall Street y al mundo capitalista de entonces. La IV Revolución Norteamericana había borrado del mapa al PNAC, al régimen de la Ley Patriota, a la Administración Bush, a la OTAN de Irak, y había hecho florecer un proceso revolucionario global, enorme, que conmovia al mundo capitalista desde sus cimientos, y había provocado ahora el estallido de un pico agudo de crisis.

La renuncia de Donald Rumsfeld y la instauración de la Comisión parlamentaria Hamilton- Baker eran el final de la Administración Bush, y supuso el final de todo el experimento político- social que ellos construyeron a partir de los atentados del 11- S. El PNAC había sido largamente elaborado en los laboratorios y think- thanks neoconservadores, pero su caída fué posible por una enorme movilización nacional e internacional que liquidó los planes de la Administración Bush. Esta enorme movilización abarcó continentes enteros, y fue el disparador de todos los cambios políticos, sociales y económicos que hoy asisten a la situación política mundial. La derrota del régimen la de la Ley Patriota y la victoria de la resistencia mundial contra él son la IV Revolución Norteamericana del Siglo XXI. ¿Por qué definimos a la caída del PNAC y el régimen de la Ley Patriota como una revolución? Varios elementos definen una revolución, pero hay 2 rasgos que son los centrales. El primer rasgo que define a una revolución es la irrupción parcial o total de sectores de masas en el proceso político, tal como lo definen todos los revolucionarios, analistas e historiadores como por ejemplo León Trotsky: "El rasgo característico más indiscutible de las revoluciones es la intervención directa de las masas en los acontecimientos históricos"(4)

La revolución norteamericana del siglo XXI implicó un formidable proceso de movilización nacional e internacional, en el cual desarrollaron varios procesos simultáneamente: Por un lado la lucha por la verdad de los familiares de las víctimas del 11- S que empezó apenas iniciada la remoción de escombros en Ground Zero, que colocaron en el centro el reclamo de "Toda la Verdad sobre el 11-S". Junto a ello estalló un movimiento global antiguerra que detononó movilizaciones gigantescas en los 5 continentes, sobre todo en Europa. Esas movilizaciones, las más importantes desde la guerra de Vietnam, transcurrieron en la misma senda en que se desarrollaron los movimientos contra la guerra encabezados por los familiares de los soldados caídos en Irak. A la vez estaba en pleno desarrollo la movilización de los afroamericanos contra el brutal racismo demostrado por la Administración Bush con Nueva órleans, tras el paso del huracán Katrina, y la batalla de Nueva Orleans conmovió a toda la comunidad afroamericana, y despertó la solidaridad nacional e internacional en derredor de ella. A la vez, se desarrollaban también la batalla de los movimientos en defensa de los derechos democráticos y libertades civiles, el cual presentó diversos capítulos, algunos de los cuales fueron las batallas judiciales como Hamdam vs Rumsfeld encabezadas por organizaciones como ACLU, u otras como las denuncias globales de Wikileaks, o las denuncias de Edward Snowden, que sacudieron a la opinión pública mundial.

A todos de estos procesos se sumó uno dramático y decisivo: La derrota de las Fuerzas Armadas en Irak, el cual constituyó un golpe demoledor sobre la institución que es base del estado capitalista- imperialista en el país. La derrota militar de las Fuerzas Armadas en Irak abrió una brutal crisis en el ejército, en los altos mandos, y de ese modo también, liquidaba también el proyecto del PNAC y del régimen de la Ley Patriota que estaba basado en las Fuerzas Armadas. Por eso, la IV Revolución norteamericana tuvo dos desarrollos centrales simultaneos, por un lado el descalabro del PNAC dentro de EE.UU al ser derrotada la instauración del régimen de la Ley Patriota, y por otro lado, la derrota del PNAC fuera de EE.UU cuando la OTAN y las Fuerzas Armadas son derrotadas en Irak. Pero todo esto fue posible merced a la formidable movilización de masas global desatada por el intento de instauracion del PNAC, una irrupción mundial de las masas que constituye la primera característica de toda revolución.

El segundo rasgo característico de una revolución, es los cambios que provoca en los regímenes políticos. Toda revolución modifica el espectro de instituciones existente, unas desaparecen, otras permanencen, unas cambian, otras surgen, producto de que los choques entre las clases y sectores de clase modifican en forma ineludible cualquier entramado institucional. Las instituciones expresan intereses de clase y cuando esos intereses y sectores de clase se enfrentan y chocan entre si, se modifican las instituciones, se imponen o desaparecen de acuerdo a que sectores de clase resulten triunfantes y cuales resulten derrotados. Es decir, la lucha de clases deja una huella, una marca en la configuración de los regímenes políticos que hace reconocibles esos enfrentamientos de clase.

Por ejemplo, la I Revolución Norteamericana provocó cambios en el régimen político del país, que pasó de ser de una colonia inglesa a la conformación de una nación independiente. En ese proceso desaparecieron las instituciones coloniales, y surgieron nuevas instituciones como la Constitución y los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial. El choque de clases que supuso la II Revolución norteamericana también provocó cambios en el régimen político: Desapareció la Confederación de once estados del sur que habían conformado un país con su propia constitución, instituciones y ejército, se abolió la esclavitud que había sido una institución legal, y surgió la estructura de unidad nacional del país que hoy conocemos como Estados Unidos. La III Revolución norteamericana también registró cambios en el régimen político del país. Todo el proceso de movilización nacional por los derechos civiles provocó la desaparición de los horribles estados semi fascistas del Sur con leyes que establecían el régimen de segregación racial, las instituciones y normativas Jim Crow que segregaban a la población afroamericana, en una parte importante del país, y afectaban a millones de personas. La III Revolución norteamericana también liquidó el intento bonapartista de Nixon, y llevó a la derrota de las Fuerzas Armadas en su intento de invasión militar a Vietnam. Los cambios en el régimen político del país incluyeron el surgimiento de la legislación que instauró la igualdad de derechos raciales, además del derecho al voto, al aborto, que modificó casi un siglo de legislaciones segregadoras, racistas y discriminadoras Jim Crow, y toda una etapa de lucha por los derechos de las mujeres.

Estas revoluciones son revoluciones políticas, es decir, que provocan cambios en las instituciones políticas del estado y en el régimen político, pero no modifican las estructuras sociales y económicas fundamentales. Por ejemplo, tanto la I, II y III Revolución Norteamericana modifican el régimen político, pero no modifican la estructura socioeconómica del país. Estados Unidos es capitalista cuando se independiza de Gran Bretaña, sigue siendo capitalista en la Guerra Civil y tras ella, y sigue siendo capitalista cuando triunfa el movimiento por los derechos civiles. El término "Revolución Política" fue acuñado por León Trotsky quien diseñó este concepto para definir al conjunto de tareas necesarias en la Unión Soviética, cuyo régimen político había sido copado por una dictadura contrarrevolucionaria encabezada por la fracción de Stalin. 

Según Trotsky, para derribar esta dictadura no era necesario llevar adelante una revolución que modificara la estructura económico- social del país, la URSS ya era un estado obrero en transición al socialismo. Para Trotsky lo que era necesario hacer era una revolución en el régimen político contra la dictadura stalinista, y su cambio por el régimen de una democracia proletaria. Trotsky llamó a este tipo de revoluciones "Revolución Política", esto es, una revolucion que no modifica la estructura económico- social del estado, sino su régimen político, el complejo de instituciones del estado. La Revolución Política es entonces un tipo de revolución diferente a la revolución económico- social. La revolución económica- social modifica la estructura social del estado, es decir modifica el hecho de cual clase social es la que social ostenta el poder. Por ejemplo la Revolución Holandesa contra Carlos V, conocida como la Guerra de los 80 años o Guerra de Flandes de 1648, dio origen a un nuevo estado porque fue una revolución de la burguesía que destrono de su poder a la nobleza. Otro ejemplo lo consituye la Revolución Inglesa que comenzó con la Batalla de Edgehill de octubre de 1642 y culminó con la victoria final de las fuerzas parlamentarias encabezadas por Oliver Cromwell, lo cual fue también una revolución económico- social, porque la burguesía inglesa tomo el poder detronando a la nobleza, y el ascenso del Parlamento sobre la monarquia era la expresión de la derrota de los nobles a manos de los burgueses. También lo fue la Revolución Francesa de 1789 en la cual el poder pasa de la nobleza a la burguesía, y también entra en la categoría de revolución económico- social. La Revolucion Rusa de 1917, donde la clase trabajadora toma el poder destronando a la burguesía, es también un ejemplo de revolucion económico- social.

Ahora bien, tanto la Revolución Política como la revolución económica- social se encuentran profundamente relacionadas: Las revoluciones políticas implican cambios en el régimen político que son preparatorios de la revolución económica- social, son luchas por el control del estado entre clases y sectores de clase que terminan impactando sobre las formaciones sociales y el modo de producción de las sociedades. Entonces, la relación entre las revoluciones políticas y sociales es dialéctica, compleja y, contradictoria. Las revoluciones políticas establecen una dinámica permanente hacia la revolución social, mientras que la revolución social implica siempre una revolución política. Una no puede existir sin la otra, y por eso todo cambio en el régimen político, y toda revolución política es siempre producto de una revolución, como lo explica Novack: "La fuente verdadera de la democracia en los EE.UU. fueron las luchas revolucionarias de su pueblo. En 1776 y 1861 cuando el desarrollo ulterior de la nación requería una nueva vía y las fuerzas de la reacción obstaculizaban el camino...los demócratas revolucionarios aceptaron el desafío. Armaron al pueblo, vencieron en la lucha a los que mantenían el viejo orden y crearon un nuevo régimen social y político. Las ideas, demandas, instituciones y costumbres específicas de la democracia se forjaron en estos hornos revolucionarios..." (5)

La derrota en Irak: La otra cara de la IV Revolución Norteamericana

La derrota militar de las Fuerzas Armadas en Irak abrió una brutal crisis en el ejército, en los altos mandos, y de ese modo también, liquido también el proyecto del PNAC y del régimen de la Ley Patriota que estaba basado en las Fuerzas Armadas. La caída de Donald Rumsfeld el 8 de Noviembre del 2006 por presión de los altos mandos de las Fuerzas Armadas supuso para el PNAC un golpe demoledor, lo cual llevó a la Administración Bush a llevar adelante un verdadero "Monday morning quarterback", una expresión propia del futbol americano, que refiere a que terminado el partido del domingo, el lunes el mariscal de campo hace un análisis crítico y analiza que jugadas estuvieron bien o mal, que decisiones tomo correctas y cuales no. El "Monday morning quarterback" llevado adelante por la Administración Bush la llevó a jugársela el todo por el todo y tomar la decisión de profundizar la estrategia del PNAC, lo cual no hizo mas que agravar la crisis política del país y del ejército.

La caída de Donald Rumsfeld dejó en el aire a la Administración Bush y a la estrategia del PNAC. El país había quedado prácticamente sin gobierno, o con un gobierno que carecía casi totalmente de poder, cuya estrategia había sido rechazada en el país, aplastada en Irak, y sepultada por la derrota electoral del Partido Republicano. El de 15 de marzo de 2006, la constitución del Grupo de Estudio de Irak (ISG, en inglés Irak Study Group) buscó cerrar el creciente vacío de poder que se desarrollaba en el país, y la Comisión bipartidista parlamentaria liderada por James Baker, ex secretario de Estado republicano, y Lee H. Hamilton dirigente demócrata, buscaba cerrar la crisis y preparar alguna transición hacia una salida concertada de poder. El 6 de diciembre de 2006, el ISG publicó un informe que formuló una estrategia opuesta a la de la Administración Bush, reconociendo que se había perdido la guerra en Irak y planteando la necesidad de una retirada gradual de las fuerzas, abriendo un diálogo directo con Siria, e Irán considerados hasta ese momento países parte del "Eje del Mal". La publicación de este informe mostraba la profunda crisis de poder en que se sumía el país con poderes que actuaban simultáneamente, por un lado el Poder Ejecutivo ejercido por la Administración Bush, un gobierno totalmente en crisis cuyo pode se diluía hora tras hora, y por otro lado el Parlamento con la Comisión bipartidista Baker- Hamilton, que impulsaba una estrategia opuesta a la de la Administración Bush ¿Quién realmente gobernaba al país, el Poder Ejecutivo o el Parlamento?

El Parlamento decidió salir en defensa de las instituciones del régimen del país, y los dos partidos más importantes del estado debían encabezar la búsqueda de una salida destinada a resolver la aguda crisis política abierta. Detrás del diseño de la nueva política se encontraba el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) un think thank "de centro", lo cual marcaba otra diferencia en la estrategia diseñada por la Administración Bush, ya que no eran ahora los think thanks conservadores los que construían la estrategia, sino que entraban en escena corrientes de pensamiento diferentes al Neocon. Pero la Administración Bush no tenía la menor intención de retirarse ni abandonar su estrategia, por el contrario, la había redoblado, y en el medio del fuego cruzado entre el Poder Ejecutivo y el Parlamento quedaron atrapadas las Fuerzas Armadas que veían cada vez más complicada su situación en Irak, donde las elecciones de la Asamblea Constituyente de abril del 2005 otorgaba todo el poder a Nuri al-Maliki, jefe de Dawa. Tal lo orientado por la Comisión bipartidista Baker- Hamilton, Maliki comenzaban a tejer acuerdos con Irán, conducidos todos por el espanto que les provocaba la imponente insurrección Iraquí.

Teherán temía que la insurrección podíera introducirse en su propio país. La insurrección iraquí obligó a la OTAN a volver a reclutar a un gran número de efectivos de todos los rangos para mantener el control de ciudades, carreteras e infraestructura petrolífera. Tras la ejecución de Saddam Hussein el 30 de diciembre de 2006, Maliki impuso la sanción de una Ley Antiterrorista muy dura para combatir a los insurgentes, y parecía que la estrategia del Comisión Baker- Hamilton se fortalecía en la medida que Maliki negociaba con Irán, pero la Administración Bush respondió intensificando todos los focos de conflicto, contrariando al plan de la Comisión Baker- Hamilton que era disminuirlos. El jefe del CENTCOM John Philip Abizaid, que había asumido el 7 de julio del 2003 en reemplazo de Tommy Franks, agudizaba las tensiones con Irán al declarar que era necesario presionar a la comunidad internacional para que Irán desista del desarrollo de armas nucleares, un planteo en sintonía con la estrategia de seguir tratando a lrán como parte del "Eje del Mal".

Contrariando a Abizaid y a la estrategia planteada por la Administración Bush, el director de Inteligencia Nacional publicó un informe en el cual evaluaba que Teherán había puesto un alto a su programa de armas nucleares desde el año 2003. Este informe conocido como National Intelligence Estimate (NIE), era un cambio en la política hacia Medio Oriente que venía siendo la de inventar la proliferación de armas de destrucción masiva para justificar cualquier tipo de agresión a un país. Ahora, la postura era la de sincerar los hechos y negar toda proliferación de armas de destrucción masiva de Irán. Este cambio en la política dejaba sin sustento al jefe del CENTCOM John Philip Abizaid, quien fue reemplazado en su cargo al frente del CENTCOM por el almirante William J. Fallon el 16 de marzo del 2007. Fallon era en realidad el representante de todo un sector de la oficialidad de las Fuerzas Armadas integrada por el director nacional de inteligencia, almirante Mike McConnell, el director de la CIA general Michael Hayden, al Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas terrestre, general George Casey, y el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen que estaban preocupado por la multiplicación de teatros de operaciones en la guerra, la dispersión de las fuerzas y el agotamiento de las tropas.

Fallon ejercía una ascendencia e influencia política sobre este sector de las Fuerzas Armadas que se opuso abiertamente al liderazgo de la Administración Bush, y lanzó una estrategia opuesta, en vista de los síntomas de crisis militar que se expresaban por todas partes como cuando los familiares de soldados de la Guardia Nacional de Florida iniciaron una campaña por el regreso de las tropas, mediante una huelga de hambre por tiempo indefinido. En el sur de Afganistán la OTAN se había hecho cargo del control de la región sur del país a finales de julio de 2006, momento a partir de lo cual hubo un incremento de la violencia en la zona con ataques a funcionarios públicos, a las escuelas, y una frecuencia de atentados diarios mayor que la que estaba sucediendo en Irak. En 2007 hubo un importante resurgimiento talibán comenzó a reconquistar zonas cuyo control perdieron en 2001, y el 27 de febrero se produjo un atentado contra la base estadounidense de Bagram cuando el vicepresidente Dick Cheney se encontraba de visita en el que murieron 18 personas. 

En agosto del 2008 la situación empeoró para la OTAN ya que sus bajas aumentaron durante los meses de junio, julio y agosto, produciendo más bajas que en Irak. Afganistán estaba en un clima de guerra constante y en un descontento creciente con el gobierno de Hamid Karzai. La crisis de las Fuerzas Armadas persitió al quedar en medio del tironeo entre la Administración Bush y la Comisión parlamentaria Hamilton- Baker. El almirante Fallon se resistía a llevar adelante la política de la Aministración Bush para Irán, y la revista Esquire lo mostró en un artículo donde lo llamaban "El Hombre entre la Guerra y la Paz" resistiéndose a tomar medidas más duras contra Teherán. Pero la situación de Fallon se volvió insostenible, y presentó su renuncia el 11 de marzo del 2008, lo cual dejó al CENTCOM otra vez sin coinduccion política.

Fallon fue reemplazado por David Howell Petraeus, un general del ejército considerado el 2do estadounidense de ideología conservadora con mayor influencia a nivel internacional. La caída de Fallon expresaba la lucha por el control del poder del ejército y del estado entre la Administracción Bush y el ISG. La guerra en Irak había provocado el mayor movimiento internacional anti-bélico de la historia, había desatado la lucha de Liberación Nacional del pueblo iraquí contra las tropas invasoras de la OTAN, había provocado que la resistencia Iraqui contara ya para el 2005 con más soldados que el número total de tropas de la OTAN, y con ello, que las posibilidades de ganar la guerra para el CENTCOM era simplemente imposibles. En Irak, la guerra llevaba sólo 2 años, y ya el "Síndrome de Vietnam", estaba a la vista otra vez, volvían a unificarse la guerra de liberación nacional de un pueblo invadido por el ejército de EE.UU, la cual confluía con la movilización internacional, y nacional contra la guerra.

Cualquiera puede pensar que con la Administración Obama hubo un cambio de 180 grados respecto de la Administración Bush en cuanto a Medio Oriente. Sin embargo, no fue asi, en Irak, la crisis del ejército continuó agravándose día tras día siendo el año 2007 el que más número de muertos y heridos tuvieron que soportar las fuerzas armadas debido a la ofensiva insurgente. Sólo en 2007 murieron aproximadamente en Irak un total de 904 militares y más de 6.000 fueron heridos, las cifras más altas en toda la ocupación.Tal aumento de la violencia se debió a una ofensiva de la insurgencia en las principales ciudades del país, con Bush todavía como presidente cuando las presiones sobre tropas estadounidenses se vieron agravadas por la continua retirada de las fuerzas británicas de la gobernación de Basora ordenado por el Primer Ministro Gordon Brown, sucesor de Tony Blair. Así como Gran Bretaña se retiraba de Irak, lo mismo hacía Dinamarca con el anuncio del Primer Ministro Anders Fogh Rasmussen que anunció también la retirada de los soldados daneses. Turquía iniciaba una ofensiva militar en el norte de Irak contra la guerrilla kurda del PKK, pese a la oposición Iraquí y del Pentágono, lo cual comenzó a configurar un cuadro de descontrol de la región de Medio Oriente que comenzó a generalizarse y a profundizarse de aquí en más, sin solución de continuidad.

La derrota de las Fuerzas Armadas y de la Coalición de la OTAN fue formalmente reconocida por la Administración Bush a fin del 2007, cuando firmó el calendario para la retirada gradual de las fuerzas para el 30 de junio del 2009 de las ciudades iraquíes, y para el 31 de agosto del 2010 la salida definitiva y el fin de las misiones de combate con la permanencia de 50.000 efectivos para labores de entrenamiento de las fuerzas iraquíes hasta la definitiva salida el 31 de diciembre del 2011. La firma de ese acuerdo del 2007 fue el final de la estrategia del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, del GWOT, el derrumbe definitivo de las estrategias lanzadas por la Administración Bush y los grupos Neocon, que provocaron un cambio total de la situación mundial, y en particular de la región del Medio Oriente. Sin embargo, esta política de retirada y reconocimiento de la derrota, no significo que Estados Unidos dejara de agredir, provocar matanzas o intervenir militarmente en Medio Oriente.

En reconocimiento de la derrota sufrida la Administracion Obama y el Pentagono decidieron no poner más tropas en tierra. Pero mantuvieron una política de agresion pemanente en la región con bombardeos y drones, una estrategia defensiva, pero no por ello menos peligrosa y destructiva. El 22 de enero de 2009, el presidente estadounidense Barack Obama firmó una Orden Ejecutiva que impuso a la CIA el uso de sólo los 19 métodos de interrogación descritas en el Manual de Campos del Ejército "a menos que el fiscal general con una consulta adecuada proporciona orientación adicional". La orden también establecio que "La CIA deberá cerrar lo más rápidamente posible las instalaciones de detención que actualmente opera y no explotará cualquier centro de detención en el futuro". La ilusión del cierre de Guantanamo surco el ánimo de los activistas, dirigentes y sectores defensores de los derechos civiles y humanos de Estados Unidos y el mundo. En abril del 2009, el director de la CIA Leon Panetta anunció que la "CIA ya no opera centros de detención o en los sitios negros", en una carta a los funcionarios y que "esos sitios serían dados de baja". En dicho informa Panetta afirmo que la CIA ya no estaba empleando polémicas "duras técnicas de interrogatorio", y que las personas detenidas por la CIA sólo sufrirían una detención breve durante el tiempo necesario para transferirlos a la custodia de las autoridades de sus países de origen, o la custodia de otro agencia estadounidense.

Sin embargo estos anuncios no fueron ciertos ni reales, y las ilusiones de todos aquellos que creían que con Obama se terminaba Guantanamo, se vieron frustradas. Los activistas de derechos humanos le reclamaron y reprocharon a Obama que se niegara a procesar a los funcionarios que durante el gobierno de Bush aprobaron el uso de esos métodos de interrogatorio, y Guantánamo siguió funcionando con mas de 171 presos en condiciones horribles de confinamiento. Todos ellos continuaron en Guantanamo afrontando la posibilidad de un juicio ante un tribunal militar, y las detenciones indefinidas, sin recibir un proceso justo. En octubre del 2009 el presidente Obama firmó la Ley de Comisiones Militares del 2009 (en inglés, Military Commissions Act of 2009) que enmendó la Ley de Comisiones Militares del 2006 en la cual ya no se habla mas de enemigos combatientes ilegales, sino de "enemigo combatiente no protegido", pero conservando lo esencial que es noción de enemigo en el código penal, lo cual implica una fusión entre el derecho penal y el derecho de la guerra. En diciembre del 2011 Obama firmó la la ley "Ley de Autorización de Defensa Nacional" HR 1540 (en ingles NDAA), que autorizó la detención por tiempo indefinido, sin cargos, ni inculpación, de ciudadanos estadounidenses designados por el poder ejecutivo como enemigos. Los estadounidenses a los cuales puede aplicarse esa nueva ley no sólo son los que sean capturados en un campo de batalla sino también los que nunca hayan salido de Estados Unidos, ni participado en ningún tipo de acción militar. La ley apunta a personas que la administración haya designado como miembros "de Al-Qaeda, de los Talibanes y que participen en hostilidades contra Estados Unidos". Obama promulgó la HR 1540 en Hawái el 31 de diciembre, y aunque reconocio públicamente que ciertas disposiciones de la NDAA (contenidas en Subtitle D-Counterterrorism) son inaceptables, y pudo haberla vetado, la NDAA fue firmada por Obama bajo el argumento de que era en definitiva un medio para combatir el terrorismo.

Es decir, la Administracion Obama, levantaba la consigna de "Change" por un lado para diferenciarse de la repudiada y rechazada politica de la Administracion Bush, pero por otro lado siguio promulgando leyes antidemocráticas y represivas, con argumentos similares a los de la Administracion Bush en el sentido de la "lucha contra el terrorismo". Durante la Administracion Obama, el "Sindrome de Irak" impidio al Pentagono poner tropas en tierra, pero no impidió los bombardeos con aviones, con drones, mientras que las fuerzas operaciones militares pasaron a operar en 138 paises, superando la cantidad de países en los que oeraron bajo la Administracion Bush. A medida que pasaba el tiempo, los crímenes y atentados a las libertades civiles que habían sucedido bajo la Administración Bush iban quedando cada vez más claros, y poniéndose en evidencia. El 13 de diciembre de 2012, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CEDH) emitió un fallo, que el secuestro de Khalid El- Masri fue establecido más allá de toda duda razonable y que Macedonia fue responsables de su tortura y los malos tratos, por lo cual el secuestro, detención y tortura de El-Masri en Macedonia fue calificado como desaparición forzada.

El 09 de diciembre 2014 el Comité de Inteligencia del Senado (SSCI) dio a conocer una parte de 525 páginas en el que constaban las principales conclusiones y un resumen ejecutivo del informe llamado Estudio Comité de Programa de Detención e interrogatorio de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Mientras el resto del informe permanece clasificado, en las 6.000 páginas se demuestra el uso de la CIA de sus técnicas de interrogatorio brutales en medio de duras condiciones de reclusión de los detenidos. Tambien en el informe consta la información inexacta proporcionada por la CIA al Departamento de Justicia para impidirle un análisis jurídico adecuado. Según el informe, al menos 26 de los 119 presos (22%) en poder de la CIA fueron detenidos indebidamente, y al menos 39 fueron sometidos a las técnicas de interrogatorio de la CIA. La existencia de una parte clasificada del informe dejo muy mal parada a la Administración Obama, al dejar en evidencia la impunidad con la que cuenta la CIA sin que este informe implicara juicios, ni castigos para ninguno de los funcionarios de la CIA.

El informe del Comité de Inteligencia del Senado (SSCI) fue el blanqueo, y el reconocimiento publico de una realidad que ya se conocía por la difusión de las redes sociales y medios alternativos. El 2 de Junio Obama firmó la Ley de la Libertad de EE UU (en ingles, USA Freedom Act), que pone límites y controles a la NSA. El elemento central de la ley es que retiró a la NSA la capacidad de almacenar los datos sobre las llamadas telefónicas de millones de estadounidenses, y coloca estos datos en manos de las compañías telefónicas, antes de esta reforma, los espías podrán acceder a estos datos caso a caso y previa autorización judicial. La votación expresaba el triunfo de la IV Revolución norteamericana, la presión que obligó a Obama a tomar algunas medidas que significara alguna concesión para la lucha que millones en el mundo habían llevado adelante contra el régimen de la Ley Patriota, y un factor decisivo habían sido son las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje de la NSA, en 2013, y el impacto que tuvo esto en las masas y la opinión pública mundial.

Sin embargo grupos de derechos civiles y académicos críticaron la Freedom Act aduciendo que que permite a la NSA tenía partes poco claras y tal vez permitía a la NSA atrapar adatos de amplias franjas de personas inocentes en violación de sus derechos constitucionales. El director legal de la ACLU Jameel Jaffer dijo "Las descripciones de los dos últimos años dejan claro que necesitamos una reforma mayor", y un grupo de 60 organizaciones llamó al Congreso a poner fin a la recolección de la NSA de información telefónica bajo la Ley Patriota. Respecto de la Ley Patriota, la Administración Obama firmo la extensión de la Ley Patriota hasta finales del 2017, lo cual fue un completo revés para todos aquellos defensores de los derechos y libertades democraticas en los Estados Unidos y en el mundo. Cuando estaban dadas las condiciones para la derogación y la eliminacion completa de la Ley Patriota, y de todo el complejo de leyes que implica la Ley Patriota que ataca las libertades democráticas, Obama resolvió dejar prolongar la vida de una Ley que es un peligro y una amenza a las libertades civiles, y los derechosdemocraticos.

Cuando la Administracion Obama pudo haber dado un paso decisivo en defensa de los derechos civiles con amplio apoyo de la población, la Ley que es una herencia de la Asministracion Bush quedo nuevamente en vigencia, pero ahora, por gestión de la Administracion Obama. El 23 de mayo de 2013 fue el día en que el presidente Obama prometió dejar en libertad a todos los prisioneros que ya hubieran sido absueltos pero aún se encontraran recluidos en la base de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, y el periodista independiente Andy Worthington creó un reloj en Internet, en gtmoclock.com, y marca el tiempo que ha pasado desde la fecha en la que supone debió ocurrir el cierre de la prisión de Guantánamo suscripto en la Orden Ejecutiva 13492. Todavía hay hombres recluidos allí que fueron absueltos y esperan su liberación desde hace años, un dato absolutamente impactante en el hecho que muchos hombres siguen recluidos por tiempo indeterminado en Guantánamo, sin que medien cargos en su contra.

La crisis de Chelsea Manning

A principios del 2010 la analista de inteligencia asignada en 2009 a una unidad del Ejército en Irak, Chelsea Elizabeth Manning, fue acusada de lanzar el mayor conjunto de documentos confidenciales simultáneamente al público, en violación de la Ley de Espionaje. Estos documentos revelaron los crímenes de guerra cometidos por los militares, el encarcelamiento injusto de prisioneros en Guantánamo, y el derroche y la corrupción fenomenal que implicaban las guerras en Irak y Afganistán. Manning fue condenada en agosto del 2013 a 35 años de prisión, con posibilidad de libertad condicional en el octavo año y con la pena adicional de ser dada de baja en el ejército.

Manning había nacido como Edward Bradley Manning en 1987 y en un comunicado expresó que siempre se había sentido mujer, lo cual abrió el debate de la transexualidad en el ejército. Toda su vida fue infeliz por no poder vivir como un hombre abiertamente gay, y aun bajo el riesgo de ser dado de alta, escribió a un asesor de género que se sentía mujer, y discutió someterse a una cirugía. Durante el juicio la fiscalía, encabezada por el capitán Ashden Fein presentó 300.000 páginas de documentos en pruebas, incluyendo registros de chat y material clasificado, pero New York Magazine publicó que Manning se oponía a la clase de guerra en que se encontraba involucrada, y los abogados de Manning argumentaron que el gobierno había exagerado el daño que la liberación de los documentos había causado, y que había cobrado de Manning para obligarla a declarar contra Julian Assange, el director de Wikileaks. El 3 de septiembre de 2013, el abogado de Manning solicitó un indulto presidencial para su cliente, que incluyó una carta de apoyo de Amnistía Internacional sosteniendo que las filtraciones de Manning habían expuesto violaciónes a los derechos humanos.

La publicación del material filtrado, en particular los cables diplomáticos, atrajo una cobertura en profundidad de todo el mundo. El presidente del Estado Mayor Conjunto almirante Michael Mullen dijo que las filtraciones habían colocado las vidas de soldados estadounidenses e informantes afganos en peligro, pero el periodista Glenn Greenwald argumentó que Manning era el denunciante más importante desde que Daniel Ellsber filtró los "Pentagons Papers" en 1971. En 2011, Manning fue galardonada por la sección alemana de la Asociación Internacional de Abogados contra las Armas y Nuclear de la Federación de Científicos alemanes, en 2012, fue galardonada con "Premio del Público" otorgado por Global Exchange, en 2013 con el Premio Sean MacBride Paz por la Oficina Internacional de la Paz y en 2014, fue galardonada con el Premio Adams Sam por Sam Adams Associates para la Integridad en Inteligencia. Manning solicitó públicamente ser llamada Chelsea, porque siempre se había sentido una mujer y comenzó a buscar terapia de tratamiento hormonal, el derecho a vivir como una mujer, y llevar ropa interior femenina.

La negativa de las autoridades llevó a Manning a presentar una demanda en la corte federal de distrito en Washington, DC, contra el secretario de Defensa Hagel, afirmando que había "sido negado el acceso al tratamiento médicamente necesario". Finalmente la Corte de Apelaciones del Ejército dictaminó en el 2015 en "Referencia para recurrente en todos los papeles formales futuras presentadas ante este tribunal y todos los futuros órdenes y resoluciones emitidas por este tribunal deberán ser neutral, por ejemplo, soldado de primera clase Manning o recurrente, o emplear un pronombre femenino" . En abril de 2015, Amnistía Internacional publicó en línea una carta de Manning en la que da a conocer, "por fin empecé mi régimen prescrito de hormonas para continuar mi transición de género en mora en febrero. Ha sido un gran alivio increíble para mi cuerpo y el cerebro para llegar finalmente en la alineación entre sí". La valiente denunciante y activista transgénero Chelsea Manning permaneció resistiendo las brutales condiciones de prisión del Ejército defiendiendo el derecho y la necesidad de los denunciantes, y a partir del 2015, comenzó a escribir en The Guardian abordando temas como la guerra, el sexo y la libertad de información en dos artículos: "Cómo hacer que ISIS caiga sobre su propia espada" y "Yo soy una mujer transgénero y el gobierno está negando mis derechos civiles". Luego debutó como escritora oficial con un artículo con el título: "Los torturadores de la CIA y los dirigentes que aprobaron sus acciones deben enfrentarse a la ley" en marzo de 2015. La persecución extrema sufrida por Manning dejó en claro la postura de la Administración Obama respecto de los derechos civiles: Mientras los responsables de los crímenes de guerra, masacres y torturas seguían en libertad, y mientras la Ley Patriota seguía siendo una ley en vigencia, los denunciantes eran permanentemente perseguidos.

Human Rights Watch señaló que el "enjuiciamiento agresivo y las severas sentencias" contrastan con la impunidad de altos funcionarios estadounidenses por torturas y otros abusos contra los derechos humanos. Manning paga con su cárcel el precio de denunciar los crímenes de guerra del pentágono, el espionaje de la NSA, pero además por desnudar la crisis al interior del ejército de los Estados Unidos, su régimen brutal, machista, homofóbico y racista. Chelsea Manning adhirió a la huelga de los presos para acabar con el trabajo esclavo en cárceles y prisiones que se realizó en la misma fecha en que se conmemora el 45 aniversario del levantamiento de Ática, cuando mil prisioneros tomaron el control de la notoria prisión de Nueva York para exigir derechos políticos y mejores condiciones de vida, pero fueron brutalmente reprimidos por el gobernador de Nueva York, Nelson Rockefeller. La huelga nacional desarrollada en septiembre del 2016 tuvo como consigna "Un llamado a acabar con la esclavitud en Estados Unidos" con medidas tomadas en común por los presos en al menos 40 prisiones en 24 estados. Obama conmutó la sentencia de Chelsea Manning y el 17 de mayo del 2017 quedó en libertad, una tremenda victoria que fue producto del reclamo en todo el país y a nivel internacional a favor de Manning, y otro signo del triunfo de la IV Revolución Norteamericana. Pero aún así la situación del gobierno permaneció crítica, dado la grave situación que se desarrollaba en Irak y Afganistán, y cambió completamente la situación en Medio Oriente.

Se retira la OTAN y estalla la revolución en Medio Oriente

Tras la derrota de la OTAN, Medio Oriente nunca volvió a ser la misma región que alguna vez fue. La retirada de la OTAN y el triunfo de la IV Revolución Norteamericana significaron para Medio Oriente el principio de cambios políticos, sociales y económicos sin precedentes, que conmovieron la región desde los cimientos y la transformaron por completo. En la region estallo una poderosa insurrección de masas que no se detuvo frente a ninguna dictadura, ningún ejército, y ninguna autocracia, arrasó con sistemas políticos, borró fronteras, liquidó regímenes, dictadores y comenzó un sostenido e indetenible proceso de levantamiento, una especie de Intifada regional, que cambió el destino de la zona para siempre.

El año 2009 se inició en Irak con una reducción considerable de la violencia en todo el país coincidiendo con el fin de la Administración Bush que era símbolo de la ocupación. Obama anunció un nuevo plan para retirar las tropas y revisar integralmente la estrategia en Irak, corolario lógico de los cambios políticos, sociales y económicos de la región, y el 19 de agosto del 2010 Estados Unidos retiró casi todas sus tropas de combate de Irak dejando en el país sólo 56.000 efectivos de combate, cumpliendo en general el cronograma previsto por el tratado firmado por Bush, operación que se denominó "Nuevo Amanecer". En Afganistán el año 2009 fue el más violento desde la invasión en 2001 producto de que la insurgencia talibán incrementó los ataques por todo el territorio, y su avance obligó a una revisión de la estrategia de la OTAN que incluyó el envio de más tropas e intensificación de los bombardeos. En septiembre de 2009, una operación aérea dirigida por el ejército alemán causó la muerte de unos 90 civiles que provocó la dimisión del Jefe de Estado Mayor alemán por ocultar información relativa al hecho. El 2010 se inició con una misma ofensiva Talibán, lo que llevó a las fuerzas de la OTAN a emprender una contraofensiva llamada "Operación Moshtarak" la mayor de la coalición desde la invasión del país. La crisis del ejército no cesaba de agravarse, y el 23 de junio de 2010 Obama cesó en su cargo al Comandante Stanley McChrystal, máximo jefe de las tropas en Afganistán, tras divulgarse un artículo de la revista Rolling Stone en el que el general criticaba públicamente a diversos altos cargos de la Administración Obama, entre ellos, el vicepresidente Joe Biden, el general James Jones, el embajador en Kabul Karl Eikenberry, y el enviado a la zona Richard Holbrooke por su gestión y dirección de la guerra. El cargo de McChrystal fue ocupado por David Petraeus, pero en julio de 2010 la crisis se agravó con la filtración de miles de documentos confidenciales del ejército en los que se detallaban operaciones secretas de años anteriores, así como información sobre la insurgencia y las zonas fronterizas con Pakistán.

El 1 de agosto de 2010 Países Bajos se convirtió en el primer país miembro de la OTAN en retirar sus tropas de Afganistán. El 10 de septiembre la base alemana de Badakhshan fue atacada con piedras por la población civil. El 7 de octubre se inició un Consejo de Paz entre el gobierno Afgano y el Talibán para llegar a un acuerdo de paz. En la medida en que se avanzaba en el plan de retiro de las tropas de Irak, tanto esa nación como Afganistán quedaban transformadas en zonas arrasadas, abandonadas, tierra de nadie, regada de ejércitos, grupos guerrilleros, y facciones armadas, un verdadero caldo de cultivo de crisis provocada por el creciente vacío político que la salida de la OTAN y de Estados Unidos provocaba en la región.

Esta situación disparó todo tipo de tendencias, enfrentamientos, e intentos por ocupar ese vacío, a la vez que el proceso de descomposición de las fuerzas que combatían en Irak originó nuevas fuerzas, corrientes y movimientos que intentaron ocupar el vacío político, militar y social que la retirada de las tropas de la OTAN dejó en la región. Los fenómenos que se desataron a partir de la salida de las tropas de la OTAN de Medio Oriente región, fueron en algunos casos progresivos, y en otros otros regresivos, pero fueron más importantes y con mayor peso específico los fenómenos progresivos y en el lapso de tiempo que transcurrió entre la salida de las tropas en el 2010 y el 2011, se produjeron algunos de los acontecimientos políticos y sociales más importantes de la historia de la región que la conmovió para siempre.

Tras los hechos del 17 de diciembre del 2010 en Túnez la región de Medio Oriente nunca más volvió a ser la misma. Ese día en la ciudad de Túnez un vendedor ambulante llamado Mohamed Bouazizi fue despojado de sus mercancías y se inmoló en protesta, lo que lo llevó a una agonía durante la cual miles de tunecinos se rebelaron contra las malas condiciones a la que el país estaba sometido. Ese estallido dio origen al desarrollo del espectacular proceso político- social mundialmente conocido como la "Primavera árabe". La lucha contra la dictadura de Ben Ali que gobernó Túnez durante 25 años, conocida como la "Revolución de los Jazmines" había sido precedida por el levantamiento en Sahara Occidental con protestas que se extendieron por todo el país y se profundizaron con una magnitud tal que terminó con la dimisión de Ben Ali, pero como un verdadero efecto dominó, el ejemplo de Túnez se expandió al resto del mundo árabe y fue contra las dictaduras del resto de los países.

En Egipto las protestas comenzaron el 25 de enero de 2011 y tuvieron como epicentro Plaza Tahir terminando con Hosni Mubarack que dominaba el país después de 30 años hasta su caída el 11 de febrero del 2011. Luego estalló la revolución en Libia, que derivó en guerra civil, con armamento y milicias populares donde el pueblo derrocó la dictadura de Muamar Kadafi tras 42 años en el poder. El proceso revolucionario se extendió a Yemen en la llamada "Revolución de las cintas rosas" queterminó con 21 años de dictadura de AliSaleh, proceso que aun continúa y se desarrolla hasta hoy transformado en Guerra Civil con la intervención armada de Arabia Saudita e Irán. A continuación estalló la revolución Siria contra la dictadura Bashar Al Assad, continuadora de su padre Hafez Al Assad cuya dinastia lleva 50 años. La revolucion se transformó en una guerra civil, transformando a Siria en un estado en descomposición.

La oleada revolucionaria que comenzó entre los años 2010- 2011, tuvo un enorme impacto sobre la situación mundial. Pocas veces se pudo presenciar tanta cantidad de revoluciones desarrollándose en forma simultánea, un complejo de movilizaciones de masas que abarcó más de 20 países en diferentes continentes, además de Túnez, Libia, Egipto y Siria también llegó a Mauritania, Argelia, Sahara Occidental, Arabia Saudita, Omán, Yemen, Líbano, Kuwait, Sudán, Jordania, Irak, Irán, Marruecos, Palestina, Emiratos árabes Unidos y Qatar. Más allá de diferencias y desigualdades huboexplosiones revolucionarias con caída de regímenes, guerras civiles, procesos de auto- organización, poder dual, crisis y división en las fuerzas armadas, expropiaciones, democracia de consejos, movilización de masas, huelgas generales, luchas armadas, surgimiento de nuevos estados y de nuevos ejércitos. Todo este complejo de revoluciones produjo cambios en los países que se desarrollan hasta hoy, sin precedentes en el mundo árabe.

La región de Medio Oriente siempre estuvo conmovida por procesos políticos espectaculares como la Guerra de los 6 días en 1967, la caída de Sha de Irán en 1979 o la Intifada palestina de 1987, por citar algunos. Pero nada puede siquiera equipararse con lo que sucedió a partir del año 2011. Años de pobreza, de miseria, de represión, reclamos de dechos democráticos, libertades civiles, brutales condiciones de opresión para sectores como los jóvenes, las mujeres, los inmigrantes, discriminaciones raciales y religiosas, además de la ostentosa vida de los dictadores cual reyes en lujosos palacios gobernando sobre pueblos pobres, son la base del estallido de masas que llevó al levantamiento a pueblos enteros quienes decidieron tomar sus destinos en sus propias manos. A ese hartazgo secular de los pueblo se sumó la irrupción de la crisis global del capitalismo que provocó un alza de los precios de los productos básicos, y de la canasta alimenticia en todo el mundo que golpeó con fuerza en los países del Medio oriente y disparando la pobreza y la crisis alimentaria. El vacío político que dejó en la región, el triunfo de las masas y la derrota militar había provocado una crisis global en todos los regímenes y partidos, en todos los gobiernos, e instituciones, incluídas las religiosas.

En medio de ese estado de cosas, y en la medida en que las tropas de la OTAN se retiraban de Irak, Al Qaeda en Irak sobrevivía recaudando dinero a través de actividades como secuestros, robos de coches, asaltos a camiones cargados de petróleo, además de demandar impuestos a los no- musulmanes y matar a miembros de las familias ricas que no pagaban. De acuerdo a las fuentes de inteligencia de EE.UU, el grupo había evolucionado a una especie de "banda criminal mafiosa", torturando y ejecutando personas en centros de detención secretos. Al Qaeda en Irak ya había cambiado de nombre varias veces, y estaba asentada en Falujah y Ramadi. Desde allí impulsaron un levantamiento antigubernamental contra el entonces primer ministro iraquí Maliki, pero fueron rodeados por el ejército iraquí armado y entrenado por EE.UU. Parecía el final para el grupo que adoptaría un tiempo después el nombre de ISIS. Pero en un confuso y controversial episodio el ejército iraquí que los rodeaba hacía seis meses, abandonó el campo de batalla dejando armamento de última generación con artillería pesada, vehículos todo- terreno Humvees, helicópteros H-60, todo un arsenal de primera línea que cayó a manos de los precursores de ISIS.

El ejército iraquí del norte del Kurdistán los "peshmerga", bajo conducción de Barzani, tampoco intervino, y dejaron caer en manos de ISIS la ciudad de Mosul en enero del 2014, la capital petrolera de Irak. Allí éste grupo de mercenarios y delincuentes se encontró con cientos de millones de dólares en los bancos de esa ciudad, con lo cual se dotó de capital, y armamento suficiente para expandirse. En un imparable avance, en el 2013 ISIS avanzó sobre Siria que estaba envuelta en la guerra civil, lo que los llevó a adoptar el nombre mundialmente conocido como "Estado Islámico de Irak y el Levante" (ISIS) para reflejar su intervencion en la Guerra Civil Siria. Bajo la jefatura de su máximo comandante y autoproclamado califa, Al-Baghdadí, ISIS anunció la creación de un gobierno provisional, autoproclomado "Califato" que incluyó la expandió a Siria de manera veloz, siguiendo el curso del Éufrates, extendiéndose hasta Raqqa desde donde ISIS atrajo mercenarios del mundo entero, ex combatientes de todas las fuerzas militares de la OTAN, delincuentes y matones sacados de las cárceles, de todas las fuerzas yihadistas con la cual comenzó a estructurar una organización fascista basada en el reclutamiento de asesinos a sueldo, expertos en matanza, torturas y toda clase de crueldades como venta de mujeres, de niños, de órganos, de drogas, y toda clase de actividades delictivas que filman y suben a las redes sociales para intimidar a sus enemigos, mostrando las ejecuciones y los tormentos a los que someten a sus víctimas.

ISIS creció por sus crímenes, sus actividades delictivas, y porque tanto las potencias globales y regionales de la OTAN como las petromonarquías que lo financiaron descaradamente. Existen denuncias sobre el senador y ex candidato a presidente por el Partido Republicano John McCain quien en mayo de 2013 estuvo en territorio sirio junto a Mohammad Nur vocero de una de las brigadas que integraban Al-Qaeda en Siria. El 27 de enero del 2014 Reuters publicó el artículo de Mark Hosenball "El Congreso aprueba en secreto el flujo de armas estadounidenses a rebeldes sirios "moderados" en el cual informan que el Congreso de Estados Unidos celebró una sesión secreta en enero del 2014 donde aprobó el financiamiento hacia las facciones rebeldes sirias "moderadas", desde armas pequeñas hasta cohetes antitanque. Pero no existían facciones "moderadas" en el sur de Siria, sino ISIS. En consonancia con esta actitud del Parlamento de Estados Unidos, un aliado del Pentágono como Arabia Saudita proclamó a través de su televisión pública Al-Arabiya, que el Califato Islámico estaba bajo la autoridad del príncipe saudita Abdul Rahman al-Faisal, hermano del príncipe Saud al-Faisal -ministro saudita de Relaciones Exteriores- y del príncipe Turki al-Faisal -embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos y en el Reino Unido.

El sinestro régimen de Erdogan en Turquía negoció petróleo con esas bandas fascistas, y les proveyó financiamiento. Durante toda la expansión de ISIS el Pentágono no intervino y permitió que el Emirato Islámico continuara su campaña de conquista y masacres, hasta que la presión de la opinión pública ya se hizo demasiado intensa y obligó al presidente Obama a dar la orden de bombardear algunas posiciones de lSIS. Pero los bombardeos fueron acciones puramente simbólicas, cosmeticas, que no detuvieron su accionar. El Pentágono necesitaba a ISIS para frenar la "Primavera Árabe", evitar que los procesos revolucionarios que surcaban la región dieran origen a nuevos fuerzas y estados que impulsaran ese proceso revolucionario. En el 2015, ISIS comenzó un proceso de derrotas y retrocesos hasta que finalmente fue aplastado en Raqqa en el 2017. Durante el transcurso de este sendero de derrotas, ISIS fue cometiendo atentados en Europa como el París y otros que avctuaron como una presión sobre los gobiernos del G7 y de Medio Oriente, en el cual el reclamo de poner fin a ISIS crecía como un clamor entre la población. A su vez, los atentados expresaban la desesparación de la dirección de este grupo de delincuentes fascistas, que iba camino al aplastamiento final.

El golpe a ISIS en el 2015 que inició el sendero de su desaparición no se lo propinó la OTAN, ni el Pentágono, ni Turquía, ni Irán, ni Arabia Saudita, ni Rusia. El golpe de gracia fue propinado por un ejercito guerrillero popular de masas dirigido por valientes jóvenes mujeres. Ese golpe fue propinado por uno de los procesos revolucionarios más emocionantes que existen en el mundo hoy, la revolución de los kurdos, una de las revoluciones que surgió como producto de la "Primavera árabe" y dio origen al estado de Rojava y hoy, a la Federación Democrática del Norte de Siria.

La Revolución de Rojava y Occupy Wall Street

Fué la intervención de un importante sector del movimiento de masas, lo que realmente detuvo el avance de ISIS. Cuando ISIS amenazaba con desatar un verdedero genocidio sobre la población del Norte de Siria, un ejército de masas encabezado por los combatientes kurdos del PKK, abrió un corredor para permitir a las poblaciones civiles escapar de la masacre. Cuando estalló la "Primavera árabe" y comenzó la lucha del pueblo sirio contra la dictadura de Al- Assad, las fuerzas del dictador se retiraron de los enclaves kurdos, que cayeron bajo control de las milicias locales llamadas Unidades de Protección Popular (YPG). Surgió así entre los meses de julio y agosto del 2012, un territorio autodeterminado llamado Rojava, que en idioma kurdo significa "hacia occidente", en el norte de Siria. Las milicias armadas Unidades de Protección del Pueblo y las Unidades de Protección de Mujeres (YPG- YPJ) bajo el mandato del Comité Supremo Kurdo capturaron la ciudad de Kobane así como una decena de otras ciudades. Alli el Partido de la Unión Democrática (PYD) y el Consejo Nacional Kurdo (KNC), iniciaron una administración conjunta.

Meses después, en enero de 2013, los cantones Cezire, Kobane y Efrin proclamaron su autonomía como unidades territoriales, en la frontera con Turquía conformado por una población de dos millones y medio de habitantes, la mayoría kurdos, pero también árabes, asirios, caldeos, sirios, turcomanos, armenios y chechenos.Todos grupos étnicos diferentes que conviven, un mosaico de nacionalidades que comparten un proyecto político conjunto, algo que antes de la Revolución de Rojava no existía en Medio Oriente. A partir de enero del 2013 Rojava se conformó como una región autónoma e independiente, con su territorio de 3 cantones o municipios federados, e instituciones de gobierno que son asambleas populares compuestas de representantes kurdos, árabes, asirios y de otras minorías que llevan adelante la gestión a partir de un gobierno interino. Es decir, el régimen político de la nación cuenta con una particularidad poco usual para el Medio Oriente, la existencia de organismos de masas surgidos desde abajo que ejercen el poder y son el fruto de la revolución.

Pero además, Rojava posee una particularidad que no posee ningún país: En Rojava las mujeres son parte del gobierno en pie de igualdad con los hombres, administran la economía, conducen las asambleas populares y todas las instancias de organización de la autonomía como el armamento del pueblo, la creación de tribunales populares de mujeres, de escuelas y academias de nivel universitario, o las milicias de autodefensa. En Rojava las mujeres tienen derechos que no poseen en ningún lugar del mundo, allí las mujeres. Lejos del rol que las condena a la cocina, al cuidado de los niños, o las tareas domésticas en la mayoría de los países capitalistas del mundo, e incluso muy lejos del horrible maltrato que sufren en la mayoría de los países del Medio Oriente como Arabia Saudita o Afganistán donde son sometidas a toda clase de humillaciones, obligadas a usar velo y vejadas permanentemente; las mujeres en Rojava son dirigentes, y son un elemento dirigente de la revolución. El surgimiento de un estado multiétnico en Medio Oriente, basado en asambleas populares que tiene a las mujeres como miembros fundamentales de su estado, su gobierno y su ejército sólo se pueden comprenderse si se entiende que es una parte de un complejo revolucionario más grande y profundo, la "Primavera Árabe", que conmueve al mundo desde el año 2011.

El YPG se organiza como un ejército del pueblo democrático, con elecciones internas como método de nombramiento de funcionarios que a pesar de mayoría kurda, ha atraído a un número creciente de los árabes, y todos los grupos étnicos. Los enfrentamientos entre YPG e ISIS fue un episodio conmovedor en la cual un pueblo en armas defendió palmo a palmo en las calles de Kobane y los combatientes YPG los derrotaron, los echaron y también incautaron tanques, diferentes tipos de misiles y armas. Una enorme cantidad de combatientes voluntarios extranjeros han luchado junto al YPG. El programa de reivindicaciones democráticas del gobierno de Rojava que es denominado "Confederalismo Democrático", así como el programa economico basado en cooperativas locales de base comunitaria, aún cuando es un programa que presenta importantes limitaciones y resulta de difícil posibilidad real de desarrollo en la actual situación de crisis del capitalismo, es inaceptable para el imperialismo y las burguesías regionales. Para las dictaduras, monarquías o regímenes bonapartistas imperialistas o burguesías regionales como las que existen en Turquía, Rusia, Irán, Siria, Arabia Saudita, que tienen alianzas con distintas potencias imperialistas y son profundamente anti- democráticas, es inaceptable el surgimiento de algo como la Federeción del Norte de Siria por más limitaciones que tenga su programa político y económico.

Pero en el 2011 no solo se había desarrollado la Primavera Arabe. Tambièn, y como producto del estallido de la crisis global del capitalismo, estallaron las protestas en todo el mundo. En Grecia se desarrollaron enormes movilizaciones y 11 huelgas generales, el movimiento de Indignados en España, el Movimiento 11- M en Chile, el Movimiento Yosoy132 en México, las movilizaciones estudiantiles en Colombia del 2011 y 2012, las huelgas obreras masivas en China centradas en la provincia de Guandong, el movimiento Occupy de Hong Kong, entre otras grandes movilizaciones. Este proceso mundial de movilizaciones y revoluciones tuvo su expresión en Estados Unidos producto del impacto del estallido agudo del pico de la crisis capitalista con las secuelas de perdida de empleos, de salarios, además de los embargos provocados por la crisis hipotecaria que dejo a millones sin vivienda. La crisis capitalista se colocó en el centro de la polìtica nacional.

Así fue como surgió Occupy Wall Street (OWS, en inglés, ocupar Wall Street) el movimiento de masas con epicentro en la juventud que explotó en todo el país ocupando plazas en estados, condados, y ciudades en forma de protesta. El 17 de septiembre miles de personas inundaron el sur de Manhattan convocadas por el blog de la revista canadiense Adbusters que hizo un llamamiento a mediados de julio "¿Estás listo para un momento Tahrir?", preguntó el blog de la revista, en referencia a la ocupación de Plaza Tahrir en Egipto contra la dictadura de Mubarack. Adbusters coordinó la convocatoria para ocupar el Parque Zuccotti con una coalición de activistas sindicales, estudiantes, y miembros de la comunidad (NYABC) que convocaron a la primera Asamblea General (AG) de la ciudad de Nueva York el martes 2 de agosto. Esa primera convocatoria del 2 de agosto fue desordenada con una importante cantidad de participantes de la reunión que eran militantes anarquistas que querían imitar el movimiento de los griegos en las plazas y los indignados de España.

Los hechos de la situación mundial tenían gran impacto sobre las tomas de decisiones, y a la vez, los efectos de la IV Revolución Norteamericana eran más que visibles. Era increíble, pero apasionante observar que en el mismo país en el cual durante el auge de la Ley Patriota era imposible hacer una reunión, incluso pequeña, bajo el riesgo de ser encarcelado por terrorismo, ahora cientos de anarquistas organizaban asambleas, coordinaban con sindicatos y organizaciones sociales, y se preparaban para ocupar plazas. De hecho, uno de los primeros temas de debate entre los impulsores de OWS era como tratar con la policía y la extrema militarización del espacio público en torno a Wall Street desde el 11 de septiembre del 2001. Qué cambio notable había sucedido en los Estados Unidos! Cómo habían cambiado las coniciones políticas y sociales del país! Diez años antes el 11 de septiembre del 2001, el sur del barrio de Manhattan en Nueva York era una montaña de escombros y el Pentágono era dueño de la situación llevando adelante una campaña de terror sobre la población!!!

Pero para el 17 se septiembre del 2011, exactamente diez años después del 11-S, el sur de Manhattan era caldo de cultivo de cientos de activistas que se organizaban y unían por redes sociales... para Ocupar Wall Street! Los organizadores de OWS visitaron la línea de piquetes de los trabajadores de Verizon que estaban en huelga desde agosto, solidaridad que los trabajadores de Verizon devolvieron con una marcha desde la sede de Verizon en Manhattan a Zuccotti Park. El 17 de septiembre las reuniones empezaron al mediodía en Bowling Green, un pequeño parque cerca de la punta sur de Manhattan que alberga icónico toro de carga de Wall Street. La protesta comenzó sin rumbo, con gente pululando alrededor de la zona, pero a medida que avanzaba la tarde se congregó una multitud. La policía había establecido barricadas para evitar que los manifestantes llegaran a Wall Street. OWS llegó a lograr protestas más grandes, pero esto sólo ocurrió después de semanas de intensas organización de bases, y el mantenimiento de la ocupación física enfrentando la represión policial.

El ambiente en el parque en esos días era muy libre con todo el mundo discutiendo constantemente de política y con hambre de ideas, cualquiera podía reunir una marcha, cualquiera podía caminar por el parque y comenzar un cántico. La gente venía a Zuccotti de todas partes de la ciudad, e incluso del país, para ver la ocupación por sí mismos, hablar con los ocupantes, y discutir de política, llegaban toda clase de grupos, estudiantiles, sindicales, las enfermeras fueron un día, los trabajadores del transporte otro día, los profesores, los grupos comunitarios, y conocidos escritores, artistas como Lupe Fiasco, Michael Moore, Roseanne Barr, y Naomi Klein. El Parque Zuccotti estaba lleno de mesas, tiendas, experimentando continuamente y reordenando el espacio físico y su estructura organizativa, con más y más equipos, estantes llenos de comida, cocinas, ordenadores portátiles, estación de medios de comunicación, miles de libros, tiendas de campaña médica. OWS organizó el mitin del 22 de septiembre en protesta por la ejecución de Troy Davis, que fue seguido por una marcha de más de dos kilómetros a Zuccotti, y tras varias marchas exitosas, OWS derrotó el intento de desalojo del Alcalde Bloomberg lo que derivó en una movilización masiva del día siguiente de 100.000 personas el 14 de octubre y OWS se extendió a más de 100 ciudades de los Estados Unidos, y comenzó a propagarse a todo el mundo. Al mismo tiempo que OWS se expandía a esta escala, los activistas estaban construyendo solidaridad con el movimiento sindical organizando una campaña de base en apoyo de cierre del local Teamsters Local 814.

La elección de "somos el 99 por ciento" como consigna central y slogan representó un inmenso avance en la conciencia de un sector del movimiento de masas sobre el origen de los ataques que enfrentan los trabajadores mediante la identificación de la clase dominante como el "1 por ciento", y a éste sector social como la fuente de la crisis y con intereses opuestos a los intereses de "el 99 por ciento" de la población. La táctica de OWS estaba inspirada por las revoluciones en el Medio Oriente, las protestas en Europa, y la ocupación del edificio del capitolio de Wisconsin en febrero del 2011, y reunió a personas de una amplia gama de filosofías políticas, incluyendo el liberalismo, el anarquismo, el socialismo dando lugar a importantes debates con diferentes puntos de vista políticos sobre la estrategia para el movimiento, o sobre la economía, la situación mundial, etc.

La Administracion Obama no podia permitir que este movimiento se desarrollara, su contenido potencialmente revolucionario podía amenazar al capitalismo imperialista norteamericano. En octubre del 2011 una ola de desalojos policiales barrió con los campamentos Occupy de todo el país, incluyendo el brutal asalto nocturno en Occupy Oakland el 25 de octubre del que salió en coma el veterano de Irak Scott Olsen. Activistas de Oakland respondieron volviendo a ocupar el parque al día siguiente y llamando a una huelga general en Oakland el 2 de noviembre. Muchos trabajadores se reportaron enfermos o abandonaron el trabajo para unirse a la protesta, mientras que la International Longshore and Warehouse Union (ILWU) Local 10 cerro el puerto con un piquete de manifestantes. Esto no impidió que avanzaran los desalojos contra OWS incluyendo Occupy Oakland, que fue re-desalojada el 14 de noviembre. En Nueva York Bloomberg preparó el terreno para un nuevo intento de desalojo a través de una campaña de medios y el 15 de noviembre se produjo el ataque que desalojó Parque Zuccotti violentamente, lo cual fue respondido con un día de protesta nacional.

OWS fue derrotado. La inmadurez de su dirección, anarquista, autonomista pequeñoburguesa, y estudiantil no pudo desarrollar un movimiento que conto con simpatía de masas. Pero el surgimiento de OWS dejaba claro la nueva etapa que se estaba abriendo en Estados Unidos y en el mundo: El triunfo de la IV Revolución Norteamericana había cambiado por completo la situación provocando en Medio Oriente la irrupción del movimiento de masas, tras la salida de las tropas de la OTAN, y luego el desarrollo de la Primavera Árabe, de la Revolución de Rojava y la derrota de ISIS. En Estados Unidos la caída del régimen de la Ley Patriota había permitido la erupción del movimiento de masas, de los negros, los latinos, el movimiento contra la guerra, y mas tarde, la erupción del movimiento Occupy, que tras enfrentar una feroz represión entró en un declive, pero dejó una marca en la vida política del país. OWS permitió que al influjo de su ejemplo surgieran nuevos procesos y movimientos como Black Live Matters.

Black Live Matters

En la noche del 26 de febrero de 2012, en Sanford, Florida, Estados Unidos, Trayvon Martin un muchacho afroamericano de 17 años se dirigió a una tienda de alimentos y mientras regresaba a su casa murió de un disparo a manos de George Zimmerman, coordinador de vigilancia del vecindario cuyo programa era administrado por el departamento de policía local. Zimmerman sostuvo que mató al joven en defensa propia, la Policía de Sanford creyó su argumento y lo dejó en libertad, lo cual provocó una ola de indignación a nivel mundial, y conmovió al país. El Reverendo Glenn Dames, pastor de la Iglesia Episcopal Metodista Africana de St James en la localidad vecina de Titusville, calificó la muerte de Martin de "linchamiento moderno", y detonó la marcha "Million Hoodie" de la ciudad de Nueva York, denominada así por el buzo con capucha que vestía Martin el día que fue asesinado y que constituye un símbolo del estereotipo racial.

Los padres de Trayvon, Tracy Martin y Sabrina Fulton, se sumaron a la marcha en la ciudad de Nueva York y exigieron que se arreste al culpable. Sin embargo el 13 de julio del 2013, Zimmerman fue absuelto de la acusación de asesinato en segundo grado, y la indignación recorrió al país. Roslyn Brock, la presidenta de la Asociación por el Avance de las Personas de Color (NAACP) planteó: "Hoy la justicia le falló a Trayvon Martin y a su familia. Exigimos que el Departamento de Justicia abra una investigación sobre la violación de los derechos civiles cometidos contra Trayvon Martin". En ese momento tres activistas afroamericanas Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi, lanzaron el llamado Black Lives Matter (BLM, en inglés, "La vida de los negros importa") que rápidamene se expandió por todo el país y se convirtió en un movimiento al estilo de Occupy, pero también con muchas diferencias. BLM tiene una composición heterogénea que en diferentes zonas adopta distintos slogans y programas, por ejemplo en algunas zonas e ocupan de demandas parciales como la ayuda escolar.

BLM es ecléctica políticamente, aunque mayoritariamente inclinada a apoyar al Partido Democrata. Algunas regionales apoyan a candidatos afroamericanos en las elecciones y organizan SuperPAC's, en el Partido Demócrata, y algunos de sus dirigentes de se han reunido con Hillary Clinton y Bernie Sanders. Black Lives Matter también desarrolla el nacionalismo cultural como parte de la lucha contra el racismo, pero con un contenido diferente del nacionalismo de los '70's desarrollando alianzas con otros sectores oprimidos, lo que se denomina "allyship", (en español "innumerables aliados") que tiende a significar un apoyo incondicional a los negros y otras personas de color o LGBTQ, la solidaridad mutua y el diálogo franco. BLM surge también como una política de impulsar la lucha por la supervivencia frente a la ola de asesinatos de la policía, la extrema pobreza, el encarcelamiento en masa, y todos los otros males que los afroamericanos sufren.

En medio de la expansión y desarrollo de BLM se produjeron primero el asesinato de Eirc Garner el 17 de julio del 2014 en Staten Island New York, y el de Michael Brown el 9 de agosto de 2014 en Ferguson. Garner fue asesinado por un policía que lo tomo del cuello aun cuando dijo once veces "I can't breathe" (No puedo respirar) mientras estaba bocabajo en la acera. Michael Brown el 9 de agosto de 2014 en Ferguson, en el estado de Misuri, fue abatido por el agente de policía Darren Wilson, lo que provocó otra ola de indignación nacional que obligó al fiscal general Eric Holder a lanzar una investigación federal del departamento de policía de Misuri para examinar si los agentes habían mostrado discriminación racial o empleado fuerza excesiva. Darren Wilson presentó su dimisión al departamento de policía de Ferguson. En ese proceso se desarrolló un choque entre los jóvenes dirigentes de BLM y el reverendo Al Sharpton y su Red de Acción Nacional (NAN), quienes también llevaban adelante reclamos en favor de los afroamericanos. NAN y Sharpton comenzaron a criticar a los activistas de BLM, desnudando el verdadero rol de Sharpton de colaborador de los partidos del régimen político y sostenedor de la policía en varios distritos. Desde la década de los '80 fue incontable los casoso de brutalidad policial y aesinatos de afroiamericanos, desde el caso de los nueve policías y asalto sexual de Abner Louima en 1997, pasando por el asesinato en 1999 de Amadou Diallo, la joven inmigrante guineana desarmada que murió en una ráfaga de 41 balas disparadas por policías, cuando Diallo buscó su billetera.

Ferguson destruyó la mentira escandalosa del ascenso social afroamericano. La verdad es que, salvo una minoría de cooptados, las masas afroamericanas están socialmente peor que nunca, para ellas no ha acabado el racismo. En Ferguson el 69% de la población es negra, y un 29% blanca, pero el intendente, todos los concejales menos uno, los máximos funcionarios y todos los policías, menos 3, son blancos. Aun no estando vigente el entramado de leyes Jim Crow, los obstáculos y triquiñuelas que se ponen a los negros para que voten o sean candidatos son bien efectivos. En Ferguson y en toda la región, la tasa de pobreza de los negros es del 22%, diez puntos por encima de la tasa general que incluye a los blancos, en medio de una crisis que ha golpeado a todos los trabajadores y capas populares. La existencia de un sector de afroamericanos cooptados por el capitalismo se prrofundizó a partir del triunfo de la III Revolución Norteamericana. El régimen político del país tuvo una política de cooptación de dirigentes y personalidades afroamericanas, artistas, intelectuales, deportistas y escritores que fueron sumados a las listas de candidatos de los partidos Republicano y Demócrata, que fueron premiados con discos de oro, fueron cubiertos de fama artística, de roles estelares en películas, en salas teatrales, colocados como funcionarios en los diversos estamentos del gobierno, y en los directorios de empresas y Corporaciones Multinacionales como Goldman Sachs, o JP Morgan Chase.

Una ola de cinismo cubrió al movimiento de lucha de los afroamericanos, producto de que a fines de los '70 se habían logrado grandes avances enormes como la caída de la dictadura Jim Crow, el logro de la integración y la adquisición de derechos históricos, pero persistía el racismo, la violencia y los asesinatos permanente de la población negra, el hambre y pobreza en sus comunidades. El proceso de cooptación de la minoría afroamericana dio origen al grupo de jóvenes que lograron "hacer carrera", ejemplo de los cuales son los funcionarios como el presidente Obama, la Secretaria de Estado de Bush Condolezza Rice, o el general Colin Powell, que comandó la primera guerra contra Irak e integró también el gobierno de Bush. Esta cooptación fue acompañada por la durísima represión y hasta el asesinato de los dirigentes y cuadros de los movimientos negros, sobre todo los más radicalizados como los Black Panters (Panteras Negras) el asesinato de Malcom X en 1965 y el de Martin Luther King en 1968, que buscaron descabezar el movimiento. El movimiento de lucha de los afroamericanos entro a fines de los '60 y principios de los '70 en una profunda crisis de dirección y lidrrazgo, asì como una crisis de orientación de hacia donde orientar el curso de la batalla.

Como lo explica Tom Boot: "En la superficie, el movimiento se había limitado a un programa de pan y manteca por demandas elementales. Pero este período fue también delineado por una intensa instrospeccion y exploración del futuro de la lucha" (28) La defensa que los afroamericanos encontraron de su vidas, valores y comunidades fue enfatizando el orgullo racial y la creación de instituciones culturales y políticas para defender y promover los intereses colectivos de los ciudadanos negros, los valores de la cultura afroamericana​ y asegurar su autonomía, su patrimonio, su cultura, su herencia racial, la proveniencia y descendencia de Africa. Este proceso es conocido como el "Black Power" (en español, "Poder negro") un término empleado por Stokely Carmichael como organizadores y portavoces del Comité Coordinador de Estudiantes contra la Violencia (SNCC) el 16 de junio de 1966, después del intento de asesinato de James Meredith durante la Marcha contra el Miedo. Al interior del Black Power fueron surgiendo diferentes tendencias e ideologías como aquellas que impulsaron la autonomía de los afroamericanos, el nacionalismo y separatismo afroamericano.

Aunque Stokely Carmichael y el SNCC apoyaban el nacionalismo negro, organizaciones como el Partido de las Panteras Negras para la Autodefensa, no lo apoyaban porque consideraban que no todos los blancos eran enemigos, sólo quienes mantenían la estructura de segregación racial. Bobby Seale, canciller y co-fundador de las Panteras Negras fue especialmente claro sobre esta diferencia. El consideraba que la opresión de los negros se debía más al resultado de la explotación económica que al racismo inherente en la sociedad explicado en su libro Seize the Time, donde afirma que se trata de una lucha de clases entre la clase trabajadora proletaria y la pequeña clase gobernante. Seale planteò que los trabajadores de todas las razas deben unirse contra la opresión y explotación de la clase gobernante, una lucha de clases y no una lucha de razas. El concepto del Poder Negro fue impreciso e interpretado diversamente por quienes lo utilizaron, desde los empresarios que lo utilizaron para impulsar el capitalismo negro, a los revolucionarios negros que querían terminar con el capitalismo.

Aun asi la idea del Poder Negro ejerció una influencia social significativa, contribuyó al desarrollo de movimientos políticos de forma directa e indirecta, e impacto sobre otros movimientos abriendo los debates de sexo, clase y sexualidad. Muchos activistas del Black Power también participaron en otros movimientos similares, como ocurrió con la "segunda oleada" del activismo por los derechos de las mujeres, apoyado y organizado hasta cierto punto por mujeres que trabajan en las filas del movimiento del Black Power lo que provoco cambios al dar impulso a la solidaridad racial, la identidad cultural, etc. El impacto del movimiento Black Power sobre identidad étnica y conciencia negra se manifiesta en la relativamente reciente proliferación de estudios académicos negros y africanos en instituciones nacionales e internacionales el desarrollo de estudios sobre la Historia y cultura de los afroamericanos en ámbitos formales e informales. "Lo negro es bello" es la frase que resume el orgullo en la raza afroamericana relacionada con un contexto histórico de apreciación y valoración de lo negro.

El movimiento Black Power produjo elementos artísticos y culturales que personificaron y generaron una revolución cultural además de política, que utilizó todo tipo de formas de expresión folklórica, literaria y política basada en el pasado ancestral africano, pero promoviendo la actualización y definición cultural. Al reconocer y legitimar la cultura negra, se desafiaba la idea de superioridad cultural blanca, con lo cual el movimiento Black Power abrió el camino para la defensa del multiculturalismo posterior. El concepto cultural de "soul" (en español "alma") fue fundamental para la identificación individual y comunitaria de toda una cultura que comenzó a desarrollar multiples expresiones, desde la manera de saludarse, o vestirse, a diversificar la belleza y la estética como el Movimiento del Arte Negro o MAN surgido en Harlem. De ese modo se desarrollo la corriente denominada "nacionalismo cultural" con literatura, teatro y música de los negros que sirvió como mecanismo para confirmar la identidad negra y articulando impresiones únicas de realidad social.Latinos, asiático-americanos, y otros comenzaron a desarrollar también sus movimientos culturales, basándose en en el desarrollo de recurrir al propio legado y a su historia, a su tradición y a su cultura, como lo hizo el Black Power, un movimiento que sin embargo no estuvo exento de controversia y debates como lo fue el caso del planteo del "Black Macho".

Michele Wallace en su libro "Black Macho and the Myth of the Superwoman" mostró cómo el movimiento Black Power que intentó empoderar a los afroamericanos solo empoderó a los hombres afroamericanos, las mujeres afroamericanas seguían siendo marginadas, incapaces de desarrollar una estrategia política para tomar el control de sus propias vidas, cuestión que colocò la necesidad de luchar por el desarrollo de sus reclamos y la unión con otros sectores oprimidos como los jóvenes, los inmigrantes, los gays, etc. Wallace argumenta que los afroamericanos en el proceso de integración y la asimilación adquirieron actitudes y valores culturales blancos con respecto a la sexualidad y el género, como resultado de lo cual, los hombres afroamericanos se volvieron sexistas y misóginos y aceptaron los estereotipos negativos de la cultura dominante sobre la raza africana. La década de los '80 fue especialmente difícil para el movimiento afroamericano. Como lo explica Tom Boot: "La escalada de las diabólicas fuerzas reaccionarias Reaganianas con los pobres vendidos y muertos de hambre...el régimen de Reagan ha acelerado el deterioro de los programas sociales de los '60 que otorgaban estabilidad social e impuso el reino del terror social para ir a un ataque masivo económico... la comunidad afroamericana està...enfrentando un frontal asalto..." (29)

Mumia Abu-Jamal, un periodista y activista político afroamericano que fue miembro del Partido Pantera Negra y presidente de la Philadelphia Association of Black Journalists fue condenado a pena de muerte en 1982 culpado por asesinar al oficial de policía Daniel Faulkner en un parcializado juicio compuesto por un jurado de blancos.​ El 7 de diciembre de 2011 se conmutó su pena a cadena perpetua sin libertad condicional, tras una campaña internacional de presión por su libertad que transformó la causa de Abu-Jamal en un emblema de los esfuerzos internacionales para abolir la pena de muerte. Celebridades y activistas del mundo entero peticionaron por él incluidas las de la exprimera dama francesa Danielle Mitterrand, el escritor alemán Günter Grass y el estadounidense Noam Chomsky. Los casos de violencia racista y policial se dispararon en 1984 con el caso de Bernhard Goetz, un hombre blanco que disparó contra cuatro jóvenes negros desarmados en un vagón del metro después de afirmar que lo habían acosado. Luego, el asesinato de Edmundo Perry, después el asesinato de Michael Griffith a mano de un grupo de racistas, o el caso de Yusuf Hawkins en 1989. El entonces gobernador de Nueva York Mario Cuomo se vió obligado a nombrar un fiscal especial que obtuvo condenas en ese caso.

Bajo el gobierno de Bill Clinton en los '90's no cambio demasiado la situación de los afroamericanos, la tasa de encarcelamiento federal se duplicó, creciendo más de lo que lo hizo bajo los 12 años anteriores de gobierno republicano según el Instituto de Política de Justicia. En 1992 estallaron los disturbios de Los Ángeles cuando un jurado compuesto casi completamente por blancos absolvió a 4 agentes de policía que aparecieron en unas filmaciones tomadas por videoaficionados mientras propinaban una paliza al taxista negro Rodney King. Miles de personas en Los Ángeles, California, principalmente jóvenes afroamericanos y latinos, se unieron en un disturbio racial y étnico que duró 6 días, en los cuales tomaron la ciudad y llevaron adelante saqueos, pillajes, e incendios en un levantamiento que dejó 54 muertos y más de 2.000 heridos. En 1997 se produjo el asalto sexual de Abner Louima, y en 1999 se produjo el asesinato de Amadou Diallo, joven inmigrante de Guinea que murió en una ráfaga de 41 balas disparadas por policías. En 1999, la tasa de encarcelamiento federal fue de 42 por cada 100.000 habitantes - más del doble del índice al final de Ronald Reagan y el 61% más alto que en el final de George Bush.

Bill Clinton había hecho promesas a los negros, las mujeres y los trabajadores pero su programa se concentró en la represión presentada como "lucha contra el crimen" como lo explica Howard Zinn: "...Clinton hizo unos cuantos nombramientos al gabinete que diesen a entender que daba su apoyo a los obreros y a los programas de bienestar social. Pero sus nombramientos clave para los departamentos del Tesoro y Comercio fueron para los ricos abogados de las corporaciones, y el equipo de política exterior -el secretario de Defensa, el director de la CÍA y el consejero de Segundad Nacional...El programa económico de Clinton -anunciado en un principio como un programa para la creación de trabajo- cambió pronto de rumbo y se concentró en la reducción del déficit...En un año, en 1988, murieron 40.000 bebés antes de cumplir el año, con una tasa de mortandad entre bebés afroamericanos dos veces mayor que entre los blancos...los demócratas y los republicanos se unieron para aprobar una ley del crimen, para construir más cárceles y para encerrar a más personas desesperadas, muchas de las cuales eran jóvenes, y muchas no blancas..." (30)

La enorme y poderosa movilización nacional e internacional que significo la IV Revolución Norteamericana había dado lugar al surgimiento de OWS, y de BLM, pero de ninguna manera el comienzo de estos nuevos movimientos significaron el fin de los ataques raciales contra los afroamericanos. El 17 de junio de 2015, la Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel, en Charleston, Carolina del Sur sufrió un espantoso ataque cuando un joven blanco accedió al templo y empezó a disparar contra los fieles, cobrándose 9 vidas, incluidas la del Reverendo y Senador Clementa C. Pinckney. Este ataque conmovió al país, por el carácter racista y supremacista de su autor que mientras disparaba vociferaba los argumentos del Klan y los Nazis, pero además, porque el ataque se perpetró contra un de los símbolos de la lucha por los derechos civiles. 

Como lo explica Freedom Socialist Newspaper: "...tenían el propósito de destruir todo lo que la Iglesia Metodista Episcopal Africana representa en la lucha contra el racismo y la servidumbre forzada. Esta iglesia fue fundada por Denmark Vesey, quien había sido esclavo y que en 1822 planificó la revuelta de esclavos más grande en la historia de los Estados Unidos...el hijo de Vesey reconstruyó la iglesia que, además, se convirtió en un punto de llegada del Ferrocarril Subterráneo. En la década de los 1960's, se transformó en un centro de derechos civiles y laborales...Esta no es la primera iglesia negra en ser atacada. Entre 1995 y 1996, alrededor de 30 iglesias del Sur fueron incendiadas por racistas. Claramente, las fuerzas de la supremacía blanca vuelven a las andadas otra vez. Sus objetivos son gente de color, inmigrantes, judíos, sindicalistas, mujeres y homosexuales. Esto requiere un amplio movimiento de autodefensa" (31)

La presión de la ola de indignación nacional provocada por la masacre de Charlestton, y el temor a un levantamiento poderoso, influido por organizaciones como BLM o OWS obligó a la Gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley a solicitar el retiro de la bandera de la Vieja Confederación que ondea frente al Capitolio estatal en Columbia, cinco días después de la masacre. Haley, una millonaria miembro del Tea Party, cambió su postura de apoyar la bandera a pedir su retirada como producto del creciente temor en las clases dominantes de que la presencia frente al Capitolio de una bandera Confederada, un símbolo profundasmente ofensivo del racismo, podía provocar una revuelta. Tras el ataque en la iglesia Emanuel, las banderas estadounidense y estatal, en la cúpula del Capitolio, se colocaron a media asta en homenaje a las víctimas de la masacre de Charleston. Sin embargo la bandera de la Confederación no se arrió. El ataque en Charlestton no povocó el efecto de temor y amedrentamiento que los supremacistas pretendían imponer, sino que provocó un efecto exactamente opuesto.

Cuando se conocieron las imágenes del supremacista Dylann Roof con banderas confederadas, se abrió una enorme presión para que se retire la bandera confederada que colgaba frente al capitolio de Columbia. Tres semanas después de la masacre, ambas cámaras legislativas se reunieron y acoraron retirar la bandera que había ondeado durante más de medio siglo, izada en 1961 por el gobierno del estado como un gesto de desafío al naciente movimiento de derechos civiles. Gigantes comerciales, como Amazon, decidieron dejar de vender esas banderas y arreció la oposición a monumentos confederados en todo el país, y en julio del 2015 los comisarios del condado de Bexar, cuya capital es la ciudad de San Antonio, Texas, ordenaron retirar de sus edificios públicos diversas placas que conmemoran el período de la Confederación, ubicadas en el propio edificio del tribunal del condado de Bexar. "No vamos a glorificar símbolos del odio" dijo el juez del condado, Nelson Wolff. La Universidad de Texas estudia retirar 3 estatuas en hoinor a Davis, Lee y Johnston, mientras que otros monumentos fueron atacados en Denton ciudad cercana a Dallas.

Las ondas de choque desencadenadas por Charlestton continuaron resonando. El alcalde Mitch Landrieu de Nueva Orleans, Louisiana, presentó una moción 4 monumentos confederados construído en granito y metal, lo cual, después de dos sesiones públicas tumultuosas en las que cientos de personas asistieron, el consejo municipal de la ciudad de Nueva Orleáns votó retirarlos en diciembre de 2015. Nueva Orleáns votó retirarlos en diciembre de 2015. Diez años después que el huracán Katrina abriera una oscura etapa de horrible racismo para la ciudad perpetrado por la Administración Bush, ahora otro huracán barría las estatuas Confederadas. El 19 de mayo del 2016 la estatua de Lee fue removida en Nueva Órleans. Durante su remoción el Acalde Landrieu expresó en su discurso: "El propósito de estos monumentos es celebrar una Confederación imaginaria y desnaturalizada; haciendo caso omiso de los muertos, haciendo caso omiso de la esclavitud, y el terror que en realidad implicaba... cerca de 4.000 de nuestros conciudadanos fueron linchados, 540 solo en Louisiana ...."

La ola de remoción de símbolos confederados en el país comenzó enfrentar la rsistencia de los grupos supremacistas, un contratista involucrado en el trabajo de retirada abandonó el trabajo después de que un incendiario quemase su automóvil, y las amenazas de los grupos pro-Confederación hicieron difícil encontrar un nuevo contratista. Después hubo demandas legales presentadas en los tribunales estatales y federales por los memorialistas de la ciudad, que llamaban a los monumentos "artefactos culturales", lo cual fue respondido por los grupos en defensa de los derechos civiles en forma contundente: ¿Es un obelisco de granito construido en 1891 que conmemora el breve derrocamiento del gobierno municipal de Reconstrucción en 1874 por la Liga Blanca de Crescent City, parte de nuestra "herencia"?Quienes definen como artefactos culturales a estos monumentos mienten. La mayoría de esos símbolos fueron puestos cuando se instauró la dictadura de la segregación Jim Crow. Allí comenzó una falsificación sistemática y la reescritura de la historia de la Guerra Civil y de la Confederación y a erigirse estatuas y monumentos pro-confederados a partir de 1880, después de que los gobiernos de la Reconstrucción fueran derrocados. En Nueva Orleans: Lee en 1884, el obelisco en 1891, Davis en 1911, y en 1915 Beauregard. Estos monumentoa buscaban transformar en grandes héroes del Sur a estos defensores del esclavismo, mientras bajo la dictadura Jim Crow los afroamericanos eran humillados rutinariamente, brutalizados y mutilados.

En agosto del 2017 la decisión del Ayuntamiento de Charlottesville de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee llevó el sábado a grupos supremacistas blancos a protestar en la ciudad y desatar el caos, provocando la muerte de una mujer -arrollada por un vehículo conducido por un neonazi. El presidente Donald Trump condenó a ambos grupos poniendo un signo igual entre los supremacistas y quienes protestaban contra el racismo. Inicialmente, el presidente no condenó enérgicamente la violencia de la extrema derecha. Este grave hecho despuntó movilizaciones en todo el país contra los nazis y supremacistas, y aceleró el proceso de retiro de los emblemas confederados.Trump criticó la retirada de estatuas confederadas, y comparó al general Lee con varios de los fundadores y primeros mandatarios del país, dado que éstos también tenían esclavos. "¿Vamos a retirar las estatuas de George Washington? ¿Y de Thomas Jefferson, qué les parece? Porque él tenía muchos esclavos", dijo Trump en una conferencia de prensa en Nueva York. Pero nadie atendió sus reclamos, por el contrario, en Durham Carolina del Norte un grupo de manifestantes derribó una estatua de soldados de la Confederación. El gobernador de Tennessee, el republicano Bill Haslam pidió sacar del Capitolio un busto de Nathan Bedford Forrest, un general de la Confederación y uno de los primeros miembros del Ku Klux Klan. En agosto del 2017 la ciudad de Baltimore retiró sus monumentos en la madrugada, y autoridades de Florida, Tennessee y Kentucky plantearon planes de retirar también monumentos de ese tipo. La ola llegó hasta Canadá donde una de sus compañías más emblemática, la Hudson's Bay Company retiró una placa colocada en su principal tienda en la ciudad canadiense de Montreal que conmemoraba a Jefferson Davis. La ciudad de Tennesse encontró una brillante idea cuando el estado le prohibió remover las estatuas: La ciudad vendió los parques donde estaban ubicadas a la organización Greenspace.

Lejos de las masivas marchas protagonizadas por el KKK en los inicios del siglo XX, hoy los grupos supremacistas como el Ku Klux Klan, los neonazis o el movimiento Alt-right de Richard Spencer o Lana Lokteff son grupos marginales, de escasa inserción, que deben manifestrase escoltados por la policía porque son repudiados a donde van. La masacre de Charlestton impulsó una ola enorme de derrumbe de símbolos del racismo y el supremacismo, a partir de junio del 2015 una oleada que lleva eliminados más de 110 banderas, estatuas y estandartes de la Confederacion en todo el país. Y amenaza con más, como expresión de los nuevos vientos que soplan en EE.UU tras el triunfo de la IV Revolución Norteamericana.

Notas

(1) The Impact of the USA Patriot Act: An Update. Nancy Kranich. "The Free Expression Policy Project" 2003

(2) ACLU "Los temores a la Ley Patriota están sofocando la Libertad de Expresión"

(3) "Nació la Ussra (United Socialist State Republic of America)". Nouriel Roubini's Global EconoMonitor

(4) Historia de la Revolución Rusa. Prólogo. Tomo I

(5) George Novack. "Democracy and Revolution" Pathfinder Press 1977

(6) Nahuel Moreno. Escuela de Economía (1984)

(7) (8) y (9) George Novack. "Democracy and Revolution" Pathfinder Press 1977

(10) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(11) Nahuel Moreno. Escuela de Economía (1984)

(12) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(13) "Nació la Ussra (United Socialist State Republic of America)". Nouriel Roubini's Global EconoMonitor.

(14) Karl Marx El Capital Libro I Capítulo XXIII La Ley general de la Acumulación Capitalista

(15, 16 y 17) Entrevista de Lars Schall a Nomi Prins 3-6-2014

(18, 19, 20, 21, 22, 23, 24 y 25) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(26) Inauguración del Estado Policial de Estados Unidos 2012: Obama firma la "Ley de Autorización de Defensa Nacional".Michel Chossudovsky

(27) León Trotsky. "Europa y América". 1926

(28) y (29) Tom Boot. "Integracion Revolucionaria: Ayer y Hoy". Integracion Revolucionaria: Un análisis Marxista de la liberación Afroamericana. Richard Fraser y Tom Boot. Red Letter Press 2004

(30) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(31) Freedom Socialist Newspaper.


Epílogo

"La concentración de poder económico en las corporaciones gigantescas y las instituciones financieras... se ha acelerado cada década... esta pequeña minoría controla los principales bancos y corporaciones... la Presidencia y la rama ejecutiva del gobierno federal; el cuerpo judicial federal; el aparato militar; la CIA y el FBI; las agencias reguladoras; las fundaciones; las mejores universidades; los medios de comunicación...y las más importantes asociaciones de modelación de la opinión..."

George Novack. Democracia y Revolución, 1970

El término "Estado Profundo" (en inglés, "Deep State") comenzó a ser escuchado en los últimos años, sobre todo durante la Administración Trump. El propio Donald Trump, como parte de varias de sus demagógicas declaraciones políticas, declaro estar enfrentando al "Estado profundo". El concepto refiere a componentes del gobierno, las finanzas, el Pentágono, las agencias de seguridad y del complejo militar- industrial que gobierna efectivamente desde las sombras, al país. Y al tratarse del país más importante del planeta, cuyas corporaciones dominan la economía mundial, el Deep State no es un gobierno en las sombras de Estados Unidos, sino que es un gobierno en la sombras del mundo entero.

Diversos autores se han referido a esta cuestión, entre los conservadores Mike Lofgren, un ex asistente republicano del Congreso de los EE. UU, Steve Bannon y Sean Hannity, funcionarios de la Administración Trump, Jason Royce Lindsey, la lista es interminable. Alfred W. McCoy ha escrito que el aumento en el poder de la comunidad de inteligencia estadounidense desde los ataques del 11 de septiembre "ha construido una cuarta rama del gobierno de los EE. UU...en muchos sentidos autónoma del ejecutivo, y cada vez más". También se han referido al tema Glenn Greenwald, Michael J. Glennon, y el canadiense Peter Dale Scott, a quien se le atribuye la autoría del término. Quienes se refieren a esta cuestión, ponen la lupa sobre un aspecto clave de la situación de los Estados Unidos, y la situación mundial: La permanente tendencia al bonapartismo del estado norteamericano.

Así lo explica Novack: "Bajo la dominación del capital monopolista, los centros reales de decisión económica y política se alejan de las cámaras y los pasillos del parlamento. Los ejecutivos de las corporaciones, bancos, compañías de seguros e inmensos grupos financieros, negocian cara a cara con los más altos oficiales del gobierno y los más altos jefes militares sobre los asuntos de importancia vital para ellos en cuestiones internas e internacionales. Consultas privadas de este tipo se mantienen continuamente en clubs, restaurantes, residencias y lugares de recreo. Las camarillas transmiten los deseos y consejos de los ricos y los poderosos a sus complacientes servidores políticos. La usurpación de los poderes de hacer la guerra por la Casa Blanca es el aspecto más sobresaliente de un fenómeno más amplio y común a todos los regímenes capitalistas constitucionales de Occidente: la irrefrenable tendencia hacia el reforzamiento del ejecutivo a expensas de los cuerpos parlamentarios representativos... La presión monopolista es el principal factor de este proceso... La Casa Blanca y el Pentágono también exigen la máxima centralización de las decisiones militares para llevar a cabo sus planes -desde la recogida de datos, el derrocamiento de jefes de estado recalcitrantes y el asesinato de dirigentes populares... las corporaciones capitalistas consiguen sus objetivos de dos maneras. Convierten en instrumentos obedientes a instituciones permanentes del Estado tales como el ejército, la policía secreta, la alta administración de los departamentos del gobierno (la burocracia) y el cuerpo judicial, que están muy apartados de la influencia del electorado... Llevada a sus límites lógicos, esta tendencia conduce al bonapartismo..." (1)

El Juez Asociado de la Corte Suprema William Orville Douglas, en su libro "Puntos de Rebelión" (en inglés, "Points of Rebellion") planteo "¿Dónde está la fuerza que parará al Pentágono?...Es posible que la revolución sea la única alternativa honorable a la opresión...Jorge III fue el símbolo contra el que nuestros fundadores hicieron una revolución, ahora considerada brillante y gloriosa. Debemos darnos cuenta de que las instituciones establecidas de hoy día son el nuevo Jorge III. Si van o no a continuar adhiriéndose a las tácticas de aquél, no lo sabemos. Si lo hacen, el remedio, haciendo honor a la tradición, es también la revolución...". Douglas anticipo la Revolución Norteamericana del Siglo XXI con notable precisión. Pero Douglas no pudo prever algo que iba a ocurrir en el Estado Profundo, precisamente provocado por el comienzo de la Revolución Norteamericana, que impidió que se impusiera el régimen de la Ley Patriota.

A diario estallan conflictos, internas, filtraciones, que conmueven a las agencias de seguridad, al gobierno a los funcionarios, a las Fuerzas Armadas, al FBI, a la NSA, la CIA. El Estado Profundo es el conjunto de instituciones bonapartistas que intentaron imponerse con la instauración del régimen de la Ley Patriota, una inmensa burocracia estatal incontrolable que no pudo establecerse en el poder, porque fue derrotada la Administración Bush. Pero esa maquinaria inmensa, y cada vez más grande quedo en pie. Sigue creciendo, maltrecha, en crisis, hecha pedazos, con fracturas y fisuras que se exponen a la luz a diario. Sin duda contribuye al quiebre de la formidable maquinaria estatal la brutal crisis del capitalismo que azota a Estados Unidos y el mundo, y la movilización de los trabajadores y los pueblos que sacude al pueblo norteamericano y los cinco continentes.

La maquinaria del complejo militar- industrial, alimentada por las leyes e instituciones creadas por la Administración Bush, está quebrada y roída internamente por una notable crisis política, expresada en las contradicciones que estallan todos los días, denuncias cruzadas, enfrentamientos públicos, divisiones y diferencias públicas en las Fuerzas Armadas, y agencias de seguridad, que ahora son el pan de cada día. Pero que esta maquinaria se encuentre en este estado de quiebre, no significa que ha dejado de ser peligrosa. Al contrario, es más peligrosa que nunca. Una maquinaria en crisis, es capaz de los más grandes horrores, por lo cual se hace más necesario que nunca que desaparezca de una vez por todas.

La IV Revolución Norteamericana del siglo XXI ha comenzado. Los años venideros darán la muestra de hacia dónde va, pero la derrota de la Administración Bush y del intento de imponer el régimen de la Ley Patriota, es solo su comienzo. A su vez, como el estado norteamericano es el estado que domina al mundo entero, la IV Revolución Norteamericana del Siglo XXI no es una revolución contra el sistema capitalista, circunscripto únicamente a los Estados Unidos de América. Es una revolución global, con epicentro en Estados Unidos, pero que abarca al mundo entero, en la cual cada continente, región, país y estado juegan su papel, y constituyen un capítulo de su desarrollo y existencia.

Nuestro objetivo es apoyarla con todas las fuerzas, porque necesitamos terminar con la expresión más grosera y horrorosa de siglos de desarrollo del sistema capitalista, ya en estado de completa descomposición y decadencia. El primer paso para el apoyo de la IV Revolución Norteamericana es explicar que está sucediendo, cuestión para la que hemos publicado este libro. Es el servicio que queremos prestarle, en primer lugar estudiarla con precisión utilizando las herramientas científicas de las que disponemos. Pero una vez puesto este análisis al servicio del apoyo, esclarecimiento y triunfo de la IV Revolución Norteamericana, no basta con comprender que ha comenzado, la tarea es llevarla a cabo con todas nuestras fuerzas. Este proceso revolucionario recién empieza y hay que terminarla. Desde el triunfo inicial y comienzo, hasta que se defina, la IV Revolución Norteamericana es una batalla clave, histórica, en la cual se decidirá el futuro de toda la humanidad.

Notas

(1) George Novack. "Democracy and Revolution" Pathfinder Press 1977