La Revolución Norteamericana del Siglo XXI Parte III


Capítulo VI Katrina

"No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que el negro tenga garantizados sus derechos de ciudadano. Los remolinos de la revuelta continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que emerja el esplendoroso día de la justicia"

Martin Luther King. Discurso "I Have a Dream" Washington, 28 de agosto de 1963

El 29 de agosto del 2005, tocó tierra en la costa de Luisiana, un ciclón tropical azotando el sur y el centro de los Estados Unidos que formaba parte de la temporada de huracanes del 2005 en el Atlántico. Con categoría 5, y vientos sostenidos de 280 kilómetros por hora, el huracán Katrina impactó en las costas, produjo lluvias torrenciales que desbordaron y rompieron las defensas, causó grandes destrozos, daños materiales e inundaciones en Florida, Alabama, Bahamas, Luisiana y Misisipi, y tras su paso, dejó una cantidad de muertes equivalente al 70% del 11-S. Cuando Katrina se aproximaba a Luisiana, George Bush pasaba sus vacaciones en su rancho de Crawford, en Texas. Días antes de la llegada del ciclón le dijo a la prensa: "Estamos totalmente preparados" (1) Sin embargo en Nueva Orleans, la ciudad que fue el epicentro del desastre, quedó en un 85% bajo el agua, con inundaciones de 7 metros de profundidad, inhabitable en muchas zonas, servicios públicos suspendidos, falta de alimentos y una situación desesperante de la población.

En Nueva Orleans murieron 1.400, de las 1.833 personas fallecidas que hubo en los cinco estados. La ciudad sufrió pérdidas calculadas en más de 81.000 millones de dólares, lo que convirtió a Katrina en uno de los huracanes más devastadores, y quizás, el mayor desastre de la historia. Nueva Orleans fue durante mucho tiempo la cuarta ciudad de los Estados Unidos, la más grande del sur del país, el mayor punto de comercio de esclavos destinados al sur de los Estados Unidos. Tras la Guerra de Secesión que abolió la esclavitud, Nueva Orleans por su alta composición de raza negra fue capturada por las fuerzas de la Unión sin mayor resistencia, no sufrió la destrucción del resto del sur, y se convirtió en la ciudad con mayor número de ciudadanos afroamericanos libres. Aunque era un estado esclavo, Luisiana en general y Nueva Orleans en particular siempre tuvieron, debido a sus orígenes franceses, una actitud más tolerante hacia las personas de color que otros estados del sur profundo. Desde el año 1700 Nueva Orleans había reconocido a una tercera clase gente de color libre, en francés, gens de couleur libres llamados "Criollos" descendientes liberados de padres europeos y madres africanas. Aunque Louisiana, como la mayoría de los estados sureños, tenía leyes contra el matrimonio entre esclavos, permitió que las personas de color, blancos y gens de couleur libres se casaran, testificaran ante los tribunales contra los blancos y, en algunos casos, heredaran propiedades de sus padres. Algunos se convirtieron en propietarios de esclavos, e incluso acumularon propiedades.

Katrina casi destruyó por completo a la Ciudad del Cuarto Creciente, como le dicen a Nueva Orleans, habitada en su gran mayoría por afroamericanos, la mayor del estado de Luisiana, principal puerto del río Misisippi, símbolo y emblema de la cultura y tradición negra e indígena, cuna del Jazz, la ciudad de Louis Armstrong y Tennesse Williams. Nueva Orleans sufrió un golpe tal, que la población disminuyó considerablemente por las evacuaciones o defunciones. La ciudad fue salvada por la población, y se recupera gracias a la lucha cotidiana de millones de pobladores que la sostienen. La gestión de la Administración Bush frente a Katrina, racista, indignante, brutal, de desprecio por las minorías raciales y la gente humilde, fue lo que permitió que la catástrofe alcanzara la magnitud que tuvo, y puso en peligro la naturaleza multicultural de Nueva Orleans: africana, española, hispano-americana, francesa, y norteamericana. Y a su vez, esa política racista y brutal de la Administración Bush frente al calvario que sufría Nueva Orleans, se ganó el repudio de vastos sectores de la población en todo el país.

Katrina no fue un desastre de la naturaleza

Katrina desnudó los graves problemas que las minorías raciales sufren desde hace décadas en el país, de qué modo la política de la Administración Bush agravó la situación de los afroamericanos. Los años 2002 y 2003 habían sido los años de los triunfos políticos y militares para la Administración Bush, habían alcanzado grandes objetivos: Habían impuesto el régimen de la Ley Patriota, habían aplastado al Talibán en Afganistán, habían derrotado a la Intifada Palestina, habían triunfado en Irak, había capturado a Saddam Hussein y habían instalado un gobierno funcional a sus intereses en Irak. Pero desde el año 2004 los nubarrones avanzaban sobre el PNAC. La resistencia iraquí se extendía y fortalecía gradualmente, además de que la invasión había recibido un repudio mundial. Dentro del país, el recorte de libertades democráticas que supuso el régimen de la Ley Patriota había provocado un creciente rechazo de la población, la popularidad de la Administración Bush estaba en descenso y la resistencia crecía sobre todo entre las franjas más postergadas y oprimidas, sectores de la población que Nueva Orleans representaba. La horrorosa gestión de la Administración Bush frente a Katrina, no hizo más que agravar el descontento.

El 23 de agosto, 6 días antes del huracán, la Administración Bush tuvo la información precisa, dada por el Centro Nacional de Huracanes, de que una depresión tropical, originada en el sureste de Las Bahamas, amenazaría la costa de la Florida. Se denominó al huracán "Katrina", y las autoridades verificaron que aumentaba de categoría, tornándose cada vez más peligroso. Cuando golpeó parte de la costa de Florida en la mañana del 25 de agosto, se había convertido en un huracán de categoría 2, con velocidades de 92 kph. Ese día, produjo 11 muertes en Florida, e interrumpió la electricidad para un reducido número de personas. Pero luego Katrina se desvió, y viró hacia las costas de Luisiana y Missisippi. La situación de Nueva Orleáns era especialmente grave, dado que era la ciudad más expuesta por estar aproximadamente dos metros debajo del nivel del mar. La Gobernadora de Luisiana Kathleen Blanco declaró el estado de emergencia el 26 de agosto, y lo mismo hizo el Gobernador de Missisipi el día siguiente.

Ese mismo día, la gobernadora Blanco le pidió a Bush declarar el estado federal de emergencia. Le expuso que el desastre que se esperaba era de tal magnitud, que superaba la capacidad del estado para hacerle frente y solicitó que la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (en inglés, FEMA), comenzara a entrar en acción. FEMA había participado en la investigación de la caída de las Torres Gemelas en el 11- S, y en enero del 2003 había pasado a la órbita de Homeland Security (el Ministerio de Seguridad de la Patria), en la medida que la Administración Bush comenzó a edificar el régimen de la Ley Patriota. Tom Ridge fue jefe de HS, hasta el 15 de febrero de 2005, cuando fue reemplazado por Michael Chertoff que había sido co- autor de la Ley Patriota. Bush designó a Michael Dewayne Brown como jefe de FEMA que recibió millones de dólares para combatir el terrorismo. El lema de FEMA fue "Una Nación Preparada". Recién cuando la Gobernadora Kathleen Blanco lo solicitó, la Administración Bush declaró la emergencia federal el 27/8, y dio a HS y a FEMA la autoridad para atender las necesidades derivadas del huracán. "Estamos preparados" dijo también Brown, ante las cámaras de CNN. Pero el día 27, el Alcalde de New Orleáns Ray Nagin declaró el estado de emergencia y ordenó la evacuación de las zonas bajas de la ciudad. Al otro día, el 28, Katrina se elevó a categoría 5. Ante las perspectivas de catástrofe, el Alcalde ordenó la evacuación general. Esto implicaba un grave problema: Un sector de la población podía irse en sus automóviles, la capa más rica de la ciudad, en su mayoría de raza blanca, pero alrededor de 100.000 personas, en su mayoría negros y pobres, no tenían medios para salir de la ciudad, el 90% de la población no tenía automóvil. Las autoridades designaron refugios, insuficientes para la población estimada, el estadio Super Domo y el Centro de Convenciones.

Miles de personas empezaron a hacer largas colas con sus pertenencias en bolsas, esperando refugiarse allí, otros lo hicieron en sus casas, y así la población esperó a Katrina, que finalmente llegó a Nueva Orleans el lunes 29 de agosto del 2005, con vientos huracanados y lluvias que golpearon con crudeza a la ciudad. Cientos de miles de personas, estuvieron casi un día entero bajo el azote del huracán. En el Superdomo la violencia de Katrina abrió agujeros y voló partes del techo, y sobre quienes dormían en las tribunas empezó a caer agua. Sin embargo, lo peor del desastre no estuvo en el día 29 en que el huracán tocó tierra. Lo peor vino después. La crecida de las aguas del lago Pontchartrain, venció las múltiples fallas de los diques. Esto hizo que la ciudad comenzara a inundarse. El PNAC y el Régimen de la Ley Patriota habían sellado el destino de Nueva Órleans: el periódico local Times Picayune entre los años 2004 y 2005 había advertido con nueve artículos que el presupuesto de millones de dólares en ingeniería en el Lago Pontchartrain había sido recortado en 80 % y desviado a la guerra. Eso contribuyó a que los diques se rompieran e inundaran la ciudad. Los exiguos proyectos de reparación de diques no habían sido terminados y se sabía que por el estado en que se encontraban, no podían soportar un Huracán categoría 5.

Pero las denuncias de los ciudadanos de Nueva Orleans indican que las cosas empeoraron, no solo por los diques, sino porque junto con las fallas de los diques, muchos residentes oyeron explosiones, tras las cuales, el agua cayó sobre la población. Las denuncias sobre las voladuras de los diques crecieron y se multiplicaron, como la de John Mullen III, un profesor de escuela que vivía en el barrio Lower Ninth Ward, quien denunció que las voladuras de los diques habían sido planeados de alguna manera para mantener secos los barrios ricos de French Quarter y Garden District, a expensas de los barrios pobres y de negros como Lower Ninth Ward. La sospecha se escuchó de muchos otros supervivientes negros. En el documental del director Spike Lee, "Cuando los diques reventaron: Un réquiem en Cuatro Actos" (en inglés: "When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts") Gina Montana residente de Mid City alega haber escuchado las explosiones, lo mismo dicen Harry Cook residente de Uptown, Joycelyn Moses y Michael Knight residentes de Lower Ninth Ward, Sylvester Francis residente de Ninth Ward o Audrey Mason, residente de Gentilly.

Primero hubo racismo, y luego, discriminación de las clases sociales más humildes, a la hora de evacuar la ciudad. Pudieron salir y salvarse los ricos y blancos. Pero cuando el agua entró, el racismo y la discriminación se profundizaron: se desviaron mediante explosiones las aguas hacia los barrios pobres, para salvar las de los ricos. Ya había habido antecedentes de otras inundaciones en los cuales los diques también se rompieron intencionadamente mediante explosiones, por ejemplo con las inundaciones provocadas por el huracán Betsy en 1965. Pero ahora, volvieron a sentirse las explosiones que en forma criminal, desviaron las aguas y sepultaron a más de 100.000 personas. Desde el punto de vista técnico, Katrina fue una "tragedia de diques", cuya construcción fue abandonada, y cuyos planes de reparación y preparación se frenaron por los recortes del presupuesto producto del desvío de fondos que implicó la estrategia del PNAC. Esto provocó que lo diques cedieran en medio del paso del huracán, y encontró expuesta a una población que no sabía el peligro que la amenazaba. Pero las autoridades y la Administración Bush sabían perfectamente lo que iba a suceder. A partir de allí se produjo una situación dantesca: la ciudad quedó bajo el agua, con la gente atrapada en sus casas.

El Holocausto de Nueva Orleans

En la medida que los niveles de inundación crecían, la gente debió subirse a los techos; comenzó a sufrir hambre, los enfermos no podían ser rescatados; los discapacitados, los niños y ancianos no tenían como defenderse. Los sectores más débiles y desprotegidos de la población comenzaron a morir, por hambre y enfermedad. Las aguas se transformaron en una mescolanza letal de suciedad, sustancias químicas, materias fecales, restos de materiales, y cadáveres flotando, una materia tóxica que recorría la ciudad. Por las muertes, el olor de cadáveres llenó las casas, y las pérdidas de gas provocaban explosiones e incendios. A medida que las aguas subían y subían, los habitantes no supieron más donde huir, tuvieron que hacer agujeros en el techo para salvarse, los que no podían se ahogaron. Lo mismo fue con los animales domésticos. Un informe de ACLU, la Unión Americana de Libertades Civiles, dice que cuando azotó el huracán, las autoridades abandonaron a miles de presos en la prisión Orleans Parish encerrados en las celdas cuando las aguas subían.

Muy pronto se tuvo noticias de las terribles condiciones en que se encontraban los refugiados en el Superdomo y el Centro de Convenciones, hacinados, con condiciones higiénicas y de salud deplorables. Las autoridades dijeron que comenzarían los rescates, pero el 30 de agosto, en el primer día tras el paso del huracán, y pasadas las primeras 24 horas la gente que esperaba el rescate lo hizo en vano. El rescate nunca llegó. Miles y miles de ciudadanos de Nueva Orleans quedaron apiñados en las casas, en los techos, sin agua para tomar, sin nada que comer. Sin higiene, rodeados por aguas que eran un recipiente letal de enfermedades, con temperaturas muy altas, sin agua, ni comida. La gente permanecía rodeada por el desastre en sus casas, y también en los barrios a los cuales no habían llegado las aguas. El segundo día de pasado el huracán, el 31 de agosto a 48 horas después, los rescates tampoco aparecieron.

La situación era desesperante. En esas horas dramáticas, la gente hizo flamear banderas en los techos y balcones de las casas, que decían "Ayuda", "Socorro". En muchas zonas de Nueva Orleans permanecían en tiendas, almacenes y supermercados lácteos, leche, medicinas y alimentos. La población los necesitaba, pero permanecían cerrados los negocios que los propietarios y gerentes clausuraron al huir de la ciudad, ésas mercancías por el calor comenzaban a descomponerse y podían perderse por lo que era urgente distribuirlas, las autoridades pudieron hacerlo, pero eso no ocurrió. Como la ayuda no llegaba nunca y nadie repartía las mercaderías, comenzaron los saqueos. La gente no tuvo otra alternativa, era eso o morir, porque las horas pasaban y la crisis empeoraba.

Pero cuando los pobladores de Nueva Orleans comenzaron a aprovisionarse para sobrevivir, comenzó la represión, brutal y sangrienta. La policía comenzó a disparar contra los ciudadanos desesperados, y estuvo horas defendiendo los negocios, es decir, entre la necesidad de la población de sobrevivir y la defensa de la propiedad privada, las fuerzas represivas de Nueva Orleans tenían como prioridad defender la propiedad privada. Cuando una multitud de ciudadanos, bebés en coches, personas con muletas, ancianos con bastones y en sillas de ruedas, caminó millas para cruzar el puente que separa Nueva Orleans de la ciudad de Gretna, buscando salvar sus vidas, la policía formó una línea a lo largo del final del puente y comenzó a disparar sobre la gente. La multitud se dispersó, engañada, porque caminaban hacia allí producto de que les habían dicho que había ómnibus esperándolos. La evacuación de Nueva Orleans empezó lentamente. El rescate llegó 6 días después del paso de Katrina, el sábado 3 de septiembre, cuando empezaron a concretarse los primeros operativos de salvatajes de los ciudadanos. Sin embargo, esto mismo constituyó un terrible despropósito dado que los especialistas y la experiencia con desastres indica que las primeras 72 horas después de una catástrofe son cruciales para combatir sus consecuencias. Pero en ésas cruciales 72 horas la ayuda para Nueva Orleans, nunca llegó. Es decir, que el rescate comenzara a organizarse pasadas las 72 hs cruciales puso en peligro la vida de los miles de ciudadanos de Nueva Orleans. Por ejemplo el abastecimiento alimentario y de agua estuvo seriamente afectado, con lo que quedó en evidencia que el estado de la primera potencia económica y militar del mundo, con capacidad de poner en cuestión de horas miles de soldados en cualquier región del planeta, no llegaba a rescatar a una población que agonizaba a 965 millas de Washington.

Militarización contra la Nueva Orleans obrera y popular

Las bombas para quitar el agua de la ciudad comenzaron a actuar recién a partir del 7mo día, y cuando el agua comenzó a bajar empezó un desfile de escenas de horror: Cientos de cadáveres, por todas partes, en calles, plazas, casas, esquinas, de niños, jóvenes, ancianos o discapacitados. Y junto a los cadáveres, el drama de las personas desaparecidas y el desfile de los familiares en su búsqueda, padres buscando niños, niños buscando padres, mujeres buscando sus parejas, hombres a sus mujeres, a sus novias, abuelas, gente de todas las edades, portando carteles, buscando.

Mucha gente comenzó el lento retorno a sus casas, para encontrarlas destruidas, en pésimo estado, directamente ya imposibles de habitar, habiendo perdido todos sus bienes. Los recursos para actuar sobre Nueva Orleans y rescatar a su población, estaban concentrados en el Gobierno Federal y concretamente en su brazo específico, FEMA, pero los miles de habitantes de Nueva Orleans se quedaron esperando las provisiones, los alimentos, el agua, los transportes para rescatarlos, las tarjetas de débitos para sus gastos, todas las cosas que fueron prometidos por FEMA. La gestión de FEMA expresó la política de la Administración Bush, insensible, criminal y racista.

"A George Bush no le importan los negros" dijo el rapero Kanye West en el "Concert for Hurricane Relief" un recital a beneficio de los esfuerzos de recuperación. La frase dicha en vivo en televisión nacional fue un latigazo que sacudió al país. El desafío de West a Bush, era ya expresión de un proceso profundo de descontento y repudio a su gestión: millones pensaban igual que West, y el descontento comenzaba a expresarse públicamente. Mientras tanto en Nueva Orleans, se desarrollaba un profundo proceso político y social. Los miles de pobladores desesperados comenzaron organizarse por su cuenta para luchar por su vida. Empezaron las asambleas, y reuniones para lograr abastecerse. Cientos de vecinos se organizaron para los rescates y en campamentos, acamparon en la autopista, y en las puertas del Superdomo. En los campamentos se dividían las tareas, atención médica a los niños, a los discapacitados, a los ancianos, el reparto de los alimentos y bienes necesarios. Por toda la ciudad floreció un proceso de auto- organización que encendió las luces rojas en la Administración Bush.

La población amenazada por la desaparición se apiñó y organizó para resistir. Puesto contra las cuerdas, el pueblo de Nueva Orleans comenzó a tomar el destino en sus propias manos, desatando un proceso que la Administración Bush detectó como peligrosísimo, ya que podía surgir en el Sur de Estados Unidos una comuna auto- organizada, encabezada por la clase obrera de Nueva Orleans. Como lo relatan Larry Bradshaw y Lorrie Beth Slonsky que quedaron atrapados en Nueva Orleáns: "... los verdaderos héroes y heroínas que realizaron los esfuerzos de socorro fue la clase obrera de Nueva Orleans. Los trabajadores de mantenimiento que utilizaron un montacargas para trasladar a los enfermos y discapacitados. Los ingenieros que montaron, alimentaron y mantuvieron funcionando los generadores. Los electricistas que improvisaron gruesas extensiones de cables a lo largo de cuadras para compartir la electricidad que teníamos a fin de liberar los autos que estaban atascados (...) Las enfermeras que se convirtieron en ventiladores mecánicos y estuvieron muchas horas administrándoles aire manualmente a los pacientes inconscientes para mantenerlos con vida...Los porteros que rescataron a las personas que se habían quedado trabadas en los elevadores (...) Los trabajadores de la refinería que entraron a la zona de los botes y los "robaron" para rescatar a sus vecinos que permanecían en los techos en medio de las inundaciones. Los mecánicos que ayudaron a "puentear" los automóviles que pudieron encontrar para sacar a la gente de la ciudad. Y los trabajadores del servicio de alimentos que fregaron las cocinas comerciales improvisando comida comunitaria para cientos de desamparados. La mayoría de estos trabajadores habían perdido sus casas y no tenían noticias de los miembros de sus familias..." (2)

Y ese proceso de auto- organización contó con el apoyo y la simpatía de todo el pueblo norteamericano, conmovido por lo que ocurría en Nueva Orleans. Florecieron cadenas de solidaridad en todos los estados, cartas, comunicaciones, colectas de dinero, recitales, toda clase de eventos en sindicatos organizaciones vecinales, Universidades, y comunitarias de apoyo a Nueva Orleans. El gobierno debía impedir que el proceso se desarrollara, y para lograrlo decretó el estado de sitio y militarizó la ciudad. La Administración Bush, el Congreso, los Partidos Republicano y Demócrata, habían abandonado a 100.000 personas atrapadas en la ciudad sin electricidad, agua potable o alimentos. Y ahora que la población se organizaba para sobrevivir, comenzaron a declarar la existencia de una "anarquía", en Nueva Orleans y enviaron a la Guardia Nacional, con el argumento de que era necesaria para detener los "saqueos" y la "violencia generalizada". La gobernadora Kathleen Blanco solicitó el envío de soldados, que comenzaron a llegar a Nueva Orleans, pero la prioridad de los cuerpos armados que llegaron no era el rescate, sino que, en palabras de la propia gobernadora: "Vamos a restaurar el orden público... Estas tropas saben disparar a matar y están muy dispuestas a hacerlo si es necesario, y espero que lo hagan" (3)

Jeremy Scahill es periodista de investigación autor del bestseller: "Blackwater: The Rise of the World's Most Powerful Mercenary Army", (en español, "Blackwater: El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo") sobre el auge de la empresa militar privada durante la Administración Bush. Según el informe de Jeremy Scahill en The Nation también hizo su entrada en Nueva Orleans, Blackwater y estableció una sede en el centro de la ciudad con rifles automáticos, pistolas atadas a las piernas, y los bolsillos llenos de munición. "Cuando se les preguntó bajo qué autoridad estaban operando'', informó Scahill," un hombre dijo: "Estamos en un contrato con Seguridad Nacional (HS)". Nueva Orleans se había convertido en un campo armado, patrullada por miles de agentes. El general de brigada Gary Jones, comandante de Fuerza de Tarea Conjunta de la Guardia Nacional de Luisiana, dijo al periódico: "Este lugar se va a ver como una pequeña Somalia. Vamos a salir y recuperar esta ciudad. Será una operación de combate para obtener esta ciudad bajo control" (4)Entre los cuerpos de mercenarios se encontraron tropas pertenecientes a las empresas DynCorp, Intercon, American Security Group, Blackhawk, Wackenhut, y una compañía israelita llamada "Instinctive Shooting International" (ISI). ¿Qué hacían en Nueva Orleans estos cuerpos de mercenarios entrenados para combatir la "contrainsurgencia" en Irak?

No estaban allí para asistir a la población, sino para reprimirla. La policía confiscó las armas a los civiles, incluidas las registradas legalmente, ubicadas como "peligrosas", en manos de pobladores que luchaban por sobrevivir. Desde la Guerra de Secesión las tropas de la Fuerzas Armadas de EE.UU no ocupaban un estado del Sur, pero, ahora un sector muy importante del estado de Luisiana estaba ocupado por la Guardia Nacional y un ejército privatizado, el de la Corporación Blackwater que comenzó a tomar el control de la ciudad más grande del estado de Luisiana, Nueva Orleans. Este movimiento era motivado por el horror que en la Administración Bush provocaba el hecho de que habían surgido espontáneamente por todas partes asambleas y organizaciones construidas desde abajo por vecinos y activistas, como el "Colectivo de Interés Mutuo", (en inglés, Common Ground Collective) una de las organizaciones que surgieron para dispensar auxilios y atención médica a la población, cuyo dirigente era Malik Rahim, un veterano de Vietnam y antiguo activista de la comunidad que organizó al colectivo. Tanto a la organización dirigida por Rahim, como tantas otras que brotaron desde abajo, fueron tratadas por el ejército como delincuentes o "insurgentes" (5) segun Malik Rahim le contó a Jeremy Scahill. Las organizaciones que surgían desde abajo, organizadas por la propia población de Nueva Orleans, vecinos, obreros, jóvenes, y amas de casas lograron a pesar de las trabas que les puso el ejército, atender a más de medio millón de personas, poner en funcionamiento locales para proveer de alimentación a la comunidad, la apertura gratuita de la salud y clínicas legales, y más tarde la reconstrucción de casas y la plantación de árboles.

Pero "nunca llegó ni un centavo" del gobierno federal, le dijo Rahim a Scahill. Surgieron otras organizaciones "Salvémonos Nosotros Mismos", o "Bayou Alivio de la Libertad", entre otras. ¿Qué ocurría si todas estas las organizaciones civiles y sociales comenzaban a tomar en sus manos el control de la ciudad? ¿Qué ocurría si ante la falta o ausencia completa del Estado Federal, que había abandonado a su suerte a la población de Nueva Orleans, las organizaciones formadas por los trabajadores y sectores populares tomaban decisiones sobre la salud, la educación, el socorro, el dinero, la seguridad y el armamento? Este proceso había comenzado. Ante el peligro de surgimiento de una comuna obrera, popular, negra y autoorganizada en Nueva Orleans, la Administración Bush decidió que no podía permitir la dinámica social y política que suponía.

Por eso, la respuesta del gobierno al proceso incipiente que comenzaba a desarrollarse fue brutal, y debían cortarlo de cuajo. Este régimen mostró su rostro racista y antiobrero en Nueva Orleans, imponiendo con toda fuerza la ley de Autorización para el Uso de Fuerza Militar (en inglés, AUMF), y procediendo a violar el Posse Comitatus. Pero con una novedad, ahora a las fuerzas regulares del ejército se les unía un ejército privatizado con seguridad legal para actuar como Tropas de Ocupación dentro de Nueva Orleans, del mismo modo que actuaban en Irak y Afganistán. Las tropas del ejército disparaban sobre presuntos "saqueadores", asesinaban y encarcelaban a activistas, trabajadores, y jóvenes, que organizaban a la comunidad con la excusa de ser promotores de la "anarquía" y el "saqueo".

Las organizaciones que surgieron como el "Colectivo de Interés Mutuo", con mayor o menor grado de organización fueron vistas como una amenaza por el Pentágono, y así es como el Ministerio de Defensa a la vez que se mostraba incapaz de salvar a la gente de la muerte en los techos o barrios, fue rápidamente muy capaz de construir una cárcel, en lo que era la terminal de autobuses abandonada de la ciudad, llamada "Campo Greyhound". Allí se amontonaban los ciudadanos acusados de "promover la anarquía" a la espera de un juicio durante meses, porque no había suficiente gente empleada en el sistema judicial. Campo Greyhound se llenó de ciudadanos de mayoría afroamericanos, activistas, jóvenes, acusados de "saqueadores". Junto con la militarización, el dictado de la Ley Marcial, la persecución, asesinato y encarcelamiento de los activistas y luchadores por la sobrevivencia de Nueva Orleans, el Pentágono, con la excusa de brindar bienestar a quienes habían perdido sus casas, organizó la evacuación de la ciudad, es decir, la dispersión y expulsión de miles de personas de Nueva Orleans. Más de 140.000 personas fueron distribuidas en 44 estados con boletos de ida, sin saber adónde iban, en su mayoría en los estados de Texas, Luisiana y Misisipi. La población de Nueva Orleans fue horriblemente dispersada, diseminada y los helicópteros del ejército, que tardaron una eternidad para llegar a socorrer a las personas atrapadas, se movieron rápidamente para trasladar a la población a los estados vecinos, separando familias, padres e hijos, fuertes de débiles. Muchos perdieron contacto con sus seres queridos. La "Segunda Evacuación de Nueva Orleans", ordenada por Ray Nagin, implicó un número de desplazados equivalente a los evacuados en Fallujah.

El Presidente, el Congreso, los dirigentes de los partidos Demócrata y Republicano, aprendieron rápidamente de Katrina. La Administración Bush envió al Congreso la Ley de Defensa Nacional o Ley John Warner, H.R. 5122, que fue aprobada el 29 de Septiembre del 2006, una Ley que permite al Poder Ejecutivo, tras un desastre natural, declarar la ley marcial bajo revisión de los Actos de Insurrección. La Ley Warner generaliza y legaliza la aplicación del Estado de Sitio, para todos los casos en los cuales ante una catástrofe natural el pueblo decide tomar en sus manos los medios para defenderse, y se organice para tal fin. Sin duda, la movilización de los trabajadores y el pueblo de Nueva Orleans, habían preocupado a los partidos políticos, y la valiente rebelión de la Nueva Orleans obrera y popular fue traicionada por los partidos del régimen, sobre todo, los dirigentes del Partido Demócrata, por quienes la población de N. Orleans sentía mayoritariamente simpatía.

A los trabajadores y el pueblo de Nueva Orleans los dirigentes del Partido Demócrata les dieron la espalda en el momento más dramático de su existencia. Sólo la auto- organización les permitió sobrevivir al aplastamiento racista que sufrían. Pero su lucha quedó aislada, abandonada por el conjunto de las direcciones sindicales y políticas del país: Solo contaron con el apoyo de los trabajadores, amas de casa, estudiantes, intelectuales, artistas, e incluso, de los pueblos del mundo que conmovidos por la tragedia, inmediatamente simpatizaron con su heroica resistencia y lucha por sobrevivir. Pero las masas de EE.UU y el mundo, no contaron con una herramienta política que permitiera unir esa valiente movilización hasta triunfar. Eso le dio aire a la Administración Bush para ahogar la lucha, reprimir a la población, retomar la ofensiva declarando la Ley Marcial, invadir la ciudad con ejército, dispersar a la población y luego promulgar la Ley H.R 5122

La "limpieza étnica" de Nueva Orleans y los negocios

En total, y según información de la Cruz Roja, al 10 de septiembre del 2005 habían sido evacuadas un total 145.613 personas de Nueva Orleans. Naomi Klein explicó en diversos artículos que el cambio demográfico tras Katrina fue tan dramático que lo describió como "limpieza étnica" (6) Cuando el alcalde Ray Nagin llamó a una 2da evacuación, la gente que volvía a las áreas secas era mayoritariamente blanca, pero los que no podían volver, o no tenían casas, eran abrumadoramente negros. Según Klein explica en su artículo, los ricos pudieron volver porque habían comprado sus casas en las zonas altas y las áreas secas como el barrio francés, 90% blanco, el Garden District 89% blanco; o Audubon el 86% blanco. En algunas áreas secas, como Algiers, que sí tenían población afroamericana, la población no pudo volver porque eran de bajos ingresos, y no hubo presupuesto para traerlos de vuelta desde donde los enviaron. Miles de casas y departamentos vacíos, suficientes para los 70 mil evacuados, nunca se entregaron.

Una consecuencia lamentable de esta situación fue el incremento de los suicidios en Nueva Orleáns, llevados por la depresión sufrida por miles por las consecuencias del desastre. Se estima que la tasa de suicidios se elevó al doble o más del promedio nacional. La población debió comenzar la lucha por la vivienda, aunque su reclamo se topó contra los negocios que florecieron inmediatamente producidos el desastre. La Administración Bush entregó los contratos de reconstrucción de Nueva Orleans a Bechtel, Fluor, Haliburton y Shaw, algunas de ­las mismas empresas que fueron designadas para la reconstrucción de Irak. Así, el "negocio de la reconstrucción" unió a Bagdad con Nueva Orleáns. Las Corporaciones sacaron provecho de proyectos urbanísticos para las orillas del río Mississippi, Chevron, Coca Cola­ y otras empresas comenzaron a recibir paquetes de exenciones fiscales, subsidios y leyes laxas muy generosas para que inviertan y se instalen, con el argumento de la "reconstrucción". Aparecieron los grupos ligados al Neocon, funcionarios de la Heritage Foundation, y la ultraderechista Iglesia de la Cienciología, que según Klein, se desplegaron por los refugios de toda Luisiana. El puerto de Nueva Orleáns es demasiado importante para Estados Unidos y sin la ciudad de Nueva Orleans no hay puerto de Nueva Orleans. El puerto está en el Golfo de México, cuya producción de petróleo equivale al 30 % del total nacional, implica la comercialización del 20% de la producción de gas natural, el 60% de las importaciones del país, además, el 50% de las refinerías de petróleo están instaladas en la zona y buena parte de las exportaciones agrícolas del país, salen por los puertos del Golfo.

El desastre de Katrina estuvo vinculado también al deterioro ambiental, al recalentamiento global y su efecto sobre los polos Ártico y Antártico que sufren la reducción de las capas de hielo. Para el año que se produjo Katrina estaba en vigencia el Protocolo de Kyoto el cual establece que las naciones industrializadas deben reducir sus emisiones de gases en el período 2008-2012, pero la Administración Bush se negó a suscribirlo, alegando que su cumplimiento sería demasiado costoso para el crecimiento económico del país. Sin duda alguna, más costoso para la economía, y para el elemento más importante del desarrollo de las fuerzas productivas, que son los seres humanos y la naturaleza, ha sido que los gobiernos de EE.UU no tomen ninguna medida para prevenir la crisis ambiental, que está producida en su mayor parte por la Corporaciones y empresas de EE.UU.

El desastre ambiental tuvo mucho que ver en que se produjera Katrina, cuestión de la que son responsables también los gobiernos como el de Japón, Australia, India y China. La crisis ambiental que envuelve a la región que rodea a Nueva Orleans, es también debida al vaciamiento de los pantanos, resultado a su vez de siglo y medio de explotación petrolera desenfrenada, hace años que los científicos venían anunciando la catástrofe y aconsejando al mismo tiempo un tratamiento racional para el delta del río Mississippi, así como que se reforzaran los diques, erosionados en su parte baja. Pero los sucesivos gobiernos prefirieron defender los intereses de las compañías petroleras, en vez de los intereses del pueblo, sobre todo teniendo en cuenta que estos últimos son, en esta región, esencialmente de raza negra.

La cuestión racial y el racismo ocupa un episodio central de la vida del país, pero cabe preguntarse: ¿Qué es la raza? Como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "Qué es la raza? No es una categoría biológica. Es una relación social. Así fue que el capitalismo necesitado de justificar el comercio de esclavos y la propiedad humana de la esclavitud en un mundo occidental que simultáneamente descubría los inalienables "Derechos del Hombre" y la justicia social. Entonces la ficción de la superioridad- inferioridad racial y la naturaleza no humana de los negros fue inventada" (6) La cuestión de la raza negra se colocó para siempre como elemento central de la historia política del país. Como lo explica Howard Zinn: "No hay país en la historia mundial en el que el racismo haya tenido un papel tan importante y durante tanto tiempo como en los Estados Unidos. El problema de la "barrera racial" o color line -en palabras de WEB Du Bois- todavía colea. Y el hecho es preguntarse ¿Cómo empezó?" (7) La raza negra llegó al país a través de uno de los mayores éxodos forzados de la historia de la humanidad.

Mediante el tráfico de esclavos de los siglos XV y XIX, las Empresas Comerciales inglesas, portuguesas, holandesas, francesas y españolas produjeron un horroroso secuestro de millones de habitantes de África. Las tribus comunistas primitivas que habitaban la región fueron secuestradas en masa, un verdadero holocausto que ocurrió en lo que es hoy territorio de Angola, Senegal, Mozambique, Congo, Liberia, Costa de Marfil, Ghana, Benín, Zimbabwe, Togo, Nigeria, Camerún, Guinea Ecuatorial, y Gabón. Eran secuestrados para ser vendidos como esclavos. El término "Maafa" significa acontecimiento terrible, o gran tragedia y se refiere al Holocausto Africano u Holocausto Esclavista de millones de indígenas que se produjo en esos siglos, el termino fue popularizado por la antropóloga de la Universidad de Chicago Marimba Ani, cuyo nombre de nacimiento es Dona Richards y utilizó el término "Maafa" para definir el holocausto Africano, el tráfico de esclavos de los siglos XV al XIX, basado en el imperialismo, el colonialismo, el racismo, la opresión, y la explotación.

Millones de africanos fueron exportados como mercancías hacia tierras lejanas, sufriendo largas marchas hasta la costa, alojados en almacenes, a la espera de ser embarcados. Fueron arrancados de sus familias, afectos, pueblos, tradiciones, costumbres y culturas, encadenados por argollas en los cuellos y pies, manteniéndolos asquerosos, maltratados, transportados en barcos en horribles condiciones de higiene, de hacinamiento, debajo de la cubierta. Durante meses no vieron ni el Sol, ni la Luna, comiendo cada 24 horas una porción de maíz o mijo crudo y un pequeño jarro de agua. Recibieron castigos horribles con palos, azotes y maltrato de los capataces.

La histórica lucha de los negros

Millones murieron durante las travesías. El rapto y esclavización de millones de indígenas africanos fue una empresa capitalista, un comercio horroroso que fue parte de su surgimiento como sistema social y político, no sólo en EE.UU, sino en todo el mundo. Las empresas comerciales que desarrollaron el comercio de esclavos, amasaron enormes ganancias, practicando la trata de personas, como lo explica George Novack: "La historia de la esclavitud en América del Norte se debe dividir en dos períodos distintos. El primer período se extendía desde la introducción de la esclavitud en el Nuevo Mundo por los españoles y portugueses a principios del siglo XVI a través de su desarrollo en las Antillas y la costa de América del Norte hasta su declive en las colonias británicas y francesas a finales del siglo XVIII. El segundo período abarca el surgimiento, crecimiento y decadencia del Reino de algodón en los Estados Unidos durante la primera parte del siglo XIX. Estas dos épocas de la esclavitud eran la descendencia de dos etapas diferentes en el desarrollo de la sociedad capitalista. En su fase inicial, la esclavitud americana era una rama colateral del capitalismo comercial, en su etapa final fue una parte integral del capitalismo industrial" (8)

La esclavitud comenzó impulsada por los Imperios de Portugal y España, cuyas empresas comerciales traficaban y explotaban esclavos con el aval de la Iglesia Católica y la Santa Inquisición. Portugal comenzó primero bajo la égida del papa Nicolás V, quien legitimó el comercio de esclavos en su bula "Dum Diversas" del 18 de Junio de 1452, en la cual autorizó a Alfonso V de Portugal a conquistar países no- creyentes, y hacer la guerra a los infieles sarracenos y paganos para consignarlos a una esclavitud indefinida. Isabel Soto Mayedo explicó quiénes eran los banqueros y empresarios capitalistas que estuvieron detrás de la explotación del negocio de la esclavitud: "...el tráfico de esclavos al Caribe se inició de modo formal hacia el 12 de febrero de 1528 con la aprobación del rey de España. Según el historiador cubano, José Luciano Franco, dos comerciantes alemanes, Henri Ehinger y Jérome Sayler, agentes de los Welser, banqueros que dominaban las finanzas de la corona española junto a los Fugger, resultaron los primeros beneficiarios de esa autorización... Desde entonces, Portugal perdió el monopolio del mercadeo de seres humanos arrancados de África, mientras las otras naciones europeas creaban sus propios mecanismos para participar del lucrativo negocio." (9)

Como lo explica Novack: "Desde 1520, los buques españoles, portugueses, italianos, holandeses e ingleses vertieron negros en una corriente sin fin en las Indias Occidentales. Santificado por la religión y legalizado por la corona, el comercio de esclavos africanos se convirtió en la más rentable de las empresas comerciales. Una de las favoritas empresas flamencas de Carlos V de España obtuvo el derecho exclusivo de importar 4 mil negros anualmente en las Indias Occidentales y vendió la patente por 25.000 ducados a unos mercaderes genoveses que establecieron la primera ruta comercial normal de África a América" (10) Así lo explica Howard Zinn: "En el año 1619 ya se había transportado un millón de negros de África a América del Sur y el Caribe, a las colonias portuguesas y españolas, para trabajar como esclavos. Cincuenta años antes del viaje de Colón, los portugueses llevaron diez negros africanos a Lisboa, y así empezó el comercio regular de esclavos". (11)

Sin embargo, la institución de la esclavitud no fue establecida en los territorios que luego serían parte de los EE.UU, basada solamente en la raza negra. Las Empresas Comerciales buscaron esclavizar a los indios, y a los blancos pobres de Europa mediante el contrato que creaba la categoría de "Redemptioners". Este contrato establecía que la Compañía naviera podía vender en servidumbre a las personas blancas que estuvieran dispuesta a venir a América, trabajando como siervos durante un lapso que podía oscilar entre 4 a 7 años, para pagar el costo del viaje transatlántico. A su vez, los empresariostrataron de esclavizar a los indios de América del Norte del mismo modo que los españoles esclavizaron a los nativos de México o el Perú.

Así lo explica Howard Zinn: "En Inglaterra, el desarrollo del comercio y del capitalismo en los siglos XVI y XVII, más el cercado de las tierras para la producción de lana, llenaron las ciudades de vagabundos .A partir del reinado de Isabel, se introdujeron leyes para castigarlos, encerrarlos en talleres de trabajos forzados o deportarlos. En los siglos XVII y XVIII, a causa del exilio forzado, los engaños, las promesas, las mentiras y secuestros, unido a la necesidad urgente de escapar de las condiciones de vida en su país natal, los pobres que buscaban un pasaje a América se convirtieron en fuente de ingresos para negociantes, comerciantes, capitanes de navío, y, finalmente, para sus amos de América" (12) Así lo planteó Novack: "Más de cien mil hombres, mujeres y niños fueron capturados por las tropas inglesas y enviados a las Indias Occidentales, donde fueron vendidos como esclavos en las plantaciones de tabaco...el comercio de criados tomó las características horribles de la trata de esclavos. Las pandillas de secuestradores recorrían las calles de los puertos ingleses y peinaron las carreteras y caminos de Gran Bretaña e Irlanda... fueron invadidas las casas de los pobres. Los esposos fueron arrancados de sus esposas, padres de sus familias, los niños de sus padres..." (13) En la medida que las Empresas Comerciales consideraron de poca utilidad la mano de obra indígena, procedieron a matarlos en el acto o a conducirlos hacia el oeste, lo que hizo que la institución del contrato de Redemptioner, o similares florecieran.

Pero el intento de esclavizar tanto a los indios, como a los blancos pobres de Europa no prosperó, o directamente fue considerado un fracaso, por lo cual, las Empresas Comerciales se orientaron a la búsqueda de mano de obra de personas de raza negra provenientes del África. Así lo planteó Novack: "...Sin embargo los Redemptioners blancos no eran lo suficientemente confiables ni un abastecimiento de trabajadores satisfactorio. No podían ser mantenidos en una condición permanente de la esclavitud...si huían no podían fácilmente ser distinguidos de sus compañeros libres o sus amos. Como se expandió la producción, se hizo cada vez más urgente encontrar nuevas fuentes de mano de obra, más abundantes y más confiables" (14) Las Empresas Comerciales evaluaron que las tribus comunistas primitivas del África suministraban población en gran escala necesaria para estos cultivos, que requerían de una fuerza de trabajo asociado de proporciones considerables.

Las tribus de afroamericanos secuestradas se encontraban en un estadio de desarrollo que los puso en condiciones desfavorables frente a los Imperios europeos y las Empresas Comerciales que utilizaban su superioridad técnica y militar para aterrorizar a las comunidades afroamericanas, con recursos infinitamente superiores, poniéndolos en condiciones desfavorables para facilitar su explotación. Como lo explica Howard Zinn: "...se les había arrancado de su tierra y de su entorno cultural. Se les obligaba a vivir en una situación en que poco a poco quedaban exterminados sus hábitos lingüísticos, su forma de vestir, sus tradiciones y sus relaciones familiares... habían pasado por un infierno que, si no les había matado, tenía que haberles dejado en un estado de total indefensión psíquica y física- ¿puede extrañar a alguien que estos negros estuvieran maduros para ser esclavos?" (15)

El primer barco cargado de 20 africanos llegó a Jamestown, Virginia, en 1620 en un buque holandés, y para finales del siglo XVII los esclavos negros comenzaron a desplazar a los siervos blancos como el cuerpo principal de la población trabajadora en Virginia y Maryland. Los esclavos africanos resistieron mejor las condiciones de producción tanto en las regiones tropicales, como semi - tropicales del Caribe y las colonias del Sur adecuadas para la producción de maíz, trigo y otros alimentos. En la medida en que Holanda e Inglaterra surgían como potencias capitalistas, fueron desplazando a España y Portugal y tomando control del negocio. Inglaterra fue quien desarrolló el negocio de la esclavitud en las colonias que luego conformarían los EE.UU, como lo explica Novack:"La posesión de la trata de esclavos era uno de los premios más ricos que están en juego en la guerra de la sucesión española. El Tratado de Utrecht que concluyó la guerra en 1713 concedió el monopolio del comercio de esclavos a Inglaterra. Sus majestades organizaron una empresa para la realización del tráfico: una cuarta parte de la población fue tomada por Felipe de España, y otra por la reina Ana de Inglaterra, y la mitad restante se dividió entre sus súbditos...Así, los soberanos de España e Inglaterra se convirtieron en los más grandes comerciantes de esclavos en el mundo" (16)

La irrupción de Inglaterra en el negocio es explicada así por Isabel Soto Mayedo: "... Los traficantes de esclavos ingleses irrumpieron en el escenario caribeño entre 1562 y 1569...surgió, en 1672, la Royal African Company. La nueva compañía, cuyos accionistas eran miembros de la realeza inglesa, transportó hacia las colonias españolas en América, sobre todo a las caribeñas, alrededor de 46 mil 396 esclavos africanos en apenas 9 años...La guerra entablada por la Sucesión del trono español modificó radicalmente las relaciones de fuerza en Europa y dio a Inglaterra y a sus aliados, Portugal y Holanda, la hegemonía absoluta sobre el comercio negrero en las islas caribeñas...El acuerdo de paz rubricado en Madrid, el 27 de marzo de 1713, y ratificado por uno de los artículos del Tratado de Utrecht, cedió a los ingleses el monopolio del comercio de esclavos en el área por razón de 30 años. La South Sea Company, fundada en Londres, concentró gran parte de las ventajas de esa licencia comercial..." (17)

La historia muestra como la esclavitud fue un componente esencial en el desarrollo y evolución del capitalismo. El sistema capitalista transitaba aún el estadio denominado de acumulación primitiva, es decir, la etapa del acopio de elementos para iniciar su despegue como sistema económico, político y social. Los elementos que los historiadores, científicos y analistas aportan sobre el horroroso negocio de la trata de esclavos, muestran que el sistema capitalista nació construido sobre la base de la esclavitud. Luego de que la burguesía manufacturera satisfizo su demanda de fuerza de trabajo mediante la captura, y la comercialización de los esclavos, la mayor parte del capital acumulado fue la base del posterior desarrollo del capitalismo industrial, es decir, la trata de esclavos proporcionó los recursos que financiaron la Revolución Industrial como lo explicó Karl Marx: "El descubrimiento de oro y plata de América, la cruzada de exterminio, esclavización y sepultura en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saqueo de las Indias Orientales, y la conversión del continente africano en una madriguera para la caza comercial de pieles negras señaló el alba halagüeña de la era de producción capitalista" (18)

Asi también lo explica Howard Zinn: "...en los primitivos estados capitalistas de Europa hubo verdadera locura por encontrar oro, esclavos y productos de la tierra para pagar a los accionistas y obligacionistas de las expediciones, para financiar las emergentes burocracias monárquicas de Europa Occidental, para promocionar el crecimiento de las nuevas economías monetaristas que surgían del feudalismo y para participar en lo que Carlos Marx después llamaría "la acumulación primitiva de capital... En 1795, Liverpool ya tenía más de cien barcos negreros y controlaba la mitad de todo el comercio negrero de Europa...En 1800 ya se habían transportado entre 10 y 15 millones de negros como esclavos a las Américas,... Se estima que en esos siglos, que consideramos el inicio de la civilización occidental moderna, África perdió aproximadamente 50 millones de seres humanos." (19)

Recordemos que las Formas de Acumulación (20) predominantes en esa etapa del capitalismo eran las Manufacturas y las Empresas Comerciales, que actuaban en forma conjunta y combinada entre los siglos XVI y XVII, su actividad económica estuvo basada en gran parte en el trabajo esclavo. Los años transcurridos entre 1780/90, fue la década de máxima actividad en el comercio trasatlántico de esclavos, en el territorio de América del Norte, la masiva importación de afroamericanos dejó un saldo de 95% de las personas de raza negra viviendo en el sur, un 40% de la población de los estados y colonias esclavistas. La situación de los esclavos en las manufacturas, campos de algodón, de tabaco o azúcar instalados en los estados del Sur era tan horrible como en los viajes.

Largas jornadas desúper- explotación, trabajo de sol a sol, jornadas extenuantes, viviendo en taperas o ranchos en penosas condiciones, sin derecho a la más mínima expresión u organización. La mejor expectativa para un esclavo era huir. Y si conseguían escaparse, los fugitivos malvivían en las profundidades de los bosques, o junto a tribus indias. Sin embargo, esto no quiere decir que en los estados del Norte no tuvieran nada que ver con la esclavitud. Como lo muestra el documental "Huellas de la Trata: La Historia Oculta del Norte" (en inglés, Traces of the Trade: A Story from the Deep North), filmado por Katrina Browne, una de las familias más ricas de Rhode Island, la familia DeWolf fue el grupo de traficantes de esclavos más grande de la historia de EE.UU. El filme cuenta la historia de los DeWolf ancestros de la propia Katrina directora de la película.

Como lo explica Howard Zinn: "...Algunos americanos de Nueva Inglaterra se apuntaron al negocio, y en 1637 el primer barco negrero americano, llamado Desire, zarpó de Marblehead". (21) El caso de la familia DeWolf es un ejemplo de cómo surgió una burguesía comercial en la región de Nueva Inglaterra que continuó el negocio de la trata de esclavos que llevaban adelante los ingleses. Así, los negocios de esta burguesía comercial de Norte se entrelazaron con los de la oligárquica clase capitalista de los esclavistas del Sur. La producción de algodón para la industria textil inglesa, fue un formidable negocio basado explotando mano de obra esclava de origen africano y se constituyó en el polo de acumulación de la economía de la región.

A su vez, la mano de obra de esclavos afroamericanos era provista por las Empresas Comerciales europeas y los comerciantes de Nueva Inglaterra, que desarrollaron el formidable negocio de la trata de personas. Pero en la medida en que millones de esclavos se acumulaban, también comenzaron a surgir las rebeliones, organizaciones y dirigentes abolicionistas de la esclavitud. Hay abundante documentación de motines e insurrecciones de esclavos en buques y en plantaciones, luchando por su libertad, incluso en las condiciones más desesperadas. En 1787 Thomas Clarkson fundó la Liga Antiesclavista en Gran Bretaña, mientras asociaciones similares surgían en los países europeos y americanos. Dirigentes como Josiah Henson, afroamericano nacido en Maryland, o Frederick Douglass en las primeras décadas del siglo XIX, lo hacían en el país como los primeros dirigentes de raza negra.

Douglass nació esclavo en Maryland, y desarrolló actividades abolicionistas junto a varias organizaciones, escribiendo en el periódico semanal antiesclavista El Liberador (en inglés, The Liberator) de William Lloyd Garrison, quien en 1832, fundó la Sociedad Antiesclavista de Nueva Inglaterra. Un año después, Garrison fundó la Sociedad Antiesclavista Estadounidense, que lanzó en 1843 la campaña "Proyecto 100", una gira de 6 meses por salones a través del este y medio oeste de los Estados Unidos. La lucha por los derechos de los afroamericanos y las mujeres se mantuvo unida en la actividad de otras dirigentes como Ann Maria Reeves Jarvis, y Julia Ward Howe, que trabajaron promoviendo cuestiones de salud y de seguridad social de las mujeres trabajadoras, y durante la guerra de secesión organizaron grupos de mujeres para atender a los heridos. Jarvis promovió un día para conmemorar el trabajo las madres trabajadoras, lo que luego dio lugar al Día de la Madre que celebra en todo el mundo. Julia Ward luchó contra la alta mortalidad infantil, la esclavitud, y la guerra.

La organización llamada "Ferrocarril Subterráneo" (en inglés, Underground Railroad), fue una red clandestina organizada en el siglo XIX, que ayudó a los esclavos a escapar hacia estados libres, o Canadá. El nombre de Ferrocarril Subterráneo viene por el hecho de que sus miembros utilizaban términos ferroviarios de modo metafórico para referirse a sus actividades, por ejemplo, los conductores o maquinistas eran quienes ayudaban a los negros fugitivos proporcionándoles disfraces, mapas, instrucciones. Eran activistas muy audaces, pues en aquella época ayudar a esclavos fugitivos estaba castigado con la muerte. A lo largo de su existencia, el "Ferrocarril Subterráneo" consiguió liberar a miles de esclavos, y a ganar partidarios a la causa abolicionista.

La Guerra de Secesión y la abolición de la esclavitud: La II Revolución Norteamericana

En el siglo XIX, muchos abolicionistas contribuyeron a la literatura, con obras fundamentales que como el libro "La cabaña del Tío Tom" (en inglés, Uncle Tom's Cabin). La novela de la escritora Harriet Beecher Stowe, una declarada activista abolicionista, provocó un enorme impacto tras ser publicada el 20 de marzo de 1852. El libro que cuenta una historia centrada en el relato del tío Tom, un esclavo afroamericano, dramatiza la dura realidad de la esclavitud, y vendió 300.000 ejemplares, un "boom" editorial para la época. En 1859, John Brown, un partidario del abolicionismo, había tratado de iniciar una rebelión de esclavos en Virginia atacando un depósito de municiones del ejército, pero fue capturado, juzgado y sentenciado a la horca. Las tensiones entre el Norte y el Sur eran extremas, y en las elecciones presidenciales de 1860 Abraham Lincoln candidato por el Partido Republicano, derrotó a Stephen Arnold Douglas, el candidato del Partido Demócrata. Esto fue rechazado por los estados del Sur, como lo explica Howard Zinn: "Cuando Lincoln fue elegido, siete estados sureños se separaron de la Unión. Y cuando Lincoln inició las hostilidades en un intento por retomar la base federal de Fort Sumter, en Carolina del Sur, se separaron cuatro estados más y se formó la Confederación; la Guerra Civil estaba servida". (23)

Los estados que se separaron de la Unión conformaron una nueva nación llamada Confederación de los Estados Unidos, formado por los once estados del sur, con su propia Constitución, instituciones y ejército que reclamaba un territorio de 1.995.392 km² y una población de 9.103.332 de habitantes, de los cuales 3.521.110 eran esclavos, según censo de 1860. Aunque los gobiernos europeos no reconocieron oficialmente esta Confederación, solo la Santa Sede en una carta enviada a Jefferson Davis por el papa Pio IX y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda les dieron el reconocimiento.

La Guerra de Secesión se desenvolvió entre los años 1861 y 1865, y al comienzo algunos comandantes de la Unión pensaban que debían devolver los esclavos escapados a sus dueños. Pero ya en 1862 se hizo patente que la guerra sería larga, y el debate sobre qué hacer con los esclavos pasó a ser muy importante. La economía sureña y el abastecimiento del ejército del Sur dependían del trabajo de los esclavos, con lo cual comenzó a parecer irracional para el Gobierno Federal proteger la esclavitud. Lincoln expresó su miedo a que una prematura declaración de la emancipación supusiera la pérdida de estados fronterizos que tenían una actitud dual con la esclavitud, por eso en un principio rechazó los intentos de emancipación propuestos por su Secretario de Guerra, Simon Cameron. Las vacilaciones de la Administración Lincoln la dejaban en un callejón, sin salida. Pero la magnitud de la conflagración, empujó a Lincoln a tomar medidas yendo más allá de lo que postulaba su programa original.

Al principio de la Guerra de Secesión, los ejércitos Confederados habían golpeado fuerte y obtenido parciales victorias, por lo que la crisis se instaló en el seno del Partido Republicano. Lincoln veía licuarse su poder, lo que lo llevó a apoyarse en el ala más radicalizada de su partido que planteaba que el desarrollo de la guerra sólo podía ser cambiado con medidas que liquidaran la base económica de la Confederación. Este ala radical del Partido Republicano estaba encabezada por los líderes del Senado Charles Sumner, y de la Cámara de Representantes Thaddeus Stevens, que exigían el fin de la esclavitud. Lincoln anunció la Proclama de Emancipación a los miembros de su gobierno el 21 de julio de 1862, pero el Secretario de Estado William H. Seward le pidió a Lincoln que esperase una victoria militar antes de aprobar la proclamación.

En septiembre de 1862 la sangrienta batalla de Antietam, que terminó con una leve ventaja para la Unión, le ofreció a Lincoln la oportunidad de anunciar el plan. La Administración Lincoln anunció el 11 de enero de 1863, en el segundo año de guerra, la Proclama de Emancipación, en la cual todos los esclavos de los Estados Confederados quedaban libres. Basado en los poderes de guerra del Presidente, sólo incluía los territorios en manos de los confederados en ese momento, sin embargo, la Proclamación fue una conmoción, y cientos de miles de esclavos salieron a liberarse, y escaparon del Sur hacia las tierras ocupadas por el Norte. La Proclamación desató un proceso que venía dándose en los estados del Sur, donde se intentó imponer la disciplina laboral estricta en la plantación al darse cuenta que su economía no podía aguantar por más de un año el esfuerzo de guerra.

Si no se imponía la disciplina laboral estricta en la plantación y no se hacían trabajar más duro a los esclavos, la suerte de la Confederación estaba echada. Los gobiernos estatales y propietarios de plantaciones crearon bandas armadas de vigilantes que patrullaban las plantaciones y las ciudades. Pero los esclavos resistieron y seguían protagonizando rebeliones y alzamientos asesinando supervisores, vigilantes o soldados. Las deserciones, que fueron otra forma de resistencia, se multiplicaron y grandes grupos de esclavos, a menudo varias familias, huían de las plantaciones, llegando en muchos casos hasta las líneas de las fuerzas militares del Norte.

La Proclamación de la Emancipación provoco una huida en masa de afroamericanos de los estados del Sur hacia el norte. Eran tantos los negros que huían de la esclavitud, que los comandantes tuvieron que crear campamentos y escuelas para los cerca de 200.000 esclavos que se unieron como soldados y marineros, a las tropas de la Unión. A la vez, el Ejército de la Unión, pasó a convertirse en un ejército de liberación, que otorgaba la libertad de millones de esclavos en la medida que avanzaba, en cada estado en el que entraba y tomaba el control, el ejército de la Unión liberaba a los afroamericanos. Por el contrario, el ejército de la Confederación procedió a esclavizar a los soldados negros capturados en combate, y la mayor parte de los líderes sureños se opusieron a armar esclavos como soldados, porque eso significaría, de hecho, reconocerlos como iguales. Eran 2 ejércitos que corporizaban 2 formas de vida completamente diferentes para los afroamericanos: El ejército Confederado significaba esclavitud y mayor represión, el ejército de la Unión, la libertad.

La Proclama de Emancipación fue un golpe político, que ayudo a definir el curso de la guerra. La Proclama redujo la posibilidad de que la Confederación consiguiera ayuda del Reino Unido y Francia, y a la vez, proveyó de marco legal para la emancipación de cerca de 4 millones de esclavos, que fueron liberados a medida que avanzaba el ejército del Norte. Pero además, la Proclama comprometió a la unión a acabar con la esclavitud, lo que era una decisión controvertida, incluso en el norte. A medida que se avecinaba el fin de la guerra, los abolicionistas se dieron cuenta de que, si bien los esclavos habían sido liberados, la institución de la esclavitud no se había ilegalizado, continuaba siendo legal.

Esa situación llevó a que hacia el fin de la guerra, fuera promulgada el 18 de diciembre de 1865, la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que abolió oficialmente y prohíbe hasta hoy, la esclavitud en los EE.UU. La Guerra Civil fue un enorme proceso revolucionario que unificó la nación y liberó a millones de esclavos. El 29 de noviembre de 1864 Carlos Marx escribió a Abraham Lincoln, con motivo de su reelección como Presidente: "Cuando la oligarquía de 300.000 esclavistas se atrevió por vez primera en los anales del mundo a escribir la palabra "esclavitud"...la clase trabajadora de Europa comprendió de golpe...que la intervención fanática de las clases superiores en favor de los aristócratas confederados le sirviese de siniestra advertencia... la rebelión de los esclavistas sonaría como rebato para la cruzada general de la propiedad contra el trabajo" (24)

El triunfo de la Guerra Civil fue la II Revolución Norteamericana, como lo explica Novack: "La sociedad americana estuvo desfigurada durante trescientos años por el comercio de esclavos, un modo anacrónico de producción que había desaparecido ampliamente en Europa antes de que renaciera y se revitalizara al otro lado del Atlántico, bajo la espuela de su necesidad por el capitalismo comercial para la recolección de materias primas, como el azúcar y el tabaco. La primera revolución americana no consiguió erradicarlo y fue precisa una segunda para librar a los Estados Unidos del poder esclavista" (25)Fueron enormes los avances que lograron los afroamericanos y el pueblo, merced a la II Revolución Norteamericana.

La abolición de la esclavitud, y las enmiendas XIII, XIV y XV fueron revolucionarias conquistas y libertades democráticas logradas a costa de sangre, lucha y sacrificio. La Guerra de Secesión produjo 1.030.000 bajas, equivalente al 3% de la población, entre los que se cuentan 620.000 soldados muertos, por batallas y por enfermedades, más muertos que todas las guerras de los Estados Unidos anteriores juntas. Aproximadamente 4 millones de esclavos negros fueron liberados entre 1861 y 1865. Como lo explica Ferdinand Lundberg: "Cuando una serie de derrotas políticas a manos de los industriales del norte y comerciantes se convirtieron en eventual presentimiento siniestro, la facción de los plantadores del Sur no dudó en sacar la espada. La Guerra Civil comenzó como una contrarrevolución, pero terminó como una revolución" (26). La II Revolución norteamericana cumplió otra tarea de gran importancia: La unidad nacional de los EE.UU, una joven y pequeña nación desgarrada por profundas contradicciones, la más importante de ellas era la existencia de 2 economías completamente diferentes la del norte y el sur, y la existencia de 2 clases poseedoras que dominaban respectivamente cada una de esas economías, lo que daba a la nación el aspecto de 2 países diferentes que a duras penas podían federarse. El triunfo del Norte unificó la nación, una tarea enormemente progresiva, que permitió de ese modo un fuerte desarrollo de las fuerzas productivas.

El "Período de la Reconstrucción" y la dictadura del "régimen Jim Crow"

Culminada la Guerra de Secesión se abrió un breve período de mejoría para los afroamericanos en el país, como lo describió Howard Zinn: "Con estas leyes, con la presencia protectora del ejército de la Unión en el Sur, y con un ejército civil de funcionarios en el Bureau de Hombres Libres (Freedman's Bureau) para ayudarlos, los negros del Sur se reactivaron, votaron, formaron organizaciones políticas y se expresaron con decisión sobre aquellos temas que les interesaban." (26). Pero ese período fue muy breve. El conocido históricamente como "Período de la Reconstrucción" duró apenas 12 años entre 1865 y 1877.

Este corto lapso de la historia del país se cerró en la medida en que las burguesías capitalistas del Norte y el Sur dejaron de lado sus enconos, y se unieron para liquidar las conquistas obtenidas por el pueblo. La Administración republicana de Abraham Lincoln había ido más allá de su programa para poder ganar la Guerra de Secesión, y se había visto obligada a tomar medidas radicales para ganar la guerra. Pero a partir de entonces, comenzaron a establecerse una serie de acuerdos entre la oligarquía capitalista del Sur, desplazada de su antiguo poder, y la nueva oligarquía capitalista del Norte. Estos acuerdos políticos llevaron a la constitución de un régimen reaccionario en el país: El "regimen Jim Crow". Vamos a analizar ahora como fue desarrollándose el "Período de la Reconstrucción", y cómo evolucionó el proceso por el cual tras el histórico triunfo de la II Revolución Norteamericana, se terminó imponiendo un régimen semi- fascista, dictatorial, un verdadero "apartheid" que sufrieron millones de personas basado en la represión y el terror del estado.

El proceso que llevó de la II Revolución Norteamericana al "régimen Jim Crow" comenzó en el momento mismo de finalizar la Guerra de Secesión. Apenas dejaron de sonar los últimos disparos, fue asesinado Abraham Lincoln, el día 14 de abril de 1865, 5 días después de que el comandante del ejército Confederado Robert E. Lee rindiera sus tropas al general Ulysses Grant. Lincoln fue asesinado mientras la Confederación estaba retrocediendo en el terreno militar, y se avizoraba su derrota, el 3 de abril, 9 días antes del asesinato de Lincoln, Richmond, la capital de los confederados había sido capturada y el 9 de abril, el ejército de Virginia del Norte, principal fuerza confederada, se había rendido tras la batalla de Appomattox. El presidente confederado Jefferson Davis y su gobierno derrotado, habían huido, y justo en ese momento fue asesinado Lincoln lo que constituyó un duro golpe al proceso revolucionario que estaba triunfando.

Su muerte pegó duro en el pueblo, era querido, y considerado como un héroe. Fue llorado en todo el país, y multitudes acompañaron la procesión fúnebre que partió de Washington y trasladó sus restos en tren por 2700 km, antes de llegar a su ciudad natal, en Springfield, Illinois. La oligarquía del Sur empezó su lucha por recuperar su situación como clase social privilegiada, y para ello, utilizó todas las tácticas posibles: La negociación, el terrorismo, la extorsión, o el crimen. Su herramienta política fue el Partido Demócrata, que reunió las aspiraciones de lo peor del segregacionismo blanco, la burguesía oligarca sudista, y los elementos lúmpenes desplazados del pueblo de los estados del Sur.

El vicepresidente Johnson había sido elegido por Lincoln en la campaña por la reelección como compañero de fórmula, porque con la fórmula Lincoln- Johnson el Partido Republicano había intentado presentar una candidatura de "unidad nacional", pero tras la muerte de Lincoln, Johnson actuó como verdadero Demócrata y hombre del sur con un programa enfocado en socavar las conquistas logradas por la II Revolución Norteamericana. Johnson impulsó convenciones y elecciones para reconstruir los gobiernos civiles, revocar los mandatos de la secesión, desconocer la deuda de guerra, y redactar nuevas constituciones estatales, designó gobernadores para cada uno de los ex estados confederados, y restableció mediante el indulto presidencial los derechos políticos de los viejos dirigentes Confederados, lo que les permitió a los esclavistas su retorno a la actividad política.

En las legislaturas estatales del sur los antiguos dirigentes Confederados impulsaron "códigos" para regular a los afroamericanos liberados, lo cuales si bien diferían de un estado a otro, tenían disposiciones en común que amenazaban las libertades civiles porque exigían que firmaran contratos anuales de trabajo con sanciones en caso de incumplimiento. Los hijos de esclavos libertos quedaban sometidos al aprendizaje obligatorio y a castigos corporales, y los vagabundos podían ser vendidos al servicio privado si no tenían recursos para pagar fuertes multas. Muchos dirigentes republicanos veían las medidas de Johnson y los estados del sur como un intento de restablecer la esclavitud y desconocer la victoria de la Unión en la Guerra Civil.

En realidad, el llamado "Período de la Reconstrucción" comenzó basado en una dinámica de gran ascenso del movimiento de masas en los estados del Sur, producto del envión que provocó el triunfo de la II Revolución Norteamericana que abrió las compuertas de la vida y la libertad para millones de negros, de blancos pobres, de campesinos, y de sectores de la naciente clase trabajadora que habían ofrendado sus vidas para destruir el horrible régimen esclavista de los estados del Sur. Ahora estos sectores veían como algo natural reclamar los derechos que legítimamente les correspondían. Los negros salieron a reclamar todos sus derechos, la libertad, la ciudadanía, el voto, el trabajo. Los campesinos reclamaron la tierra, todos los trabajadores derechos y salarios, todos en definitiva mejoras en la calidad de vida.

La irrupción del movimiento de masas en la posguerra civil se expresó superestructuralmente en las instituciones del estado del país, y en el surgimiento de las organizaciones obreras, campesinas, populares de todo tipo en todas las regiones. También se expresó en el Parlamento con un ala del Partido Republicano que buscó frenar la política reaccionaria del presidente Johnson. Bajo el liderazgo de Thaddeus Stevens, los congresistas conocidos como "republicanos radicales", se negaron a reconocer a los viejos dirigentes Confederados electos senadores y representantes. Este sector político empezó a elaborar un plan para la reconstrucción del sur que obtuvo un amplio apoyo popular, muy distinto y enfrentado al de Johnson, por lo cual comenzó entonces un proceso de enfrentamiento entre Johnson y el Congreso, que sufrió una escalada cada vez más aguda.

Los dirigentes republicanos arrasaron en las elecciones de 1866 para el Congreso y con la mayoría consolidada en ambas cámaras, impulsaron su propia visión de la Reconstrucción. En julio de 1866, el Congreso ya había aprobado un proyecto de ley de derechos civiles, y establecido una nueva Oficina de Liberados para evitar la discriminación racial en las legislaturas del sur. Mediante la Ley de Reconstrucción de marzo de 1867, el Congreso desconoció a los gobiernos que se habían establecido en los estados del sur, y estableció la ocupación militar de los ex estados Confederados para proteger a los afroamericanos y sus derechos. Dividió la región en 5 distritos militares administrados por sendos generales de la Unión, y a la vez, aprobó la 14ª Enmienda a la Constitución, en la cual se declara que "toda persona nacida o naturalizada en Estados Unidos y sujeta a su jurisdicción será ciudadana de Estados Unidos y del estado en el cual resida".

Sólo podían salvarse de la intervención militar aquellos ex estados Confederados que instituyeran un gobierno civil, ratificaran la 14ª Enmienda, y concedieran el sufragio a los afroamericanos. Todas las legislaturas de los estados del sur, con excepción de Tennessee, se negaron a ratificar la enmienda y algunas se opusieron a ella por votación unánime, incluso el Presidente Johnson se opuso a la 14ª enmienda que fue ratificada en 1868. La 15ª Enmienda, fue aprobada por el Congreso al año siguiente y ratificada en 1870 por las legislaturas de los estados, la cual dispuso que "ni Estados Unidos ni ningún estado de la Unión podrá negar o coartar el derecho de los ciudadanos estadounidenses al sufragio por razón de raza, color o condición previa de servidumbre". Las reformas introducidas por el Parlamento permitieron que los libertos ejercieran su derecho al voto, y acceder a cargos políticos. Se reformaron algunas constituciones estatales, se creó un sistema de educación pública gratuita y universal, y se lograron más derechos a las mujeres. Sin embargo, el Presidente Johnson vetó la legislación que protegía a los afroamericanos recién liberados, y privaba a los ex líderes confederados del derecho de ocupar cargos públicos.

Pero el Congreso estaba irritado por la conducta de Johnson, su política opositora y el léxico violento que usó al criticar las medidas del Congreso, por lo cual aprobó por primera vez en la historia del país leyes para restringir el poder del presidente. Johnson respondió vetándolas, e intentó despedir al Secretario de Guerra Edwin Stanton que era un firme aliado del Congreso. No sólo Johnson se oponía al avance de las libertades democráticas, también lo hacían los sectores más retrógrados y reaccionarios de la burguesía sudista, sectores lúmpenes y viejos militares esclavistas que desarrollaron organizaciones terroristas como las Chaquetas Amarillas, los Gorras Rojas de Tenessse, o la más notoria, el llamado Ku- Klux- Klan (KKK), que fue fundada por veteranos del ejército Confederado, el 24 de diciembre de 1865. Su nombre se compuso con la fusión del griego kýklos ("círculo"), y "clan" en recuerdo de los grupos familiares ancestrales, y el grupo escribió todo con K para darle más notoriedad a la organización.

El KKK se extendió rápidamente por los estados sureños, desencadenando un "reino del terror": Torturaron y ejecutaron en la horca a cientos de afroamericanos, asesinaron y persiguieron a líderes opositores de todas las procedencias raciales, congresistas y constitucionalistas. El peligro y la crisis provocada por el accionar criminal de estas bandas terroristas entre 1870 y 1871, empujó al Parlamento a sancionar la Ley de Cumplimiento por la cual se castigaría con rigor a quienes trataran de privar de sus derechos civiles a los afro-estadounidenses liberados. Pero el gran enemigo que enfrentaban las aspiraciones e intereses del movimiento de masas, los negros, los blancos pobres, y los campesinos, no eran solamente las organizaciones terroristas de ultraderecha como el Ku- Klux- Klan. Lo que comenzó a amenazar las libertades logradas en "Período de la Reconstrucción" fue el acuerdo que comenzaron a establecer los dirigentes del Partido Republicano, representantes de los poderosos industriales del Norte y del Partido Demócrata, representante de la oligarquía esclavista, que en ese momento estaba en crisis, pero comenzaba a recomponerse.

El Compromiso de 1877 entre Demócratas y Republicanos

Junto con el desarrollo de la industria en todo el período anterior a la guerra civil, había hecho su aparición la clase obrera y en el "Período de la Reconstrucción" los batallones obreros se multiplicaron con lo cual su presencia política y sindical se hizo cada vez más importante. Para mediados de la década de 1870, la clase obrera desarrollaba sus demandas y organizaciones, exigiendo la jornada de ocho horas y organizándose contra los banqueros, los magnates ferroviarios, del acero y del petróleo. Las oleadas de huelgas obreras en Chicago, Ohio y Pennsylvania caracterizaron la vida del país en las décadas de los '70s, y '80s. Y éste proceso empalmaba con el ascenso de los afroamericanos y sus triunfos en el Sur.

Las leyes federales debían ser aplicadas por los gobiernos federales, estatales y locales para reorganizar los antiguos estados rebeldes, para lo cual el Congreso había estableció gobiernos de Reconstrucción y los libertos y blancos participaron en ellos, respaldados por la presencia del Ejército Federal. Se suprimieron los violentos grupos pro-confederación y hubo proyectos piloto de entregar tierras a los libertos. Pero los grandes intereses de la burguesía del Norte, los empresarios ferroviarios, banqueros y otras empresas industriales que controlaban el Partido Republicano no quisieron terminar con las plantaciones y poner en práctica un programa de redistribución de tierras para los libertos y los blancos sin tierra. La burguesía industrial del Norte sintió amenazados sus intereses y buscó la estabilidad social para preservar su propio poder y las ganancias, por lo cual comenzó a virar hacia un acuerdo con la burguesía sureña. Todo este proceso de cambios sociales llevó a ambas burguesías a buscar la posibilidad de un acuerdo político y social.

Ulyses Grant, héroe de la guerra civil, obtuvo la nominación del Partido Republicano, y en la elecciones presidenciales de 1868 se convirtió en presidente. Reelegido en 1872, su segundo mandato estuvo marcado por altas cuota de impopularidad, debida a los múltiples casos de corrupción en que su gabinete y su propia familia se vieron implicados, vinculados a la construcción de ferrocarriles, y a la gran crisis económica de 1873, crisis que también llevó a acentuar el viraje de la burguesía del Norte hacia el acuerdo con la oligarquía del Sur. Estos problemas permitieron a los demócratas recuperaran el control de la Cámara de Representantes en 1874. El impacto del cambio se hizo sentir en el Partido Republicano, y el ala más radicalizada de ese partido quedo en el aire, sin sustento.

En 1875 Charles Sumner y Benjamin F. Butler presentaron la Ley de Derechos Civiles, que establecía garantía a todos, independientemente de su raza y su origen étnico, pero ya no tenían apoyo de su partido que viraba a un acuerdo con la oligarquía del Sur. La ley de Derechos Civiles de 1871 buscaba proteger a los afroamericanos de los estados del sur que estaban siendo víctimas de abusos y excesos por organizaciones como el Ku Klux Klan, pero tuvo poco impacto, y al poco tiempo de promulgada, la Corte Suprema dictaminó que era inconstitucional. En la medida en que la dirección del Partido Republicano giraba hacia un acuerdo con el Sur, el partido entró en crisis y se dividió: Charles Sumner y otros dirigentes republicanos, rompieron con Grant, denunciándolo duramente, tras lo cual surgió el Partido Republicano Liberal, una escisión del Partido Republicano.

El acuerdo en ciernes entre las cúpulas del Partido Demócrata y el Partido Republicano, cambió las condiciones políticas del país por completo. El KKK continuó su actividad terrorista impunemente, irrumpió en las sesiones religiosas de la comunidad negra, invadió los hogares de las familias, robaron armas de fuego con el pretexto de desarmar a los negros veteranos de la guerra civil, e intimidaron a los maestros de escuelas, y a los empleados de la Oficina Federal de Refugiados, Liberados y Tierras Abandonadas. Actuaban armados y disfrazados con largas túnicas blancas, como una fuerza paramilitar que servía a los gobiernos del Partido Demócrata, contando con la impunidad que le ofrecían las autoridades locales y estatales de los estados del Sur, que rara vez actuaron en su contra. En casos de linchamiento, los acusados blancos eran absueltos casi siempre, aunque fueran encontrados culpables, casi nunca eran condenados.

La actividad terrorista del KKK, provocó tal indignación y escándalo que obligó en 1871 al presidente Grant a firmar una Ley según la cual las tropas federales debían ejercer la fuerza pública, y los miembros del KKK debían ser procesados legalmente en una corte federal, en vez de las cortes locales y estatales. Sin embargo, la oligarquía del Sur dejó de apoyar las actividades del Klan porque prefería arribar a un acuerdo político con el Norte que incluyera el retiro de las tropas federales de sus estados, y las actividades terroristas del KKK, daban un pretexto a las tropas federales para permanecer activas en los estados del Sur. En mayo de 1872 el Congreso ya con el cambio de su composición aprobó una Ley de Amnistía de carácter general que restituyó por completo los derechos políticos de todos los ex dirigentes esclavistas del antiguo ejército Confederado. Poco a poco los estados del sur empezaron a elegir miembros del Partido Demócrata para cargos públicos, intimidando a los afroamericanos para que se abstuvieran de votar o aspirar a cargos públicos, con lo cual para 1876, sólo en tres estados sureños seguían los republicanos en el poder.

Tuvieron que transcurrir muchos años para que todos los elementos del KKK cesaran sus actividades de éste período, como lo demostró la masacre de Colfax de 1873 en Luisiana, que costó la vida de 150 afroamericanos. El sur seguía siendo una región devastada por la guerra, y abrumada por las deudas contraídas por sus gobiernos. Los reclamos de los campesinos a quienes se prometió dar a cada hombre libre "40 acres y una mula", una especie de reforma agraria, nunca llegaron a concretarse, y las mejores tierras fueron generosamente otorgadas a los magnates del ferrocarril, además de que el programa económico republicano para los libertos fue destrozado por la crisis económica de 1873, provocada por el colapso de la burbuja de crédito inflada por la excesiva expansión de los ferrocarriles y llevó a una depresión de alcance mundial que duró cinco años. Para responder a la crisis los barones industriales necesitaban relanzar la economía capitalista para lo cual era necesario mantener la superexplotación de los trabajadores negros liberados, y con ello presionar a un aumento de la explotación del resto de los trabajadores del país.

Los intereses de la riquísima burguesía del norte buscaban aumentar la explotación de la naciente clase obrera del país, y encontraron en la opresión de los negros una efectiva herramienta para lograr este objetivo. La necesidad de dar estabilidad a los negocios y la sed de ganancias de las oligarquías capitalistas de Norte y el Sur iba a implicar un nuevo acuerdo o pacto entre ellas. Esto se concretó hacia finales de la década del '70 mediante el denominado "Compromiso de 1877", un acuerdo político establecido en las elecciones presidenciales donde se enfrentaron a Rutherford Hayes por el Partido Republicano, y Samuel J. Tilden por el Partido Demócrata. Éstas arrojaron un resultado muy ajustado y controversial, las disputas en los Colegios Electorales, dio un ajustado triunfo a Hayes pero se concretó un acuerdo entre ambos partidos: Tilden aceptaría la derrota a cambio de un acuerdo de un acuerdo que fijó un virtual co- gobierno de los partidos Demócrata y Republicano que estableció la retirada de las tropas del gobierno federal que aún permanecieran en los Estados del Sur, e instituyó designar al menos un demócrata sureño en el gabinete de Hayes, entre otras demandas.

Aunque en 1876 sólo Louisiana, Carolina del Sur y Florida seguían bajo ocupación militar, el acuerdo aceleró el fin de esta situación. El Compromiso de 1877 fue un acuerdo reaccionario que permitió el establecimiento de un régimen totalitario, una dictadura basada en las fuerzas de represión, y las bandas fascistas del KKK para que la antigua élite blanca del Sur, despojada de sus privilegios tras la Guerra de Secesión, recuperara el pleno poder en los gobiernos estatales. También el acuerdo le permitió al Partido Demócrata, una importante base de apoyo popular entre los votantes de raza blanca que dio origen a lo que ellos llamaron el "Sólido Sur".

La población de raza negra, recién liberada de la esclavitud desde 1863, perdió la protección del gobierno federal, y quedaron prácticamente abandonados ante los líderes demócratas que habían sido partidarios del ejército Confederado. Lentamente sobre la población negra del país, se fue tejiendo un denso y sólido "apartheid" con las leyes que establecieron la segregación racial para los negros y a otros grupos étnicos. Los estados del sur, se consolidaron como estados totalitarios, o dictatoriales, como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "El dominio capitalista básicamente toma forma como democracia o dictadura; varios niveles y combinaciones de dictaduras policiales o militares sirven como transición. Cuando un estado no pude proteger el capital y ganarse la aceptación pública debe aplastar todos los canales oficiales de expresión política y recurrir a sus fuerzas represivas...Tal estado es un estado policial, no solo cuantitativamente sino cualitativamente diferente a las formas democráticas de poder. Incluso para los trabajadores blancos del sur, no hay ningún significado en el derecho al voto y no hay verdadera libertad de expresión, reunión o prensa. Las elecciones son plesbicitos, como bajo Hitler o Mussolini...organizarse sindicalmente es virtualmente imposible...éste régimen no es sólo un estado policial totalitario, incluye definidas características del fascismo, es decir, sostenido por la clase media pero esta base está tan deteriorada que el estado puede describirse solo como del "tipo- fascista" en reconocimiento de su retención de una porción de apoyo de masas que permita el terrorismo...la descripción del escritor Truman Nelson...: "hay un reconocimiento (por los negros) que el gobierno municipal es un tipo de líneas de tropas militares que ocupan y controlan un pueblo enemigo o colonial" (27)

Los Demócratas se hicieron cargo de los gobiernos de los Estados del sur en la década de 1870 y los dominaron durante casi 100 años, principalmente como resultado de la privación al voto a la mayoría de los negros a través de los estatutos y constituciones, junto al terrorismo semi- legalizado del KKK. El origen de la frase "Jim Crow", adjetivo atribuido a las leyes sancionadas en los ex estados Confederados, se atribuye al número de espectáculo musical caricaturesco de 1832 "Jump Jim Crow" interpretado por el actor blanco Thomas Dartmouth ("Daddy") Rice, quien pintaba su cara de negro para ridiculizar a los afroamericanos. El establecimiento de este conjunto de leyes significó un cambio reaccionario en el régimen político del país. Ahora diferentes legislaciones convivían en el país suprimiendo derechos elementales para todo un sector de la población, dado que la instauración de las leyes "Jim Crow" reconoció libertad y ciudadanía para los afroamericanos, pero no sus derechos.

Entre 1887 y 1892 nueve estados aprobaron leyes que exigían la separación de los medios de transporte públicos como los tranvías y los ferrocarriles, e impusieron multas e incluso penas de cárcel a los empleados del ferrocarril que no los aplicaban. Cinco de los estados también otorgaron multas penales o encarcelamiento a los pasajeros que intentaban sentarse en automóviles de los que su raza los excluía. Se segregaron escuelas, áreas de trabajo, bares, piscinas, parques, fuentes de agua, baños, salas de espera de hospitales, el ejército, etc. Luego Desde 1890 a 1910 los demócratas aprobaron leyes que dificultaban el registro y la participación en las elecciones mediante nuevas constituciones o enmiendas que con eficacia privaron del derecho al sufragio, mediante una combinación de impuestos que debían pagarse, pruebas de alfabetización, de comprensión de textos escritos, requisitos de residencia, y de inscripción en el registro todo lo cual estableció un conjunto de trabas que despojaron del derecho a voto, a todo un sector de la población la mayor parte de ellos negros y a decenas de miles de blancos pobres producto del escaso acceso a la educación, la falta de medios económicos, de documentos, lo cual llevó a miles de ciudadanos afroamericanos a la privación de la oportunidad de votar.

También las empresas, partidos políticos y sindicatos crearon sus propios arreglos de Jim Crow, impidiendo a los negros comprar casas en ciertos barrios, comprar o trabajar en ciertas tiendas, o trabajar en determinados oficios, y el matrimonio interracial fue declarado fuera de la ley. Esto llevó a los negros, a otras minorías raciales y a los blancos pobres a perder sus derechos políticos y sociales. La incorporación de las leyes Jim Crow no fue un proceso pacífico: Fue un proceso violento que implicó la matanza, persecución y asesinato de todos quienes se opusieran a la imposición de estos regímenes dictatoriales.

Miles de negros sufrieron golpizas, persecución, lynchamientos, ahorcamientos, todo un proceso de terror, producto del abandono que sufrieron de parte de las instituciones federales que los dejaron en manos de los racistas oligarcas demócratas. De éste modo producto del establecimiento de verdaderos estados policiales, o semi- dictaduras en los estados del Sur basados en la policía, las fuerzas parapoliciales terroristas de derecha como el KKK, la instauración de las leyes Jim Crow y la implantación de la segregación racial, se produjo un cambio en el régimen político del país. Ahora habían surgido una serie de nuevas instituciones reaccionarias que recortaban y constituían una amenaza permanente a las libertades democráticas.

Había surgido el "régimen Jim Crow" de opresión y discriminación a los afroamericanos la cual fue legalizada y formalizada por las leyes de los estados y finalmente instituida a nivel nacional con el fallo de la Corte Suprema en Plessy vs. Ferguson (1896), que acuñó la tristemente célebre frase: "Separados pero iguales". La imposición del régimen Jim Crow fue posible por el Compromiso de 1877 entre las cúpulas de los Partidos Republicano y Demócrata, que dio fin al llamado "Período de la Reconstrucción", en el cual las masas habían obtenido importantes conquistas sociales y civiles tras el triunfo de la II Revolución Norteamericana.

La imposición del "régimen Jim Crow", fué posible por la traición del Partido Republicano a la II Revolución Norteamericana. Este partido había encabezado la revolución y tomado medidas radicales para ganar la guerra, pero era el partido de la gran oligarquía del norte, por lo cual debió desandar sus pasos. Si bien la esclavitud nunca regresó, imponer la segregación implicó un duro camino no exenta de luchas, disputas, y crisis políticas, que se iniciaron con el asesinato mismo de Lincoln, tras lo cual Andrew Johnson asumió como presidente. Sin embargo cabe puntualizar que el Compromiso de 1877 fue también producto y expresión de los profundos cambios sociales y económicos que operaban en el capitalismo del país. Estos cambios explican también el retroceso histórico del Partido Republicano. Hasta ese momento, la Forma de Acumulación Capitalista predominante en el país y el mundo era la industria, pero merced al fenomenal proceso de destrucción de fuerzas productivas que implicó la Guerra de Secesión, de las ruinas de la guerra estaba emergiendo en el país una Forma de Acumulación Capitalista que superaba y contenía a la industria: Los Monopolios.

Con el surgimiento de estas nuevas Formas de Acumulación surgía una nueva oligarquía capitalista: La clase de los dueños de los Monopolios, los Vanderbilt, los Rockefeller, los Mellon, los Carnegie o los Morgan, oligarcas que encabezaban gigantes compañías que comenzaron a dominar una rama de la producción a nivel del país, estructurada en ligas o sindicatos de empresas denominadas trusts, lo cual era desde el punto de vista económico toda una novedad para la época. Ahora había un país enorme, reunificado por la Guerra, lo cual permitía el desarrollo de enormes monopolios que comenzaban a dominar ramas de la producción, comercio y finanzas, lo cual permitía a EE.UU avanzar hacia un estadio superior de desarrollo del capitalismo. El Partido Republicano, era no sólo la expresión política de la burguesía industrial, sino también comenzaba a ser expresión de la burguesía monopolista, y los "barones ladrones".

Lucha contra el "régimen Jim Crow": Primera etapa del Movimiento por los Derechos Civiles

La lucha contra el régimen "Jim Crow" comenzó con un primer período consistente en toda una serie de batallas legales que fueron preparatorias del período de grandes luchas e importantes organizaciones. Un ejemplo fue la lucha legal contra la Ley De Automóviles Separados en el estado de Louisiana, una ley humillante frente a la cual dio batalla legal la Asociación por los Derechos de los Ciudadanos llevada a cabo por los abogados Tourgée, Martinet y Walker. Los afroamericanos encontraron aliados en otros sectores de clase que lucharon contra la oligarquía blanca de los estados sureños entre los agricultores tanto blancos como afroamericanos, que frente a las condiciones de la crisis de los años 1880 y 1890 comenzaron a unirse contra los grandes hacendados y capitalistas. En 1890, unos 3 millones de granjeros blancos fundaron la organización "Alianza de los agricultores del Sur ", mientras 1,25 millones de agricultores negros del sur se organizaron en la "Alianza Nacional de los agricultores de color", organizaciones que junto con los sindicatos de trabajadores del campo sirvieron de base para el surgimiento del Partido Populista, fundado en St. Louis en 1892. Los populistas denunciaron a los dos grandes partidos como " herramientas de los capitalistas", y adoptaron una amplia plataforma política que proponía cambios en el sistema monetario y préstamos que ayudarían a los agricultores y los trabajadores afectados por deudas. Buscaba la rebaja de la jornada de trabajo para los trabajadores industriales y rurales, la propiedad estatal de los servicios públicos; impuestos sobre las ganancias y reformas democráticas como el derecho a referéndums y el sufragio femenino.

En 1892 James B. Weaver, el candidato presidencial del Partido Popular sacó 1.041.028 votos, el 8,5 %, del electorado. Más de 1.500 candidatos populistas ganaron la elección a las legislaturas estatales, pero las élites sureñas mediante el fraude, el soborno, la intimidación, la violencia y el terror, negaron los avances del Partido Popular y le robaron sus victorias electorales. Pero para neutralizar el surgimiento del Partido Popular la brutalidad y el fraude no fueron las únicas herramientas que se utilizaron: El Partido Demócrata hizo un giro en 1896, y puso a William Jennings Bryan como candidato presidencial con un discurso crítico hacia los grandes capitalistas y los monopolios, junto a lo cual tuvieron una política de cooptación de los populistas, aprovechándose de los problemas internos del Partido Popular.

Los populistas víctimas de las maniobras, y presos de sus contradicciones, fueron llevados a la derrota. Los segregacionistas blancos aprovecharon la desaparición del Partido Popular, y lanzaron una reacción y represión, una constante y permanente discriminación racial hacia los afroamericanos. Las derrotas que sufrieron los afroamericanos y los oprimidos del sur, y la dura represión que sufrieron con las cuales se cerró el período de la Reconstrucción tras la guerra civil, hizo que muchos dirigentes afroamericanos tuvieran posiciones políticas de aceptación del régimen Jim Crow y de su condición de inferioridad. Éste fue el caso de Booker T. Washington, como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "Booker T Washington reflejaba la triste pérdida de esperanza después de la agonizante y sangrienta derrota de la Reconstrucción. Adaptándose a la reacción, el proclamaba la aceptación de la segregación...en la ausencia de algún canal para la lucha de masas, el aceptó la inferioridad negra y la premisa de estructura de razas del Sur como una virtud. Él instaba a la educación para "acomodar" a los negros y llamaba a la integración una "locura". (28)

Booker Taliaferro Washington impulsó el llamado "Compromiso de Atlanta" un acuerdo que impulsaba que los negros del sur trabajarían sumisamente y se someterían a la dominación política blanca, mientras que los blancos del sur garantizaran que los negros recibieran oportunidades educativas y económicas básicas. Producto de su aceptación de las condiciones impuestas, tuvo mucho éxito en sus relaciones con la familia Rockefeller, que patrocinó con miles de dólares la educación de Booker T. Washington, así como cientos de escuelas públicas para niños negros en el sur, todo lo cual le permitió a Booker T. Washington ser recibido con honores en la Universidad de Darmouth, la Universidad Harvard y fue el primer negro invitado con honores a la Casa Blanca.

Los planteos de Booker T. Washington fueron rechazados por todo un sector de la comunidad afroamericana a principios del siglo XX cuando comienzan a surgir organizaciones y sociales que encabezan la lucha contra el régimen Jim Crow, a partir de la fusión de pequeños grupos como ejemplo la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (en inglés, NAACP) fundada el 12 de febrero de 1909 tras los disturbios raciales de 1908 en Springfield, Illinois, ciudad natal de Abraham Lincoln. Como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "Esos conceptos (de Booker T Washington) fueron rápidamente negados por William Monroe Trotter y W.E.B Du Bois, quienes elocuentemente rechazaron la doctrina del separatismo y expusieron que provenían del de los opresores. Du Bois organizó a los intelectuales negros para liderar el movimiento, y ellos sacudieron a los liberales blancos con sus revelaciones del horror del Nuevo Sur, y construyeron un aparato legal y de propaganda para el movimiento, la NAACP en 1909" (29)

William Edward Burghardt Du Bois sociólogo, historiador, activista por los derechos civiles, autor y editor, había impulsado el Movimiento del Niágara junto a Ida B. Wells , Archibald Grimké , Henry Moskowitz , Maria Ovington Blanco, Oswald Garrison Villard , William Walling, y Charles Edward Russell, e insistió en el reclamo por los derechos civiles, en un movimiento que también integraban judíos y otros representantes de minorías raciales. En los primeros años, la NAACP se concentró en el uso de los tribunales para anular las leyes de Jim Crow, como fueron los casos Guinn contra los Estados Unidos de 1915, contra la discriminación en los registros de votantes de Oklahoma, o el caso Buchanan vs Warley de 1917, para evitar la segregación en los distritos residenciales. Para ese momento, de los 10 millones de afroamericanos que vivían en el país, 9 millones estaban en sur, cuestión que empezó a cambiar a partir de la Primera Guerra Mundial, como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "En la I Guerra Mundial la escasez de trabajos causada en el sur causó la migración de los negros al Norte donde los empleos industriales incrementaron considerablemente sus ingresos. Harlem se convirtió en el centro del mundo negro. El movimiento negro, más allá de un cuerpo agrario de ex esclavos aterrorizados por el KKK, comenzó a recuperar su energía social" (30) En los primeros 5 años de la "Gran Migración" 750.000 afroamericanos del sur se trasladaron hacia el norte a ciudades como Nueva York, Chicago, Detroit y Cleveland.

En 1913 asumió la presidencia Woodrow Wilson, un demócrata del sur confeso admirador del KKK, que llevó la segregación al gobierno federal, nombró a segregacionistas sureños como miembros de su gabinete, introdujo la segregación en los cargos federales, y mostró también los primeros esbozos de un gobierno imperialista. En 1914 ordenó invadir México para hacer dimitir el general golpista Victoriano Huerta y poner en su lugar a Venustiano Carranza. En 1915 ordenó invadir Haití una vez asesinado el presidente Sam para desembarcar tropas y empresas estadounidenses. En 1916, ordenó invadir República Dominicana dejando un gobierno afín para las inversiones de la oligarquía capitalista del país. Wilson elogió el estreno en 1915 de la película "El nacimiento de una nación", que fue un homenaje al KKK del director David Griffith, que promovía la supremacía de la raza blanca y heroísmo de los miembros del KKK.

La NAACP organizó protestas en el estreno con actos y marchas en diversas ciudades, a la vez que organizó la oposición al presidente Woodrow Wilson y su política de introducción de la segregación en el gobierno federal. En 1914, la NAACP contaba con 6.000 miembros y 50 filiales, y comenzó a realizar un estudio y relevamiento de los disturbios raciales y ejecuciones, investigando sobre los 30 años de linchamientos, y buscando legislación federal contra los mismos. Toda esta etapa de batallas legales fue preparatoria del período de grandes luchas e importantes organizaciones que se abrió entre 1915 y 1920, cuando miles de trabajadores afroamericanos que migraron al Norte pasaron a engrosar las filas de la clase obrera norteamericana.

La dirección de la Federación Americana del Trabajo (AFL) se negó a organizar a trabajadores negros y blancos juntos en los mismos sindicatos, y varios sindicatos de la AFL colocaron cláusulas de exclusión y prohibiciones de color incorporadas en sus estatutos, "sindicatos Jim Crow", una política que era tan racista como la de los dirigentes políticos y empresariales. Como lo explicó Howard Zinn:"Para la Federación Laborista Americana el racismo resultaba práctico. La exclusión de mujeres y extranjeros también lo era, porque éstos eran en su mayoría trabajadores no cualificados, y la AFL, monopolizando la oferta de trabajadores cualificados, podía obtener mejores condiciones para ellos, dejando a la mayoría de los trabajadores en la estacada. Los empleados de la AFL ganaban buenos sueldos, se codeaban con los patrones y hasta alternaban en la alta sociedad. Estaban a salvo de la crítica mediante asambleas estrechamente controladas, y por escuadrones de gorilas -matones a sueldo- que al principio se usaron contra los esquiroles, pero que al cabo de un tiempo sirvieron para intimidar y golpear a los oponentes dentro del sindicato". (31)

La tarea de unir a los trabajadores negros y blancos fue llevada adelante por el sindicato Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), que organizó a los obreros sin tomar en cuenta la raza, el sexo, el origen étnico u otras divisiones. Pero hacia 1918, con el fin de la 1era guerra mundial, se desaceleró la economía, y en la coyuntura recesiva los empresarios despidieron primero a los afroamericanos y las mujeres, los sectores más indefensos de la clase trabajadora. A la vez, los soldados negros que regresaban de la Primera Guerra Mundial encontraban que el racismo era más fuerte que nunca: Se les negó la admisión en los desfiles del ejército, se les negaron los trabajos y derechos prometidos. Esta situación provocó una ola de disturbios raciales en Charleston, Carolina del Sur, Longview, Texas, Washington DC, Omaha, Nebraska, Knoxville, Tennessee, y Chicago. Ante la movilización de los afroamericanos para protestar, los grandes empresarios y políticos azuzaron la reacción racista, y comenzaron las turbas como la de julio de 1917 en East St. Louis y en todo el país en 1919, lo que obligó a las comunidades afroamericanas a organizar la autodefensa. En el motín de Chicago de1919 se organizaron milicias para defender las comunidades de ataques racistas y de la policía, y en julio de 1919 los agricultores negros en el condado de Phillips, Arkansas, organizaron un sindicato, se armaron y llevaron a cabo una insurrección contra los terratenientes blancos.

Por esa época un latigazo sacudió al mundo, la Revolución Rusa en 1917, que resultó de gran inspiración para millones de trabajadores del mundo. Bajo su influjo, importantes destacamentos de la clase obrera mundial y de los EE.UU, comenzaron a mirar con simpatía a los bolcheviques y el Partido Comunista. Esta revolución fue vista con temor por los industriales y el gobierno que veía un nuevo despertar revolucionario de la clase obrera y su salida a la lucha. En 1919 se sucedían la huelga general de Seattle y la huelga de acero en la cual más de 4 millones de trabajadores salieron a la huelga. Toda esta época de disturbios, grandes luchas y movilizaciones de los afroamericanos es recordada como el "Verano Rojo" (en inglés, "Red Summer"), que el gobierno, y los grandes empresarios denominaron "Terror Rojo" o "Amenaza Roja", lanzando una nueva ola de represión, y acusando de bolcheviques y comunistas a quienes encabezaban las protestas.

En 1917 surgió la Asociación Universal por la Mejora del Negro (en inglés: Universal Asociacion Improvement Association, UNIA) fundada en Nueva York por el dirigente Marcus Garvey, cuyo principal lema era: "África para los africanos en el país y en el extranjero". Su programa de actividades incluyó marchas y mítines y también tenía un periódico, "Negro World" que era muy popular. En 1918 había surgido la "La fraternidad de sangre africana para la liberación de África y de la Redención" (ABB), fundada por el periodista Cyril Briggs que seestableció en 1919 en la ciudad de Nueva York, basada en un movimiento socialista por la liberación de los negros en el barrio de Harlem que editaba el periódico "El Cruzado". Estas organizaciones tras alcanzar influencia de masas y notoriedad, rápidamente desaparecieron. UNIA alcanzó su punto máximo en 1920 con entre 300.000 y 500.000 miembros, pero en 1922 retrocedió. El fracaso de estas organizaciones fue producto de que formularon un programa que se denominó el "nacionalismo negro", basado en la convocatoria a constituir una "Nación Africana", separada del resto del país. Garvey llegó a reunirse con el KKK, para acordar la independencia de la raza negra en una nación diferente, con derechos a separarse del país.

El programa del Nacionalismo Negro renunciaba a dar la pelea por los derechos de los afroamericanos dentro del país, ya que lo que los afroamericanos reclamaban era ser integrados a la sociedad con plenos derechos e igualdad con los blancos. Ésta política del "Nacionalismo Negro" llevó a la crisis a organizaciones como UNIA y ABB. También el Partido Comunista, al cual ABB y Cyril Briggs se vincularon, tuvo política completamente equivocada respecto de la cuestión de la raza negra, primero considerándolo una "cuestión secundaria" en relación a la lucha de la clase obrera contra el capitalismo, y luego el VI Congreso de la Internacional Comunista de 1928 adoptando una política de autodeterminación nacional de los afro-americanos que viven en el Cinturón Negro del sur americano, bajo la consigna por "la autodeterminación para el Cinturón Negro". Esta política era política similar a la de UNIA y Garvey. No se basaba siquiera en las tendencias demográficas ya que la presencia afroamericana no se limitaba al "Cinturón Negro" de los estados sureños. Había comenzado hacía ya más de 10 años la gran migración de afroamericanos a las ciudades del norte, por lo que plantear la autodeterminación del "Cinturón Negro", dejaba fuera de los reclamos a los miles de afroamericanos que residían fuera de Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia y las Carolinas.

Tras el período del "Red Summer", sobrevino una contraofensiva reaccionaria que abrió una etapa difícil para las organizaciones sociales y populares. La situación mundial atravesaba un momento diferente al del alza revolucionaria mundial que se produjo junto a la Revolución Rusa de 1917. Ahora eran, el fascismo, las ideas nazis y el racismo los que se fortalecían en Europa. Con el advenimiento de los regímenes fascistas de Franco, Hitler y Mussolini, y paralelamente, en la URSS con el dictatorial régimen de Stalin, la reacción asomaba la cabeza en todo el mundo. La NACCPP, Garvey, Briggs y el ABB fueron objeto de investigación por parte de la policía y las agencias federales, fueron infiltradas, perseguidas, y reprimidas; el racismo, la persecución a los negros, judíos, las minorías raciales se agravaron.

El KKK reinició sus actividades, realizó un gran reclutamiento y estableció filiales por todo el país, repitiendo la fórmula ideológica de que la raza negra era la responsable de los problemas del ciudadano común, pero incorporando ahora a su planteo ahora a los judíos y los comunistas. Si bien seguía siendo un movimiento sureño y del partido Demócrata, el KKK logró penetrar fuertemente en el Partido Republicano. En las décadas de 1920 y 1930, una facción del KKK llamada Legión Negra, adquirió notoriedad por asesinar socialistas y comunistas, y organizar linchamientos de soldados negros. Muchos funcionarios gubernamentales eran simpatizantes del KKK como en los gobiernos de Tennessee, Indiana, Oklahoma, y Oregón, y algunas legislaturas en los estados del sur. En 1924, el Partido Demócrata realizó su convención nacional en Nueva York, con una notoria participación de los delegados del KKK, que presionaron para una plataforma política favorable a sus intereses y candidatos.

En 1926, el líder de la filial de Alabama del KKK, Bibb Graves, fue electo gobernador y una oleada de terror se desató en el estado en 1927 cuando se produjo la lucha conocida por la "libertad a los Scottsboro´s Boys", una de las batallas contra el racismo más importantes de los años '30 y '40. La lucha comenzó cuando el 25 de marzo de 1931, 9 jóvenes negros 13 a 21 años de edad, tuvieron una pelea con jóvenes blancos a bordo del tren con destino a Alabama, y fueron arrestados. Hubo cargos falsos por violación, y dos semanas después, los Scottsboro Boys habían sido acusados, juzgados, declarados culpables y condenados a muerte. Ante tamaña injusticia las multitudes rodearon la cárcel desde el principio, y la Guardia Nacional tuvo que intervenir para evitar una masiva insurrección.

Dado que la NAACP se mantuvo al margen de la defensa de los Scottsboro Boys, el Partido Comunista lanzó una campaña nacional en su defensa, y puso sus abogados al servicio del reclamo por su libertad. La movilización fue tan grande que llevó a la Corte Suprema de los EE.UU a ordenar la suspensión de las condenas de muerte en forma indefinida, lo que mantuvo a los hombres jóvenes con vida, y aunque ​​fueron encontrados inocentes, recién se retiraron los cargos contra todos los chicos de Scottsboro en 1950. Durante esos años una veintena de ex- Gobernadores y ex senadores del Sur, llamados los "Dixiecrats" asumieron abiertamente el timón para aplastar los derechos democráticos de los afroamericanos, y en el marco de la Gran Depresión de la década de 1930, los trabajadores negros sufrieron la peor parte sufriendo un desempleo que llegó al 50%, en comparación con alrededor del 30% al que llegó entre los blancos, y con salarios 30% inferiores a los de los trabajadores blancos. La Ley de Recuperación Nacional (NRA ) dictada por el presidente Roosvelt, si bien tenía como objetivo declarado la contratación no discriminatoria y un salario mínimo igual para los blancos y los negros, en la práctica no se aplicaba, lo que produjo que los proyectos de obras públicas NRA rara vez emplearan a los negros. Las diferencias salariales racistas se mantuvieron. Aunque la conducción de American Federation of Labor (AFL) encabezada por William Green afirmaba apoyar los derechos civiles y oponerse a las leyes Jim Crow, no hizo nada para hacer cumplir esto en los sindicatos afiliados, los afroamericanos seguían siendo excluidos, y forzados a organizarse en sindicatos independientes.

Pero una nueva oleada de luchas obreras que comenzó en 1934 en Toledo, Minneapolis y San Francisco, abrió un nuevo momento para el movimiento sindical industrial que comenzó a organizar a los trabajadores de la producción en masa, incluyendo a los de raza negra. Esto abrió un debate violento debate en la convención de 1935 de la AFL, en la cual un grupo de sindicalistas encabezada por el presidente Trabajadores Mineros Unidos John L. Lewis, formó el Comité de Organización Industrial (CIO), con el objetivo de sindicalizar auto, acero y otras industrias, buscando establecer la organización de los negros como una prioridad. El CIO resultó ser un éxito espectacular porque permitió afiliar masivamente a los afroamericanos. Antes de la aparición de la CIO sólo 100.000 estaban sindicalizados, y esa cifra saltó en 1940 hacia el medio millón. Los afroamericanos se unieron a la CIO como una manera de luchar contra la pobreza extrema y el racismo a menudo convencidos por el valiente anti- racismo militante de muchos organizadores CIO, especialmente los socialistas y comunistas que se enfrentaron al KK, a los matones de las compañías y a la violencia policial. Una página brillante de quienes colaboraron con la lucha de la raza negra fue William Stetson Kennedy, un escritor y activista que llegó a infiltrarse en las filas del Ku Klux Klan para posteriormente exponer ante las autoridades y la opinión pública sus secretos, lo que llevó a la revocación en 1947 por parte del estado de Georgia de la condición del Klan como asociación nacional.

La lucha contra el "Jim Crow sindical" continuó y alcanzó un capítulo de gran impacto nacional e internacional en el período posterior a la 2da Guerra Mundial. En todo este primera etapa de la lucha por los derechos de la raza negra, 2 organizaciones habían sido la vanguardia: El Partido Comunista (PC), y el Congreso de Organizaciones Industriales (CIO). Con el inicio de la 2da Guerra Mundial, ambas organizaciones apoyaron al Partido Demócrata, también lo hicieron el Partido Socialista, y la NACCP. Es decir, todas las direcciones de los afroamericanos pasaron a apoyar al partido que durante 70 años fue el principal represor y opresor de los afroamericanos en el país, y que apenas 10 años antes había realizado una Convención Nacional con miembros del KKK. El apoyo a la candidatura de Roosvelt dejó la lucha de los afroamericanos en manos del Partido Demócrata, lo cual fue una grave capitulación de los líderes de la CIO, quienes redujeron la lucha contra el racismo con el argumento de ponerlo "en aras de la unidad en el esfuerzo de guerra". El Partido Comunista por su parte, hizo pública su política de apoyo a Roosvelt en un mitin celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York el 20 de mayo del 1936. Allí el líder del partido Earl Browder expresó en su discurso: "El enemigo principal del pueblo americano de hoy en día es la camarilla del Partido Republicano, La Liga Por La Libertad y Hearst. Debemos poner al centro del nuestro trabajo dentro de la campaña electoral la necesidad de combatir este bloque reaccionario y de derrotar sus planes en 1936". El apoyo de las 2 direcciones más importantes, el PC y la CIO al Partido Demócrata, así como el apoyo de otras direcciones como Randolph, el Partido Socialista, la AFL al Partido Demócrata que era la más importante organización racista en el país desde el fin de la Guerra de Secesión, cerró toda esta primera etapa en la lucha por los derechos de los afroamericanos. Con el fin de la 2da Guerra Mundial se abriría otra, con nuevos protagonistas y dirigentes.

La 2da Guerra Mundial: La Segunda etapa del Movimiento por los Derechos Civiles

La segunda etapa del Movimiento por los Derechos Civiles, estuvo caracterizada por el hecho de que, ante la capitulación al Partido Demócrata de direcciones como la NACCP, la AFL, Randolph, el CIO, el Partido Socialista o el Partido Comunista, la defensa de los derechos de los afroamericanos recayó en las iglesias, y los líderes religiosos. A partir de la década del '50, los líderes negros de la iglesia apoyaron e impulsaron las rebeliones de los trabajadores y campesinos negros, fundamentalmente en los estados del Sur del país. La derrota del nazismo y de los regímenes fascistas en la Segunda Guerra Mundial fue una enorme conquista revolucionaria, que tuvo inmediata repercusión: fortaleció las aspiraciones y los reclamos del movimiento de los afroamericanos, y el movimiento por los derechos de la raza negra comenzó a desafiar con mayor frecuencia el sistema de segregación. La derrota de los nazis aflojó las tuercas de la dominación de las clases dominantes en todo el mundo y en Estados Unidos significó un irrupción revolucionaria con el regreso de las tropas triunfantes al país.

En 1941, A. Philip Randolph, Bayard Rustin y otros activistas planearon una marcha sobre Washington reclamando el fin de la discriminación en el ejército, una convocatoria que obtuvo un apoyo abrumador, y prometía ser multitudinaria. Esto ejerció una presión que obligó al presidente Franklin D. Roosevelt a promulgar la Orden Ejecutiva 8802 prohibiendo la discriminación racial en el ejército, como respuesta a la llegada masiva de 360.000 afroamericanos que regresaban del frente en 1945, y tenían la convicción de que habían ganado la igualdad de derechos porque habían empuñado las armas en igualdad de condiciones junto a los blancos en la lucha contra el nazismo. Randolph volvió a tomar el reclamo de la segregación militar, y llegó a un acuerdo con la Administración Demócrata encabezada por el presidente Harry Truman, que sancionó la Orden Ejecutiva 9981 desagregando las fuerzas armadas. Pero las concesiones hechas por el gobierno Demócrata a la comunidad afroamericana abrieron una crisis en el Partido Demócrata: Surgió en 1948 el Partido Democrático de los Derechos de los Estados, conocidos como los "Dixiecrats", una ruptura segregacionista decidida a retener las leyes de Jim Crow, y la supremacía blanca, una ruptura que fue breve porque sus líderes en general regresaron al Partido Demócrata.

En ese momento, la Truman lanzó la llamada "Doctrina Truman", una política anticomunista que en el marco de la "Guerra Fría" desató una represión y persecución histórica, una caza de brujas contra el comunismo encabezada por el senador Joseph Raymond McCarthy, quien desde la presidencia de la comisión senatorial de operaciones gubernamentales, acusaba de "espionaje" y "colaboración con los comunistas" a cualquier movimiento progresivo, y democrático, que defendiera las libertades civiles o estuviese vinculado a la izquierda. Con la implementación de la "Doctina Truman" el gobierno no habló más de los derechos civiles, e impulsó la represión en los '50 desde el estado: Las bibliotecas prohibieron la literatura pro- derechos civiles, y los materiales de la izquierda, WEB DuBois en 1952 a la edad de 82 años fue arrestado bajo la acusación de ser un "agente extranjero". Henry Wallace defensor de los derechos civiles y candidato presidencial del Partido Progresista fue acusado de comunista, la NAACP fue denunciada de subversiva, artistas, intelectuales, escritores, dirigentes sindicales, estudiantiles, mujeres, pasaron e engrosar las listas negras del Macartismo, bajo sospecha de "comunistas" y "enemigos de la patria". El Consejo Laboral Nacional Negro (NNCL) una organización sindical fundada en 1950 por activistas negros y blancos que habían pertenecido a la AFL y la CIO, reclamaba empleo federal permanente para los afroamericanos, y más presencia de dirigentes sindicales negros.

Los dirigentes de CIO y la AFL calificaron a la NNLC como un "frente comunista", con lo cual la NNCL abandonada por sus pares, reprimida y perseguida desapareció en 1955. La AFL y la CIO, que comenzaban a unirse en la AFL- CIO, expulsaron a casi un millón de sus propios miembros en el esfuerzo por librarse de la influencia "comunista". La NAACP hizo una purga similar y no dudó en expulsar a uno de sus fundadores, WEB DuBois. Pero a pesar de la capitulación de sus dirigentes, los afroamericanos se abrían paso, conquistaban espacios gracias a sus luchas, a sus sacrificios, tenacidad y esfuerzos individuales en todas las áreas, ciencia, espectáculos, trabajo, educación, incluso en el mundo del deporte: boxeadores, jugadores de béisbol, baloncesto y atletas de pista. Todos esos triunfos eran parciales, aparecían como pequeñas concesiones al reclamo de la comunidad afroamericana, sin que cambiara de fondo la cuestión. Tanto el régimen Jim Crow como la segregación y el racismo se consolidaban y fortalecían con el Macartismo, lo cual empujó a los líderes religiosos a apoyar las rebeliones de los trabajadores y campesinos negros. La iglesia era prácticamente el último lugar en el cual los afroamericanos podían organizarse, criticar el régimen Jim Crow, y compartir las miserias y tristezas de la vida cotidiana. Los líderes negros de la iglesia negros formaban parte de una pequeña clase media alejada de las terribles condiciones que sufrían sus seguidores.

Pero en la medida en que la represión se acentuó alcanzando límites insostenibles, los negros se vieron obligados a refugiarse en las iglesias, y líderes religiosos se vieron fuertemente sometidos a la presión de los trabajadores y campesinos que eran sus feligreses. Las iglesias impulsaron la línea de la "resistencia pacífica" y la lucha "no violenta", contra la segregación. Pero esta línea se daba de bruces con la realidad de la brutal represión y violencia a la que eran sometida la comunidad afroamericana que soportaba asesinatos, tiroteos, palizas, linchamientos, en forma permanente. Gran parte del debate acerca de cómo enfrentar al régimen Jim Crow se desarrolló alrededor de cómo enfrentar la violencia estatal de éste régimen, entre quienes postulaban la resistencia "no violenta" contra quienes no dudaban en empuñar las armas y organizar la autodefensa para enfrentar las bandas represión racistas del estado y del KKK. En 1953 comenzó el "boicot" a los autobuses de Baton Rouge, Luisiana, que comenzó cuando las autoridades desconocieron el reclamo exitoso de los líderes negros locales que habían logrado el fin de una ordenanza que imponía viajar a los negros de pie en los autobuses de la ciudad. El reclamo era que había derecho a sentarse en los autobuses, pero el fiscal general de Luisiana anuló la ordenanza porque entraba en conflicto con las leyes de segregación estatales.

Los líderes negros anunciaron un boicot, Theodore Judson Jemison,un predicador coordinó el boicot a través de la Liga de Defensa Urbana (UDL), una federación de iglesias de Baton Rouge. La lucha agrupó a miles durante el boicot de 6 días, y aunque el acuerdo logrado con el Ayuntamiento fue parcial y muy criticado por algunos sectores de negros, la acción de masas había logrado más en una semana, lo que las acciones legales de la NAACP habían logrado en años. Otro predicador Negro que un año después sería nombrado pastor de la Dexter Avenue Baptist en Montgomery, Alabama, llamado Martin Luther King, quien lanzó un movimiento similar. El estado de Alabama había prohibido de hecho la NAACP, al requerirles en 1956 una lista de todos sus miembros y bloquear sus operaciones por negarse a proporcionarla. Aunque el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revocó la decisión, por algunos años la NAACP no pudo funcionar y las iglesias y organizaciones de base locales llenaron el vacío que dejaba la proscripción al NAACP, incluso mostrando más radicalización, energía y capacidad de movilización.

El 17 de mayo de 1954, la Corte Suprema en el caso "Brown contra Consejo de Educación de Topeka" llevó a cabo una sentencia judicial histórica que declaró que las leyes estatales que establecían escuelas separadas para estudiantes afroamericanos y blancos negaban la igualdad de oportunidades educativas. El fallo fue dictado de forma unánime por 9 votos a 0 por la Corte y de hecho, revocó los precedentes existentes desde "Plessy contra Ferguson" en 1896, que fue la base legal de la segregación racial. La sentencia abrió el camino para la integración racial y alcanzar los derechos civiles para los afroamericanos.El fallo de la Corte Suprema cayó como una bomba entre la oligarquía racista del Sur que sintió la amenaza de este cambio en el status quo, y como reacción, los estamentos más importantes de la oligarquía sudista conformaron los Consejos de Ciudadanos Blancos, una organización racista diseñada para defender la segregación.

Bajo el liderazgo de Robert B. Patterson el Consejo de Ciudadanos se formó el 11 de julio de 1954 en Indianola, Mississippi en una reunión de 100 miembros que incluyó al alcalde de la ciudad y el abogado cívico, pero luego se expandió a otros estados como Arkansas, Louisiana, Alabama y Missouri. Este movimiento de los racistas atrajo a civiles de clase media a alta, la mayoría de ellos políticos, doctores, abogados, maestros, banqueros y hombres de negocios, que pretendieron diferenciarse del KKK mostrándose como una organización no violenta, pero en realidad constituyeron un poderosos grupo de presión que empujo toda clase de extorsiones económicas, sociales y políticas para oprimir a los afroamericanos y sus seguidores.

Para 1957 la membresía en el Consejo de Ciudadanos superaba las 250.000 personas, incluía 253 Consejos y una extensión a 30 estados para formar el Consejo de Ciudadanos de América con el objetivo de preservar la segregación racial y el "mantenimiento de los derechos de nuestros Estados para regular la salud pública, la moral, el matrimonio, la educación, la paz y el buen orden en los Estados Unidos, según la Constitución de los Estados Unidos". El Consejo de Ciudadanos de América se jactó de contar con una junta de asesores sólida, incluyendo al Senador James O. Eastland y el Representante John Bell Williams de Mississsippi, el Senador J. Strom Thurmond, el Representante L. Mendel de Carolina del Sur, el gobernador Marvin Griffin de Georgia, además de conocidos dirigentes racistas como el juez Thomas Pickens Brady, Earl Johnson, el Fiscal General del Estado Eugene Cook de Georgia, Talmadge, el gobernador Ross Barnett de Mississippi, el alcalde de Montgomery, WA Gayle, el Dr. M. Ney Williams asesor del gobernador Ross Barnett, el alcalde de Jackson Allen C. Thompson, Fielding Wright, y Griffin,entre otros. Todos ellos segregacionistas que incluso establecieron alianzas con dirigentes siempre sospechados de simpatizar con el fascismo como Rumely o Mervin K. Hart.

Los Consejos de Ciudadanos Blancos se fusionaron en la Federación de Gobierno Constitucional, y en la medida que su movimiento comenzó a moverse hacia actitudes racistas extremas, la intimidación, violencia directa, y su apoyo a la violencia ejecutada por el KKK, fueron llamados "Klan de club de campo" o "Klan de la zona alta", dado que los fondos que sostenían financieramente a la organización eran provenientes de los ricos. En febrero de 1956 Martin Luther King le escribió al presidente Dwight D. Eisenhower para pedirle que investigue la violencia del Consejo de Ciudadanos que el 16 de julio de 1956 impusieron bajo presión que la Legislatura del estado de Luisiana aprobara una ley que ordenaba la segregación racial en casi todos los aspectos de la vida pública, proyecto de ley que fue promulgado por el gobernador Earl Long el 16 de julio de 1956 y entró en vigencia el 15 de octubre de 1956.

Sin embargo el 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks, que era activista del NAACP, rehusó levantarse de su asiento en un autobús público y fue arrestada, enjuiciada y sentenciada por conducta desordenada y violar una ley local. Pero Parks junto a Edgar Nixon habían convencido a Martin Luther King para que dirigiera el boicot de autobuses de Montgomery de 1955-1956. La Montgomery Improvement Association creada para dirigir el boicot logró mantenerlo durante 382 días, hasta que se abolió la ley local de segregación. Cuando un tribunal federal ordenó a la ciudad de Montgomery acabar con la segregación en sus autobuses, el éxito en Montgomery convirtió a King una figura nacional. Los líderes de la organización de King y el reverendo Ralph Abernathy, se unieron a otros líderes y conformaron en 1957 la Conferencia del Liderazgo Cristiano del Sur (en inglés, Southern Christian Leadership Conference SCLC).

La SCLC ofreció entrenamiento y otro tipo de asistencia contra la segregación, haciendo la no-violencia su pilar central y su método principal para enfrentarse al racismo. En esto surgió una controversia con otro movimiento poderoso que surgió en 1952: la Nación del Islam. Ésta contaba entre sus principales dirigentes a un afroamericano recientemente salido de la cárcel: Malcolm Little Norton, quien cambió su nombre a Malcom X. Este movimiento impulsó también un programa de una especie de "nacionalismo negro", polemizaba con King y su método "no- violento" y reivindicaba métodos más radicalizados e intransigentes para la lucha contra los segregacionistas. Uno de los eventos más importantes del Movimiento por los derechos civiles fue el de los "9 de Little Rock" cuando nueve estudiantes de Little Rock, Arkansas el 4 de septiembre de 1957 fueron a clase al Little Rock Central High School, fueron seguidos por multitudes bajo amenazas de linchamiento, y el gobernador de Arkansas, Orval Faubus llamó a la Guardia Nacional de Arkansas el 4 de septiembre, para evitar que pudieran asistir al instituto.

La orden de Faubus lo enfrentó al presidente Dwight D. Eisenhower, que estaba determinado a cumplir las órdenes de los tribunales federales. Eisenhower, aun cuando no le entusiasmara mucho la idea de acabar con la segregación en las escuelas públicas, ordenó a la Guardia Nacional desplegada por el gobernador que volviera a sus cuarteles, y desplegó elementos de la 101ª División Aerotransportada del Ejército en Little Rock, para proteger a los estudiantes que pudieron asistir al instituto. La actitud de Eisenhower no tenía mucho que ver con la defensa de los Derechos Civiles, sino que buscaba ayudar a los racistas blancos que sufrían la posibilidad de una grave derrota como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "Eisenhower sólo despachó las tropas a Little Rock ante la insistencia del Alcalde, dado que la comunidad negra era un campo armado preparado para sacrificar al testarudo klan" (32) Los estudiantes entraron aunque para poder ingresar, debieron pasar por una muralla de blancos insultándolos y escupiéndoles que los hostigaron todo el año.

A fines de la década del '50 comenzó una oleada de ocupaciones impulsadas por el movimiento estudiantil y la juventud. Los estudiantes de Greensboro, Carolina del Norte, Nashville, Tennessee y Atlanta, empezaron a "ocupar" los negocios a la hora de la comida, sentándose negros y blancos juntos en protesta por la segregación. Esto muchas veces terminaba en brutales desalojos, pero el éxito de las ocupaciones en Greensboro se extendió por todo el sur del país, y hacia comienzos de los '60s se habían propagado a cada estado sureño. Incluso habían llegado a Nevada, Illinois y Ohio, en parques, playas, librerías, cines, museos y otros espacios públicos. Los activistas que dirigieron estas ocupaciones formaron en 1960 el Comité Coordinador Estudiantil No-violento (en inglés, Student Nonviolent Coordinating Committee, SNCC), convocados por Ella Baker, un activista de trayectoria. La SNCC se fijó la tarea de poner fin al régimen Jim Crow por una vía pacífica, pero los golpes de la realidad la convirtieron en la más radical de todas las organizaciones de derechos civiles.

El SNCC lanzó los "viajes por la libertad" (en inglés, "Freedom Rides") que consistían en viajes por autobús hasta el sur profundo, para terminar con la segregación. Los miembros del SNCC estaban en las primeras filas de la lucha, iban al sur profundo para registrar votantes y desafiar a los gobernadores Jim Crow, la policía y el KKK. En 1961, la experiencia política de la organización en la lucha y con el Partido Demócrata, produjo un profundo cambio ideológico entre los activistas del SNCC quienes comenzaron a organizar grupos de estudio sobre el marxismo, y las luchas de liberación africanas. Los "Viajes por la libertad", resultaban una misión extremadamente peligrosa, sufrían atentados con bombas incendiarias, ataques, bloqueos y golpes brutales. Los activistas cuando eran llevados a la cárcel, también eran maltratados, amontonados en celdas sucias y pequeñas. En Mississippi, Edgar Mevers activista de la NAACP, fue asesinado.

Muchas de las protestas terminaban con graves tumultos y enfrentamientos, que provocaban muertos y heridos. En Missisipi, James Meredith demandó exitosamente en 1962 a la Universidad de Mississippi para que le permitiera estudiar allí, pero el gobernador del estado, Ross R. Barnett, bloqueó su admisión a la Universidad, proclamando que "ninguna escuela será integrada en Mississippi mientras yo sea gobernador." Meredith tuvo que ser acompañado por tropas del ejército de los Estados Unidos para poder entrar al campus el 30 de septiembre de 1962, pero estallaron graves disturbios con muertos y heridos.En noviembre del 1961 las detenciones masivas de estudiantes locales de secundaria y universitarios provocaron una gran movilización y la formación del Movimiento de Albany, con representación del SCLC, de SNCC, la NAACP y activistas locales de la iglesia que obtuvo logros significativos en los años siguientes.

La campaña continuó en Birmingham en 1963, al principio enfocada en la desegregación de los comercios del centro de Birmingham, que incluyó ocupaciones de edificios, protestas en iglesias locales y una marcha al edificio del condado. La ciudad consiguió una orden judicial para prohibir todas estas protestas, y King fue arrestado.King, escribió el 16 de abril de 1962 la "Carta desde la cárcel de Birmingham", y los partidarios de los derechos civiles ejercieron presión sobre la administración de Kennedy para que mejorara las condiciones de detención del reverendo. Se le permitió entonces a King llamar a su esposa que se recuperaba en casa después del nacimiento de su cuarto niño. King fue liberado el 19 de abril, y la campaña empezó a movilizar a estudiantes de secundaria y a niños en las manifestaciones.

El 2 de mayo de 1963 más de mil estudiantes salieron de las escuelas para unirse a las manifestaciones que serían conocidas como la Cruzada de los Niños. Pero la respuesta de las autoridades fue brutal, los buses escolares fueron usados para llevarlos a prisión, más de seiscientos terminaron detenidos en cárcel, los atacaron con agua disparada por mangueras de bomberos, y perros policía, lo cual se vio en todo el país porque la represión fue tomada por las cámaras de televisión y transmitida en todos los estados. El país se horrorizó con las escenas de los chorros de agua de las mangueras de bomberos golpeando a niños y lanzándolos por los aires o los perros que atacaban a escolares indefensos. La presión quebró la represión y ante una nueva movilización el 5 de mayo los bomberos y policías desobedecieron las órdenes de las autoridades, y dejaron pasar la movilización.

La amplia difusión del ultraje público en Birmingham, forzó a la administración Kennedy a intervenir con mayor decisión en las negociaciones entre la comunidad de empresarios blancos y el SCLC. El 10 de mayo, las partes enfrentadas anunciaron un acuerdo para terminar con la segregación en los restaurantes y otras instalaciones del centro de la ciudad, crear un comité para eliminar prácticas de empleo discriminatorias, liberar a manifestantes encarcelados y establecer mecanismos permanentes de comunicación entre los líderes negros y blancos. La reacción actuó violentamente contra el acuerdo, estallaron bombas contra la sede del SCLC, y 4 meses más adelante, el KKK atacó con bombas la Iglesia Bautista de la calle 16, matando 4 muchachas. En Alabama, el 11 junio de 1963, el gobernador George Wallace intentó bloquear la integración racial en la Universidad de Alabama lo que obligó a JFK a enviar fuerzas federales para permitir la inscripción de 2 estudiantes negros.

En la medida que la política de las organizaciones que promovían la "no- violencia" se enfrentaba a una represión cada vez mayor, crecían las corrientes que llamaban a defenderse y reivindicaban la violencia para imponer los reclamos. La Nación del Islam liderada por Malcolm X, llamó a la defensa propia "por cualquier medio necesario", lo que hizo dirigentes demócratas y republicanos acusaran a Malcom X de "racista negro" y del llamado "racismo a la inversa". Pero a pesar de las campañas contra ellos, la corriente de Malcolm X se hacía cada vez más poderosa, había pasado de 500 miembros en 1952, a 25.000 en 1963. El boxeador Cassius Clay se unió a ellos, y cambió su nombre a Muhammad Alí. La Nación del Islam estaba impactada también por el desarrollo de las revoluciones triunfantes en el África, que eran una fuente de inspiración, para 1960, unos 17 países africanos habían obtenido la independencia de las potencias europeas.

Es decir, todo el proceso de lucha de los negros de esos años, fueron parte de un proceso mundial más amplio de lucha de los negros y los países africanos que lograba triunfos democráticos impensados años antes para esas débiles y pobres naciones que habían sufrido durante siglos el yugo imperialista. Malcolm X visitó África en 3 ocasiones, habló en periódicos, radio y la televisión en diversos países, y se reunió con jefes de Estado y otros dirigentes como Gamal Abdel Nasser de Egipto, Ahmed Sékou Touré de Guinea y Kenneth Kaunda del Congreso Nacional Africano. Philip Randolph, Bayard Rustin y otros activistas que habían planeado una marcha sobre Washington por la eliminación de la discriminación de empleo en 1941, y ahora planeaban la Segunda Marcha sobre Washington por el Empleo y la Libertad, que propusieron inicialmente para 1962. La Administración Kennedy presionó mucho a los organizadores para que esperaran las nuevas leyes y no realizaran la marcha. El 19 de junio de 1963, JFK presentó al Congreso el proyecto de Ley de Derechos Civiles, pero el 28 de agosto de 1963 las organizaciones por los derechos civiles, el ala más progresista del movimiento sindical de los trabajadores, organizaciones de mujeres, y políticas decidieron realizar la marcha.

Esta acción del 28 de agosto fue un punto muy importante para el Movimiento por los Derechos Civiles, y pasó a la historia por el discurso de Martin Luther King, "Tengo un sueño". Existían dentro del movimiento enormes divergencias y discrepancias sobre el programa de la marcha, la Administración Kennedy quería que fuera de apoyo a su proyecto de Ley. El Partido Demócrata pretendía que la movilización no fuera independiente, y presionó con una política que dividía el Movimiento por los Derechos Civiles, entre quienes apoyaban el Proyecto de JFK, y quienes no. Malcolm X, decidió no apoyar la marcha. La NAACP quería que fuera un apoyo al proyecto de derechos civiles que había sido introducido por la Administración Kennedy, mientras que Martin L. King y la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano querían acentuar los reclamos por los temas económicos y de derechos civiles, en forma independiente a JFK.

La NSCC y otras organizaciones la consideraban una marcha opositora a JFK, que condenaba su pasividad y la falta de apoyo hacia los derechos civiles de los afroamericanos. Finalmente todas las corrientes políticas y sociales que conformaban el Movimiento por los Derechos Civiles acordaron 6 puntos para la marcha: "leyes significativas de derechos civiles; un programa de empleo federal masivo; por pleno empleo justo; vivienda decente, ejercicio del derecho al voto; y educación integrada adecuada." El 28 de agosto, más de 2.000 autobuses, 21 trenes especiales, 10 aviones fletados e incontables vehículos permitieron una movilización de 300.000 personas, que sumaban el reclamo de los Derechos Civiles a las protestas contra la Guerra de Vietnam. Artistas muy importantes participaron, como el cantante Bob Dylan que interpretó varias canciones, acompañado de la cantante de folk Joan Baez.

Tras la marcha, King y otros líderes de los derechos civiles se reunieron con el presidente Kennedy en la Casa Blanca, quien se comprometió a sancionar la Ley sobre los derechos civiles. La enorme movilización de Washington, coronó décadas de lucha de la raza negra, que estaba a punto de lograr un triunfo histórico. Su movilización obligó a los Partidos Demócrata y Republicano a votar contra la segregación, que 80 años atrás esos mismos partido habían acordado. Ahora la movilización y lucha barría con los vestigios del Compromiso de 1877, leyes y acuerdos que consolidaron la segregación del régimen Jim Crow.

Pero Kennedy no pudo ser anunciar la ley dado que el 22 de noviembre de 1963 fue asesinado en Dallas, Texas. El 8 de marzo de 1964, Malcolm X anunció públicamente su ruptura con la Nación del Islam, para coordinar y trabajar con otros líderes de derechos civiles y fundó la Organización de la Unidad Afroamericana, y el 20 de junio de 1964, los activistas de la SNCC y SCLC lanzaron la campaña del "Verano de la Libertad en Mississipi" buscando establecer escuelas Libres, centros comunitarios y otras iniciativas para ayudar a la población local afroamericana y registrar la mayor cantidad de votantes negros como sea posible. Mississippi era el estado sureño más abiertamente racista, donde los Consejos Ciudadanos Blancos organizaciones racistas de empresarios, KKK y funcionarios, controlaban el estado. Allí surgió el Partido Democrático de la Libertad de Mississippi (MFDP) que desafió a la delegación estatal blanca y segregacionista en la Convención Nacional Demócrata de 1964, reclamando los asientos correspondientes a los delegados de Mississippi dado que en la elección de la delegación de Mississippi oficial se habían violado todas las reglas excluyendo a los afroamericanos a votar en las primarias y participar en el recinto y comités electorales del condado y la convención estatal.

La conducción del Partido Demócrata impulsó un acuerdo entre ambos sectores pero los delegados de MFDP se negaron a aceptarlo porque significaba validar un proceso en el cual se habían negado a negros su derecho constitucional para votar y participar en el proceso político. Gobernaba Mississippi la Administración Demócrata del gobernador Ross Barnett, sobre el estado más pobre del país, con una enorme población afroamericana viviendo en zonas rurales en terribles condiciones, y con constante temor por el terrorismo que sufrían a manos del KKK y los Consejos de Ciudadanos Blancos. Pocas semanas después los racistas habían matado a varios activistas y residentes negros locales, habían bombardeado las oficinas de los trabajadores de derechos civiles e incendiado varias iglesias negras relacionadas con el proyecto. Durante ese verano, al menos 38 trabajadores de los derechos civiles fueron fusilados, y tres de ellos, James Chaney, Michael Schwerner y Andrew Goodman, asesinados y enterrados por el KKK. Aunque las autoridades del lugar quisieron encubrir los hechos, seis semanas más tarde los cadáveres fueron hallados producto de la gran movilización y la indignación que provocaron los hechos. Aun así los asesinos no fueron condenados. Esta lucha quedó grabada a fuego en la película "Mississippi en llamas" (en inglés, "Mississippi Burning") protagonizada por Gene Hackman, y Willem Dafoe.

Finalmente, el 2 de julio de 1964 se promulgó La Ley de Derechos Civiles (en inglés, Civil Rights Act of 1964) una legislación histórica que impulsó la Administración de Lyndon B. Johnson, sucesor de Kennedy. La Ley eliminó los requisitos de registro de votantes y la segregación racial en las escuelas, y lugares públicos. Se prohibió la discriminación en los centros públicos, en el gobierno, y en el empleo, invalidando las leyes de Jim Crow, con lo cual a segregación pasó a ser ilegal. En 1965 se aprobó la Ley de Derecho al Voto (en inglés, Voting Rights Act), que prohibió las prácticas discriminatorias en el derecho al voto a los afroamericanos, exactamente un siglo después del asesinato de Abraham Lincoln, del fin de la Guerra de Secesión, y de la promulgación de la XV Enmienda.

A pesar de estos triunfos históricos enormes la lucha contra la represión y persecución continuó, hubo un aserie de motines y disturbios muy importantes en Harlem en 1964, en Watts, Los Ángeles en 1965, en Chicago el levantamiento de División Street de 1966, en Newark en 1967, y el más importante de todos, el levantamiento de Detroit que se inició el 23 de julio de 1967, duró 5 días y dejó un saldo de 43 muertos, 1.189 heridos, más de 7.200 arrestos, y más de 2.000 edificios destruidos. Los líderes más importantes de la lucha de los afroamericanos fueron perseguidos, se convirtieron en objetivos del FBI, sufrieron la intervención de sus llamadas telefónicas privadas, recibieron cartas falsas, amenazas, y coacciones de todo tipo.

Dos líderes de los más importantes fueron asesinados en los '60: El 21 de febrero de 1965 fue asesinado Malcolm X en Nueva York, y el 4 de abril de 1968, Martin Luther King en Memphis, Tennesse. Cada año, se celebra el cumpleaños de Martin Luther King, en el cual, tanto políticos como funcionarios del país alaban a King como un héroe. Pero lo que no dicen en sus actos de homenaje a King, es lo que King pensaba en el último tramo de su vida como militante, y luchador por los derechos civiles. Hacia los últimos años de su vida, King fue radicalizándose y llevando sus posturas cada vez más hacia la izquierda. De apoyar y sembrar expectativas en el Partido Demócrata, King pasó a denunciar públicamente al gobierno demócrata de Lyndon Johnson.

De trabajar en común con el Partido Demócrata, King comenzó a virar sus posiciones hacia construir una organización independiente. La experiencia política y de lucha, llevó a King a radicalizar sus posturas y alejarse del Partido Demócrata. En la iglesia Riverside de Harlem, King habló sobre la guerra de Vietnam e hizo oficial su ruptura con el Partido Demócrata: " El mayor proveedor de violencia en el mundo es hoy: Mi propio gobierno". Periódicos como el New York Times y el Washington Post, que lo habían apoyado, empezaron a atacarlo. King comenzó a impulsar un movimiento por la justicia social, independiente de los Partidos Demócrata y Republicano, que tuviera fuerza en los sindicatos. De hecho, cuando fue asesinado, estaba en Memphis apoyando la huelga de los trabajadores recolectores de residuos, e impulsando una huelga general. Con la noticia de su muerte, los disturbios estallaron en todo el país, abarcando más de 125 ciudades, y para frenarlos, el presidente Lyndon Johnson desplegó 73.000 soldados del Ejército y 50.000 de la Guardia Nacional, el mayor despliegue interno de las fuerzas militares desde la Guerra Civil. También Malcom X radicalizó su discurso en los últimos años, y viró lentamente desde el nacionalismo negro y la religión, a una mirada más vinculada a los movimientos sociales.

Tanto Malcom X como King se enfrentaron en sus últimos años a 2 contradicciones: La primera, es que aunque el programa que levantaron en los últimos años era de tinte socialdemócrata, reformista, para llevarlo a cabo era necesaria una revolución en el país. La segunda, es que en la medida en que giraban a la izquierda y se alejaban del Partido Demócrata, se encontraban con que las organizaciones de izquierda del país, apoyaban al Partido Demócrata. Es decir, se encontraron en términos históricos en una encerrona, tanto en el terreno político como organizativo. En 1966 surgió el Partido Pantera Negra (en inglés Black Panther Party) en Oakland, California, impulsado por los dirigentes Huey P. Newton y Bobby Seale, e influidos por los pensamientos de Malcolm X., como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "El Partido de las Panteras Negras se formó como resultado directo de la brutalidad policial en los guettos del Norte y el Oeste. El reclamo más necesario de la comunidad negra era por la autodefensa...Las Panteras eran fuertemente influenciadas por la persistencia revolucionaria de Malcom X y por su consigna "Por todos los medios necesarios"...pronto se transformaronen una organización abiertamente revolucionaria, por la autodefensa de la comunidad negra. Su hogar fue el guetto y su propósito, la protección de la gente negra". (33)

El FBI y las fuerzas represivas los declararon enemigo público número uno, fueron investigados, infiltrados, reprimidos y asesinados, como lo explican Richard Fraser y Tom Boot: "La historia de las Panteras Negras es de flameante coraje, de desafío contra el sistema, y lealtad a la clase obrera y los pobres de la comunidad negra. Los héroes y heroínas Panteras llenan las páginas de la historia negra y por largo tiempo serán recordados...Pero durante su breve existencia ellos fueron gloriosamente anticapitalistas, internacionalistas, integracionistas y crecientemente anti- machistas..." (34)

La histórica lucha de los afroamericanos había logrado derribar el régimen Jim Crow. Desaparecieron esos horribles estados semi- fascistas del sur de los Estados Unidos gobernados por supremacistas, basados en la segregación racial, la policía y fuerzas de represión, los Consejos de Ciudadanos Blancos, y las organizaciones paramilitares de ultraderecha como el Ku Kux Klan, otrora poderosas, pasaron a ser absolutamente marginales. La desaparición del régimen Jim Crow fue el producto de un enorme proceso revolucionario que lo liquidó. Pero el proceso revolucionario que motorizaron los afroamericanos no se detuvo allí, continuo desarrollando nuevos movimientos.

Surgió el movimiento contra la guerra, el de la juventud, el de la mujer, las minorías raciales y sexuales, y siguió impactando contra las instituciones bonapartistas y reaccionarias del estado. La revolución iniciada con el movimiento de los Derechos Civiles hizo trizas al Klan. Cuando la Administración Bush llevaba a cabo su brutal política racista en Nueva Orleans tras el paso del huracán Katrina, no hacía más que convocar a los viejos fantasmas de la revolución que surcó Estados Unidos en los '60. Pero ahora la administración Bush no enfrentaba sólo a los fantasmas derivados de la revolución afroamericana de los '60, sino que despertaba a otro fantasma: El de la movilización contra la guerra, un fantasma que no había aparecido desde Vietnam. La lucha contra la guerra de Irak, y sus analogías con el movimiento contra la guerra de Vietnam, son parte del desarrollo del próximo capítulo.

NOTAS

(1) BBC world, 2 de marzo de 2006

(2) Larry Bradshaw y Lorrie Beth Slonsky. "En todas partes, las fuerzas oficiales de socorro fueron insensibles, ineptas y racistas" Rebelión 13-09-2005

(3) Joseph R. Chenelly "Las tropas comienzan las operaciones de combate en Nueva Orleans para luchar contra "insurgentes" Army Times 4 de Septiembre del 2005

(4), (5) Jeremy Scahill "Blackwater Down" The Nation 10 de Octubre 2005

(6) Richar Fraser &Tom Boot. "Dialecticas de la Liberación Negra". Integraciòn Revolucionaria: Un análisis Marxista de la liberación Afroamericana. Richar Fraser y Tom Boot. Red Letter Press 2004

(7) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(8)George Novack. "La Esclavitud Negra en EE.UU" New International, Octubre 1939

(9) Isabel Soto Mayedo. "Comercio de esclavos y monopolios negreros en el Caribe"

(10) George Novack. "La Esclavitud Negra en EE.UU" New International, Octubre 1939

(11) y (12) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(13) y (14)George Novack. "La Esclavitud Negra en EE.UU" New International, Octubre 1939

(15) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(16) George Novack. "La Esclavitud Negra en EE.UU" New International, Octubre 1939

(17) Isabel Soto Mayedo. "Comercio de esclavos y monopolios negreros en el Caribe"

(18) Karl Marx. "A Abraham Lincoln, Presidente de los Estados Unidos de América" Marxists Internet Archive, 2001.

(19) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(20) "Definimos como Forma de Acumulación a las empresas que utiliza la clase capitalista para acumular capital en un período dado". Daniel Campos. El Fin de las Multinacionales, Capítulo III "1929 y 2007".

(21), (22) y (23) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(24) Karl Marx. El Capital Tomo I

(25) George Novack. "La Esclavitud Negra en EE.UU" New International, Octubre 1939

(26) Ferdinand Lundberg"Las 60 familias de Estados Unidos" 1937

(27) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(28) (29) (30) Richar Fraser &Tom Boot. "Dialecticas de la Liberación Negra". Integraciòn Revolucionaria: Un análisis Marxista de la liberación Afroamericana. Richar Fraser y Tom Boot. Red Letter Press 2004

(31)Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(32), (33) y (34) Tom Boot. "Dialecticas de la Liberación Negra". "La proxima Revolucion Sureña". Integraciòn Revolucionaria: Un análisis Marxista de la liberación Afroamericana. Richar Fraser y Tom Boot. Red Letter Press 2004


Capítulo VII Vietnam

"Vietnam muestra la verdadera ignorancia de los que controlan la estructura de poder estadounidense...muestra su ignorancia, su ceguera, su falta de previsión y su retrospectiva, y su completa derrota en Vietnam del Sur es solo cuestión de tiempo"

Malcom X, 1964

Si la popularidad de la Administración Bush estaba en descenso, tras los acontecimientos sucedidos por el paso del huracán Katrina la popularidad de la Administración Bush empezó un proceso de caída en picada. A principios del año 2005, la Administración Bush gozaba aún de alta popularidad que le había otorgado el respaldo electoral del año 2004 cuando obtuvo absoluta mayoría en las elecciones parlamentarias y la mayor votación de la historia hasta ese momento. Pero a mediados del mismo año, todas las encuestas le daban márgenes de popularidad en descenso, con altos índices de desaprobación de su gestión frente a lo ocurrido en Nueva Orleans. A ese fenómeno de rechazo y desaprobación a la política abiertamente racista de la Administración Bush en Katrina, comenzaba también un lento y sostenido rechazo a la Guerra de Irak, con múltiples expresiones.

Las primeras crisis en la Administración Bush afectaban a Donald Rumsfeld, y a los altos mandos del Pentágono, pero si hablamos de la crisis del Pentágono, hablamos de una institución fundamental del estado norteamericano que no existió siempre en la historia del país como la conocemos hoy. De hecho, la actual estructura de las Fuerzas Armadas comenzó a desarrollarse alrededor de la 2da Guerra Mundial, y en una coyuntura especial, el final de la II Guerra mundial en que el mundo capitalista se encontraba en ruinas y presentaba un panorama de devastación: Todos los viejos imperialismos que habían dominado el mundo capitalista por siglos se encontraban en estado de destrucción. Para cuando terminó la 2da Guerra Mundial Inglaterra, Francia, Alemania, España, Holanda, Portugal, Bélgica, entre otras naciones que habían sido naciones capitalistas imperialistas importantes, estaban completamente en ruinas.

Cuarenta años antes, el fenómeno de surgimiento de los grandes magnates en EE.UU empalmó con el desarrollo de los monopolios a escala internacional. Es decir, el surgimiento de los monopolios en Estados Unidos era parte de un proceso que se daba simultáneamente en Francia, Inglaterra, Alemania y todas las grandes economías capitalistas más importantes. Esta nueva Forma de Acumulación se integró mediante un conglomerado de empresas que se unían para dominar una rama de la producción en el país, para lo cual se ponían de acuerdo en precios, metas de producción, distribución, prestaciones, etc, para eliminar la competencia. Así lo define Lenin: "...se ponen de acuerdo entre sí respecto a las condiciones de venta, a los plazos de pago, etc. Se reparten los mercados de venta. Fijan la cantidad de productos a fabricar. Establecen los precios. Distribuyen las ganancias entre las distintas empresas, etc." (17) Con el surgimiento de los monopolios finalizó la etapa de "libre competencia" en el capitalismo, porque mediante estos acuerdos, las empresas conformaron una especie de liga o sindicato que les permitió avanzar en el dominio de una rama de la producción en su país, a la vez que también trataron de extender ese dominio a nivel internacional.

Esas ligas o sindicatos se desarrollaron a partir de 1860 con el nombre de trusts en Estados Unidos y en Alemania con el nombre de cartels. El surgimiento de los monopolios atravesó tres momentos según Lenin: "1) 1860-1880, punto culminante de desarrollo de la libre competencia. Los monopolios no constituyen más que gérmenes apenas perceptibles.2) Después de la crisis de 1873, largo período de desarrollo de los cartels, pero éstos constituyen todavía una excepción, no son aún sólidos, aun representan un fenómeno pasajero. 3) Auge de fines del siglo XIX y crisis de 1900-1903; los cartels se convierten en una de las bases de toda la vida económica. El capitalismo se ha transformado en imperialismo". (18) Es decir si bien surgen desde 1860, los monopolios pasan a ser la Forma de Acumulación predominante del capitalismo a partir del año 1903 a principios del siglo XX. La estructura que presentaron resultó ser compleja, producto de que si bien dominaban una rama de la producción, son empresas combinadas que concentraron en su interior varias ramas en base al dominio que adquirían sobre una de ellas, como lo explica Lenin: "una particularidad extremadamente importante del capitalismo, que ha alcanzado su más alto grado de desarrollo, es la llamada combinación, o sea la reunión, en una sola empresa, de distintas ramas de la industria que representan en sí o bien fases sucesivas de la elaboración de una materia prima...o bien distintas ramas que desempeñan unas con relación a otras un papel auxiliar..." (19)

Por eso definimos a los monopolios como grupo de empresas que establecen acuerdos para dominar una rama de la producción en un país. Al convertirse estas empresas en la Forma de Acumulación predominante a partir de 1903, el sistema capitalista entró, en términos históricos, en su etapa superior y final, de decadencia. Cuando hablamos de etapas nos referimos a un período que en términos históricos puede durar varios siglos, desde su nacimiento y como parte de su proceso de evolución, el capitalismo atravesó distintas etapas desde el siglo X en el cual comenzó su ascenso y batalla por desplazar al feudalismo. Hasta 1903, el capitalismo había atravesado 2 grandes etapas: En primer lugar, La etapa de acumulación originaria entre los siglos X y XVI, en segundo lugar la etapa de auge o apogeo, alrededor de los siglos XVII y XIX. A partir de 1903 se abrió una tercera etapa histórica, el imperialismo, la etapa de decadencia del capitalismo, con 5 características como lo plantea Lenin:"...1) Surgen los monopolios que se colocan en el centro de la economía y desempeñan un papel decisivo en la vida económica 2) Los monopolios son el producto de la fusión del capital bancario con el capital industrial lo que da origen a una oligarquía financiera 3) El proceso de exportación de capitales adquiere excepcional importancia 4) Los monopolios tienden a ser internacionales y repartirse el mundo 5) Culmina el reparto territorial del mundo entre las más grandes potencias imperialistas y se establece la dominación de los monopolios y el capital financiero..." (20)

Los monopolios tendían a ser internacionales por la existencia del mercado mundial capitalista, pero el alcance de su dominio internacional de las ramas de la producción, comercio y finanzas a principio del siglo XX, era aún muy limitado. Contaban algunos de ellos con sucursales en otros países, en la industria petrolera por ejemplo, e intentaron operaciones para su expansión mundial. Pero su dominio mundial no logró las dimensiones que sí lograron, como veremos, las multinacionales en el siglo XX, o las Corporaciones Multinacionales que surgieron a partir de 1980 y 1990, que son formas monopólicas superiores.

La actual estructura de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos nació en este contexto. El Pentágono es el producto del panorama de colosal desarrollo de las fuerzas productivas que Estados Unidos presentaba en contrate con la devastación y destrucción que lo rodeaba. Para el final de la II Guerra, EE.UU constituía un tercio de todas las operaciones de exportación del mundo capitalista, tenía en su poder dos tercios de todas las reservas de oro existentes, y era productor del 50% de todas las mercaderías en el mercado mundial. EE.UU tomó a partir de allí el mando de la economía mundial, lo cual se concretó con la implementación del Plan Marshall que produjo un cambio en el capitalismo: las Multinacionales modernas desplazaron a los Monopolios del centro de la economía mundial. El Plan Marshall, la asistencia económica a Europa, por parte de EE.UU establecido tras la 2da guerra mundial no fue una medida desinteresada, sino que con ella EE.UU buscó extender sus monopolios y financiar las bases militares en el exterior para consolidar su dominio mundial. Los monopolios de EE.UU, aprovecharon el formidable negocio de la reconstrucción capitalista de Europa para exportar masivamente sus mercaderías, utilizando la reactivación económica de Europa como cabecera de puente para su expansión mundial. Es decir, con el aporte del estado norteamericano a Europa, los monopolios de EE.UU se transformaron en Multinacionales. Un buen ejemplo es el monopolio productor de automóviles Ford, de Estados Unidos, quien creó una organización en toda Europa ya en 1967. La actual estructura de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos nació en este contexto.

¿Qué diferencias hay entre las Multinacionales y los Monopolios? Como vimos los Monopolios son empresas surgidas a partir de 1860 llamadas cártels y trusts, sindicatos o ligas de empresas que dominan una rama de la producción en un país. En cambio las Multinacionales no limitan su dominio de una rama a un país, sino que lo hacen a escala mundial. Las Multinacionales no son una liga de empresas como lo eran los monopolios sino que son una única empresa que domina una rama a escala mundial, con lo cual significaron un salto cualitativo en el proceso de monopolización del capitalismo. Al constituirse como una empresa que domina ramas de la producción, comercio y finanzas a escala mundial, se convirtieron en una forma superior de acumulación, que contuvo y superó a los monopolios.

La mutación de los monopolios en modernas multinacionales, es el cambio fundamental, estructural, en el terreno productivo, de la división internacional del trabajo y del comercio, que se desarrolla en el capitalismo. Así el sistema capitalista adoptó la fisonomía que hoy le conocemos. Como lo señaló Nahuel Moreno: "...El hecho que les quiero señalar es el surgimiento de las trasnacionales... Este es un fenómeno nuevo. Hasta la 2da guerra mundial ningún monopolio tenía sucursales...con la excepción de las compañías petroleras... es decir son empresas que tienen diez, veinte empresas en países distintos y todas coordinadas trabajando en común" (1) Tras la gran conflagración de la 2da guerra mundial, EE.UU impuso sus monopolios globalmente, con lo cual corporaciones monopólicas como General Electric, Ford, Coca Cola, etc, que habían logrado dominar una rama de la producción en EE.UU, se transformaron en multinacionales.

Cuando estalló la crisis de Wall Street de 1929, se constituyó una Comisión de investigación sobre los hechos sucedidos entre los bancos y el sistema financiero en enero de 1933, encabezada por Ferdinand Pecora que era asistente del fiscal de distrito del condado de Nueva York. En esa investigación Pecora denunció el rol del City National Bank (actual Citibank). El testimonio del poderoso banquero JP Morgen Jr. provoco un repudio y protestas públicas porque admitió que él y muchos de sus compañeros no había pagado ningún impuesto sobre la renta entre 1931 y 1932. El mundo había salido de la Primera Guerra Mundial y en todo este periodo el dominio de los monopolios estaba concentrado en el conglomerado de empresas del grupo Morgan como lo describe Nomi Prins: "...La Banca Morgan había sido el financiador preeminente, al nivel de un 75% de la financiación privada, en la Primera Guerra Mundial, y estaba muy estrechamente vinculada a Woodrow Wilson y al Secretario del Tesoro de la época. Estaba muy involucrada en las decisiones que Washington tomó para la financiación del esfuerzo de guerra mediante bonos del Estado destinados a recaudar fondos adicionales, etc" (2)

Entre la 1era y la 2da Guerra Mundial se produjo una transición del dominio del conglomerado Morgan al dominio del conglomerado Rockefeller, como lo afirma Nomi Prins: "...Pero en el momento en que se desata la Segunda Guerra Mundial, Chase -un banco de Rockefeller-, dado que su presidente Winthrop Aldrich era amigo de Roosevelt, presionó para retirarle la financiación de la guerra a la Banca Morgan...Así pues, la operación de los bonos de guerra, y de los Liberty Bonds, estuvo dirigida por Aldrich y el National City Bank..." (3) Entre fines del siglo XIX y principios del XX hasta la 1era guerra, fue el grupo Morgan el que más influencia tuvo sobre los gobiernos del país, pero tras la 1era Guerra con el surgimiento y predominio de las multinacionales el peso e influencia fue inclinándose hacia el grupo Chase de Rockefeller quienes establecen profundas relaciones con el gobierno de Franklin Delano Roosvelt, de Truman y de Eisenhower. La balanza se inclinó hacia el Chase y el National City. Todo el orden político y económico de posguerra fue establecido alrededor de este predominio, como lo afirma Naomi Prins: "Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando Truman era presidente de EE.UU. y el Banco Mundial acaba de ser creado con los acuerdos de Bretton Woods, junto con el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones, hubo un personaje llamado John McCloy que había sido Secretario de Defensa Adjunto bajo FDR, y que también había sido abogado privado y había trabajado junto a los Rockefeller, primero con Nelson Rockefeller y posteriormente con David Rockefeller. Tras la Segunda Guerra Mundial, le ofrecieron convertirse en el segundo presidente del Banco Mundial. Aceptó la propuesta, con una condición: que Wall Street fuera el motor de distribución de los bonos que iban a financiar muchas de las iniciativas del Banco Mundial. Así pues, pidió algo que estaba al margen de la legislación, tras las conversaciones que mantuvo con el Secretario del Tesoro de Truman, en el sentido de que Wall Street fuera realmente la parte decisoria respecto a qué países apoyaría el Banco Mundial. Estos países eran países capitalistas y a medida que se entraba en la Guerra Fría los países capitalistas obtuvieron mejores ofertas. El gobierno de Eisenhower financiaría los países que estaban más alineados con las ideas de John McCloy, que se convirtió más tarde en presidente del Chase, y con las de otros banqueros de la época" (4)

Tras la 2da Guerra Mundial y a partir del periodo 1945/47 las multinacionales se extendieron globalmente, imponiendo metas de producción y comercialización, contando a su favor el hecho de disponer de un inmenso mercado mundial sin límites, y sin competencia, porque los monopolios de los demás países imperialistas estaban destrozados tras la 2da guerra mundial. El régimen político de Estados Unidos comenzó a expresar el ascenso y dominio de la economía capitalista mundial por parte del estado norteamericano. Al transformarse en la nueva primera potencia imperialista del mundo capitalista, Estados Unidos comenzó a sufrir cambios en el régimen político del país producto del surgimiento de instituciones como el Pentágono, y la CIA, toda una serie de nuevas instituciones que hasta ese momento no existían en el régimen político.

El advenimiento de estas instituciones transformó el régimen político en uno mucho más antidemocrático que el surgido de la I y II Revolución norteamericana. Como afirma Novack: "Una democracia representativa es ajena a las tendencias económicas del capitalismo de las corporaciones. El advenimiento del dominio monopolista, no sólo detuvo la extensión de nuevas libertades, sino también significó la contracción de los derechos ya adquiridos por el pueblo. El imperialismo acentúa la contradicción...entre la coexistencia del poder, el ansia de beneficios y la propiedad de los capitalistas dominantes y la democracia política. Alimenta inevitablemente fuerzas y tendencias antidemocráticas por la alta centralización del mando, requerida por las operaciones del gran capital tanto en la producción como en la vida política" (5)

La aparición de los horrorosos regímenes políticos como el nazi o el fascista en naciones capitalistas avanzadas como Italia o Alemania ponía en peligro la vida de millones de personas, y tuvo su expresión en todos los regímenes políticos del mundo. En la URSS, se estableció un régimen totalitario que deportaba disidentes y establecía campos de concentración con millones de opositores. En EE.UU en la medida en que la creciente presencia de los monopolios y la clase social de los magnates había transformado el estado dándole un carácter crecientemente imperialista, en el régimen político aparecieron instituciones de creciente corte bonapartista o totalitarias como el Pentágono, la CIA o el FBI. Estas instituciones son opuestas a las instituciones del régimen democrático burgués, que expresan otra etapa diferente del desarrollo capitalista del país.

Con el surgimiento del Pentágono, la CIA y el FBI, y la entrada del país en la 1era Guerra y 2da Guerra mundial, además del creciente intervencionismo militar en otros países como México, Haití, Filipinas, República Dominicana, o Cuba, iba tomando forma el estado imperialista estadounidense, que se transformó en la 1era potencia mundial. Estados Unidos pasó a dominar política, social, económica y militarmente al mundo entero. Trasladó sus multinacionales, y con ello, sus valores, su cultura, su lengua y sus sistema de vida globalmente. A mediados del siglo XX, los 5 continentes del planeta empezaron a vivir, respirar, alimentarse y llevar adelante su vida cotidiana, alrededor del sistema de vida de los EE.UU.

Tras la 2da Guerra Mundial sobrevino la denominada "Guerra Fría" en el terreno de la política exterior, mientras que en el terreno de la política interior se desarrolló la denominada "Doctrina Truman" una brutal caza de brujas y persecución a miles de ciudadanos estadounidenses periodistas, trabajadores, artistas, intelectuales, y militares. Ambas doctrinas tenían como denominador común la declaración de que la Unión Soviética era una amenaza inminente para la seguridad del país. Truman promulgó la Orden Ejecutiva 9835 de 1947, que inició un programa de investigación de funcionarios del gobierno, y el presidente del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, Joseph McCarthy desencadenó un extendido proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras con acusaciones de ser comunistas, deslealtad, subversión o traición a la patria que se desarrollaron entre 1950 y 1956.

El contexto político de los ataques del macartismo eran los enormes procesos revolucionarios sucedidos entre las guerras mundiales, que habían dado origen a la Unión Soviética, habían posibilitado que en la mitad de Europa tras la 2da Guerra Mundial fuera expropiada la burguesía, también en Corea, y que en 1949 el Partido Comunista dirigido por Mao Zedong llegara al poder en China. Era el temor al avance del proceso revolucionario y del comunismo dentro del país lo que explica porque Mc Carthy lanzó una furiosa persecución dejando de lado todos los principios legales, y arrasando con los derechos civiles. Fueron acusados de colaboradores del comunismo personalidades como Alger Hiss, presidente de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, Ethel y Julius Rosenberg, que fueron ejecutados en 1953, o actores de Hollywood como Humprey Bogart, Charles Chaplin, o Bertolt Bretch.

La "caza de brujas" llevada a cabo por McCarthy dejó para siempre la palabra "Macartismo", comoun término para situaciones donde se persigue a los oponentes políticos y no se respetan los derechos civiles en nombre de la seguridad nacional. Muchos sectores se opusieron a McCarthy y denunciaron el proceso la "caza de brujas" como el destacado dramaturgo Arthur Miller que escribió la famosa obra "Las brujas de Salem" en 1953 o Edward R. Murrow que lo denunció en el programa televisivo See it now. También enfrentaron al Macartismo John Henry Faulk conductor de comedia radial y dirigente sindical de la Federación de Artistas de Televisión y Radio, así como la organización en Defensa de la I Enmienda de la Constitución, o la organización de actores que se negó a presentarse ante los tribunales de McCarthy conocida como los "Diez de Hollywood". La batalla de sectores de masas terminó con el macartismo, y McCarthy fue finalmente expulsado del Comité en una moción de censura por el Senado estadounidense en 1954, por 67 votos contra 22.

El creciente desarrollo de tendencias antidemocráticas provocada por el surgimiento de las multinacionales, se expresó en el terreno del régimen político con el desarrollo de la CIA, el FBI y el Pentágono. Hasta 1941 el ejército del país era pequeño, según Novack: "...hasta 1941, el ejército profesional -aunque no la marina- era relativamente pequeño para una potencia tan poderosa. Esto ha sido totalmente transformado en el transcurso del último cuarto de siglo. Los Estados Unidos tienen ahora unas fuerzas militares de una envergadura sin precedentes, con poder de fuego suficiente para pulverizar el planeta" (6) La 2da Guerra Mundial fue la gran impulsora del crecimiento de las Fuerzas Armadas. Antes de la guerra no existía el Pentágono, ni la actividad conjunta entre el Ejército y la Marina, ni existía ningún comando que centralizara el accionar de las tropas.

Fue en la 2da Guerra que Franklin D Roosvelt y el primer ministro del Reino Unido Winston Churchill establecieron los Jefe de Estado Mayor Combinados (CCS) en 1942, un órgano militar combinado entre Estados Unidos y el Imperio Británico. El reclutamiento para la 2ds Guerra Mundial fue de un fenómeno de masas con más de 18 millones de soldados y millones de familias trabajadoras que apoyaron la guerra ya sea comprando bonos del estado, aportando a sus hijos y seres queridos como soldados, o manifestándose en mítines, y concentraciones en las ciudades de despedida de las tropas que fueron multitudinarias. La cantidad de soldados muertos en la 2da guerra mundial fue de 400.000, una cifra que sólo fue superada por la Guerra de Secesión, lo que muestra que la lucha contra el horrible régimen del nazismo fue una empresa apoyada por las masas.

Esta intervención masiva en la 2da Guerra Mundial implicó una ampliación cualitativa de la producción armamentista a partir del desarrollo del Departamento de Defensa (en inglés, Department of Defense, DoD) surgido por la fusión del Departamento de la Armada y del Departamento de Guerra en 1947. DoD surge bajo la presidencia de Truman, y se constituyo un estado mayor conjunto liderado por el General Dwight D. Eisenhower, el comandante supremo de las tropas Aliadas en la 2da Guerra. Todas estas nuevas instituciones bonapartistas surgidas tras la 2da Guerra Mundial revelaron el carácter imperialista del estado norteamericano, y la crueldad de estas instituciones quedó al descubierto prácticamente en el mismo momento de su surgimiento. El Pentágono estaba en pañales cuando en 1945 Curtis LeMay, general de la Fuerza Aérea (USAF) llevo a cabo la planificación estratégica de los raids llevados a cabo por los Superfortalezas Boeing B-29 que destruyeron ciudades enteras del país. LeMay recomendó a los pilotos volar por la noche a baja altura sobre las ciudades japonesas, para lanzar sus bombas incendiarias. El Bombardeo de Tokio de la noche del 9 al 10 de marzo de 1945, desarrollado por 334 bombarderos B-29 fue de una crueldad sin precedentes, con bombas de napalm que destruyeron un tercio de la ciudad, y causaron 100.000 muertos.

Los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki fueron ordenados por el presidente Harry S. Truman, y fueron efectuados el 6 y el 9 de agosto de 1945, cuando el arma nuclear Little Boy fue soltada sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945, matando a 166 000 personas en forma instantánea seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki que mató a 80 000 personas y dejó un saldo de 130 000 heridos.​ Son los únicos bombardeos atómicos de la historia. De una crueldad sin precedentes, las víctimas, murieron por envenenamiento por radiación, leucemia, y distintas formas de cáncer atribuidos a la exposición y a la radiación liberada por las bombas. Los autores de estos crímenes de lesa humanidad fueron condecorados como "Héroes", y como consecuencias de la derrota, el Imperio nipón fue ocupado por fuerzas aliadas lideradas por los Estados Unidos, Australia, la India, el Reino Unido y Nueva Zelanda.

Estas nuevas instituciones emergentes como el Pentágono y la CIA se dotaron de personal calificado para la guerra, el espionaje, y la industria militar mediante mecanismos como la "Operación Paperclip" realizada por el Servicio de Inteligencia y Militar, que concretó la incorporación de científicos de Alemania especializados en cohetes, armas químicas, armas navales y experimentación médica, mediante la cual más de 700 científicos y sus familias fueron trasladados secretamente, sin visado de entrada pues todos habían servido a la causa nazi. El cerebro de la "Operación Paperclip" fue Allen Dulles, abogado y amigo íntimo de la familia Bush, quien además de llevar a cabo la misión de ocultar la relación entre la familia Bush y la Alemania nazi, ofreció durante 1945 contratos a los científicos nazis. En septiembre de 1945 el primer grupo de 7 científicos arribó como "Empleados Especiales del Departamento de Guerra", entre ellos Wernher Von Braun, Eberhard F. M. Rees, Wilhelm Jungert y Walter Schwidetzky. La preocupación del Pentágono era reclutar expertos en aeronáutica y en combustible sintético, recuperar armamento y operativos para obtener armas nucleares nazis secretas, equipamiento y personal, o capturar tecnología aeronáutica nazi.

Fue en el periodo de ascenso de Estados Unidos, antes de la Primera Guerra Mundial que surgió el Buró Federal de Investigaciones (FBI, del inglés Federal Bureau of Investigation) creado el 26 de julio de 1908 a iniciativa del fiscal general Charles Bonaparte quien solicitó la contratación de detectives, e investigadores para cuestiones de derechos civiles y casos de fraude. En los años siguientes se crearon las oficinas locales del FBI en las principales ciudades del país bajo el mando de J. Edgar Hoover, quien se transformó en director del FBI en 1924, y estuvo 24 años al frente de esa institución transformándose en el funcionario más importante de su historia. El FBI es la institución encargada del espionaje y la inteligencia interior del país. Pero la institución que más expresa el creciente dominio de las Corporaciones de EE.UU sobre el capitalismo mundial es la CIA. Si el FBI hace espionaje interno, la CIA hace espionaje global.

La CIA fue creada el 18 de septiembre de 1947 por Harry Truman como agencia encargada de la recopilación, análisis y uso de la inteligencia, espionaje en el exterior, ya sea a gobiernos, corporaciones o individuos, con capacidad de llevar a cabo operaciones encubiertas y acciones paramilitares y ejercer influencia política exterior a través de su oficina operativa, la División de Actividades Especiales. La CIA tuvo como antecesora a la Oficina de Servicios Estratégicos (en inglés Office of Strategic Services, OSS) y la Oficina de Inteligencia Naval (ONI, en inglés Office of National Inteligence), que fueron denunciadas por su relación con el hampa italiana y china. Tras la 2 Guerra Mundial, el FBI y la CIA se convirtieron en agencias de la policía y las Fuerzas Armadas secreta omnipresentes, empleando a una legión de informadores y provocadores. Todas estas instituciones que surgieron en las primeras décadas del siglo XX tuvieron cobertura por leyes antidemocráticas como las leyes de Taft-Hartley, Smith y Landrum-Griffin, junto a la caza de brujas lanzada por McCarthy que afectó a las libertades democráticas contra los sindicatos, las organizaciones sociales, y los partidos de izquierda, sobre todo el Partido Socialista de los Trabajadores y el Partido Comunista. Como lo afirma Novack: "La concentración sin precedentes de poder económico, político y militar en las corporaciones gigantescas de riqueza privada y el mando exclusivo que los monopolistas buscan sobre las esferas decisivas de la vida nacional, se contraponen a la preservación y extensión de los derechos e instituciones democráticas" (7)

La CIA intentó intervenir en Cuba tras el estallido de la revolución en 1959 en defensa de los intereses de la Corporaciones norteamericanas que dominaban la economía cubana amparadas por la dictadura de Fulgencio Batista. Así lo cuenta Howard Zinn: "En la primavera de 1960, el presidente Eisenhower dio una autorización secreta a la CÍA para que armase y entrenase a exiliados cubanos anticastristas en Guatemala para una futura invasión de Cuba Cuando John F. Kennedy comenzó su presidencia, siguió adelante con los planes y, el 17 de abril de 1961, las fuerzas entrenadas por la CÍA...llegaron a Bahía de Cochinos, en la costa sur de Cuba, a 90 millas de La Habana. Esperaban incitar una revuelta general contra Castro. Pero se trataba de un régimen popular y no hubo revuelta. El ejército de Castro aplastó a las fuerzas de la CÍA en tres días" (8) Allen Dulles fue el primer director de la CIA, y lideró operaciones como golpes de estado u operaciones como la "Paperclip", pero entró en desagracia por el fracaso de la operación de "Bahía de los Cochinos" para invadir Cuba.

La cultura de Estados Unidos se hace global

Cuando en la posguerra Estados Unidos pasó a dominar la economía mundial, pasó también a imponer su cultura, su música, sus costumbres, sus ideas y sus tradiciones, como lo explicó León Trotsky: "En estos últimos años, el eje económico del mundo se ha desplazado considerablemente...Naturalmente, esta evolución se preparaba desde antiguo; había síntomas que la señalaban, pero hace muy poco que ha llegado a ser un hecho consumado, y ahora tratamos de darnos cuenta de este cambio formidable efectuado en la economía humana y, por consiguiente, en la cultura humana...El burgués europeo no quiere creer que queda relegado a segundo término, que Estados Unidos son los dueños del mundo capitalista" (9) Si algo simboliza el dominio de Estados Unidos sobre la cultura global es Hollywood. La máquina propagandística que significa la cultura alcanzó proporciones monumentales con el desarrollo de una industria que constituyó una verdadera maquinaria de penetración social y política de dimensiones colosales, que permitió que la cultura, los usos y costumbres de Estados Unidos se globalizaran. La historia del cine se inició el 28 de diciembre de 1895, cuando los hermanos Louis y Auguste Lumière realizaron la primera proyección pública de imágenes en movimiento, el cinematógrafo. El invento de los Lumière tenía como antecedente el kinestoscopio de Thomas Alva Edison. Ellos consiguieron fabricar una cámara más portátil y funcional a partir de aquel artefacto que registraba imágenes en movimiento, aunque no era capaz de reproducirlas.

Los Lumière no tenían excesiva confianza en las posibilidades técnicas y artísticas del nuevo invento, pero aun así las proyecciones iban atrayendo a un número de espectadores cada vez mayor con películas que combinaban indistintamente dos tendencias cinematográficas: El cine documental y el cine de ficción. Así quedaron para el recuerdo las famosas "Salida de la fábrica" o "La llegada del tren a la estación" ambas del año 1895. Diferentes inventores alemanes, norteamericanos e ingleses copiaron y mejoraron el cinematógrafo, y una vez comprobado su potencial económico, el cine se convirtió pronto en un espectáculo de feria, barato y popular, despreciado por los intelectuales. La firma de Charles Pathé extendió el cine a toda Europa, por lo que antes de la Primera Guerra Mundial, el cine francés se había adueñado del mundo, la firma Pathé equipaba el 95% de las salas de Bélgica, El 60% de Rusia y el 50% de Alemania, así como el cine de EE.UU importaba filmes franceses.

De ésta época son David W. Griffith, Frizt Lang, Sergei M. Eisenstein, Cecil B. DeMille, Charles Chaplin, Friedrich W. Murnau, Vertov, y Jean Epstein. Ya a comienzos del siglo XX la producción de Estados unidos comenzó a destacarse, y en 1920 produjo 796 largometrajes, frente a los 646 producidos por Alemania o a los 65 de Francia, cerca del 80% de las películas proyectadas en Europa fueron estadounidenses, y Hollywood arrancaba como sede mundial de la industria cinematográfica. A final de esta década la evolución del cine está marcada por la revolución que supuso la llegada del cine sonoro, con la primera película "El Cantor de Jazz", de Alan Crossland. Los estudios, que por entonces aglutinaban en sí mismos todas las actividades cinematográficas de forma vertical tanto en el terreno de la producción, distribución y exhibición se vieron obligados a realizar grandes inversiones para adaptarse a la nueva tecnología del registro del sonido. Las cámaras de cine, para asegurar una buena sintonización entre la banda sonora y la de imagen, pasaron a rodar a 24 fotogramas por segundo, lo cual implicó también la reforma de las salas de exhibición, y la estructura financiera de Hollywood.

El cine sonoro concentró la industria en manos de la gran banca y de la industria de la electrónica, potenció la importancia de los guionistas lo que permitió la llegada a Hollywood de periodistas, escritores y dramaturgos como los hermanos Mankiewicz, Charles McArthur, Ben Hecht, etc, tanto de la Costa Este como de Europa, atraídos por la enorme oferta de trabajo que representaba escribir para la industria cinematográfica. En los primeros años el centro de producción de películas se instaló en la costa Este, en torno a Nueva York, pero el clima de la zona, lluvioso y con largos inviernos hacía perder muchas horas de rodaje por lo cual los productores se trasladaron en 1906 a la otra costa Oeste en una zona de los alrededores de Los Ángeles plagada de la especie de árboles llamada acebos, de donde viene el nombre Hollywood, que en inglés significa "bosque de acebos".

Los años '30 y '40 es la época dorada de Hollywood, en la cual se forjó el "sistema de estudios" cuando diez importantes fabricantes de equipos cinematográficos se unieron para formar la Motion Picture Patents Company (MPPC). MPPC se aprovechó de su poder de monopolio para imponer el pago de tarifas a productores y exhibidores, pero los litigios llevaron al fracaso al monopolio, y esto permitió que surgieran las 5 que comenzaron a dominar la industria: La Paramount Pictures, Loew´s Inc. que después se transformó en Metro Goldwyn-Mayer, La 20th Century-Fox, Warner BROS, y Radio-Keith-Orpheum (RKO). La consolidación de estos núcleos empresariales, denominadas "majors", integró la producción distribución y exhibición de las películas, y permitió que los años 30 se convirtieran en la "época dorada" de Hollywood, con basamento en el "star system", o cine basado en glamorosas estrellas cinematográficas, y el desarrollo de los diferentes géneros como el musical, el cine negro, el cine de aventuras, o el cine de terror.

Fue durante este periodo que la industria cinematográfica norteamericana comenzó a dominar el panorama mundial no en base a la producción de películas, sino la extensa red de distribución que poseían no sólo a lo largo de Estados Unidos, sino del mundo entero. Estas redes les proporcionaban unas ventajas enormes en cuanto a la posibilidad de abaratar los costes de distribución y exhibición, y de acceder directamente a los beneficios dejados por los espectadores en la taquilla, con lo cual la producción no suponía más que un 5% de las inversiones, la distribución el 1% y la exhibición de películas el que más dinero acaparó, con alrededor del 90%. Las 5 grandes habían conseguido hacerse con las salas más rentables de todo el país, el 16% del total de las salas, pero que las que mejores ingresos aportaban. Las 5 grandes no ejercían su hegemonía en Estados Unidos solamente, sino que este poder se extendió al mercado mundial. Terminada la Primera Guerra Mundial las ochos compañías principales se establecieron fuera de las fronteras de Estados Unidos. Durante la última mitad de los años '20 y las décadas de los '30 y los '40 los ingresos procedentes del extranjero iban a suponer la mitad de lo recaudado por un largometraje medio. Al final de los años '20 Hollywood ya dominaba los mercados de Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón, y dado que los impuestos extranjeros y los aranceles suponían un impedimento para la propagación de la influencia de Hollywood, el Departamento de Estado norteamericano ayudó en un primer momento a las compañías cinematográficas a salvar estas restricciones colaborando con su asociación comercial, la Motion Picture Producers and Distributors of America (MPPDA), creada por los 5 grandes para consolidar el control sobre la industria.

La Paramount creada en 1905 por Adolph Zukor fue el monopolio más poderoso con estudios en Los Ángeles, Nueva York y París, y una red de distribución y exhibición mundial que contaba con el mayor número de salas del mundo, los cines Publix. Aunque su dominio se resintió con la Gran Depresión, tras la Segunda Guerra Mundial logró recuperarse y volvió a colocarse en cabeza con beneficios para 1946 que ascendían a 39,2 millones U$S. Paramount lanzó a la fama a actores como Mary Pickford o John Barrymore, Douglas Fairbanks, Gloria Swanson, los Hermanos Marx, Mae West, o Marlene Dietrich. Metro Goldwyn- Mayer (MGM) dominó la década de los '30 y fue fundada por Marcus Loew que se asoció con la distribuidora Metro Pictures en 1919, y absorbió la Goldwyn Pictures Corporation en 1924. MGM lanzó a Greta Garbo, Joan Crawford, Clark Gable, Spencer Tracy, James Stewart, Judy Garland, y a Elizabeth Taylor, entre otros. La 20th Century-Fox nació el 29 de mayo de 1935 por la fusión de la Fox Film Corporation y la 20th Century Pictures, y lanzó a Shirley Temple, Will Rogers, Tyrone Power, Betty Grable, Don Ameche, Maureen O'Hara, Gregory Peck, Richard Widmark, Gene Tierney, y Dana Andrews, aunque en cuanto a beneficios se refiere estuvo a mucha distancia de MGM o Paramount. Warner Bros fue fundada en 1923 por Harry, Sam, Albert y Jack L. Warner, cuatro emigrantes polacos que lanzaron en 1927 el primer largometraje sonoro de la historia del cine, El cantor de jazz, y adquirieron el control de varios centenares de salas.

RKO (Radio-Keith-Orpheum) surgió en 1928 por la fusión del circuito de teatro de Keith-Albee-Orpheum (KAO) y los estudios Film Booking Offices of America (FBO) de Joseph P. Kennedy, padre de quien fuera después el presidente John Fritzgerald Kennedy. El estudio produjo muchas películas interesantes, los musicales de Fred Astaire y Ginger Rogers, pero sobre todo se la recordará por el Ciudadano Kane de Orson Wells. Los años dorados de la RKO transcurrieron entre 1943 y 1947, pero en 1950 aparecería el millonario Howard Hughes, quien se hizo cargo de la presidencia a través de un colaborador suyo y acabó por desmantelar la compañía a mediados de la década de los '50. Universal, Columbia y United Artist fueron las 3 pequeñas, con menor importancia dentro de la industria. En 1938 la administración de Roosevelt presentó una demanda contra el monopolio que constituían las 5 grandes y las 3 pequeñas. Tras ser acusadas de conspirar para determinar las condiciones contractuales de la distribución y la exhibición, en 1940 se vieron obligadas a acatar un sistema de normas reguladores de las prácticas comerciales. En 1944 el gobierno volvió a presionar a las cinco grandes compañías para que se desprendieran de sus circuitos de exhibición, y finalmente, en 1948, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que la utilización simultánea de medios de producción, distribución y exhibición era ejercer actividades monopolísticas y que los estudios debían desprenderse de sus salas de cine. Es decir, el sistema que había hecho prosperar a Hollywood no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo fue desmantelado, lo que marcó el final de la "Edad de Oro" de los estudios de Hollywood. A principios de los '50 Hollywood no pudo hacer frente a la descomposición generalizada del sistema de estudios, pero en este progresivo declive tuvo mucho que ver la llegada de la televisión que se convirtió en un duro competidor. Con el fin de la posguerra la industria del cine entraba en su etapa denominada "Cine post-clásico", mientras que Hollywood entró en la etapa denominada "Nuevo Hollywood" con directores como Francis Ford Coppola, George Lucas, Brian de Palma, Martin Scorsese, y Steven Spielberg que crearon productos que innovaron sobre los géneros y técnicas ya existentes como "El padrino", "Tiburón", "El exorcista" o "Star Wars" con los cuales se estableció el concepto moderno de "cine comercial" o Mainstream.

Más tarde surgió un cine independiente entre los '80 y principios de los '90 con otra generación de cineastas incluyendo a Spike Lee, Steven Soderbergh, Kevin Smith, y Quentin Tarantino. El mundo siguió bajo la influencia de la cultura norteamericana, aunque cambió el eje copernicano de su influjo: De ser el cine y Hollywood el centro de la influencia mundial de la cultura estadounidense, pasó a ser la música y el rock. El rock se convirtió en la expresión artística universal, un verdadero movimiento cultural- político-artístico que abarca un universo de géneros y sub- géneros casi infinito y marcó a generaciones en todas las etapas de su vida. Pero este movimiento que se hizo global, tiene su origen en las entrañas mismas del país proveniente de una forma originaria conocida como "rock and roll" que surgió de la fusión de 2 géneros y culturas: El blues y el country, la cultura negra y blanca, una fusión no sólo de estilos músicales sino de 2 culturas.

La cultura blanca de la música country es desciendente de los campesinos inmigrantes de Europa que arribaron a América y la cultura afroamericana producto del arribo masivo de personas de la cultura africana por el desarrollo de la esclavitud. Esa fusión que dio origen sólo fue posible por el ascenso de los afroamericanos, los jóvenes, las mujeres, producto del proceso que desató la III Revolución Norteamericana. El rock incorporó influencias del jazz, la música clásica y se centró en la guitarra eléctrica, incorporando las nuevas tecnologías de la época que permitieron la incorporación de los instrumentos eléctricos y la amplificación, con lo cual derivó la actividad de los grandes recitales y espectáculos de masas. El festival de Woodstock a fines de los '60 se constituyó en el telón de fondo y banda sonora de la rebelión de la lucha de la juventud, los negros contra la Guerra de Vietnam.

A partir de los '50 y '60, y sobre todo tras el impacto mundial que implicó el surgimiento de The Beatles la industria musical se convirtió en un negocio global con un poder de penetración superior al cine que lo desplazó como industria dominante en el terreno del entretenimiento, el arte y la cultura. De este modo, no es de sorprender entonces que muchas de las multinacionales vinculadas a la industria cinematográfica luego se volcaran al mercado musical, y a dominar una industria entre las que se encontraban EMI de origen británico, Universal Music Group de origen estadounidense, Sony Music de origen japonés, Warner Bros Records la empresa cinematográfica de origen estadounidense que expandió sus negocios al terreno de la música , Polygram / Polydor controladas por el conglomerado multinacional holandés Phillips, y BMG Music de origen alemán.

En la medida que pasaron las décadas, estas empresas entrelazaron sus intereses, absorbieron a otras, o se absorbieron entre ellas como parte del proceso de concentración propio del capitalismo, en la medida que se desarrolló la industria musical de masas a escala global, y se produjo la transición de las multinacionales a las Corporaciones Multinacionales. Así es como quedaron finalmente 3 grandes conglomerados dominando la industria por un lado Universal Music Group que absorbió a Polygram / Polydor en los '90, y a EMI en los 2000. Por otro lado los conglomerados BMG y Sony se unificaron en la empresa Sony BMG en el 2004 y Warner Music Group. El rock dominó la escena musical entre los '50 y los '90, y de ese modo la música desplazó al cine en el terreno de la industria del entretenimiento, a su vez otras tendencias musicales modernas como la música electrónica y el rap desplazaron al rock, desarrollando toda una serie de nuevas técnicas y desarrollos vinculados a la era digital. Si la guitarra, y la amplificación eléctrica fueron el centro de la industria musical durante el rock, la bandeja giradiscos, el DJ, el software y la programación digital son el centro en la era de la música electrónica y el rap. El rap es un género musical de impacto global que surgió entre la comunidad negra que dio origen a la cultura hip hop surgida en el Sur del Bronx de Nueva York a mitad de los '70. La técnica vocal que caracteriza a este género es la recitación rítmica de rimas y juegos de palabras acompañado por un fondo musical rítmico conocido con la voz inglesa beat, que dio grandes raperos al mundo como 2pac, The Notorious B.I.G., Rakim, Eminem, Eazy-E, Ice T, entre otros. No es tema de este trabajo analizar la complejidad de la evolución artística del cine, el rock y el rap, sólo señalar el impacto que estas tendencias artísticas tuvieron en la cultura global, como expresión del dominio de Estados Unidos sobre la cultura, y el arte durante el siglo XX.

La Administración Bush y el fantasma de Vietnam

Diez días antes de la invasión 2003 de Irak, la vocalista de la banda de música country Dixie Chicks, Natalie Maines criticó públicamente al Presidente estadounidense George W. Bush durante un concierto en el teatro Shepherd's Bush Empire de Londres. Allí Natalie, dijo: "Nos avergonzamos de que el presidente Bush sea de Texas". La creciente resistencia del pueblo a la guerra comenzó a expresarse en el surgimiento de una serie de movimientos y organizaciones como "La Estrella Dorada de Familias por la Paz" (en inglés, Gold Star Families for Peace, GSFP), "Veteranos por la Paz" (en inglés, VFP) ,"Unidos por la Paz y la Justicia" (en inglés, UFPJ), "Code Pink", "Las Familias de los militares Hablan Claro" (en inglés Military Families Speak Out), y la "Casa Crawford Paz", entre otras. GSFP era encabezada por Cindy Sheehan y su esposo Patrick Sheehan, padres del soldado Casey Sheehan, que había sido muerto en en Sadr Bagdad, el 4 de abril de 2004.

Comenzaron su actividad organizando charlas, testimonios ante el Congreso y luego empezaron a coordinar más de 65 familias de soldados muertos en Irak. El 7 de agosto de 2005, 22 días antes de que tocara tierra Katrina, el grupo acampó en Crawford, Texas, donde está el rancho del Presidente Bush que estaba tomando sus vacaciones. También encabezaban la delegación Bill Mitchell padre del sargento del Ejército Michael Mitchell, Celeste Zappala, madre del sargento del Ejército Sherwood Baker, Lila Lipscomb, madre del sargento del Ejército Michael Pederson y Sue Niederer, madre del teniente Seth J. Dvorin. Ellos, junto a otros familiares de soldados muertos en combate, realizaron su campamento frente al rancho de Bush y permanecieron allí en protesta contra la guerra de Irak, actividad que le permitió alcanzar notoriedad nacional. Junto a GSFP comenzó a movilizarse otra importante organización llamada Veteranos de Irak Contra la Guerra (en inglés, IVAW) integrada por personal que había estado sirviendo desde el 11- S, en Irak y Afganistán. IVAW había sido fundada en julio del 2004, por Kelly Dougherty, representando a Veteranos del Ejército, Tim Goodrich, por Veteranos de la Fuerza Aérea, y Mike Hoffman por el Cuerpo de Marines, entre otros. La organización está compuesta por veteranos y personal de servicio activo de todas las ramas de las Fuerzas Armadas, y lanzó una campaña contra el reclutamiento que el gobierno llevó adelante sobre los jóvenes y las capas más pobres de la población para enviarlas a la guerra, y logró simpatizantes en todo el país.

IVAW logró también simpatizantes en Canadá, Alemania, Irak y Afganistán. "Las Familias de los Militares Hablan Claro" (en inglés, Military Families Speak Out, MFSO) puso en marcha la campaña "Tráiganlos de Vuelta Ya" (en inglés,"Bring Them Home Now") en agosto del 2003. También surgió "Código Rosa" (en inglés, Code Pink) fundada el 17 de noviembre de 2002 por Jodie Evans, Medea Benjamin y otras dirigentes, y se constituyó como una organización de mujeres contra la intervención militar en Irak y Afganistán. Code Pink llevó delegaciones a Irak, trajo 6 mujeres iraquíes en una gira por el país, hizo importantes denuncias sobre los crímenes de guerra en Fallujah, informando acerca de cómo la ocupación afectó a la situación de las mujeres iraquíes. Otra organización que lanzó una campaña contra la Guerra de Irak fue la Casa Crawford de Texas por la Paz (en inglés, Crawford Texas Peace House) que acompañó la protesta de Cindy Sheehan, y realizó una valiente campaña en el estado de Texas contra la Guerra. También surgieron "Unidos por la Paz y la Justicia" (en inglés, United for Peace and Justice, UFPJ) que surgió en octubre del 2002, y ANSWER, "Actúa Ahora para Detener la Guerra y el Racismo" (en inglés Act Now to Stop the War and End the Racism, ANSWER) que surgió en septiembre del 2001.

En Europa mientras tanto, surgió la Coalición "Paremos la Guerra" (en inglés, Stop the War, STW) que sacó el lema muy popular: "No en mi nombre". STW organizó la mayor manifestación en contra de la inminente invasión de Irak el 15 de febrero 2003, con estimaciones de asistencia de casi 2.000.000 de personas, y el 10 de diciembre de 2005 celebró una Conferencia Internacional de la Paz a la que asistieron oradores de todo el mundo.Tanto GSFP, IVAW, MFSO, Code Pink, CTPH, UFPJ, ANSWER o STW tuvieron un denominador común: Todas estas organizaciones surgieron entre los años 2001 y 2004 como respuesta a las invasiones a Afganistán o Irak, el régimen de la Ley Patriota y la estrategia del PNAC. Su desarrollo expresó un profundo proceso en defensa de las libertades democráticas contra la política de la Administración Bush, y sus campañas tuvieron como base el repudio y rechazo que millones empezaron manifestar contra la guerra, lo cual explica porque pudieron progresar y desarrollarse rápidamente.

A su vez, el surgimiento de todas estas organizaciones, junto con el de miles de activistas que las fundaron, se involucró, asociaron, colaboraron o asistieron a sus eventos y convocatorias, expresaron una nueva generación de luchadores por los derechos civiles y sociales, que emergió en la primera década del siglo XXI. Esta nueva generación de dirigentes y luchadores proporcionó la base de los nuevos movimientos que se dieron después como Occuppy Wall Street, pero comenzó a dar los primeros pasos en la defensa de los derechos civiles y sociales, enfrentando al régimen de la Ley Patriota, recogiendo la posta de quienes se movilizaron en las décadas de los '60 y '70, en las Guerras de Vietnam y Camboya, la lucha por los derechos de la raza negra, la juventud, y las mujeres todo un movimiento que defendió los derechos civiles y enfrentó a las administraciones de JFK, Lyndon B. Johnson, y Richard Nixon.

Ahora, en la primera década del siglo XXI, no fue fácil para estos nuevos dirigentes y luchadores que surgían llevar adelante estas demandas, pero lo hicieron. Y no sólo eso. El nuevo movimiento empezó coordinarse y vincularse con los viejos movimientos de la décadas de los '60, '70 y '80. Por ejemplo empezaron los dirigentes de los nuevos movimientos contra la guerra a coordinarse con organizaciones como Veteranos por la Paz (en inglés, VFP) que fue fundada en 1985 por hombres y mujeres veteranos en el estado de Maine impulsada por Jerry y Judy Genesio, el Reverendo Willard Bicket, Doug Rawlings, Ken Perkins, y Gerry Amelot. VFP organizó en los '80 protestas contra la intervención a Nicaragua, pero a partir de 2003 organizó protestas contra la guerra de Irak, apoyó a Cindy Sheehan, se pronunció en favor de proteger las libertades civiles amenazadas por la Ley Patriota, y reclamó la disolución de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

También comenzó a actuar otra vieja organización como Veteranos de Vietnam Contra la Guerra (en inglés, VVAW) que llegó a afiliar casi 25.000 veteranos durante el apogeo de la guerra de Vietnam. VVAW fue una de las organizaciones anti-guerra más influyentes de la época, fundada en Nueva York en 1967, en medio de las protestas contra la Guerra de Vietnam. ¿Tenían ya todas estas nuevas organizaciones el apoyo de la mayoría de la población del país? No. Cuando estas organizaciones comenzaron a surgir, la mayoría de la población apoyaba aún los planteos del presidente Bush y sus reclamos y acciones eran sólo apoyados por una pequeña minoría de activistas. ¿Podían entonces las actividades de estas organizaciones y su incipiente desarrollo preocupar a la Administración Bush y al establishment? Sí, podían y mucho. La historia del país mostraba hacia donde podían ir las circunstancias, porque había vivido la experiencia del surgimiento de movimientos contra la guerra, que al principio fueron pequeños, pero merced a su insistencia y pertinaz actividad, lograron transformarse en un poderoso movimiento de masas que puso de rodillas a las administraciones demócratas y republicanas. Existe una tradición de movilización, resistencia y lucha del pueblo norteamericano contra la guerra, una tradición que volvía a aparecer ahora enfrentando al régimen de la Ley Patriota.

Esta tradición se fue jalonando a través de décadas, enfrentando la política de gobiernos demócratas y republicanos, en la medida que EE.UU emergía como una superpotencia económica, política y militar, y se desarrolló alrededor de un movimiento que tuvo como epicentro la lucha contra la guerra de Vietnam. El fantasma de Vietnam sobrevolaba nuevamente la situación política del país, y aparecía como una sombra sobre la Administración Bush. Para entender mejor lo que el "Síndrome de Vietnam" significa para el país, se hace necesario conocer todo el proceso de movilización contra la guerra de Vietnam que se desató en la década del '60 y luego en los '70s. Mientras las tropas del Pentágono se hundían en Irak, tomaba cuerpo otra vez el "Síndrome de Vietnam", un fantasma que reaparecía en la escena política del país, pero ahora iba contra la Administración Bush.

Todo el proceso de lucha contra la Guerra de Vietnam implicó un enorme proceso de movilización que atravesó las décadas de los '60s y '70s, y motorizó en forma conjunta los reclamos de las minorías la juventud, las mujeres, los gays y lesbianas, y colocó sus demandas en el centro de la situación nacional. La lucha contra la guerra de Vietnam retomó el camino de la lucha de los afroamericanos como parte del Movimiento por los Derechos Civiles, un verdadero terremoto social, de alcance global, que impactó en la situación política, económica, social del país, y detonó una serie de nuevos fenómenos sociales y culturales cuyo impacto tienen vigencia hasta hoy. Precisamente, los fenómenos sociales y políticos que se desencadenaron en los '60s y '70s es lo que la Administración Bush y toda la elite gobernante temía que ocurriera en la medida que fracasaban sus esfuerzos bélicos en Irak. Y sus peores temores comenzaron a tomar forma.

La poderosa movilización de masas contra la Guerra de Vietnam

La Guerra de Irak fue un proceso militar relativamente breve, si lo comparamos con Vietnam. Las tropas de la OTAN entraron en Irak en el año 2003, y para el año 2006, lo fundamental de los acontecimientos militares ya se había resuelto, es decir, la guerra y la derrota de la OTAN fue consumada en apenas 3 años. En cambio en la Guerra de Vietnam, la intervención de las tropas de Estados Unidos duró 11 años, y sin duda la experiencia de lo ocurrido hacía 30 años antes en Vietnam hizo que los acontecimientos de Irak se desarrollaran en forma diferente y mucho más acelerada, precisamente por la existencia de una experiencia y tradición anterior. Cuando comenzó la Guerra de Irak, había miles y miles de activistas en el país y en todo el mundo que comprendían el contenido de los acontecimientos que estaban a puntos de desarrollarse en Irak, antes de que se desarrollara la guerra.

Toda una generación de activistas había presenciado y sido testigo de los horrores, las masacres, los genocidios de lo que eran capaces las tropas del Pentágono y la OTAN en Vietnam. Y cuando vieron que la amenaza se cernía sobre las masas Iraquíes, no hicieron más que responder del mismo modo en que la tradición y experiencia de 30 años antes habían indicado que debía hacerse. Esa acumulación de experiencia histórica dio lugar al fenómeno de que antes que Bush declarara formalmente la guerra a Irak, las movilizaciones se extendieran por el mundo entero, en un número incluso superior al que se dio durante la Guerra de Vietnam.

Para cuando la guerra de Irak dio comienzo, la experiencia acumulada en la Guerra de Vietnam estaba aún fresca en términos históricos, pero cabe repasar los hechos que la constituyeron para comprender de qué modo esa experiencia comenzó a actuar apenas las tropas de la OTAN entraron a territorio Iraquí. Para 1964, Vietnam era una pequeña nación que se había independizado en 1956 del imperialismo francés tras una larga guerra de liberación nacional llevada adelante por la Liga para la Independencia de Vietnam (Viet Minh, abreviado en vietnamita).

Los acuerdos de Ginebra reconocieron esta victoria y estipularon la división de la región de la Península de Indochina en 2 partes: Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, zonas que debían unificarse tras el llamado a elecciones generales. Pero el gobierno de Vietnam del Sur a cargo de Ngo Dinh Diem, desconoció el acuerdo de Ginebra y dio un golpe de estado con el apoyo del gobierno del presidente Lyndon B. Johnson, la CIA y las tropas estadounidenses como asesores militares. Así comenzó el proceso de colonización de Vietnam del Sur con la dictadura tiránica de Diem. El pueblo vietnamita enfrentó esa dictadura, constituyendo el Frente de Liberación Nacional del Sur, (Viet Cong, abreviado en vietnamita), una fuerza política y militar que consiguió sus primeros triunfos y abrió una crisis en la dictadura de Diem. Ante el desmoronamiento de su gobierno títere, la administración demócrata de Lyndon B. Johnson decidió intervenir directamente y bombardear Vietnam del Norte el 5 de agosto de 1964. Así se inició una de las guerras más importantes del siglo XX, entre un pequeño país, como es Vietnam y la potencia capitalista más poderosa del planeta.

La Guerra fue una horrorosa carnicería humana y dejó un espantoso saldo de destrucción con 281.896 soldados muertos y 300.000 heridos en el campo militar de EE.UU; mientras que para el pueblo vietnamita fue una verdadera hecatombe: 5 millones cien mil civiles muertos, 1 millón 100 mil soldados y guerrilleros muertos en combate y un mínimo de 600 mil heridos. Las FF.AA de EE.UU lanzaron un total de 7 millones de toneladas bombas, equivalentes a 500 bombas atómicas como las de Hiroshima, entre las que se contaron gran cantidad de armas químicas, Napalm, bacteriológicas, defoliantes, etc., prohibidas por el Protocolo de Ginebra de 1925.Así lo explica Howard Zinn: "...millones de toneladas de bombas sobre Vietnam, Laos y Camboya- más del doble de las bombas lanzadas sobre Europa y Asia en la II Guerra Mundial...los aviones fumigaron con productos tóxicos para destruir los árboles y cualquier tipo de vegetación, resultando afectada por el veneno una zona del tamaño del estado de Massachusetts. Las madres vietnamitas denunciaron defectos de nacimiento en sus niños... biólogos de Yale, después de exponer a ratones al mismo veneno (2,4,5,T), informaron del nacimiento de ratones con defectos y dijeron que no tenían razones para creer que el efecto en humanos fuera diferente." (10) El pueblo de EE.UU protestó enérgicamente contra esa horrorosa guerra. Las protestas comenzaron en 1963 cuando surgió un comité de acción llamada Liga de Resistentes, que comenzó sus protestas cuando todavía ningún soldado de EE.UU había pisado suelo Vietnamita. En 1964 David Miller, un obrero católico, decidió quemar su cartilla militar en un acto que recibió una publicidad tremenda, ya que era la primera cartilla que se quemaba tras la promulgación ese verano de una ley del Congreso que equiparaba la destrucción de una cartilla militar, al grave delito de deserción. El 12 de mayo de 1964, 12 jóvenes en Nueva York quemaron públicamente sus tarjetas de reclutamiento, emulando a Miller. Tras el comienzo de los bombardeos, unas 1500 personas marcharon por Nueva York el 19 de diciembre con temperaturas bajo cero, en un acto donde fueron oradores Norman Thomas, Philip Randolph y A.J Muste. A la vez, manifestaciones semejantes se produjeron en Minneapolis, Miami, Austin, Sacramento, Filadelfia, Chicago, Washington, Boston, Cleveland y San Francisco con la destacada presencia de la cantante Joan Baez. El eje de la lucha contra la guerra de Vietnam fue el movimiento estudiantil. Surgió Estudiantes por una Sociedad Democrática (en inglés, "Students by Democratic Society", SDS) un movimiento que se expandió rápidamente a mediados de los '60 y pasó de ser un pequeño grupo a miles de estudiantes en 32 colegios y universidades diferentes, el cual emitió en 1962 la Declaración de Port Huron, donde hizo un llamado a detener la carrera armamentista, el rechazo a la guerra, y el llamado a la paz.

En febrero de 1965, Lyndon Johnson comenzó los bombardeos en Vietnam con la Operación Flaming Dart, y la introducción de tropas terrestres, lo que provocó un crecimiento de las protestas. SDS organizó en los Campus Universitarios de todo el país sentadas, actos y piquetes; se recogieron firmas y se hizo un llamamiento que incitaba a la desobediencia civil. El grupo Pacifistas de Cincinnati organizó un comité contra los impuestos por la guerra de Vietnam, una forma de protesta que llegó a organizar más de 200 comités de resistencia fiscal. El 16 de marzo de 1965, Alice Herz, viuda de 82 años que había huido de Europa en los años del nazismo, se prendió fuego como protesta en el centro de la ciudad de Detroit y murió 10 días después. El 17 de abril se realizó primera gran manifestación contra la guerra, cuando el SDS convocó a la movilización junto al Movimiento por los derechos civiles, que reunió en Washington D.C cerca de 25.000 manifestantes. Para ese momento del año 1965, el 48% de la población tenía una opinión positiva de la guerra, un 28% estaba en contra, y el 24% restante no tenía opinión. En agosto hubo nuevas protestas frente al Pentágono, con la participación masiva de movimientos pacifistas y de derechos civiles, al mismo tiempo activistas de Berkeley protagonizaron intentos de detener trenes dedicados al transporte de tropas destinadas a la guerra. Entre el 15 y el 16 de octubre, se convocaron protestas en hasta 80 ciudades de todo el mundo, incluyendo Roma, París y Londres.

En Nueva York, el Comité de Pacifistas de la Quinta Avenida, coalición formada por liberales, pacifistas, comunistas, socialistas y todos los grupos opositores a la guerra, consiguió sacar a la calle a más de 50 000 manifestantes. El 2 de noviembre, el pacifista Norman Morrison de 31 años de edad, se prendió fuego bajo la ventana del despacho del Secretario de Defensa Robert McNamara en el Pentágono, y una semana después, Roger La Porte, un joven activista del movimiento Obrero Católico de Nueva York se inmoló delante de la ONU. El 27 de noviembre, 30 000 personas se movilizaron en Washington y el mismo día, el presidente Johnson anunció una escalada en la participación militar, elevando el contingente de soldados de 120.000 a 400.000. En febrero de 1966 cerca de 100 veteranos de guerra intentaron entrar en la Casa Blanca para devolver personalmente al presidente sus condecoraciones de guerra, pero fueron expulsados. El 26 de marzo tuvieron lugar manifestaciones por todo Estados Unidos y varias ciudades en el resto del mundo. La manifestación que marchó por Nueva York consiguió reunir a más de 20 000 personas. En julio de 1966 Joan Báez y Muste proclamaron la guerra fiscal en todo el país lanzando una campaña y negándose a pagar sus impuestos para financiar la guerra.

A mediados de ese año las encuestas mostraban ya una paridad entre los que se oponían a la guerra que alcanzaban el 37%, y quienes apoyaban la guerra que llegaban a un 41%. Las huelgas, protestas y movilizaciones se extendieron por todo el país mientras el famoso campeón de boxeo de los pesos pesados Muhammad Ali se declaró objetor de conciencia, y se negó a ir a la guerra. Cassius Clay fue condenado a 5 años de prisión y despojado de su título de campeón, además se le prohibió la práctica del boxeo profesional durante 3 años. Pero las movilizaciones crecían y ya eran imparables para abril de 1967, cuando 400.000 personas marcharon por Nueva York con Martin Luther King, Benjamin Spock, James Bevel y el veterano de guerra Barry Crumb a la cabeza. El 2 de mayo el premio Nobel Bertrand Russell denunció los crímenes contra la humanidad perpetrados por Estados Unidos. El movimiento SDS se radicalizó y tomó resoluciones sobre el apoyo a la resistencia a la guerra dentro del propio Ejército, llamó a la retirada inmediata de Vietnam y, por primera vez tomó resoluciones sobre la liberación de la mujer y el machismo. Para 1967, en lo que fue llamado "El verano del amor" las encuestas empezaron a reflejar que ya la mayoría los estadounidenses pensaban que "la guerra era un callejón sin salida".

En octubre de 1967 un millar de reclutas protagonizaron una devolución masivas de sus tarjetas militares en la ciudad californiana de Oakland; y un grupo de 300 estudiantes de la Universidad de Wisconsin intentaron impedir la celebración de un acto en el campus de Dow Chemical Company, empresa responsable de la fabricación del napalm destinado a Vietnam. La policía intervino y hubo 68 heridos. El 21 de octubre, un día después del incidente, 100 000 personas se manifestaron frente al monumento a Lincoln, y 50 000 rodearon el Pentágono. En 1968 el asesinato de Martin Luther King provocó una oleada de violencia y protestas por todo el país. El SDS llevó un plan de lucha llamado "Diez Días de Resistencia", que continuó con mítines, marchas, plantones, clases públicas que culminaron en la jornada de huelga el 26 de abril. En esa huelga participaron casi un millón de estudiantes, la mayor huelga estudiantil en la historia de los Estados Unidos. Tras la misma el apoyo al SDS pegó un salto, y aumentó drásticamente la afiliación de estudiantes a la organización durante el curso académico 1968-1969. Este salto en la organización estudiantil y la movilización del pueblo, coincidió con un hecho político que fue bisagra en la Guerra de Vietnam: La llamada "Ofensiva del Tet"

Un antes y después en la Guerra de Vietnam: La "Ofensiva del Tet"

El 30 de enero de 1968 se inició la Ofensiva del Tet, una operación militar planificada por el gobierno de Vietnam del Norte en el cual lanzaron ataques en 26 capitales de provincia en todo Vietnam del Sur. Si bien los ejércitos de Vietnam del Norte fueron derrotados, las consecuencias políticas de la ofensiva inclinaron la balanza a favor de su causa: Tras la ofensiva del Tet, por la gran cantidad de soldados estadounidenses muertos alrededor de unos 4000, el rechazo a la guerra en el país se acrecentó. La ofensiva del Tet liquidó el mito de que lo "ejércitos de EE.UU eran invencibles", y demostró que los ejércitos de Vietnam del Norte podían entrar en cualquier lugar de Vietnam del Sur. De ese modo, rompieron por completo la sensación de que "EE.UU va ganando" y dejó todo el esfuerzo de casi tres años de campaña inútil. Cuando el General William Westmoreland pidió 200.000 soldados más, su solicitud fue rechazada, y fue retirado del Comando General de las acciones en 1968.

Se abrió una crisis política en Washington, y los sectores del Pentágono y el Departamento de Estado perplejos y asombrados por la ofensiva vietnamita comenzaron a pensar que era posible una derrota, o que había que abandonar Vietnam. La credibilidad del gobierno de Lyndon Johnson cayó bruscamente, y para ese momento, sólo un 35% de los estadounidenses apoyaba la intervención. Para frenar la ofensiva del Tet, el ejército de EE.UU debió recurrir a matanzas y tácticas cada vez más atroces y aberrantes que despertaron la indignación mundial. La Matanza de My Lai, ocurrida en marzo de 1968, fue ocultada al público hasta 1969, pero el experimentado periodista de investigación Mike Wallace le preguntó al veterano de guerra Paul Meadlo en la cadena de noticias CBS en 1969 si en Vietnam se asesinaban bebés. La respuesta a esta pregunta tuvo un profundo impacto en la opinión pública estadounidense, en la presidencia de Nixon y en el curso de la Guerra de Vietnam. Como lo explican Amy Goodman y Denis Moynihan "También bebés", respondió Meadlo, un soldado raso del ejército que, junto con muchos otros soldados estadounidenses, había llevado a cabo una incursión contra un poblado vietnamita llamado My Lai el 16 de marzo de 1968...Los soldados estadounidenses masacraron a más de 500 civiles en el transcurso del día. "Suplicaban y decían: 'No, no'. Y las madres abrazaban a sus hijos y... bueno, seguimos disparando... En lugar de encontrarse con el enemigo, en el poblado solo había familias, mujeres, niños y ancianos. Y entonces comenzaron a asesinarlos. Los arrojaron a una zanja, violaron a las mujeres, los mataron. Arrojaban a los bebés y les disparaban con bayonetas." (11)

La crisis política en Washington se profundizaba. Joseph Hansen, dirigente del SWP describía de este modo la situación en febrero de 1968 en un artículo en World Outlook: "El clima en no es novedoso. De hecho la historia nos enseña a esperar este tipo de ambientes en los círculos dominantes cuando se enfrentan a ascensos revolucionarios que para ellos son siempre "algo totalmente extraño e inexplicable" (12) Hansen describía perfectamente la situación. Lo que para Washington era "algo totalmente extraño e inexplicable" es que no enfrentaban en Vietnam una guerra regular, sino que enfrentaban una revolución. Por eso, a pesar de la enorme superioridad económica, técnica y militar, no podían doblegar a las masas vietnamitas. Y tras advertir frente al problema en que estaban, Washington empezó a presentir que también dentro del país se volvían realidad, sus peores pesadillas. Esa revolución, que parecía tan lejana en el sudeste asiático, había comenzado a estallar también dentro del país.

La acción de las masas en Estados Unidos era cada vez más masiva, contundente y desafiante, y estaba aniquilando a la Administración Johnson. La crisis política se instaló, y con ella, el debate en los círculos dominantes sobre qué hacer con la guerra, porque la resistencia de las masas vietnamitas se unía a la acción de las masas de EE.UU y el mundo, para poner a Washington de cara a la derrota. El 26 de abril, millones de estudiantes universitarios y de secundaria protagonizaron un boicot masivo en sus escuelas de todo el país, mientras en Chicago las autoridades perdieron el control de la ciudad cuando durante la Convención Nacional Demócrata en agosto del 1968, se produjeron los célebres, y a la vez que trágicos, Disturbios de Chicago.

El alcalde de Chicago, Richard J. Daley prohibió asambleas, mítines, marchas o reuniones en los espacios públicos, justificando el uso de la fuerza para "doblegar" a las masas, pero unas 10 000 personas rodearon el pabellón en el que se estaba celebrando la convención para manifestarse contra la guerra. Daley desplegó a 23 000 policías y unidades de la Guardia Nacional, los manifestantes se enfrentaron a ellos, lo que desembocó en violentos disturbios y motines por toda la ciudad. Durante los 6 días que duró la convención se libró una auténtica batalla entre manifestantes y policías por el control de las calles de Chicago, pero, mientras se desarrollaban estos acontecimientos en Europa estalló el Mayo francés, otro proceso revolucionario encabezado por estudiantes y obreros. Richard Nixon ganó las elecciones presidenciales de fines de 1968 y tomó de posesión el 20 de enero de 1969, anunciando el inicio del repliegue escalonado de Vietnam. El 22 de mayo de 1969, Canadá anunció que no detendría a los numerosos desertores militares procedentes de EE. UU que se presentaban en la frontera en busca de residencia permanente en Canadá.

El Festival de Woodstock, celebrado entre el 15 y 18 de agosto de 1969, reunió a entre 400.000 y 500.000 y se convirtió en una protesta de masas contra la guerra, símbolo del movimiento hippie y la contracultura estadounidense. John Lennon, líder de Los Beatles en protesta con la Guerra de Vietnam devolvió su Medalla de Miembro de la Orden del Imperio Británico en septiembre de 1969 a través de una carta dirigida a la propia Reina de Inglaterra, y el 15 de octubre de 1969 tuvieron lugar miles de manifestaciones para pedir la retirada de las tropas a lo largo de todo el país. Millones de ciudadanos estadounidenses pidieron el día libre en su trabajo para participar en manifestaciones locales, repartidas por toda la nación. En las primeras manifestaciones importantes desde la llegada de Nixon al poder, el 15 de noviembre de 1969, aproximadamente 500.000 personas participaron en una gran manifestación en Washington D.C. En ese mes del '69, ya un 58% pensaba que la participación de Estados Unidos era un error. En noviembre de 1969, cuando ya eran un 69% los que se oponían a la guerra, y Nixon anunció una retirada gradual de los más de 500 000 soldados que en ese momento combatían en Vietnam.

La retirada se prolongaría más de 4 años, pero el 30 de abril, Nixon anunció la intervención militar en Laos y Camboya, con lo cual la protesta recrudeció. En respuesta a estos sucesos se organizaron nuevas oleadas de protestas, en una de las cuales, celebrada en la Universidad Estatal de Kent el 4 de mayo de 1970 en Ohio, la Guardia Nacional irrumpió y comenzó a disparar sobre los manifestantes, lo que provocó la muerte de 4 estudiantes y 9 resultaron gravemente heridos. La reacción de los estudiantes no tuvo precedentes con más de 5 millones de estudiantes en huelga. Unos días después, 100 000 manifestantes se reunieron en Washington D.C para protestar por la invasión de Camboya y el fusilamiento de los estudiantes de Ohio. La policía rodeó la Casa Blanca con autobuses para bloquear la entrada a los manifestantes. En California, el 29 de agosto unos 25 000 estadounidenses de origen mexicano participaron en la mayor manifestación anti-bélica celebrada en Los Ángeles. George Meany, dirigente de la AFL- CIO empezó a sentir que perdía el control de la central sindical de los trabajadores, cuando en Nueva York se convocó la primera manifestación contra la guerra convocada por los sindicatos, desoyendo la posición de la dirigencia de la Central que venía sosteniendo el apoyo a la guerra.

En 1971, las organizaciones pacifistas anunciaron que más de 500 000 personas se habían manifestado por Washington y California, siendo la mayor manifestación, desde noviembre de 1969. El 13 de mayo de 1972, las protestas se extendieron de nuevo por todo Estados Unidos cuando Nixon anunció su decisión de minar los puertos norvietnamitas y lanzar nuevos ataques aéreos, en la denominada Operación Linebacker. Pero junto con la irrupción de las masas, el hecho nuevo es que se estaba desmoronando el ejército de EE.UU. Se abrió una crisis en las Fuerzas Armadas, que iba a dejar una herida abierta para siempre. El Coronel Roberto D. Heini Jr. historiador de los marines hizo la siguiente evaluación: "La moral, la disciplina y la capacidad de combate de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos están, con algunas excepciones, por debajo y peor que nunca en este siglo, y posiblemente peor que en cualquier otra ocasión en la historia de los Estados Unidos". Heini escribió el informe el 7 de junio de 1971, en la Armed Forces Journal, que continuaba así: "Todos los indicios nos demuestran que nuestro ejército que permanece en Vietnam está en un estado que se aproxima a un colapso, con unidades individuales evitando o rehusándose a combatir, asesinando a sus oficiales y a sus suboficiales, plagado de drogas y con la moral baja donde no está al borde de amotinarse. En los demás lugares, la situación es casi tan peligrosa como en Vietnam" (13)

Así lo explicó Zinn: "Vietnam produjo una oposición de soldados y veteranos como nunca se había visto. Empezaron como protestas aisladas...Los actos individuales se multiplicaron...las deserciones incrementaron en las fuerzas armadas. Miles se marcharon a Europa occidental, a Francia, Suecia y Holanda. La mayoría de los desertores cruzaban la frontera con Canadá; se calculaba un número entre 50.000 y 100.000...El movimiento pacifista de soldados americanos ganó en organización Cerca de Fort Jackson, Carolina del Sur, se creó la primera "cafetería de soldados americanos" un lugar donde los soldados podían tomar café y bollos, consultar libros pacifistas y hablar libremente con los demás...Se crearon otras "cafeterías de soldados americanos" en media docena de puntos repartidos por todo el país...Comenzaron a aparecer periódicos clandestinos en las bases militares de todo el país; en 1970 ya había más de cincuenta en circulación...En diciembre de 1970, centenares de miembros de este grupo (veteranos) fueron a Detroit a lo que se denominarían las investigaciones "Winter Soldier", para testificar públicamente sobre las atrocidades en Vietnam...En el verano de 1970, veintiocho oficiales del ejército -incluyendo a varios veteranos de Vietnam-, diciendo que actuaban en representación de unos 250 oficiales más, anunciaron la formación del Movimiento de Oficiales Preocupados, para oponerse a la guerra." (14)

El 26 de junio de 1972, la Corte Suprema de EE.UU emitió un dictamen unánime, en el caso Healy vs. James por el cual declaró que era inconstitucional la negativa de la Universidad Central del Estado de Connecticut State de reconocer a SDS, la organización de los estudiantes contra la guerra de Vietnam. El máximo tribunal encontró que la denegación del reconocimiento de las autoridades universitarias a SDS era una medida que violaba la Primera Enmienda, lo que significó un enorme triunfo del movimiento estudiantil, y de la juventud que constituía el corazón del movimiento contra la Guerra de Vietnam. El dictamen señaló que los miembros de la SDS fueron inconstitucionalmente privados del derecho a la libertad de reunión fijado por la Primera Enmienda, cuando a un grupo se le negó el permiso para formar en el campus del Centro Connecticut State College en New Britain un núcleo de SDS.

El movimiento de lucha por los derechos de la mujer

Para la comprensión de lo que significó todo el proceso de movilización contra la Guerra de Vietnam se hace necesario llevar a cabo el análisis de otro poderoso movimiento social que se desarrolló junto a la lucha contra la guerra: El Movimiento de lucha de las mujeres. Si bien este movimiento se desarrolló a la par de la lucha contra la guerra y como parte del movimiento por los Derechos Civiles, es un movimiento de carácter histórico que comenzó mucho antes y hunde sus raíces en la opresión sufrida por la mitad de la población mundial desde hace siglos. El movimiento de lucha de la Mujer es de enorme profundidad porque cuestiona con su movilización los pilares de la sociedad capitalista como el patriarcado, y la propiedad privada de los medios de producción. Las mujeres vienen desarrollando un histórico proceso de lucha por sus derechos que supera largamente lo ocurrido durante la lucha por los Derechos Civiles conocido como la "segunda ola" de lucha por los derechos de la mujer, pero es necesario saber que esa oleada fue sucesora de la "primera ola" que abordó una serie de demandas entre las cuales se colocó como central el reclamo por el sufragio femenino. Conocer la primera ola es fundamental para conocer porque fue necesaria una "segunda ola" y además, fundamentales para conocer el desarrollo del Movimiento por los Derechos Civiles y la historia del país. En Estados Unidos la lucha de un sector oprimido como las mujeres siempre estuvo vinculada a la lucha de otro sector oprimido, los negros, así lo expresó la integración de las mujeres en la American Anti- Slavery Society (ASS, en inglés, Sociedad Norteamericana Antiesclavista) en la Convención de 1839.

El movimiento abolicionista de la esclavitud de los negros incorporó a las mujeres tras un fuerte debate, dado que las mujeres no podían hablar al público en igualdad con los hombres. Cuando las hermanas Grimké, que habían nacido en una familia esclavista en Carolina del Sur hablaron contra la esclavitud los ministros de la Iglesia Congregacional publicaron una declaración condenando sus acciones. Pero pese a la desaprobación de la iglesia, Angelina Grimké habló en 1838 contra de la esclavitud ante la legislatura de Massachusetts transformándose en la primera mujer en los EE.UU que hablo ante un cuerpo legislativo. Por otro lado Sarah Grimké publicó "La igualdad de los sexos y la condición de las mujeres", un texto que fue ampliamente difundido, y otras mujeres comenzaron a dar discursos públicos en oposición a la esclavitud como Ernestine Rose, y Lucretia Mott que era ministra cuáquera y abolicionista, Abby Kelley Foster, y Lucy Stone.

Así como las dirigentes del movimiento por los derechos de la mujer apoyaban la abolición de la esclavitud, varios miembros del ala radical del movimiento por la abolición de la esclavitud apoyaron la lucha por el sufragio femenino. La primera convención sobre los derechos de la mujer fue la Convención de las Cataratas del Séneca los días 19 y 20 de julio de 1848, en la región de Finger Lakes, Nueva York, convocada por cinco mujeres activistas sociales cuáqueros entre ellas, Lucreta Mott, y Elizabeth Cady Stanton, quienes presentaron resoluciones de lucha por el sufragio femenino con fuerte apoyo del dirigente abolicionista Frederick Douglass, en exitosas convenciones con mucha repercusión en la prensa. Dos semanas más tarde, sesionó la Convención de Rochestere sobre los Derechos de la Mujer de 1848, la primera convención presidida por una mujer, un paso que se consideraba radical en ese momento. Susan Anthony y Elizabeth Candy Stanton comenzaron un trabajo en equipo que fue crucial para el movimiento de sufragio y a la lucha por los derechos de las mujeres: Acordaron suspender actividades de los derechos de las mujeres durante la guerra civil para centrarse en la abolición de la esclavitud, pero en 1863 Anthony y Stanton organizaron la Liga Nacional Leal Femenina, la primera organización política nacional de mujeres que recolectó casi 400,000 firmas para abolir la esclavitud en la mayor campaña en la historia de la nación hasta ese momento, con una extensión impresionante de más de 5000 miembros que constituyeron una extensa red de mujeres activistas.

Tras la Guerra Civil, Elizabeth Cady Stanton fue la primera mujer en declararse candidata al Congreso, para llamar la atención sobre la ironía de estar legalmente facultado para presentarse a la presidencia y negársele el derecho a votar. Surgió la Asociación Americana e Igualdad de Derechos, la cual se dividió en dos alas, una, cuya principal figura era Lucy Stone que estaban dispuestas a que los negros alcanzaran el sufragio primero, si era necesario, y querían mantener estrechos vínculos con el Partido Republicano y el movimiento abolicionista. La otra ala era la de Anthony y Stanton que planteaba que las mujeres y los hombres negros debían ser emancipadas al mismo tiempo y trabajaran hacia un movimiento de mujeres políticamente independiente que ya no dependería de los abolicionistas para obtener recursos financieros y de otro tipo.

Pero otras dirigentes mujeres surgen como Lucy Eldine González Parsons, dirigente laboral radical y anarquista, con poderosa oratoria, nacida esclava, e hija de una mexicana negra y padre mestizo de la nación indígena Creek, lucho con su marido Albert Parsons contra la segregación racial. Cuando su esposo Albert Parsons fue preso y condenado a muerte en el episodio conocido como los "Mártires de Chicago" que se tornó un referente para todo el movimiento obrero, Lucy Parsons continúo su lucha y en 1920 sería etiquetada por el Departamento de Policía de Chicago como "más peligrosa que mil insurrectos". Lucy tuvo desencuentros ideológicos con otros anarquistas como Emma Goldman, debido a su idea de considerar la cuestión de clase más importante que las cuestiones de género y a la lucha por la libertad sexual. Emma Goldman fue una inmigrante, lituana, anarquista y revolucionaria que sufrió prisión y persecución, hizo pública su oposición a la Primera Guerra Mundial por considerarla un acto del imperialismo, por lo cual fue deportada a Rusia.

Mientras tanto, y como resultado de la división en desarrollo en el movimiento de las mujeres se formó la Asociación Americana del Sufragio para las Mujeres (AWSA) dirigida por Stone; y por otro lado, la Asociación Nacional por el sufragio de las Mujeres (NWSA) dirigida por Anthony y Stanton. El AWSA, que fue especialmente fuerte en Nueva Inglaterra, fue inicialmente la más grande de las dos organizaciones de sufragio rivales, pero disminuyó en fuerza durante la década de 1880, durante la cual Stanton y Anthony fueron más extensamente conocidas como líderes del movimiento del sufragio y más influyentes en la determinación de su dirección. La NWSA fue conducida por mujeres solamente, mientras que el AWSA incluyó hombres y mujeres entre su liderazgo. Cuando la Constitución del país fue reformada con la 15ta enmienda que otorgó la igualdad del sufragio sin discriminar la raza, Stanton y Anthony se opusieron y afirmaron que al emancipar a todos los hombres y excluir a las mujeres, la enmienda crearía una "aristocracia del sexo" que le otorga rango constitucional a la idea de que los hombres eran superiores a las mujeres. En 1869 Francis y Virginia Minor marido y esposa sufragistas de Missouri, delinearon la táctica de la "Nueva Salida", que consistió en que las mujeres intentan votar y presentar demandas si se les niega ese derecho, amparadas en la 14ta Enmienda. En 1871 la NWSA adoptó oficialmente la estrategia de Nueva Salida, y pronto cientos de mujeres intentaron votar en decenas de localidades, pero la Corte Suprema en 1875 puso fin a la estrategia de la "Nueva Salida" al fallar en Minor vs. Happersette "la Constitución de los Estados Unidos no confiere el derecho de sufragio a nadie".La NWSA decidió seguir la estrategia mucho más difícil de hacer campaña para una enmienda constitucional que garantizara el derecho de voto de las mujeres. Susan B. Anthony fue arrestada por votar en las elecciones presidenciales de 1872, y cuando le preguntaron durante el juicio si tenía algo que decir, Anthony respondió:"...mis derechos naturales, mis derechos civiles, mis derechos políticos, mis derechos judiciales, son todos igualmente ignorados". En 1878 el senador Aaron Sargent, un amigo de Susan B. Anthony, introdujo en el Congreso una enmienda del sufragio femenino, que 40 años más tarde se convertiría en la 19na Enmienda a la Constitución.

Con el tiempo, la NWSA se alineó más con el AWSA poniendo menos énfasis en las acciones de confrontación y más en la negociación, y en 1890 las dos organizaciones se fusionaron como la Asociación Nacional Americana del Sufragio Femenino (NAWSA), con Stanton como presidente, y Stone como presidente de su comité ejecutivo. Anthony se convirtió en presidente en 1892 cuando Stanton se retiró ya atravesando su etapa de vejez, radicalizando cada vez más sus posiciones lo que la puso incómoda en la nueva organización que se estaba volviendo más conservadora. En 1895 Stanton publicó "La Biblia de las Mujeres" que atacó el uso de la Biblia para relegar a las mujeres a un estatus inferior, con lo cual Stanton se alejó cada vez más del movimiento del sufragio que estaba sufriendo a su vez, una caída y declinaba en su fuerza. En 1895 Carrie Chapman Catt llegó a la conducción y modificó la política del movimiento estableciendo un plan de trabajo con la organización de Clubes de Mujeres que venían siendo en su mayoría grupos de lectura enfocados en literatura, transformándolos en organizaciones que peleaban por mejoras cívicas de mujeres.

La Alianza Internacional de Mujeres por el Sufragio (en inglés IWSA, International Woman Sufragge Alliance), fue creada en Berlín en 1904 con Catt como presidente, como alternativa al Consejo Internacional de Mujeres que se mostró reticente a apoyar la lucha por el sufragio. NAWSA redoblo la lucha enfrentando organizaciones reaccionarias como el Tammany Hall de Nueva York que se oponían al sufragio porque temían que las mujeres les llevaran a perder el control que habían establecido sobre grupos de votantes masculinos. A fines del siglo XIX surgió el concepto de la "Mujer Nueva" para caracterizar la actividad cada vez más independiente de las mujeres, especialmente de la generación más joven, del paso de los lugares domésticos a los espacios públicos, montando en bicicletas o realizando marchas y desfiles con miles de mujeres marchando por las calles, algo inusual para la época. NAWSA organizó una movilización por el sufragio en Washington el día antes que Woodrow Wilson asumiera como presidente, la cual fue brutalmente reprimida por la caballería, lo que provocó una gran indignación pública sobre el incidente, que costó al jefe de la policía su trabajo, trajo la publicidad al movimiento y le dio un nuevo impulso.

Las mujeres lograron el voto en los estados de Washington en 1910; en California en 1911, en Oregon, Kansas y Arizona en 1912, y en Illinois en 1913, lo que abrió la perspectiva de lograr el voto a nivel nacional. En 1912 el Partido Progresista formado por Theodore Roosvelt, apoyó el voto femenino, así como el Partido Socialista. En 1916 las convenciones de ambos partidos Demócrata y Republicano aprobaron el sufragio femenino. La entrada de los EE.UU. en la Primera Guerra Mundial en abril de 1917 tuvo un impacto significativo en la lucha de las mujeres. NAWSA cooperó con el esfuerzo de guerra, con Catt y Shaw sirvieron en el Comité de Mujeres para el Consejo de Defensa Nacional, pero sin abandonar la lucha por el sufragio femenino: En enero de 1917 hubo piquetes en la Casa Blanca con pancartas exigiendo el voto femenino, y una bandera que decía: "Nosotros, las mujeres de América, les decimos que América no es una democracia. Veinte millones de mujeres estadounidenses se les niega el derecho a voto." Pero a partir de allí operaron enormes cambios políticos y sociales a partir de la entrada del país en la guerra.

De esta época datan las primeras teóricas del movimiento de la Mujer de carácter socialista como Alejandra Kollontai que era Ministra Rusa de Asuntos Sociales en tiempos de Lenin en su obra "La mujer nueva y la moral sexual" escrito en 1918 y en Alemania Clara Zetkin, quien organizó la primera Conferencia Internacional de Mujeres desde la cual impulsó un gran movimiento socialista femenino. Apenas producida la Revolución Rusa se declaró legal el aborto y se otorgaron innumerables derechos a las mujeres. En este mismo periodo en el que la Primera Guerra Mundial se produjo un enorme cambio en la situación social de las mujeres a partir de la necesidad de sustituir a los hombres que habían entrado en el ejército, y las mujeres se trasladaron a los lugares de trabajo como fábricas de acero y refinerías de petróleo, lo que significó la proletarización masiva de miles de mujeres, y un enorme cambio sociológico de movilidad social con grandes consecuencias políticas.

De pronto millones de mujeres tuvieron acceso a trabajos que las ponían en condiciones de luchar por la igualdad de condiciones con los hombres, llevando a cabo los mismos trabajos lo que también hizo que muchas mujeres pasaran a ser sostén económico de sus hogares. Para el 4 de junio de 1919 la 19a Enmienda fue presentada el Senado, fue votada para ser ratificada por las legislaturas de los estados, y tras ser ratificada el 18 de agosto de 1920, se transformó en ley, por lo que la elección de 1920 se convirtió en la primera elección presidencial en la que se permitió votar a las mujeres, un triunfo histórico, que puso a las mujeres en el centro del proceso revolucionario y tuvo repercusión internacional. Durante éste periodo surgieron grandes investigaciones científicas sobre la cuestión de la Mujer. La norteamericana Margaret Mead en sus investigaciones etnográficas de las décadas de 1920 y 1930, puso en entredicho la visión sexista y machista de carácter biologista según la cual la división sexual del trabajo en la familia moderna se debía a la diferencia innata entre el comportamiento público, productivo de los hombres y mujeres. En su estudio comparativo "Sexo y Temperamento en Tres Sociedades Primitivas" de 1935 introdujo la idea revolucionaria de que, por ser la especie humana enormemente maleable, los papeles y las conductas sexuales varían según los contextos socioculturales, y fue precursora en la utilización del concepto "género" ampliamente utilizado posteriormente en los estudios feministas.

El proceso de transformación de las mujeres en la sociedad apenas empezaba. Para 1945, más de 2,2 millones de mujeres trabajaban en las industrias de guerra, en la construcción de buques, aeronaves, vehículos y armamento, plantas de municiones y granjas, conducían camiones, y entraron en las áreas profesionales de trabajo que antes eran del dominio exclusivo de los hombres. El país se hizo eco de un fenómeno que era mundial. En los países aliados miles de mujeres se alistaron como enfermeras que desempeñaron funciones en las líneas del frente, y hubo un gran aumento en el número de mujeres que prestaron servicios en las fuerzas armadas, sobre todo en el Ejército Rojo de la Unión Soviética. En EE.UU aproximadamente 400 000 mujeres estadounidenses sirvieron en las fuerzas armadas, y con la Ley de Integración de los Servicios Armados Femeninos las mujeres sirvieron como miembros permanentes y regulares de las fuerzas armadas en el Ejército, la Armada, Marine Corps y la Fuerza Aérea recientemente formada.

Todo este proceso de transformación social de las mujeres fue la base de desarrollo de la "segunda ola" del Movimiento de la Mujer que comenzó a principios de la década de 1960 y duró por toda la década de los '70s. Así como la primera ola del feminismo se enfocaba principalmente en la superación de los obstáculos legales para el sufragio, la segunda ola tenía una amplia variedad de temas, como la desigualdad no-oficial (de facto), la sexualidad, la familia, el lugar de trabajo y quizá de forma más controvertida, y el derecho al aborto. En 1949 Simone de Beauvoir contribuyó uno de los libros más conocidos de teoría feminista del siglo XX: "El segundo sexo" donde explica el rol del estado, la iglesia, la escuela, la familia para ser continuadoras de la opresión femenina. Demuestra que la desigualdad en que se encuentran las mujeres no tiene una razón biológica, ni en la fisiologica, ni en la psicología, sino que en la situación de las mujeres interviene la estructura económica en que se encuentra y sus condiciones materiales.

En 1963 la autora estadounidense Betty Friedan escribió un libro desde el campo de la psicología social llamado "La mística de la feminidad" y junto con Kate Millet y otras importantes figuras del feminismo fundaron la National Organization of Women (NOW). Millet impulsó el feminismo radical que critica el patriarcado, la familia, las relaciones de pareja. Cuando en 1960 la Food and Drug Administration aprobó las píldoras anticonceptivas se detonó una verdadera "Revolución Sexual", a partir de dejar de estar vinculada la actividad sexual a un acto meramente reproductivo. En 1965 Casey Hayden y Mary King hacieron circular un texto sobre el machismo en el Movimiento por los Derechos Civiles, y NOW se extendió por todo el país. En 1968 Robin Morgan condujo a varios miembros de la New York Radical Women a la protesta No More Miss América por considerar al concurso sexista y racista. En 1970 se produjo una inmensa movilización de mujeres a Washington y el 22 de enero de 1973.

Todo este enorme proceso de lucha y movilización de las mujeres, que se desarrolló conjuntamente con la lucha de los afroamericanos, gays y lesbianas y el movimiento de la juventud contra la guerra, obtuvo un histórico triunfo cuando la Corte Suprema de Justicia en un histórico fallo estableció el derecho al aborto, en relación al caso llamado Roe vs Wade. Con el dictamen de la Corte Suprema en favor de Jane Roe, la lucha por los derechos de las mujeres alcanzó un triunfo con repercusión nacional e internacional. Por su jerarquía, el dictamen de la Corte Suprema anuló las leyes que penalizaban el aborto en los distintos estados e impedía legislar en su contra. Estableció que negar el derecho al aborto podía ser considerado como violación del derecho constitucional a la privacidad amparado en la cláusula del debido proceso de la 14 Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, y obligó a modificar todas las leyes federales y estatales que proscribían o que restringían el aborto, y eran contrarias con la nueva decisión.

La lucha del movimiento LGTB

En ese momento otro poderoso movimiento se desarrolló y fue pilar fundamental del Movimiento por los Derechos Civiles, el movimiento de liberación sexual. Como lo explican Sam Deaderick y Tamara Turner:"...Después de la destrucción del movimiento de los derechos homosexuales europeos por los nazis y los estalinistas, agravada por la desorganización social, económica y política de Europa durante y después de la Segunda Guerra Mundial, la actividad política gay internacional menguó hasta que cobró fuerza en los EE. UU. Pero incluso antes de este renacimiento, los homosexuales estadounidenses tuvieron una profunda influencia en la cultura popular-teatro, películas, danza, arte y diseño, poesía y drama- y muchos homosexuales se convirtieron en activistas de movimientos, fiestas y organizaciones que no abordaban los derechos de los homosexuales. Bares gay y casas de baños, clubes privados y otros lugares de reunión florecieron, pero la comunidad gay era virtualmente invisible para los de afuera. La protesta gay era difícil de organizar en los Estados Unidos, una tierra que había institucionalizado la opresión de las mujeres, el puritanismo sexual y los estereotipos sexuales. Solo se realizaron intentos raros y efímeros de organización antes de la segunda mitad del siglo XX, y solo unas pocas personas estelares mostraron coraje para defender la libertad sexual. (14)

La lucha del movimiento gay tuvo un hito histórico a partir de los acontecimientos mundialmente conocidos como los "disturbios deStonewall", un levantamiento que fue una verdadera insurrección de gays, lesbianas, travestis y transexuales que tuvo lugar en la madrugada del 28 de junio de 1969 contra una redada policial en el pub conocido como Stonewall Inn ubicado en el barrio neoyorquino del Greenwich Village. Frecuentemente se cita a esta insurrección como la primera ocasión en la historia del país en que la comunidad LGTB luchó contra un sistema que los perseguía, y son generalmente reconocidos como el inicio del moderno movimiento pro-derechos LGTB en el país y en el mundo. Cuando a la 1:20 de la madrugada del sábado 28 de junio de 1969 irrumpieron los policías vestidos de civil en Stonewall junto Escuadrón de Moral Pública dispararon una verdadera insurrección que desató un movimiento imparable en todo el país y dio origen a organizaciones de lucha que establecieron los lineamientos generales del movimiento gay nacional e internacionalmente.

Los asistentes a Stonwall, gays, lesbianas, travestis y treansexuales fueron brutalmente reprimidos esa noche y la policía intentó llevarlos a todos presos, pero se negaron a ser encarcelados, y a entregar sus documentos. Se unieron para evitar la redada, volcaron los buses en los cuales, intentaba la policía trasladarlos a las comisarías, tomaron el pub, las calles aledañas, hicieron piquetes y rechazaron violenta y valientemente la redada policial.Los sucesos de la madrugada del 28 de junio de 1969 no eran el primer enfrentamiento de los gays con la policía, ni en Nueva York ni en otros lugares. Ya había habido disturbios en la cafetería Compton's en 1966 y en la Black Cat Tavern de Los Angeles en 1967. Sin embargo, diversas circunstancias convirtieron en memorables los disturbios de Stonewall: Uno de ellos era la ubicación del lugar que favoreció a los manifestantes sobre la policía por las calles estrechas, y el otro es que se desarrolló en el barrio del Greenwich Village de Nueva York. Los barrios neoyorquinos de Greenwich Village y Harlem se habían convertido en el lugar de residencia de una considerable parte de la población gay tras la 1era Guerra Mundial a pesar de que la ciudad de Nueva York había aprobado leyes contra la homosexualidad en negocios públicos y privados.

La represión social de la década de 1950 provocó una revolución cultural en Greenwich Village, y surgió un conjunto de poetas y artistas conocida como la "generación beat" que escribieron sobre la anarquía, las drogas y la homosexualidad en forma abierta entre los que estaban Allen Ginsberg y William S. Burroughs ambos residentes del Greenwich Village, y a inicios de la década de 1960 se encontraba en pleno apogeo una campaña para librar a la ciudad de Nueva York de bares gays. La lucha de los gays llevaba varias décadas desde pioneros como Henry Gerber un inmigrante alemán que en 1924 había fundado en Chicago la Society for Human Rights la cual fue la primera asociación homosexual del país, pasando por Harry Hay que en 1950 junto a un grupo de seguidores fundaron la Sociedad Mattachine o las mujeres de San Francisco que se reunieron para formar el grupo Daugthers of Bilitis (DOB) para lesbianas.

Pero sin dudas Stonewall fue un antes y un después.Losgays, lesbianas y personas transgénero que fueron durante muchos años públicamente humillados, acosados físicamente, despedidos, encarcelados o ingresados en hospitales psiquiátricos; que vivían una doble vida, manteniendo sus vidas privadas en secreto y alejadas de un trastorno sociopático de la personalidad, habían ganado las calles con orgullo con el levantamiento de Stonwell, lo que les dio libertades y organizaciones en un nivel nunca antes visto. La insurrección había derrotado a la Tactical Police Force, (TPF) fuerza antidisturbios del departamento de policía de la ciudad. Al otro día, y en las noches subsiguientes miles de gays y quienes apoyaban la causa gay volvieron a la calle Christopher de Stonewall, y exhibieron con coraje y determinación su afecto homosexual en público. Pasaron de la marginación y clandestinidad a mostrarse en público y en las calles como nunca antes se había visto en alguna ciudad del mundo.

Los rumores afirmaban que el levantamiento de Stonewall había sido organizado por los estudiantes de SDS o los Black Panthers, pero la realidad es que durante varios días miles de personas tomaron las calles y se enfrentaron a la policía en batalles callejeras que incluyeron saqueos en las e impulsaron el día de la "Liberación de Cristopher Street". En cuestión de semanas, los residentes del Village rápidamente se organizaron en grupos de activistas para concentrar esfuerzos en aras de establecer lugares para que los gays pudieran manifestarse abiertamente sin miedo a ser arrestados. A los seis meses se habían creado organizaciones de activistas gays como el Gay Liberation Front (GLF) Frente de liberación gay, y Gay Activists Alliance. Además se fundaron 3 periódicos para promover los derechos para gays y lesbianas y estalló un proceso de fundación de organizaciones de derechos homosexuales a lo largo de todo Estados Unidos y a nivel internacional. El 28 de junio de 1970 tuvieron lugar las primeras Marchas del Orgullo Gay en las ciudades de Nueva York y Los ángeles, conmemorando el aniversario de los disturbios, lo cual se estableció como una metodología de lucha que se celebran hasta hoy por todo el mundo.

El Movimiento Gay había logrado un triunfo. Miles de gays empezaron a mostrarse y defender públicamente su condición, lo cual era impensable tan sólo unos años atrás. Stonewall pudo ser posible porque se dio en el marco de un proceso revolucionario que cuestionaba al gobierno de Nixon, las Fuerzas Armadas, las decisiones de los Partidos Demócrata y Republicano y movilizaba millones de personas, jóvenes, trabajadores, afroamericanos, las capas más humildes, y oprimidas de la población. El triunfo de Stonewall permitió que los gays alzaron la voz, ganaron las calles y desarrollaran un poderoso movimiento.

El intento bonapartista del gobierno Nixon

Este triunfo inmenso era el producto de una enorme movilización que abarcaba al movimiento de Liberación Sexual, el movimiento de las mujeres, el movimiento contra la guerra, el movimiento de la juventud, y el movimiento por los derechos de los afroamericanos, asentados en sectores obreros y populares. A su vez, todo este enorme proceso de movilización chocaba contra el entramado de instituciones profundamente reaccionarias como el Pentágono, la CIA y el FBI, que se había consolidado a partir de la 2da Guerra Mundial. No podía coexistir un movimiento revolucionario de lucha por libertades y derechos democráticos en el marco de un régimen crecientemente antidemocrático. Inevitablemente entre ambas tendencias contrapuestas, se iban a producir enorme choques.

El carácter reaccionario y cada vez más peligroso del nuevo régimen político que comenzaba a cernirse sobre Estados Unidos fue denunciado por el propio presidente Eisenhower en 1961 en el discurso de final de su mandato, discurso en el cual apareció por primera vez el concepto de "complejo militar- industrial". Allí planteo Eisenhower: "...En los consejos de gobierno, debemos evitar la compra de influencias injustificadas, ya sea buscadas o no, por el complejo industrial-militar...No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos" (15) Fueron lanzadas varias contraofensivas reaccionarias desde el régimen y las administraciones demócratas y republicanas contra todo este proceso de movilización, y éstas contraofensivas buscaban golpear, aplastar y hacer retroceder al conjunto de los procesos que protagonizaban la movilización.

En el marco de la primera contraofensiva reaccionaria se produjo el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas uno de los momentos más dramáticos de la historia del país: El asesinato del presidente Kennedy. Este asesinato hizo que las advertencias de Eisenhower se convirtieran en una profecía. Según la investigación llevada a cabo por la Comisión Warren, Lee Harvey Oswald un empleado del almacén de Texas School Book Depository, asesino al presidente Kennedy mientras circulaba en el coche presidencial. Sin embargo, igual que el asesinato de Lincoln, el asesinato está sujeto a controversias y especulaciones. La investigación de la Comisión Warren se basó en informes del FBI y tras 10 meses de investigación el informe concluyó que no podía encontrar evidencias de una conspiración interna o exterior, sino que Oswald actuó solo. La teoría del asesino solitario fue una característica de los grandes magnicidios de la historia. La muerte de Kennedy, la de Abraham Lincoln, la de John Lennon fueron obra de "locos sueltos" sin ninguna "vinculación interior o exterior", al decir de la Comisión Warren, algo que es casi imposible de aceptar sin reparos. Mucha evidencia se ha acumulado en torno a la posibilidad del asesinato de Kennedy estuviera vinculado a la CIA y que el propio Lee Harvey Oswald fuera un agente de la CIA, lo cual fue denunciado por Victor Marchetti en su libro "Cult of Intelligence". Posteriormente el Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre Asesinatos (U.S. House of Representatives Select Committee on Assassinations, HSCA) establecido en 1976 para investigar los asesinatos de John F. Kennedy y de Martin Luther King emitió en 1979 el informe final en base al testimonio de James A. Wilcott, ex-oficial de finanzas de la CIA, de que Oswald fue reclutado entre los militares por la CIA con el objetivo de colocarle como doble agente de la Office of Naval Intelligence en la URSS.

El HSCA concluyó en su informe de 1979 que el presidente John F. Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración. Criticó severamente al Departamento de Justicia, el FBI, la CIA, la Comisión Warren, y el Servicio Secreto fue tildado de deficiente en su protección al Presidente. Independientemente del rumbo de la investigación del asesinato, la muerte de Kennedy tuvo implicancias políticas que expresaban una tendencia creciente al bonapartismo al interior del régimen del país. La presión de las instituciones bonapartistas como la CIA, el Pentágono o el FBI, que necesitaban enfrentar y derrotar un ascenso revolucionario que conmovía al país y al mundo. Cuando fue asesinado Kennedy hacía 4 meses que había presentado al Congreso el proyecto de Ley de Derechos Civiles. Pero tras el asesinato de JFK el crédito y prestigio por la sanción de la Ley se lo llevó la Administración de su vicepresidente, Lyndon Johnson que había sido transformado en presidente tras la muerte de JFK.

Por otro lado, la Administración Johnson, mientras presentaba la Ley de Derechos Civiles un año después de redactado el borrador, comenzó las operaciones que desembocaron en la Guerra de Vietnam, una escalada que era de interés del Pentágono iniciada apenas después de la muerte de JFK. Nada de esto significa que Kennedy cumpliera un rol progresivo en relación a los trabajadores y el pueblo del país o del mundo, todo lo contrario. La Administración Kennedy gobernó descaradamente al servicio de las Corporaciones, como lo demuestra el rol desempeñado por el Secretario de Defensa de la Administración Kennedy, Robert McNamara, hombre del grupo Ford. La Administración Kennedy presto enormes servicios al desarrollo del Complejo Militar- Industrial colocando al Presidente de Ford como Jefe del Pentágono. Por otro lado, el carácter imperialista del estado norteamericano se acentuó en la Administración Kennedy al llevarse a cabo la invasión a Cuba. Sin embargo, la Administración Kennedy se mostró incapaz de frenar el ascenso revolucionario que envolvía el país.

Las tendencias crecientes hacia el bonapartismo en el régimen del país terminaron liquidando a la propia Administración Kennedy, por lo que la muerte de JFK fue un golpe de estado que tuvo como objetivo imponer una escalada bonapartista que se desarrolló durante la Administración Johnson y llegó a un punto máximo con la Administración Nixon. Hay una conexión directa entre la muerte de JFK y Nixon. Jack Ruby quien asesinó a Oswald era un matón vinculado a la mafia empleado de Richard Nixon, que había sido en 1947 testigo de Richard Nixon durante la caza de brujas de McCarthy. Bajo la Administración Johnson se desarrolló una segunda contraofensiva reaccionaria consistente en hechos aberrantes, verdaderos atentados a las libertades democráticas que expresaban el sesgo antidemocrático del régimen político del país. En ése periodo fueron asesinados los dirigentes del movimiento de lucha de los negros Malcom X, y Martin Luther King, también fueron amenazados, reprimidos, y muertos toda una serie de dirigentes políticos y sociales bajo operaciones como COILTENPRO llevada a cabo por el FBI que comenzó en 1959 y en el periodo de gobierno de Lyndon Johnson fue contra las Panteras Negras, el Socialist Workers Party y diversas organizaciones políticas y sociales. Como parte de esta segunda contraofensiva reaccionaria fue asesinado el senador Robert F. Kennedy, uno de los hermanos menores del ex presidente John F. Kennedy.

Robert Kennedy ofició como uno de los consejeros de mayor confianza de JFK, y tras el asesinato de su hermano se mantuvo en el cargo de Fiscal General de Estados Unidos durante nueve meses en la Administración Johnson. Tras su renuncia en septiembre del 1964, fue electo senador por el estado de Nueva York y puso fin a su relación con Johnson debido a sus discrepancias en la guerra de Vietnam, anunciando su propia campaña para la presidencia en una batalla por el control del Partido Demócrata en la cual venció a McCarthy en la elección primaria de California. Pero después de realizar su discurso de victoria fue asesinado a la madrugada del 5 de junio de 1968, un asesinato que elimino el rival más importante que Nixon tenia hacia la carrera presidencial, lo cual abrió las puertas al reaccionario gobierno de Richard Nixon quien ya no conto con ningún contendiente de importancia en su camino a la Casa Blanca.

Tanto la primera, como la segunda ofensiva reaccionaria no pudieron frenar el proceso revolucionario que sacudía el país, razón por la cual la tercera contraofensiva fue aún más importante y más grave. La Administración Nixon encabezo esta contraofensiva en la cual hubo un serio intento de establecer un régimen político antidemocrático donde el Poder Ejecutivo pasara por encima de otros poderes del estado y avasallara libertades democráticas para golpear duramente aplastar el proceso de movilización que vivía el país, e intervenir también sobre la situación mundial. La Administración Nixon se apoyó para sus objetivos en forma directa entre algunas de las organizaciones más antidemocráticas del régimen político del país, el FBI, el Pentágono, o la CIA con un pilar esencial de la Administración Nixon que fue el Secretario de Estado Henry Kissinger. Kissinger fue el representante directo del complejo militar- industrial, y las Corporaciones a partir de su estrecha relación con Nelson Rockefeller, una figura que a partir de su presencia dominante eclipsó a todo el resto de los funcionarios del gabinete. Desde su cargo de Consejero de Seguridad Nacional y luego de Secretario de Estado, Kissinger actuó como un verdadero poder real, sobrepasando las funciones del Poder Ejecutivo, y de la diplomacia, o sea, del gobierno interior y exterior. Kissinger fue la expresión más clara del intento de bonapartismo que implicó la Administración Nixon.

Kissinger había sido en 1955 Asesor del Consejo Nacional de Seguridad y de la Junta de Coordinación de Operaciones de Seguridad. Trabajó en política exterior avalado por la Rockefeller Brothers Foundation e integró la RAND Corporación. A la vez que se desempeñó como consultor de varios organismos del Gobierno, incluyendo la Oficina de Investigación de Operaciones, el Control de armas y desarme y el Departamento de Estado. Kissinger era presidente del poderoso Comité 40, una organización de alto nivel integrada por representantes del Departamento del Estado, la CIA y el Pentágono, quienes tomaban decisiones y medidas acerca de la situación que más preocupaba a estas instituciones: El comunismo. Kissinger fue nombrado Consejero de Seguridad Nacional en la Administración Nixon y no sólo se limitó a cumplir sus funciones, sino que pasó a involucrarse en prácticamente todas las actividades del gobierno de Richard Nixon. Una vez reelecto en 1972, Nixon premió a Kissinger con la Secretaría de Estado el cargo que en la Administración Bush ostentaría Colin Powell. Pero al tomar la dirección de "Foggy Bottom" como irónicamente se conoce al Departamento de Estado, y controlar la política internacional, Kissinger redoblo su poderío en el gabinete de la Administración Nixon, y le impuso un nuevo enfoque asumiendo un papel, no de consejo y obediencia como era usual, sino dominante, fuerte y hasta cierto punto autosuficiente, respecto a la política exterior de Estados Unidos.

Kissinger llevó a cabo una política de acercamiento con la República Popular China, como parte de un nuevo alineamiento estratégico contra la URSS. Kissinger manejo el cese del fuego y retiro de Vietnam, por lo cual recibió el Premio Nobel de la Paz, pero mientras aparecía como "Abanderado de la Paz" en Vietnam, porque retiraba gradualmente las tropas de Vietnam del Sur, al mismo tiempo procedía a realizar un bombardeo masivo de Camboya para interrumpir las operaciones de unidades del Ejército Popular de Vietnam y Viet- Cong. El Pentágono buscaba desmantelar el Vietcong y con ese objetivo puso en marcha el lanzamiento de incursiones en Vietnam del Sur desde dentro de las fronteras de Camboya.

Kissinger había estado implicado en Indochina incluso desde antes de su nombramiento como Consejero de Seguridad Nacional desde 1965 invitado por el embajador Henry Cabot Lodge con sucesivas giras. La campaña de bombardeo de Camboya agravó la guerra civil contra el dictador lon Nol y la insurgencia de los Jemeres rojos, que buscaron derrocar a dicho dictador en 1975. El bombardeo del Pentágono a Camboya causó la muerte de unos 40.000 combatientes y civiles. Mientras recibía el Premio Nobel de la Paz, Kissinger impulsaba la "Operación Cóndor", un plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América -Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia- con la CIA en las décadas de 1970 y 1980. Enmarcada en la Doctrina Truman, la "Operación Cóndor", se tradujo en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado que instrumentó el asesinato y desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras. El golpe estratégico que sufrió el imperialismo norteamericano en Vietnam significo un debilitamiento cualitativo desde el punto de vista internacional que impulso al Pentágono y a Kissinger a actuar intentando equilibrar las posiciones con la Unión Soviética. Las negociaciones de Kissinger en la limitación de armas estratégicas que culminaron en el Tratado SALT I - Strategic Arms Limitation Talks, y el Tratado sobre misiles anti-balísticos con Leonid Brezhnev, entonces premier de la Unión Soviética no significaron una disminución de la carrera armamentista, sino la limitación de determinadas armas consideradas más peligrosas mientras el Complejo Militar- Industrial siguió desarrollando una espectacular producción de armas.

Kissinger, también negoció el acercamiento con China mediante las cumbres con Zhou Enlai, y Mao Ze- Tung en 1972, buscando formar una alianza tácita, antisoviética, entre China y los Estados Unidos, cuyo fin era lograr crear aún más presión sobre la URSS y comenzar a ganarle terreno. El acuerdo fue de una gran importancia estratégica teniendo en cuenta que esa gestión permitió que China fuera luego un gran salvavidas del capitalismo 20 años después. Tras la caída del Muro de Berlín con el ingreso de China la OMC (Organización Mundial del Comercio), se produjo un enorme flujo de inversiones de las Corporaciones norteamericanas a China, una perspectiva trazada 20 años por Kissinger desde "Foggy Bottom". Luego, bajo la dirección de Kissinger, la Administración Nixon apoyó a Pakistán en la Guerra de liberación de Bangladesh en 1971 con el objetivo de enfrentar el Tratado de Amistad firmado por la India y la URSS, utilizando una alianza con Pakistán enemigo de la India, y por lo tanto de la Unión Soviética. De ese modo Kissinger busco también aumentar la influencia estadounidense sobre la región de Medio Oriente sobre todo cuando se produjo en 1973 Guerra de Yom Kippur en la cual Egipto y Siria, atacaron conjuntamente y por sorpresa a Israel, traspasando la línea establecida por el armisticio del Sinaí.

La Administración Nixon ordenó la mayor operación militar aérea de la historia para ayudar a Israel el 12 de octubre de 1973, lo que detono la Crisis del petróleo de 1973, a raíz de la decisión de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (OPEP), que agrupaba a los países de la OPEP más Egipto y Siria, de no exportar más petróleo a los países que apoyasen a Israel durante la Guerra del Yom Kippur, medida que incluía a Estados Unidos y a sus aliados de Europa Occidental. La prioridad número uno de Kissinger era poner fin a la Guerra del Yom Kipur, para luego tratar de levantar el bloqueo económico impuesto por la OPEP. Mientras tanto con apoyo militar y logístico del Pentágono Israel avanzaba con victorias militares que lo llevaban a recuperar los territorios perdidos al inicio de la guerra y ganar nuevos en Siria y Egipto. Kissinger presionó a los israelíes para que cedieran parte de los territorios recién capturados contribuyendo a una reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Egipto, que termino en una estrecha asociación de ambos.

Tras el fin de la Guerra de Yom Kipur, será la Administración Carter mediante los Acuerdos de Camp David, logro que tras la devolución de la península del Sinaí, Egipto reconozca el estado de Israel. También Kissinger participó activamente en las negociaciones acerca de la Guerra de Rhodesia, y auspició las negociaciones entre los representantes marroquíes y el Gobierno español, que finalizaron con la salida del Ejército español de los territorios del Sáhara y el traspaso del mismo a Marruecos y Mauritania, así como anexión de Timor Oriental por Indonesia gobernada por el dictador Suharto.

Es por esta inmensa ubicación como todopoderoso funcionario de la Administración Nixon, como el más emblemático Secretario de Estado, incluso al punto de que este puesto es directamente identificado con su persona, que Kissinger se transformó en la máxima expresión de un régimen político bonapartista que intento imponerse apoyándose en la CIA, investigando y perpetrando crímenes de lesa humanidad en diversos continentes. Sin embargo ni siquiera la intensa actividad de Kissinger fue suficiente para derrotar el proceso revolucionario que se estaba desarrollando dentro de Estados Unidos. En ese momento estallaron las denuncias de Daniel Ellsberg y Anthony Russo conocido como los "Pentagon Papers" ("Los Papales de Pentágono") que se publicaron en la primera página del New York Times en 1971.

Como lo explica Howard Zinn:"...Ellsberg era un economista que había estudiado en Harvard, había sido oficial de marina y trabajaba para la corporación RAND...ayudó a escribir la historia de la Guerra de Vietnam para el departamento de Defensa, y luego decidió hacer público un documento clasificado, con la ayuda de su amigo Anthony Russo, un antiguo hombre de la corporación RAND Ambos se habían conocido en Saigón donde les afectaron de tal manera las diferentes experiencias que tuvieron como testigos directos de la guerra que sintieron gran indignación por lo que estaba haciendo Estados Unidos con la gente de Vietnam. Ellsberg y Russo pasaron noche tras noche, hora tras hora en la agencia publicitaria de un amigo haciendo copias de las 7 000 páginas del documento. Después Ellsberg entregó copias a vanos congresistas y al NewYork Times. En junio de 1971 el Times comenzó a imprimir selecciones de lo que llegó a ser conocido como los Pentagon Papers. Esto fue una sensación a nivel nacional. La administración Nixon intentó que el Tribunal Supremo impidiera la aparición de más publicaciones, pero el Tribunal decretó que eso sería una "restricción previa" de la libertad de prensa y por tanto inconstitucional. Entonces el gobierno procesó a Ellsberg y Russo por violar la Ley del Espionaje, al haber distribuido documentos clasificados a personas no autorizadas, se exponían a una larga condena en la cárcel si les declaraban culpables Sin embargo, el juez anuló el juicio mientras el jurado estaba deliberando dado que los acontecimientos del Watergate, que por entonces estaban saliendo a la luz" (16)

Tras la publicación en 1971 de Daniel Ellsberg de los "Papeles del Pentágono", Perry Fellwock quien había sido funcionario de la National Security Agency (NSA) contactó con Ramparts Magazine, un mensual de la izquierda radical, progresista y antimilitarista, donde pasó horas explicando qué era la NSA, lo que permitió conocer la existencia de la red de satélites Echelon y levantó aún más el velo sobre las prácticas de la CIA, el FBI y la NSA. El escándalo de los "Pentagon Papers" fue otro duro golpe para la Administración Nixon, que la empujo aún más hacia su crisis y posterior caída. Fue el evento conocido mundialmente como el escándalo de "Watergate", consistente en el descubrimiento del espionaje telefónico contra el Partido Demócrata, el que provoco la caída de la Administración Nixon. Planificado por los principales asesores de Nixon, H. R. Haldeman y John Ehrlichman, con el respaldo del mismo Presidente Nixon, los asesores hicieron espionaje en el complejo de oficinas Watergate, en Washington, sede del Comité Nacional del Partido Demócrata, como lo denunciaron 2 periodistas del Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward, el 17 de junio de 1972. La investigación del Senado reveló que Nixon tenía un sistema de grabación de cintas magnéticas, un gravísimo atentado a las libertades democráticas.

Pero la enorme movilización de masas que significó el movimiento contra la Guerra, liquidó este intento antidemocrático y lo que quedaba de un gobierno sumergido en la crisis y la impopularidad. Por eso el caso Watergate no fue una simple cuestión de espionaje. Fue el fin del intento de establecer un régimen político antidemocrático, en el cual el presidente pasara por encima de otros poderes del estado y avasallara libertades democráticas. Un régimen político de esas características denominado "régimen bonapartista", apoyado en espías, matones, instituciones antidemocráticas como el Pentágono, la CIA, el FBI, basado en la persecución y la eliminación de toda clase de oposición interna y externa hubiera sido en caso de imponerse, un cambio en la historia de los Estados Unidos. Pero el intento de la Administración Nixon fracaso. Acorralado tras una serie de batallas legales, la Corte Suprema y las acusaciones de la Cámara de Representantes y del Senado, Nixon dimitió el 8 de agosto de 1974 y se convirtió en el único presidente de la historia del país que renunció a su cargo. Su sucesor, el vicepresidente Gerald Ford, le concedió a Nixon un controvertido indulto por cualquier delito federal que hubiera cometido durante su mandato.

La caída de Nixon fue representada en la película de 1976 "Todos los hombres del presidente" de Alan Pakula, y fue otro enorme triunfo logrado por la movilización. Como lo explica Nahuel Moreno: "...la política... del imperialismo, desde la iniciación de la etapa revolucionaria...Aplastar la revolución con métodos militares...Reventar militarmente la lucha vietnamita y con eso amenazar al resto de los pueblos coloniales del mundo, que no se larguen a luchar por la independencia porque los van a seguir aplastando. Esto fracasó. Fracasó porque le dieron una paliza... había un proyecto bonapartista de que el gobierno controlaba todo, a fondo, pasaba por arriba del parlamento y del bipartidismo, trataba de controlar al otro partido... También fue derrotado" (17)

La III Revolución Norteamericana del Siglo XX

La caída de Nixon fue el episodio final de un proceso revolucionario que conmovió a Estados Unidos y al mundo. La convergencia de la lucha de las mujeres, del movimiento de la raza negra, de las minorías sexuales, de la juventud y la lucha contra la Guerra de Vietnam dio como resultado el triunfo de una revolución que siguió los pasos de la 1era Revolución Americana, la Guerra de la Independencia en el siglo XVIII, y de la II Revolución Americana, la Guerra Civil del siglo XIX. La conocida como "La lucha por los Derechos Civiles" fue un enorme proceso revolucionario que contó con la participación de organizaciones populares y sindicatos, que movilizó enormes masas del pueblo, que tuvo muertos, mártires y dirigentes. A su vez, todo el proceso de movilización contra la guerra de Vietnam, junto al Movimiento por los Derechos Civiles logró una serie de triunfos democráticos de carácter histórico que tuvieron impacto en el país y en el mundo. Hizo tambalear varios gobiernos, hizo caer a Nixon, llevó al ejército a la derrota de Vietnam, conquistó derechos para los negros, las mujeres, la juventud, las minorías sexuales y el conjunto del pueblo en el país pero impactaron mundialmente, y perduran hasta hoy. Los triunfos logrados por el movimiento de masas en este periodo constituyeron la III Revolución Norteamericana, la del siglo XX

A su vez, la unión de todos estos procesos de movilización en conjunto, sumado a la resistencia de la lucha de las masas en Vietnam provocó el desmoronamiento simultáneo del régimen de Saigón y de la Administración Nixon. A 8 meses después de la caída de Nixon, se produjo la caída del régimen títere de Thieu en Saigón capital de Vietnam del Sur, el 30 de abril de 1975. Ese día el Viet Cong tomó el control de la ciudad y dio fin a la Guerra con el triunfo Vietnamita lo que permitió la reunificación del país. La derrota de Vietnam, eran un golpe que habían sufrido las clases dominantes del país, una derrota que se sentía en los mandos del ejército, los banqueros y los gobernantes, y llevó a la caída de Nixon y Thieu, casi simultáneamente. Para la clase dominante era una dura derrota.

Pero para el pueblo, fue distinto. El 11 de mayo de 1975, más de 80 000 personas celebraron el fin de la guerra en Central Park, Nueva York. Estos acontecimientos de carácter histórico marcaron para siempre la historia de EE.UU, y dejaron plantado el denominado "Síndrome de Vietnam", que padecieron las sucesivas administraciones demócratas y republicanas que sucedieron a Nixon. Cada vez que algunos de los gobiernos de turno esbozaba la posibilidad de iniciar una guerra o una invasión, el fantasma de Vietnam, se hacía presente, una, y otra vez. La enorme movilización de masas, en la que confluyeron los más diversos movimientos sociales, el movimiento por los derechos de las mujeres, el movimiento contra la guerra, el movimiento de los estudiantes, los trabajadores, y las minorías sexuales había lograda la retirada de las tropas en Vietnam, y provocado la derrota militar en el sudeste asiático, en sociedad con la resistencia del pueblo vietnamita y la movilización mundial contra la guerra.

Por si solo, este triunfo militar extraordinario logrado por la conjunción de la movilización mundial contra la guerra, las masas vietnamitas, y el pueblo norteamericano, alcanza para catalogar lo sucedido en las décadas de los '60 y '70 como una revolución. Pero este no fue el único logro del proceso revolucionario. La convergencia de 3 luchas, la de las mujeres, la del movimiento de la raza negra, las minorías sexuales, la juventud y la lucha contra la Guerra de Vietnam, y conocida como "La lucha por los Derechos Civiles" fue un enorme proceso revolucionario. Como lo definió Howard Zinn: "La revolución de los negros, tanto del norte como del sur, llegó -como por sorpresa-, en las décadas de 1950 y 1960...Vietnam fue la primera gran derrota del imperio global americano después de la II Guerra Mundial. Esta derrota fue conseguida por campesinos revolucionarios en un país extranjero y por un sorprendente movimiento de protesta en casa...llegó la gran revuelta de sectores de población...los negros, las mujeres, los americanos nativos, los presos, los soldados, etc..." (18)

La característica de toda revolución es que provoca cambios el régimen político, En el caso de la III Revolución Norteamericana no fue la excepción. El triunfo de la III Revolución Americana del siglo XX, introdujo cuatro enormes cambios en el régimen político del país: En primer lugar liquidó el proyecto bonapartista del gobierno de Richard Nixon, apoyado en el Pentágono, la CIA y el FBI, dejo a todas estas instituciones antidemocráticas en crisis por varias décadas, instaló del "Síndrome de Vietnam", es decir, por 30 años, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no pudieron llevar a cabo más invasiones, salvo la invasión a la pequeña isla de Grenada en 1983.

En segundo lugar, el triunfo de la III Revolución Norteamericana provocó la desaparición del régimen Jim Crow de la segregación racial que llevaba ya un siglo de existencia en el país. Fueron liquidados los estados policiales cuyos regímenes políticos racistas y xenófobos eran semi- fascistas apoyados en las instituciones represivas, la policía, el Ku Kux Klan, los Comités de Ciudadanos Blancos. Junto con la desaparición de estos estados policiales, cayó toda la legislación racista impuesta desde la época del Compromiso de 1877 que dio fin al periodo de la Reconstrucción. En tercer lugar, el triunfo de la III Revolución Norteamericana al consolidar el otorgamiento del voto a la población negra excluida, instituyó de forma definitiva el sufragio universal, cuestión que estaba en la Constitución del país, pero era letra muerta ya que la oligarquía racista del Sur había impedido que se aplicara. Bajo el impacto de la oleada de triunfos democráticos se produjo otro cuando la Corte Suprema de Estados Unidos derogó las leyes que prohibían el matrimonio interracial, en el caso Loving contra Virginia de 1967. Este caso, un hito de los derechos civiles, fue presentado por Mildred Loving, una mujer afroamericana, y Richard Loving, un hombre blanco, que había sido condenado a un año de prisión en Virginia por casarse entre sí. Su matrimonio violaba del estatuto anti-mestizaje del estado, la Ley de Integridad Racial, de 1924, que prohibía el matrimonio entre personas clasificadas de raza blanca con personas de color. La decisión del Tribunal Supremo terminó con todas las restricciones raciales para el matrimonio en los Estados Unidos.

En cuarto lugar, el triunfo de la III Revolución Norteamericana logró una conquista histórica para el movimiento de mujeres cuando logro el derecho al aborto, y otra conquista histórica para l movimiento de Liberación Sexual: Los gays y lesbianas salieron del closet. Teniendo en cuenta que todo triunfo del movimiento de mujeres debilita al patriarcado y la propiedad privada de los medios de producción y cambio que son pilares del sistema capitalista, los triunfos alcanzados por el movimiento de mujeres también impactaron profundamente en el régimen político del país

Crisis imperialista y la "Comisión Trilateral"

La III Revolución Norteamericana produjo la caída de Nixon, y el fracaso del proyecto bonapartista. De ese modo, el entramado antidemocrático incrustado en el corazón del régimen político del país surgido tras la Segunda Guerra Mundial, recibió su primera bofetada. No obstante el carácter de peligro permanente que implica el entramado de instituciones profundamente reaccionarias como el Pentágono, la CIA y el FBI provocó toda clase de protesta y el surgimiento del movimiento anti- armamentista. Como lo explica Howard Zinn: "...El 12 de junio de 1982 tuvo lugar en Central Park de Nueva York la manifestación política más grande de la historia del país. Casi un millón de personas se reunieron para expresar su voluntad de poner fin a la carrera armamentística. Científicos que habían trabajado en la bomba atómica unieron sus voces al movimiento, que crecía día a día. George Kistiakowsky, profesor de química de la Universidad de Harvard que había trabajado en la primera bomba atómica y que más tarde fue consejero científico del presidente Eisenhower, se convirtió en el portavoz del movimiento por el desarme. Sus últimas declaraciones públicas, antes de que muriera de cáncer a la edad de 82 años, se publicaron en un editorial de la revista Bulletin of Atomic Scientists en diciembre de 1982 "Os lo digo como mis últimas palabras de despedida Olvidad los canales Sencillamente no hay tiempo suficiente antes de que el mundo explote. En vez de eso, concéntrense en organizarse con otros que piensen igual que vosotros..." (19)

El triunfo de la III Revolución Norteamericana dejó en una profunda debilidad al régimen democrático burgués y a sus 2 partidos más importantes completamente en crisis. Éste fue el signo de la Administración de James Carter en la segunda parte de la década del '70. No porque fuera un gobierno débil, éste gobierno seguía siendo un gobierno de las Corporaciones, como lo explica Howard Zinn: "La presidencia de Jimmy Cárter, entre los años 1977 y 1980, parecía el intento de una parte de las clases dirigentes -la representada por el partido Demócrata- por reconquistar a los ciudadanos desilusionados. Pero Cárter, a pesar de realizar algún gesto hacia los negros y los pobres, a pesar de hablar de "los derechos humanos" en el extranjero, se mantenía dentro de los parámetros políticos históricos del sistema americano, protegía la riqueza y el poder de las corporaciones, mantenía la enorme máquina militar que agotaba la riqueza nacional y creaba alianzas entre Estados Unidos y las tiranías derechistas extranjeras" (20)

La debilidad del régimen, sus partidos y el ascenso de las masas dentro del país y el mundo, quedaban patentizados en el informe que un grupo de intelectuales y líderes políticos de Japón, Estados Unidos y Europa occidental, constituidos en "La Comisión Trilateral", publicado en 1976, titulado: "La gobernabilidad de las democracias". Allí el ideólogo neocon Samuel Huntington escribía la sección del informe que trataba de los Estados Unidos como lo describe Howard Zinn: "Huntington escribió que en los sesenta, hubo un gran aumento de la participación ciudadana "en forma de marchas, manifestaciones, movimientos de protesta y organizaciones con 'causa' ". También existía "un nivel mucho más alto de autoconciencia por parte de los negros, los indios, los chicanos, los grupos étnicos blancos, los estudiantes y las mujeres todos estos sectores se movilizaron y organizaron de manera diferente...HM ha acusado un incremento del sindicalismo entre los trabajadores de cuello blanco". Todos estos procesos tuvieron como resultado "la reafirmación del igualitarismo como objetivo en la vida social, económica y política" (21) Los rastros de la III Revolución Norteamericano son perfectamente visibles en el informe de Huntington. Según Howard Zinn en "La gobernabilidad de las democracias" señaló: "La esencia de la ola demócrata de los sesenta era un reto general al sistema de autoridad existente, tanto el público como el privado. De una forma u otra, este reto se manifestaba en la familia, la universidad, los negocios, en las asociaciones... en la política, la burocracia gubernamental y las fuerzas armadas. La gente ya no sentía la misma obligación de obedecer a aquellos que antes había considerado superiores en edad, rango, posición social, pericia, carácter o talento. Huntington decía que todo esto "producía problemas para la gobernabilidad de las democracias de los años setenta" (22) Huntington añadió que el presidente necesitaba el apoyo de una gran coalición popular para ganar las elecciones. Sin embargo, como lo explica Howard Zinn:"el día después de su elección... lo que cuenta es su habilidad para movilizar el apoyo de los líderes de las instituciones clave de una sociedad y un gobierno... Esta coalición debe incluir a la gente clave del Congreso, al sector ejecutivo y a la casta dirigente encuadrada en el sector privado" (23)

Lo que preocupaba a Huntington era la pérdida de autoridad gubernamental. Pero Huntington trabajaba informando a la Comisión Trilateral organizada, que expresaba el dominio de Rockefeller sobre la economía de EE.UU y las multinacionales sobre la economía mundial. Como lo explica Howard Zinn:"...Huntington estaba informando de todo esto a una organización que era vital para el futuro de los Estados Unidos la Comisión Trilateral, organizada por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski a principios de 1973. Rockefeller era dirigente del Chase Manhattan Bank y una influyente figura financiera en los Estados Unidos y en el mundo entero, Brzezinski era profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Columbia y asesor del Departamento de Estado. La Comisión Trilateral fue creada para favorecer la unión entre Japón, Europa occidental y Estados Unidos y poder así hacer frente a una amenaza mucho más complicada para el capitalismo trasncontinental que el comunismo monolítico, los movimientos revolucionarios del Tercer Mundo. Estos movimientos tenían sus propias directrices" (24)

La III Revolución Norteamericana, sin embargo, no termino con el capitalismo. Hizo tambalear al imperialismo, sus instituciones bonapartistas y ejércitos, pero las masas movilizadas no contaron a su frente a dirigentes y organizaciones que quisieran terminar con el estado capitalista, e imponer el socialismo globalmente. Todo lo contrario, las organizaciones socialistas existentes, como el Partido Comunista de China, o de la URSS terminaron invariablemente pactando con el imperialismo, y renunciando a extender y coordinar la lucha mundial contra el estado imperialista, sus instituciones y sus empresas monopólicas. Al quedar en una sobrevida, aun en crisis, y golpeado, el capitalismo globalmente lanzo su contraofensiva para reponerse, y esa contraofensiva fue bien preparada por organizaciones como la Comisión Trilateral expresaba el dominio de las multinacionales sobre la economía mundial. Como lo explica Howard Zinn: "La Comisión Trilateral también quería resolver otra situación la causada por el hecho de que los negocios ya no reconocían las fronteras nacionales. En 1960 había ocho bancos estadounidenses con sucursales en el extranjero, en 1974 ya había 129. Los bienes de estas sucursales extranjeras sumaban $3,5 mil millones en 1960, y $155 mil millones en 1974. La Comisión Trilateral vio que su labor sería la de ayudar a crear las relaciones internacionales necesarias para la nueva economía multinacional" (25)

La Trilateral debía responder a otro desafío del capitalismo y el estado norteamericano: La crisis del régimen keynesiano y las multinacionales que habían protagonizado el "boom" económico de posguerra, pero a mediados de los '70 mostraba ya claros índices de agotamiento y necesitaba de una transición a un régimen superior de acumulación capitalista. Todo esto llevó a los conglomerados monopólicos a alinearse alrededor de gobiernos conservadores que tuvieran la capacidad de imponer su fuerza, y como vimos, alrededor de los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher se inició una contraofensiva contra las clases populares y trabajadoras de todo el mundo. Una ofensiva brutal de las Corporaciones, que fueron beneficiadas como lo explica Howard Zinn: "La administración Reagan, con la ayuda de los demócratas del Congreso, bajó el índice tributario de los muy ricos al 50%, y en 1986 una coalición de republicanos y demócratas patrocinó otro proyecto de ley de "reforma tributaria" que bajaba las tasas más altas al 28%. Un profesor de escuela, un obrero de fábrica y un millonario podían pagar todos el 28%." (26).

La III Revolución Norteamericana dio lugar a realineamientos sociales y políticos. Hizo que la coalición del Partido Demócrata impulsada por Roosevelt se rompiera, y el ala racista del partido que incluían las máquinas corruptas como el Tammany Hall de Nueva York se desplazara a los republicanos. Por otro lado, produjo que los liberales que habían apoyado a menudo a los republicanos contra las máquinas demócratas racistas como Tammany Hall, cambiaran al Partido Demócrata. En el terreno económico, la contraofensiva de Reagan significaba recortes de la ayuda social a los pobres, la baja de impuestos a los ricos, el aumento del presupuesto militar, y una ofensiva dentro del poder judicial para hacer retroceder las conquistas legales obtenidas por la III Revolución Norteamericana. Como lo explica Howard Zinn: "A finales del mandato de Reagan, la diferencia entre ricos y pobres en los Estados Unidos había aumentado de forma dramática. Mientras que en 1980 los altos ejecutivos de las corporaciones ganaban 40 veces más de lo que ganaba el obrero medio, en 1989 ganaban 93 veces más. Aunque todos los integrantes de las clases bajas habían empeorado, los que más sufrieron fueron los negros, los hispanos, las mujeres y los jóvenes..." (27) El capitalismo- imperialista necesitaba superar el agotado régimen keynesiano, y pasar a un régimen de acumulación superior.

La unión de las "dos grandes luchas", frente a la Administración Bush

Los logros históricos de las leyes de Derechos Civiles y de Derecho al voto de 1964 y 1965, y el triunfo de la III Revolución Norteamericana del siglo XX, no significaron el fin de la opresión, racismo y discriminación en EE.UU. Son conquistas enormes, grandes avances conseguidos con movilizaciones revolucionarias, pero la postergación, marginación, opresión, y la desigualdad en el país continuaron para los afroamericanos y las minorías. La marginación económica, la discriminación para los trabajos, la ausencia de igualdad de oportunidades, la persecución de la policía y asesinato de la jóvenes, continúan siendo flagelos que sufren los afroamericanos hasta hoy, con lo cual, la lucha por sus derechos continúa siendo una tarea permanente y cotidiana.

Pero con la llegada del intento de instauración del régimen de la Ley Patriota 40 años después de la promulgación de las leyes de 1954 y 1965, la Administración Bush pretendía borrar de un plumazo muchas de estas conquistas que el pueblo norteamericano logró con lucha, sacrificio y mártires. Cuando el Huracán Katrina tocó tierra puso al desnudo la horrorosa, brutal y racista política de la Administración Bush hacia Nueva Orleans. Pero fue tal el repudio que provocó en la población la política criminal de la Administración Bush que los movimientos históricos de la III Revolución Norteamericana volvieron a erguirse en el horizonte. Estos movimientos históricos, las "dos grandes luchas" que jalonaron la historia del país, la lucha contra la Guerra, y por los Derechos Civiles, volvieron a resurgir, reunirse y renacer, ahora con nuevos protagonistas, dirigentes y organizaciones. En marzo del 2006, se realizó la marcha "Caminando a Nueva Orleans", organizada VFP, MFSO, GFSP e IVAW, las organizaciones que luchaban contra la Guerra en Irak, junto a las organizaciones que batallaban en Nueva Orleans por la reconstrucción de la ciudad tras Katrina. La marcha fue a lo largo de la Costa del Golfo desde Mobile, en el estado de Alabama, hasta Nueva Orleans, y entre los reclamos de los manifestantes estuvo el fin inmediato de la guerra en Irak y la reorientación de los fondos para ayudar a reconstruir las zonas dañadas por Katrina no sólo en Nueva Orleans, sino también en Mississippi y Alabama. Era lógico que se desarrollaran estas protestas: Todo el comportamiento de la Administración Bush frente a Katrina fue criminal. La población veía por los medios las imágenes del presidente Bush de fiesta con sus amigos republicanos en California, mientras la ciudad de Nueva Orleans agonizaba. Las pantallas de los televisores transmitían las imágenes del vicepresidente Cheney jugando al golf, mientras miles de ciudadanos afroamericanos padecían una catástrofe.

La Administración Bush se encontraba completamente despreocupada de la realidad de los ciudadanos afroamericanos que sufrien el azote del Huracán Katrina, como reconoce en su libro de memorias: "No Higher Honor. A memoir of My Years in Washington ". Condoleezza Rice, que era en ese momento secretaria de Estado y la persona de color de más alto rango en la Administración Bush, relata en el libro que cuando el huracán azotó Nueva Orleans, optó por tomarse unos días libres, viajó a Nueva York, y se alojó en el Palace antes de salir a cenar, y ver una obra de teatro. La indiferencia de los funcionarios de la Administración Bush frente al holocausto del pueblo del Nueva Orleans fue estremecedora. Miles de afroamericanos sucumbían mientras la afroamericana más importante de la Administración Bush se limitaba a llamar al secretario de seguridad interior Mike Chertoff para preguntarle si había algo que ella podía hacer para ayudar en Luisiana ,dado que Chertoff le dijo que la llamaría si la necesitaba. Tras hablar con Chertoff Rice colgó, se vistió y se fue a ver Spamalot, un musical en Broadway. A la mañana siguiente, se fue de compras a la tienda de Ferragamo.

En medio de la tragedia de Nueva Orleans, la afroamericana Secretaria de Estado se probaba zapatos en una costosa tienda de Nueva York. Mientras la secretaria de estado disfrutaba de su viaje de compras en Manhattan, las imágenes de TV proyectaban los gritos de desesperación, las penurias de decenas de miles de necesitados y hambrientos ciudadanos negros y blancos que apenas sobrevivían en un oscuro y nauseabundo centro de convenciones y en un estadio deportivo. Toda la Administración Bush quedó hundida en el descrédito, FEMA y HS quedaron en el medio de las acusaciones. Michael Chertoff jefe de HS quien había designado a Michael D. Brown como director de la FEMA y el propio Brown quedaron en la mira de la crisis. El viernes 2 de septiembre Bush elogió el trabajo de Brown, dirigiéndose directamente a él en términos amistosos diciéndole, "estás haciendo un magnífico trabajo", cuando la pésima actuación de FEMA era de conocimiento nacional.

Posteriormente Bush declaró que no estaba satisfecho con los resultados y finalmente el 3 de setiembre aceptó que la actuación federal en Nueva Orleans, no fue buena. Brown fue sustituido temporalmente en la jefatura de FEMA y luego renunció. El 12 de septiembre recién Bush apareció por Nueva Orleans, y el 13 de septiembre de 2005, tras visitar Nueva Orleans, asumió la responsabilidad por los fallos del gobierno federal durante una conferencia de prensa. El racismo a la hora de recibir ayuda de las autoridades se extendió a la comunidad latina, y el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) alegó que los latinos damnificados durante la tragedia, fueron marginados a la hora de recibir ayuda por parte del gobierno. El repudio se extendía en la población y se hacía cada vez más importante en manifestaciones públicas, en los conciertos celebrados en Nueva York para recaudar fondos, el legendario cantautor Tom Waits expresó su protesta contra Bush, y el músico Cyril Neville, miembro de una de las bandas más legendarias de Nuevo Orleáns, los Neville Brothers, se puso una camiseta que decía "limpieza étnica en Nueva Orleáns". También el repudio estaba basado en la desastrosa situación que sufría la población de Nueva Orleans.

En el 2006 no había llegado a Nueva Orleans ni la ayuda prometida ni el dinero recaudado; la mitad de la población aún no había podido regresar a la ciudad, sus barrios y sus casas. La reconstrucción de la infinidad de hogares destruidos por el agua y el viento, no se había iniciado y la reparación de los diques se postergó. Se reabrieron algunos centros de ocio, jazz y cultura en el Barrio Francés, pero las cifras del turismo se mantuvieron por un tiempo muy por debajo de los niveles previos al Huracán. En julio de 2006, la población había descendido a unas 200.000 almas, de las casi 500.000 con que contaba antes del huracán. Por eso el 24 de septiembre, unos 300.000 manifestantes contra la guerra en Irak llenaron las grandes avenidas de Washington en la primera gran protesta antiguerra y por Nueva Orleans, en una de las marchas más multitudinarias que se producirían. Se volvían otra vez a unir las "dos grandes luchas". El "Sindrome de Vietnam" estaba de regreso, con una postal conocida que la Administración Bush, el Neocon y el Pentágono reconocieron inmediatamente. En la movilización habló Ron Kovic, el veterano mutilado de Vietnam en el que se inspiró el protagonista de la película Nacido el 4 de julio del director Oliver Stone. Kovic se dirigió a los manifestantes junto a la actriz Jessica Lange, la diputada Cindy Sheehan, el diputado británico George Galloway, el reverendo Jesse Jackson, el líder popular Jim Hightower, el ex procurador general Ramsey Clark, la cantante Joan Báez, el reverendo Al Sharpton y Etan Thomas, estrella del equipo de básquetbol profesional de los Wizards de Washington. "El pueblo de Estados Unidos comienza a rebelarse. La fuerza de un huracán no será nada comparada con la tormenta de protesta que se dirige directamente hacia la Casa Blanca", declaró Hightower en el festival que se realizó al concluir la marcha.

Y mientras el movimiento contra la guerra crecía en EE.UU, miles de personas marcharon por el centro de Londres para reclamar al primer ministro británico Tony Blair el retiro de los 8 mil 500 soldados de Gran Bretaña destacados en Irak. La furia del Huracán se había desatado. Pero no se trataba ahora de las fuerzas de la naturaleza del huracán Katrina. Se trataba de la fuerza del movimiento de masas norteamericano, de su indignación ante el racismo de la Administración Bush, y el comienzo de la resistencia contra la guerra y el régimen de la Ley Patriota que se irradiaban por todas partes. Un rap de Eminem, "Mosh" lo expresaba con todas las letras:"...Vamos juntos, explotemos todos sólo un poco...todo lo que puedes ver es un mar de gente, unos blancos y otros negros, No importa el color, lo que importa es que estemos juntos. Para celebrar la misma causa, no importa el tiempo que lleve...Rebelate...pisotea, empuja, machaca, jode a Bush hasta que traigan a nuestras tropas a casa...Ahí fuera del despacho oval...No más sangre por petróleo, tenemos nuestras propias batallas que ganar ..." Eminem publicó estas letras en octubre del 2004, cuando la Administración Bush ganaba la reelección, y lograba la votación más alta de un postulante a presidente en la historia hasta ese momento, en los días que todavía las cosas iban bien para el PNAC. Pero el año 2005 fue el año en que las cosas dieron un vuelco y para fines del 2005, todo había cambiado completamente. Ahora lo que predominaba era el rechazo a la política de la Administración Bush, al PNAC, a la Guerra de Irak y al régimen de la Ley Patriota. La resistencia y el rechazo de las masas comenzaron a golpear con fuerza sobre todas las instituciones del estado y el régimen del país. La Administración Bush sufría la embestida, y con ella, la sufrían también todas las instituciones del régimen político, los partidos políticos, los funcionarios, las agencias, los ministerios y la burocracia del estado. El impacto de la crisis golpeaba al régimen político del país a partir del año 2005, e impactaba sobre las complejas y contradictorias relaciones establecidas entre las distintas instituciones del país. Pero este régimen político está diseñado para favorecer a una determinada clase social que domina el país y el mundo. La oligarquía que domina a los Estados Unidos es una clase social cuyo desarrollo debe ser estudiado exhaustivamente. El desarrollo de esta clase social, su nacimiento, evolución y conformación posterior, son temas que iremos desarrollando y analizando a partir del próximo capítulo.

NOTAS

(1) Nahuel Moreno. Escuela de Cuadros. 1984

(2), (3) y (4) Entrevista de Lars Schall a Nomi Prins 3-6-2014

(5) (6) y (7) George Novack. "Democracy and Revolution" Pathfinder Press 1977

(8) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(9) León Trotsky. "Europa y América". 1926

(10) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(11) Amy Goodman y Denis Moynihan "Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia". Democracy Now. 22 de junio del 2018

(12) y (13) Joseph Hansen. World Outlook. Febrero de 1968

(14) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(15)Tamara Turner. "Clara Frasier sintetizadora del feminismo y el marxismo". Freedom Socialist 2008

(16) Dwight D. Eisenhower en su discurso de despedida a la nación, 17 de enero de 1961

(17) Howard Zinn. "A People's History of the United States". 1980

(18) Nahuel Moreno. Escuela de Cuadros. 1984

(19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26 y 27) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

Para continuar leyendo el Capítulo VIII click en el boton "Leer"