La teoría de las "ondas largas" y el marxismo

Por Daniel Campos 22/1/12

Esta teoría enunciada por Kondratief, en los años '20 del siglo pasado en Rusia, es en realidad una adaptación de formulaciones anteriores hechas por Sismondi y Rodbertus, a la cual con diferentes argumentaciones han adherido innumerables economistas desde Mandel, Gunder Frank, los keynesianos y una enorme lista de economistas burgueses, incluso simpatizantes del fascismo como el austríaco Schumpeter. Son varios los debates alrededor de esta teoría. Por ejemplo un debate está dado alrededor de si podemos considerarla parte de la teoría económica marxista, ya que muchos marxistas la incluyen. ¿Hay que incorporar esta teoría a la teoría económica marxista? ¿Es una herramienta válida para comprender la crisis actual del capitalismo?

La Teoría de las Ondas Largas intenta dar una explicación a las crisis en el capitalismo. Junto a ello intenta explicar porque suceden los largos períodos de estancamiento y expansión que ha sufrido el capitalismo a lo largo de la historia. Su enunciado fundamental es que las crisis en la economía se producen por el efecto de "ondas" de 50 años ascendentes y descendentes que son producto de los cambios tecnológicos en la economía. Dicho enunciado, no está vinculado a las Leyes de la Acumulación, la Teoría de la Explotación, ni la Ley del valor, ni el concepto de ganancia, por lo cual, evidentemente no tiene ninguna relación con la teoría económica marxista.

​Trotsky combatió esta teoría, como lo plantea en su trabajo contra Kondratief y el equipo de la NEP del año 1926, llamado "Sobre la cuestión de las Tendencias en el Desarrollo de la Economía Mundial". Este combate se produjo porque, como vamos a explicar en este texto, la teoría de las Ondas Largas es una teoría burguesa de la crisis, que no tiene nada que ver con el marxismo, y que más bien, es una negación de las tesis marxistas, por lo tanto es opuesta a él. Y como tal, resulta una teoría que no sirve para comprender la actual crisis del capitalismo, ni su naturaleza.


​Si hay un denominador común de toda esta clase de teoría de "ondas", es que todas estas explicaciones fracasaron estrepitosamente. La búsqueda de órdenes regulares y movimientos "cíclicos" para explicar las crisis en la historia del capitalismo, condujo a afirmaciones y disparates mayúsculos. El papelón más grande fue la denominada "curva de Phillips" en los '60, pero lo mismo se puede decir de los economistas burgueses del siglo XIX, el suizo Jean Charles Léonard de Sismondi, el francés Charles Dunoyer, o el alemán Johann Karl Rodbertus, que hicieron predicciones que nunca se cumplieron, o fueron rotundamente desmentidas por la realidad.

El fracaso de las Teorías las Ondas Largas

Nikolái Kondrátiev
Nikolái Kondrátiev

​Si hay un denominador común de toda esta clase de teoría de "ondas", es que todas estas explicaciones fracasaron estrepitosamente. La búsqueda de órdenes regulares y movimientos "cíclicos" para explicar las crisis en la historia del capitalismo, condujo a afirmaciones y disparates mayúsculos. El papelón más grande fue la denominada "curva de Phillips" en los '60, pero lo mismo se puede decir de los economistas burgueses del siglo XIX, el suizo Jean Charles Léonard de Sismondi, el francés Charles Dunoyer, o el alemán Johann Karl Rodbertus, que hicieron predicciones que nunca se cumplieron, o fueron rotundamente desmentidas por la realidad.

Marx ignoró las afirmaciones de estos economistas y Lenin polemizó con ellos. Son muchas las teorías de "ondas" y de variada proveniencia: Nikolai Kondratief, un economista reformista convocado por el gobierno bolchevique para planificar la ​ NEP, junto a un equipo integrado por Bukshpan, Spektator y Falkner le dio forma a la teoría de las "ondas" de 50 años; el inglés Joseph Kitchin, habló del ciclo de inventarios de 3 a 5 años, el francés Clement Juglar planteó el ciclo de 7-11 años de negocios, el ruso- americano Simon Kuznets habló del ciclo de inversión en infraestructura de 15-25 años. También apareció la teoría de la "onda" de Duprietz, la de Paul Samuelson con su "ciclo oscilatorio" de negocios, la de Richard Goodwin que propuso la "onda keynesiana", etc.

En el año 2004 el noruego Finn E. Kydland y el estadounidense Edward C. Prescott ganaron el premio Nobel de Economía 2004, planteando una nueva teoría de "ondas". El fracaso de todos estos economistas es que la crisis no se explica por ciclos ni "ondas" ni de 5, ni de 10, ni de 15 ni de 20 años. Menos de 40 o 50, ni nada por estilo.Así lo expresa Trotsky en su trabajo contra la teoría de las "ondas largas" de Kondratieff: "...en el libro del profesor Kondratief yo me tropecé con el intento de demostrar grandes épocas... que caracterizan ciertas secciones de la curva capitalista como un nuevo ciclo de aproximadamente 50 años... Yo recuerdo que incluso escribí en algún lugar..., que esto era radicalmente erróneo". (León Trotsky. Sobre la cuestión de las tendencias en el desarrollo de la economía mundial. 1926, subrayados nuestros).

Trotsky al referirse al resto de equipo de economistas de la Unión Soviética en épocas de la NEP es categórico: "El profesor Bukshpan insiste en la naturaleza cíclica del desarrollo económico de posguerra. ¿Se puede establecer un ciclo más o menos regular? Yo creo que no." (subrayados nuestros). Y vuelve a la carga contra Kondratief: "Me gustaría, como le encanta hacer al profesor Kondratief, examinar la decadencia europea en una onda larga, pero las cosas no suceden así". (León Trotsky. Sobre la cuestión de las tendencias en el desarrollo de la economía mundial. 1926, subrayados nuestros).

¿Las Ondas existen?

Los economistas burgueses y muchos dirigentes marxistas se han esforzado vanamente por encontrar "ondas" y "ciclos" en el funcionamiento del capitalismo o en la explicación acerca de como y porque se producen sus crisis. El esquema general de quienes adhieren a la Teoría de las Ondas Largas, afirma que entre 1890 y 1910 hubo una "fase descendente" de la economía capitalista mundial, luego entre 1910 hasta 1929 una "fase ascendente", a la que siguió una "fase descendente" entre 1929 y 1940. Luego una "fase ascendente" hasta 1975 y, desde esa fecha, una nueva "onda descendente".

Así, con más o menos regularidad, con similares períodos o matices en los años en que se ubica la "Onda", en general los planteos de los partidarios de las "Ondas" rondan por esquemas similares: un período de "Onda" que hace un movimiento hacia arriba, ascendente de la economía en el cual se ubica el crecimiento, ujn movimiento "up" en inglés que dura un perírodo de tiempo entre 40 y 50 años. A este movimiento le sigue un movimiento hacia abajo, descendente, "down" en inglés, donde no hay crecimiento, sino estancamiento económico, y dura un período similar. Para la Teoría de las Ondas Largas el movimiento "up & down", se produce en forma ineluctable y predeterminada, y es este movimiento el que explica las crisis económicas.​

El primer problema de este tipo de razonamiento es el mecanicismo. Para los defensores de la Teoría de las Ondas Largas, la economía se mueve cíclicamente "para abajo" y "para arriba" cada 30 o 40 años, o una variante de intervalo similar, independientemente de los hechos políticos y sociales que acontecen en la realidad. Por ejemplo, quienes defienden el esquema de permanente "up & down" desde 1890 a la actualidad, obvian el hecho de que durante ese período de más de 120 años sucedieron bancarrotas, guerras civiles, guerras mundiales, bombas atómicas, regímenes fascistas, campos de concentración, golpes de estado, invasiones, etc. ¿Esos hechos, no tienen ningún impacto sobre la economía?

Los defensores de la Teoría de las Ondas Largas defienden el "up & down" mediante un mecánico razonamiento que obvia estos importantes hechos políticos, que tienen enorme impacto sobre la economía. Como lo explicamos en El Fin de las Multinacionales, es imposible entender los movimientos de la economía en ese período sin ubicar su relación con los fenómenos políticos y sociales. Para los mecanicistas partidarios de las "ondas", los ciclos ascendentes y descendentes de 30 o 40 años, el movimiento "up & down", se produce ineluctablemente, no importa si gobierne Hitler o Roosevelt, Churchill o Mussolini, si hay huelgas o invasiones, triunfantes o derrotadas.

Cualquiera sea el proceso político que suceda, da lo mismo. Para los defensores de la "Ondas Largas" independientemente de lo que suceda en el terreno político, el movimiento "up & down" se producirá en forma mecánica e indefectible, predeterminada e ineluctablemente, lo cual pone a la Teoría de las Ondas largas más cerca de la religión que de la ciencia. La visión cíclica de los acontecimientos es propia de las civilizaciones asiáticas como la religión India, o las civilizaciones precolombinas como los Aztecas y Mayas, pero no hay nada ineluctable ni predeterminado en ningún campo de la ciencia. La economía política no es la excepción, lo que hay son leyes que explican el movimiento y los procesos de la realidad, pero ningun "ciclo" u "Onda", regular e ineluctable.

La realidad desmintió a la Teoría de las Ondas

Pero hay otro problema para el razonamiento mecanicista de quienes defienden las "ondas" y el funcionamiento "cíclico" de la economía para explicar las crisis. El inconveniente que sufre este razonamiento, es que estos movimientos "up & down", que supuestamente suceden "cíclicamente", en algún orden de regularidad, nunca existió. En la realidad, la economía capitalista nunca se ha movido así, y ésta es la razón por lo cual, la mayoría de los defensores de la Teoría de las Ondas Largas terminó haciendo el ridículo, cuando la realidad de las crisis terminó desmintiendo rotundamente sus pronósticos. Por ejemplo, comparemos el esquema que los defensores de la Teoría de las Ondas Largas presentan de como evolucionó el capitalismo desde 1890 a hoy, y veamos la realidad de lo que realmente sucedió.

El esquema "up & down" plantea que hubo una "fase descendente" entre 1890- 1910. Obviemos el hecho de que esa "onda" no es de 30, ni de 40, ni de 50 años, sino de apenas 20. Si ese esquema fuese cierto, antes de esa fase "down" debió haber una fase "up" o ascendente. Sin embargo no hubo ninguna fase ascendente previa, sino la Gran Depresión de 1873 a 1896. Veamos entonces si existió la supuesta "fase descendente" de 1890- 1910, y ¿Con que nos encontramos? Con que en la realidad, ésta fase nunca existió, en vez de haber "descenso" hubo más bien "ascenso" de la economía, fue el momento de la "belle époque" de 1896-1914 con una expansión económica generalizada.

Es decir, analizando el período de 120 años en los que según los defensores de la Teoría de las Ondas se desarrolla un permanente movimiento de "up & down", en esos primeros 20 años de análisis la realidad los desmiente por completo, y el capitalismo no realizó esos movimientos. Veamos ahora el movimiento de "fase ascendente" 1910- '29 que según los defensores de la Teoría de las Ondas Largas existió. En ese período de tiempo, de apenas 19 años, hubo al comienzo un crecimiento económico, pero luego estalló una brutal y profunda crisis en los años '14, '15, '16, '17 y '18. Y tras ello, hubo un "boom" de la economía en los años '19 y '20, que dejó perplejos a todos los analistas, economistas y a la propia dirección del partido bolchevique, a León Trotsky y a Lenin.

La economía recién se recuperó hacia el '21-'22, hasta el '29, por lo cual no hubo ninguna "fase ascendente" de 30 o 40 años. Y la llamada "fase ascendente" entre 1945 y 1975, es el "boom" de posguerra, cuyo desarrollo de tipo excepcional, fue merced a la enorme destrucción de fuerzas productivas que significó la 2da guerra mundial, como lo analizamos en el capítulo III de El Fin de las Multinacionales.

El análisis mecánico de la Teoría de las Ondas impide comprender toda la riqueza y dialéctica de las crisis capitalistas. Por ejemplo, el esquema del movimiento mecánico "up & down" nos impide comprender la dialéctica de la evolución del capitalismo en la posguerra. Nos impide comprender que el "boom" de posguerra, es un relativo desarrollo de fuerzas productivas, producto de una previa brutal destrucción de fuerzas productivas en la 1era y 2da guerra mundial.

Nos impide comprender que incluso el relativo desarrollo de las fuerzas productivas del "boom", coexistió con un brutal proceso de destrucción de fuerzas productivas en los países en desarrollo que fue predominante. Y nos impide comprender que el mismo "boom" provocó una enorme crisis en el capitalismo y desembocó en la crisis de fines de los ´60, íntimamente vinculada a la actual. La crisis que estalló en el año '68 y abrió la crisis crónica de la economía mundial, comenzó la crisis de fines de los ´60 con la recesión en EE.UU. Esa crisis, liquidó la Teoría de la "Curva de Phillips".

Tampoco es cierto que hay una "onda descendente" del '75 hasta hoy. Ese planteo omite el hecho de que en los '90 hubo un crecimiento económico de casi 10 años en la economía mundial, de los mayores y más largos de la historia del capitalismo. Es decir, se prepare y diseñe el esquema regular que se diseñe, ya sea el mecánico diseño del "up & down", o alguno más sofisticado, el comportamiento del capitalismo, siempre lo va a desmentir.

Una vez más: Ernest Mandel vs. Nahuel Moreno

Nahuel Moreno. Fundador del PST Argentino y de la Liga Internacional de Trabajadores
Nahuel Moreno. Fundador del PST Argentino y de la Liga Internacional de Trabajadores

​La razón por la cual el capitalismo ha desmentido y desmentirá siempre todos los esquemas de "Ondas", ya sea con más o menos diseño mecánico, es que el capitalismo nunca se comportó así. Sus crisis nunca describieron ciclos regulares, ni nada por el estilo. Todos los teóricos y diseños de esquemas de Ondas y ciclos regulares de crisis, se estrellaron con la realidad y terminaron haciendo el ridículo, porque además no realizaron un estudio profundo de la historia del capitalismo y sus crisis. Cualquier estudio serio de la historia del capitalismo muestra que jamás la economía capitalista se movió por "Ondas" descendentes y ascendentes. Marx y Engels que realizaron un profundo estudio de la historia del capitalismo, jamás mencionaron la palabra "Ondas" ni en el Capital, ni en ninguno de sus trabajos. No lo hicieron porque para ellos no existieron así como tampoco existía para ellos un proceso regular de alzas y bajas desligado de la lucha de clases. Y éste es el peligro de la teoría de las Ondas Largas, la simplificación burda de la realidad para demostrar que existe, lo que no existe.

​Durante la posguerra el marxismo sufrió un retroceso enorme y una profunda degeneración. Los dirigentes de los Partidos Comunistas bajo la conducción de Stalin, revisaron toda la teoría Marxista e intentaron liquidarla. Surgieron nuevas teorías impulsadas por el stalinismo como la "Teoría del Socialismo en un solo país", la teoría de la "Revolución por Etapas", el postulado de la "Coexistencia Pacífica" con el capitalismo, así como el postulado de los "Gobiernos en Disputa", "Los campos Progresivos" y "Gobiernos de Frente Popular", con el objetivo de justificar que los militantes comunistas ocuparan puestos de funcionarios al servicio de gobiernos capitalistas.

​Todas estas teorías que surgían, estaban al servicio de dar un pretexto a las aberraciones que las dictaduras stalinistas hacían gobernando contra las masas, trabajando a favor del capitalismo. Del mismo modo, así fue como a pedido de las grandes potencias capitalistas Stalin disolvió la organización internacional de los trabajadores, la única organización internacional existente como al alternativa al capitalismo, la III Internacional.

​Una sola corriente podía defender al marxismo, el trotskismo. Trostsky había muerto luchando contra Stalin y su corriente, en defensa del marxismo. Pero la corriente por él fundada, la IV Internacional, también sufrió la presión del stalinismo, y surgieron a su interior tendencias que buscaron revisar el marxismo y también liquidarlo. El movimiento troskista se dividió en la posguerra en 2 tendencias que se enfrentaron políticamente y teóricamente.

​Una encabezada por el dirigente Ernest Mandel el SU (Secretariado Unificado) conocida también como el "mandelismo", fue la tendencia que más revisó la teoría marxista, al servicio de adaptarla a las presiones del stalinismo. La otra corriente fue la encabezada por Nahuel Moreno que terminó conformándose como la LIT (Liga Internacional de los Trabajadores), defendió la ortodoxia marxista y su patrimonio político, teórico, metodológico y moral. Como es lógico suponer, la batalla entre estas 2 tendencias ocupó todos los planos de la discusión teórica y política llegó también al terreno de la economía.

​Mandel, como no podía ser de otra manera, sostuvo y defendió la Teoría de las Ondas Largas afirmando que debía ser incluida en la teoría marxista. Muchos marxistas se adhirieron a las Teoría de las Onas lasrgas, desde la escuela de Monthly Review de Paul Sweezy y Paul, en los EE.UU a la mayoría del marxismo europeo.Mandel refinó dicha teoría intentando pulir sus aspectos más groseramente mecánicos e intercaló una "onda" de 20 a 25 años, en la "onda larga", en su libro "Las ondas largas del desarrollo capitalista" donde sostiene: "El análisis económico marxista generalmente ha situado los movimientos de la tasa media de ganancia en dos marcos temporales diferentes: el del ciclo industrial y el del ciclo vital del sistema capitalista.Nosotros propugnamos que debe intercalarse un tercer marco temporal... el de las llamadas ondas largas de veinte a veinticinco años de duración".

​​Nahuel Moreno rechazó de plano esa teoría. Cuando le preguntan a Moreno si cree en una Teoría de las Ondas largas que explica la crisis por ciclos de 50 años producidos por la tecnología es categórico:" Yo, no, mi opinión es que es el factor decisivo, en esta parte de la historia, el factor decisivo es la lucha de clases...Les aviso respecto a este problema de los ciclos de que es una gran moda... En la ciencia, en medicina y todo hay modas. Hoy día está de gran moda los ciclos. Ahora lo de los cincuenta años y se habla de ciclos de ciento cincuenta años..." (Nahuel Moreno. Escuela de Economía 1985)

Una confusión peligrosa

¿Cuál es el peligro de la Teoría de las Ondas Largas? La confusión que introduce esa teoría resulta peligrosa, porque sí la crisis se explica por las "Ondas" y "ciclos" dentro de "onda", producidos por la tecnología, entonces ya no tendría validez la visión de Marx. Marx no explica el funcionamiento de la economía por la tecnología. ¿Una teoría que explica la crisis por la tecnología, es compatible con el marxismo?

El marxismo explica todos los fenómenos económicos a partir de la explotación. La caída de la tasa de ganancia, una tendencia permanente del capitalismo, tiene una sola manera de ser contrarrestada en términos absolutos: aumentando la explotación. Para el capitalismo no hay otra salida, si no se aumenta la tasa de explotación la crisis es inevitable, no hay rama ni descubrimiento tecnológico que lo solucione. Moreno y el marxismo le dan gran importancia a la tecnología, y las ramas de la producción que surgen a partir de los descubrimientos técnicos y científicos, pero siempre los ubican como algo secundario, auxiliar al servicio de la explotación, que es lo decisivo.

Y la explotación se define por la lucha de clases. Aquí la relación entre la política y la economía es cristalina, para el marxismo van juntas. Nuestra teoría de la crisis, es que las mismas se producen todo el tiempo. En términos históricos no existe una regularidad, ni temporalidad, a veces las crisis se suceden más seguidas, a veces menos, es cambiante no se explica por "ondas" regulares de tiempo y menos a causa de la tecnología.

Aquí es donde el marxismo se aparta de la economía burguesa, porque la economía burguesa no ubica a la explotación como centro. No podrían los explotadores, en ningún terreno teórico, reconocerse como tales. Entonces para la economía burguesa las crisis son producto de cuestiones intrínsecas al movimiento económico, al comercio, los precios, la tecnología, o cualquier otro elemento del cual hace fetichismo teórico, desligándolo de los movimientos sociales o de la lucha de clases, o de los movimientos políticos de la sociedad.

La Teoría de las Ondas Largas, con su fetichismo de los "ciclos" u "ondas" merced a la tecnología, abona ese curso de la economía burguesa. No se trata entonces de suplantar la explicación marxista de la crisis por una teoría ajena al marxismo. No es necesario. De lo que se trata es de trabajar dentro de la teoría económica marxista, actualizándola y renovándola, en sus distintas ramas y secciones en el terreno de la Ley del Valor, las Leyes de la Acumulación, La de la Caída de la Tasa de Ganancia, la de la Reproducción Ampliada, el capital comercial o la renta del suelo.

¿Por qué se produce esta confusión?

La confusión que en muchos honestos marxistas se provoca con la teoría de las Ondas Largas tiene que ver con la existencia de un problema teórico, muy importante a la hora de discutir la naturaleza de la actual crisis mundial, los períodos de expansión y estancamiento económico del capitalismo a un nivel más histórico, los cambios y tendencias que se dan a través de un largo período de años. Desde hace muchos años el marxismo se encuentra ante un desafío teórico, acerca de cómo medir en forma precisa qué es lo que provoca los períodos de expansión, y que es lo que provoca su contrario, los períodos de estancamiento económico en el capitalismo. Y cual es la "ley" que explica la vinculación profunda entre estos períodos de estancamiento y expansión y los procesos de las luchas de clases, las guerras y las revoluciones.

Muchos marxistas honestamente creen que la teoría de las "Ondas largas" que es una teoría burguesa de la crisis, puede permitir explicar esta cuestión. La teoría de las "Ondas Largas" jamás tuvo ese propósito, y si no sirve para explicar la crisis, menos aún para explicar procesos más históricos y complejos del capitalismo. Los teóricos del marxismo han buscado esa explicación por años. Han buscado esa "ley" que uniera leyes económicas permanentes con las leyes de la lucha de clases, las guerras y revoluciones, producto de que varias veces el comportamiento del capitalismo los dejó desairados, y les rompió los esquemas.

Por ejemplo Marx y Engels, predijeron en el Manifiesto Comunista de 1848 la revolución, pero los sorprendió un gran ascenso del capitalismo, así lo explicó Trotsky: "en 1851, Marx dijo... "con la crisis que se viene, que es inevitable, la revolución será también inevitable". De todas formas la crisis se produjo, pero la revolución no... ¿en qué consistía el error de Marx?. En 1851 comenzó, no un simple ascenso en la curva económica, sino un nuevo período de gran ascenso del capitalismo".

A Lenin y Trotsky les pasó algo similar. En 1916 Lenin publica el Imperialismo, donde proclama que el capitalismo ya no desarrolla las fuerzas productivas. En el '17 toman el poder. El capitalismo venía de una crisis brutal en el '14, '15, '16, la crisis parecía sin salida, pero en el '18 termina la guerra y en el '19 hay un "boom" económico de dos años, que los sorprende y los descoloca por completo. ​Trotsky ve fundamental encontrar esa "ley" para no volver a errarle en los pronósticos. Por eso en el trabajo del '23 "La curva del desarrollo capitalista" insiste con tomar las investigaciones y estadísticas de Kondratief, aún discrepando con su método, para "encontrar la ley: " 

¿A lo largo de qué rutas debería proceder la investigación? Nuestro principal objetivo ha de ser establecer la curva de la evolución capitalista... Una vez que hemos fijado la curva podemos dividirla en períodos... Con este esquema... debemos sincronizarnos luego con los sucesos políticos (en el más amplio sentido del término), y entonces podemos buscar no sólo su correspondencia, o para decirlo más cautamente, la interrelación entre las épocas definitivamente delineadas de la vida social y los segmentos agudamente expresados de la curva del desarrollo capitalista."

​​Moreno esbozó la tesis de que estos períodos históricos de estancamiento y crisis del capitalismo se producen por el surgimiento de nuevas ramas de la producción. Descartando la Teoría de las Ondas Largas y la explicación por la cuestión de la tecnología, plantea: "Los períodos largos existen...El ciclo corto tiene que ver con el capital fijo. Es una ley casi contable y capitalista...Y el otro ciclo, el más largo ¿con qué tiene que ver?..Para mi tiene que ver con el surgimiento de nuevas ramas de la producción. Pero ramas dominantes...que marcan toda una época. Eso puede surgir en 40, 60, 70 años. Ese es el fenómeno que señala. Y eso es lo que quiere señalar Kondratieff. Ese es el mérito que tiene. Pero para Trotsky y para nosotros el fenómeno es más global. Por eso yo insisto, en vez de sólo revolución tecnológica, en el surgimiento de ramas de producción.

Porque ramas de la producción indica que es un fenómeno social de conjunto. Que tiene que ver con la lucha de clases, por ejemplo. Que tiene que ver con muchos otros factores y no sólo con descubrimientos científicos y con los 40, 50 años. Nosotros insistimos en la lucha de clases...Tiene que ver con la situación de la sociedad en su conjunto. No se bien qué explicación teórica hay para los ciclos de 150 años, que empíricamente pareciera que existen desde 1400". (Nahuel Moreno. Escuela de Economía 1985.)

​Es decir,Moreno aún no hallaba explicación a los períodos de larga expansión y estancamiento de la economía. Y tampoco a estas crisis que se abrían entre largos períodos de tiempo. todos nuestros maestros se han topado con este problema, y no lograron resolverlo, lo cual produjo que, al no lograr una respuesta ni una solución definitiva, vuelve a aparecer Kondratief y la Teoría de las Ondas Largas. ¿Porque? Porque tiende a ocupar ese vacío teórico que el marxismo todavía no ha logrado solucionar.

La actual crisis del capitalismo nos da una oportunidad histórica

​¿Podremos nosotros encontrar esas respuestas? ¿Podremos encontrar esa "ley" o conjunto de "leyes", que nos permitan preveer en forma lo mas precisa posible los acontecimientos económicos y su conexión con los sucesos políticos? Podemos entonces, a partir del descubrimiento de estas leyes, sentar las bases para la construcción de una teoría de la crisis, que permita resolver esta ausencia que sufrimos en el terreno de la teoría marxista?

Tenemos una gran ventaja sobre Marx, Engels o Lenin, no tenemos la estatura teórico- política de ellos. Pero tenemos ante nuestros ojos acontecimientos de una envergadura histórica que ellos imaginaron, pero no pudieron ver, ni medir, ni cuantificar en forma precisa. El ser testigos de estos acontecimientos nos carga de una responsabilidad y oportunidad histórica. Cuando Marx y Engels escribieron el Manifiesto Comunista los ejércitos burgueses se pavonearon durante décadas por Europa y EE.UU, entraron a las ciudades y aplastaban a las masas. Ellos no pudieron ver lo que estamos viendo nosotros, como el ejército burgués más poderoso de la historia fue derrotado en 3 años, en una paliza relámpago por las masas de Medio Oriente.

Lenin predijo que los monopolios se iban a hacer internacionales cuando General Electric estaba dividida en dos, la casa matriz de Alemania tenía 7 sucursales y la de EE.UU 2. Hoy Mc Donalds tiene cientos de miles de sucursales en el planeta. Y además de las multinacionales que Lenin no pudo ver, han surgido las Corporaciones Multinacionales, empresas como Goldman Sachs, o J. P Morgan Chase, que dominan no una, sino decenas de ramas de producción, comercio e industria, e incluso países, todo a la vez, centralizando y acumulando capitales en una magnitud nunca vista.

​Trostsky anunciaba que en el futuro EE.UU iba a ser la potencia que dominara el mundo. Sin duda imaginó las siete flotas, las bombas y la colonización de Europa. Nosotros en cambio lo vemos. Moreno pedía 5 años más para ver la revolución política, nosotros pudimos ver la caída del Muro de Berlín y como el mundo a partir de ahí cambió por completo.

Pero la responsabilidad más grande la tenemos en el terreno económico. La crisis que vivimos no pudo ni ser imaginada por Marx, Engels, o Lenin. Cuando Marx y Engels escribieron la Ley del Valor, para ellos era como la Ley de Gravedad. ¿Puede una persona saltar de un edificio de 100 pisos y salir ilesa? Imposible. Nosotros asistimos al uno de los espectáculos más formidables de la historia, como el capitalismo imprime entre 20 y 30 billones U$S en billetes sin una gramo de oro de respaldo, para hacer los salvatajes, contradiciendo la Ley del Valor. ¿Podrá el capitalismo saltar al vacío y salir ileso? Una de los grandes desafíos es estudiar la relación entre los salvatajes y la Ley del Valor.

​¿Y la reproducción ampliada? El capitalismo se reproduce acumulando capital. ¿Que pasa cuando el capitalismo acumula 1000 billones U$S de capital ficticio? ¿Alguna vez Marx o Engels siquiera soñaron con esa cifra? Nosotros tampoco alcanzamos a comprenderla porque ese tipo de magnitudes escapa a nuestro rango físicos mensurables, pero el estudio de los salvatajes nos permite comprender algunos de los mecanismos de las crisis capitalistas. ​Una investigación en el terreno del marxismo. En el libro El Fin de las Multinacionales, se retoman estas hipótesis de nuestros maestros, sobre todo la que dejó planteada Moreno la de las ramas de producción como un fenómeno político-social a partir del cual se explican los cambios y leyes que unen al marxismo en el terreno de la política y la economía.

Pero en vez de colocar a las ramas de la producción y la organización, como entidad central a partir de la cual se explican los períodos de estancamiento o expansión económica, se coloca como centro a la ganancia, y por lo tanto, las leyes de la Acumulación de capital. Estas leyes plantean que el capitalismo acumula centralizando capitales. Porque todos los desarrollos productivos, económicos y tecnológicos, tienen ese objetivo, acumular ganancias y por lo tanto acumular capitales. Pero, ¿como lo hace? ¿Como hizo el capitalismo para acumular capitales a lo largo de la historia?

Hoy está claro, lo hace con las multinacionales y ha acumulado las masas de capital más formidable de la historia. Pero las formas de acumulación capitalista existen desde el siglo XIV. ¿Existían las multinacionales en esa época? Evidentemente no. Las Multinacionales o Transnacionales son un fenómeno relativamente moderno.El capitalismo ha acumulado desde el siglo XIV de distintas formas. Y estas formas de acumulación desde las empresas comerciales, la manufactura, industria, monopolios o multinacionales, han constituido siempre un peldaño superior en la acumulación. Marx nos dejó las leyes generales de la acumulación, pero no nos brindó detalles acerca de cómo hizo el capitalismo en forma precisa para acumular en cada etapa de su recorrido.

Pero además, cuando una forma de acumulación se agotó, ¿cómo hizo el capitalismo para pasar a otra forma superior? Qué significa "centralizar" capitales? Sin duda, para "centralizar" hay que eliminar capitales. Para que el capital se concentre y lograr una forma de acumulación superior, tienen que desaparecer clases y sectores de clase. Y ese proceso no puede ser pacífico, ninguna clase, ni sector de clase social, desaparece de la escena de la historia sin pelear.

Entonces es cuando aparecen las guerras y revoluciones. Cuando las formas de acumulación se agotan y se hace necesario pasar a una forma de acumulación superior. ¿Como hizo el capitalismo para lograr esclavos que trabajen en la minas de oro y plata de América del Sur, o en la recolección de algodón en América del Norte? Tuvo que derrotar a las naciones con el modo asiático de producción, a sus clases dominantes y tuvo también lograr someter a las tribus comunistas primitivas de América, África y Oceanía. ¿Cómo lo hizo? Asesinando a millones de indígenas en América y Asia.

¿Como hizo para lograr millones de trabajadores en sus talleres de Europa? Masacrando a millones de campesinos y expropiando a la Iglesia con guerras sangrientas. ¿Como logró que surjan los monopolios? Aplastando miles de pequeñas naciones, para lograr las grandes fronteras nacionales. ¿Como se pasó de varios imperialismos dominantes a uno solo? Con 2 guerras mundiales, 70 millones de muertos y 2 bombas atómicas.

En el Fin de las Multinacionales, presentamos en el capítulo V la Ley General de las Formas de Acumulación, la cual plantea que cuando una Forma de Acumulación se agota, el capitalismo entra en un período general de estancamiento y crisis que puede durar un largo tiempo dependiendo de la situación política. Para pasar de una forma de acumulación superior, debe llevar adelante la destrucción de enormes masas de fuerzas productivas.

Y cuando alcanza un Forma superior de Acumulación y de centralización de capitales, cualitativamente superior, desarrolla un largo proceso de expansión de la economía, no exento de crisis.Por eso la crisis que hoy vivimos es tan compleja, tan difícil de entender. No alcanza observar la caída de la tasa de ganancia para explicarla. La tasa de ganancia está derrumbada hace ya 5 años. No alcanza con las leyes del capital comercial, sobre todo la de capital financiero o la Ley del Valor, violadas sistemáticamente.

La Ley General de las Formas de Acumulación que explone FdM en el capítulo V lo expresa con claridad, la explicación de la crisis es que se han agotado las actuales Formas de Acumulación Predominantes en el capitalismo, en su fase monopólica, imperialista. Estas son las Corporaciones Multinacionales, cuyo agotamiento han provocado una Perturbación del proceso de reproducción ampliada, o Acumulación Capitalista. No estamos asistiendo al final del capitalismo, sino al fin de sus actuales formas de acumulación predominantes, es decir estamos asistiendo al Fin de las Multinacionales.

Y la salida que el capitalismo deberá emprender para salir de esta crisis, es la de una quema de capitales, como lo ha hecho ya en la crisis anteriores de este tipo. No es necesario apelar a teorías económicas burguesas para encontrar respuestas a la crisis. Debemos enfocarnos en el marxismo más que nunca, elaborar y reelaborar sobre las herramientas que dejaron nuestros maestros, contando con que la realidad, más potente y clara que nunca, juega a nuestro favor en la tarea de comprender y avanzar.


Deja tu mensaje

Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista