LA CONFERENCIA AMERICANA DEL FIT-U: UN ENCUENTRO CONTINENTAL DE CAPITULADORES A LOS REGÍMENES DEMOCRÁTICO-BURGUESES

Por La Marx Internacional

I. ¿QUÉ ES EL FITU?

El Frente de Izquierda y de los trabajadores -Unidad (FITU) es una coalición electoral argentina, compuesta por varios grupos que se reclaman herederos de las ideas de León Trotsky. Se integra por los capituladores Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Izquierda Socialista y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST). Una parte de las organizaciones convocantes a esta conferencia limitaron sus intervenciones a hablar sobre América, el inevitable ascenso del fascismo y la potencial guerra entre Estados Unidos y China. Algunos como el PTS equipararon la situación mundial con el tiempo precedente a las guerras mundiales; otros embelleciendo al bloque de los BRICS (Brasil-Rusia-India-China-Sudáfrica) como un polo contrahegemónico o alternativa al imperialismo norteamericano. En la tradición morenista, conocemos a esta tendencia capituladora como "campismo", es decir, partidarios de la idea de que existen bloques burgueses progresivos, quienes siembran falsas expectativas en regímenes tan reaccionarios como el chino o el que canta loas al homofóbo Vladimir Putin, primer ministro ruso.

Esta adhesión a la "Teoria del Desacople" es una posturahegemónica en la izquierda mundial y los grupos del FITU también la toman como propia, pues no es accidental que en su prensa no se apoye a las revueltas en Oriente Medio, desde la Primavera Árabe, hasta la lucha del pueblo kurdo en el noreste sirio. Las expectativas en el supuesto polo contrahegemónico (los BRICS) son tan absurdas y disparatadas, que se derrumban ante "incidentes" de la lucha de clases a escala mundial. Para ello basta con dar un par de ejemplos: El primero se trata del apoyo del régimen ruso y el sátrapa Jair Bolsonaro (presidente de Brasil) dio el espaldarazo a Jeanine Añez, después de ocupar el vació que dejó el MAS tras una poderosa revuelta popular. El segundo ejemplo es el vergonzoso y criminal acuerdo del gobierno ruso con el asesino y fascistoide régimen turco, encabezado por Recep Tayyip Erdogan para masacrar al pueblo kurdo, en el noreste sirio. Ni una palabra sobre el carnicero Soleimani, o cualquier cosa que tenga que ver con las revueltas en el mundo árabe; pues estos acontecimientos no tocan la puerta de los procesos electorales en América Latina, por lo tanto, tampoco existen para los partidos adheridos al FIT-U.  

II. ¿REVOLUCIONES O GOLPES DE ESTADO?

Enfrentamientos callejeros en la tierra del "Socialismo del Siglo XXI"
Enfrentamientos callejeros en la tierra del "Socialismo del Siglo XXI"

Uno de los casos más emblemáticos del carácter capitulador del FIT-U, es el PTS Argentino que, en un documento llamado "Un primer balance de la conferencia virtual de América Latina y EE. UU.", argumenta que: "Para nosotros no pueden superarse a las direcciones nacionales y populares o centroizquierdistas si se mezclan banderas con la derecha. Ni el autoritarismo de Maduro, ni las críticas a Evo Morales pueden justificar marchar junto a Guaidó y las distintas variantes de la derecha venezolana o con los golpistas bolivianos, considerando 'rebeliones populares' levantamientos fogoneados por la derecha y el imperialismo".

Es decir, que ellos niegan la realidad de la lucha de clases a nivel mundial, donde el proletariado y las masas oprimidas de todo el mundo, han iniciado un levantamiento global contra dictaduras, como las de los pueblos árabes desde 2011; hasta insurrecciones populares contra regímenes democrático burgueses que se rigen bajo las "recomendaciones" del FMI, con políticas abiertamente neoliberales, sin importar que estos gobiernos de autodenominen de derecha o de izquierda. Al parecer, para todo este sector de frente-populistas disfrazado de trotskista, el mundo no se divide por categorías sociológicas que separan al mundo en clases sociales, sino simplemente entre "izquierda y derecha". ¡Vaya descubrimiento y forma de envilecer las ideas del revolucionario ruso León Trotsky"!

Aunque de palabra dicen pugnar por una política independiente de la clase trabajadora, en los hechos terminan siendo los abogados "seudo-trotskizantes" de regímenes capitalistas como el venezolano, o el mismo Evo Morales. Así desconocen los legítimos levantamientos de la clase trabajadora en Venezuela contra Nicolás Maduro (el aliado del sátrapa Erdogan en Turquía), como el levantamiento contra las medidas neoliberales del MAS boliviano. solo por mencionar un par de ejemplos. Este sector frente populista ve "conspiraciones de derecha" por todas partes (y las hay), como el regreso del fascismo a la vuelta de la esquina. Para ellos, los levantamientos populares no existen, solo se trata de "levantamientos fogoneados por la derecha y el imperialismo", es decir, una abierta calumnia contra el movimiento de las masas trabajadoras; confundiendo el fenómeno con la esencia y la apariencia con realidad.

Si estos levantamientos han sido capitalizados por sectores de la extrema derecha, obedece a la ausencia de organizaciones clasistas capaces de convertir estas "revoluciones de febrero" en nuevos octubres. Es más honesto confesar lo segundo, a subestimar el papel de las masas populares. Ese es justamente el discurso estaliniano que justificó la masacre del 2 de octubre de 1968 en México y es la misma argumentación que usan las y los frente - populistas para justificar las masacres de más de 150 venezolanos en 2017 y de más de 450 nicaragüenses que se rebelaron contra el régimen capitalista de Daniel Ortega y el FSLN. Justo en estos momentos el pueblo costarricense se encuentra enfrentando y derrotando a los grupos antimotines del gobierno del PAC, en múltiples bloqueos carreteros, contra las medidas de ajuste auspiciadas del FMI; a pesar de que una minoría vacilante de la oposición de derecha al gobierno del PAC ha tratado de montarse en el proceso sin éxito alguno.

En los resolutivos de la conferencia del FIT-U- no se llama a derrocar a la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, tampoco a Daniel Ortega y ni una palabra sobre el proceso de restauración capitalista en Cuba, solo una independencia aparente plasmada en el punto 2.  

III. El fenómeno migratorio: Catástrofe humanitaria a nivel mundial


Caravana de migrantes hondureños buscando atravesar Guatemala y México para llegar a Estados Unidos
Caravana de migrantes hondureños buscando atravesar Guatemala y México para llegar a Estados Unidos

Aunque el punto 7 de las resoluciones de la "Conferencia Virtual" del FIT-U apenas se hacen un par de menciones sobre el muro fronterizo entre México y Estados Unidos, poco o casi nada se dice sobre el fenómeno en su conjunto como un asunto de orden mundial, desde los cientos de miles de personas africanas que cruzan por mar hacia Europa, bajo la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida; hasta el éxodo del pueblo sirio que ha estado huyendo de los horrores de la guerra que azota desde hace una década a su país. Esto no es casual, pues algunos partidos integrantes y simpatizantes del FIT-U (quizá la mayoría), están contra la lucha del pueblo sirio para derrocar a Bashir Al Assad, por compromisos con el régimen putiano , o por capitulación al capitalismo chino. o al mismo grupo de los BRICS, donde el admirador de Stalin (Vladimir Putin), se abraza con Jair Bolsonaro para reconocer a la racista Jeanine Añez.

Nuevos levantamientos se gestarán a lo largo y ancho del planeta, porque es urgente poner en pie una alternativa revolucionaria a nivel orgánico. Como sea, en cada conferencia internacional de cualquier grupo y organización seria, deben votarse resoluciones para articular la lucha de clases en el mundo. Las resoluciones de la conferencia de FIT-U- se redujeron a uno que otro acto en embajadas norteamericanas, para apoyar la revuelta en el país del tío Sam, pero poco o nada se votó sobre la cobertura que tenemos que dar los trotskistas al movimiento de madres de víctimas de feminicidio. o para con nuestras y nuestros hermanos migrantes. Desde La Marx Internacional, te invitamos a echar a andar propuestas de este tipo, más allá de los discursos académicos y las buenas formas de quienes no quieren entrar en caminos espinosos que puedan fracturar su alianza electoral.

Octubre de 2020