¡JUSTICIA PARA NAZARIA IRAIS SIMÓN AGUILAR, VÍCTIMA DE FEMINICIDIO!


¡NI UNA ASESINADA MÁS!

¡JUSTICIA PARA NAZARIA!

¡Basta de impunidad y complicidad con los feminicidas!


Hace tres años Nazaria Irais Simón Aguilar, una mujer de 34 años, fue asesinada, torturada y violada por tres hombres en Santa María Acuexcomac, Puebla. Hasta el día de hoy la carpeta de investigación se mantiene abierta, irregular y con la amenaza de ser cerrada si se libera a los feminicidas.

La precarización en el sistema de educación mexicano obligaba a Nazaria a utilizar por las tardes su automóvil como taxi. Con el ingreso "extra" apoyaba a su hijo y a su familia para hacer de los días algo más llevadero.


En ese taxi fue asesinada. El 24 de septiembre del 2017 Nazaria tomó un servicio de ruta solicitado por tres hombres: Dylan Tiapa López, Pedro Paredez Zane y Juan Manuel Limones Pérez. El grupo le indicó encaminarse al crucero "de María" en Santa María Acuexcomac en Puebla

Pedro Paredez viajaba a un lado de Nazaria en el asiento del copiloto, Juan Manuel mirando su nuca y espalda en el asiento trasero, y Dylan detrás de Pedro. Habían recorrido escasos 200 metros cuando Juan Manuel extendió el brazo y le arrancó a Nazari el dinero que había recolectado ese día. Ella, con rabia, asombro y terror gritó que se lo devolviera. Al instante Juan Manuel extrajo del bolsillo del pantalón un cordón y rodeó el cuello de Nazaria presionando hasta extrangularla.


Cuando Nazaria quedó inconsciente los asesinos tomaron el automóvil y decidieron dar un paseo por la zona para continuar golpeando su cuerpo inerte. Cuando les pareció suficiente la encerraron en el maletero, recorrieron unos metros más y la empujaron fuera del vehículo. Nazaria cayó entre las hierbas. La amordazaron, le amarraron pies y manos y la violaron, penetrando con violencia su ano y vagina, mientras la golpeaban.


Nazaria seguía viva y cuando abrió los ojos. Pedro Paredez desacordonó las agujetas de las botas de Nazaria y las enredó en su cuello, para asfixiarla hasta la muerte.


Durante el asalto, la violación y el asesinato, Nazaria fue torturada a lo largo de 3 horas.


En ese momento nuestra hermana, amiga, profesora, madre y mujer se sumó al número de feminicidios del 2017. Ese año, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), más de 100 mujeres fueron víctimas de feminicidio en Puebla.


Desde el 24 de septiembre del 2017 la familia de Nazaria comenzó la búsqueda de justicia. Su cuerpo fue encontrado a las 2 de la tarde del día siguiente en "Camino los Frailes" de Santa María Acuexcomac, Puebla. Los asesinos fueron detenidos, pero actualmente la Fiscalía de Puebla intenta liberar a Dylan Tlapa Lopez, a quien incluso después de declarar y narrar lo acontecido, se le podría otorgar el beneficio de oportunidad que le reduzca o elimine el castigo. Hecho que el fiscal Isael Onofree, confirmó asegurando a la familia que "quieran o no, él saldrá libre".


En la carpeta de investigación las irregularidades sobran. Cuando fueron rastreadas las llamadas de Nazaria se encontró registro del número desde el cual los tres asesinos solicitaron el servicio de taxi. Sin embargo, la sábana de llamadas no se anexó a la carpeta debido a que, aseguran las autoridades, fue ilegal el modo en que se obtuvo.


Tampoco se anexó el video de la memoria del automóvil de Nazaria, que demostraba gráficamente todo lo acontecido. Incluso la descripción de la escena del crimen, hecha por los peritos, es inconsistente; se dijo que al momento de hallar el automóvil las cuatro puertas estaban cerradas, sin embargo, se encontraban abiertas junto con el maletero.


Ahora la Fiscalía de Puebla asegura que no hay indicios que inculpen a los asesinos porque, debido al paso del tiempo, la naturaleza ha borrado las pruebas. Los asesinos constantemente piden prórrogas y la familia ni siquiera ha tenido acceso a una audiencia intermedia para el desahogo de pruebas. Es decir, son los feminicidas quienes gozan de beneficios, la familia es revictimizada e ignorada constantemente.


En México ninguna mujer vive segura. En el mundo, como dijo Andrea Dworkin, domina el patriarcado y es por eso que ninguna mujer está segura. Es así como la lucha se ha convertido en el modo de vida o la existencia misma de tantas mujeres, niñas y movimientos sociales.


El grito ya no es únicamente de miedo, es esperanza, fuerza y hartazgo. Una declamación de la conciencia que guía a las mujeres a una revolución. A ese cimbrar de la humanidad que hemos anhelado, imaginado y sembrado durante tantos siglos.


Las mujeres aprendimos desde la reflexión, el dolor del golpe en las cuerpas, la mirada perdida de la violencia y la vida coartada, que el Estado es enemigo, feminicida, violador y machista. Que la policía, el ejército, las amistades y los hombres que han construido esta sociedad, son nuestros agresores. Y que para este mundo, androcéntrico y falocéntrico, nosotras no valemos nada.

Es en la lucha donde hemos reivindicamos la memoria de las hermanas asesinadas, las violadas, las mutiladas, la silenciadas, las tocadas, las agredidas con todas las formas y colores del patriarcado.
Es en esta lucha donde recordamos y exigimos justicia para Nazaria Irais Simón Aguilar. Una mujer que entregó su vida a la educación de jovenxs en bachillerato; apasionada por el conocimiento y la docencia; madre un pequeño que ahora, desde la orfandad, intenta comprender qué pasó con ella.

Desde los movimientos sociales de México y América Latina, atendiendo a la necesidad política de que la justicia se sujete a las necesidades de la defensa, exigimos al Gobierno Federal, las Fiscalía General de la República, la Fiscalía de Puebla y la Secretaría de Seguridad Pública:



Atenta y combativamente: La Marx México / Las Marxs México, Organización Política Multimedios, Colectivo Rebelión


Lorena Gutiérrez Rangel, activista. Mamá de Fátima varinia Quintana Gutiérrez víctima de feminicidio en 2015 a la edad de 12 años. Magdalena Velarde Tepoz activista. Mamá de Fernanda de Alberto y Daniel Sánchez Velarde feminicidio y secuestro y tortura 2014 y 2017.


Si gustas adherir este comunicado, puedes hacerlo haciendo clic a continuación:



Colectivas y personas autónomas firmantes:


  • Socorristas y Acompañamiento LATAM

  • Impruuv, colectiva de profesoras feministas

  • Iskra Radio

  • Feminista

  • Feminista abortera

  • Eduardo Sarmiento Gutiérrez, filósofo, Doctor en filosofía política y docente de la UNAM.

  • Jesús Valdez, militante marxista

  • Hilda Rebeca Juárez Rodríguez, historiadora, docente comunitaria y académica.

  • Pamela Alvarado, pedagoga y activista feminista.

  • Priscila Alvarado, escritora y activista feminista

  • Lorena Gutiérrez Rangel activista mamá de Fátima varinia Quintana Gutiérrez víctima de feminicidio en 2015 a la edad de 12 años

  • Colectivo Tierra y Libertad VI. Cuautla Morelos.

  • Mamá Feminista (México)

  • Luz Beleguí Gómez López, Docente UACM

  • Patrick Cuninghame, sociologo e historiador, UAM-A.

  • Georgina Ximena Adsimingary Martinez Crucess (Diseñadora Industrial)

  • Ana Alatorre, estudiante

  • Fernando Alan López Bonifacio, Sociólogo.

  • Brenda Porras Rodríguez, Mtra. en Estudios Latinoamericanos

  • La Voz del Anáhuac

  • Ángel Benhumea Salazar

  • Sector de Trabajadores Adherentes a la Sexta

  • Andrea Vargas, psicóloga feminista

  • Ruth Flores, empleada/anti patriarcal

  • Luna Islas Karina, Maestra/Docente/Investigadora/Filosofa, Feminista. IEMS-CDMX/RedFem/UNAM/UAM

  • Ana Laura Hernández, docente

  • Los Machos Nos Matan En Mexico

  • Feminicidio Activismo

  • Justicia para Víctimas de feminicidio y desaparicion

  • Gordi Feminist