EL SALVATAJE DE VICENTIN

Mientras millones mueren de hambre por la cuarentena capitalista

Alberto y Cristina quieren dar un Salvataje millonario a estafadores, banqueros y la oligarquía agraria

La cacareada "nacionalización" de Vicentin es una estafa que el gobierno del PJ de Alberto y Cristina Fernández preparan contra el pueblo. Haciendo los mismo que hacen todos los gobiernos capitalistas del mundo, mientras millones de familias mueren de hambre por la cuarentena capitalista, Alberto y Cristina van a poner millones de dólares en los bolsillos de millonarios y corruptos estafadores profesionales, banqueros y empresarios de la rica oligarquía agraria, que se dedicaron a saquear empresas con la complicidad de funcionarios de Macri y "Cambiemos".

El caso de Vicentín muestra como los intereses capitalistas del PJ y el PRO están entrelazados. Los corruptos dueños de Vicentín son ricos empresarios, como Alberto Padoán que fue presidente de la Bolsa de Rosario y está procesado por la causa de coimas y millones que le entregó al kirchnerismo transando con operadores de Julio de Vido. Otro dueño, el rico empresario Gustavo Nardelli está fuertemente vinculado al PRO. En los últimos años ambos se dedicaron a robar millones del estado en préstamos del Banco Nación que nunca devolvieron, e impuestos a la AFIP que nunca pagaron. Ambos aportaron millones al PJ, al kirchnerismo y al PRO.

Mientras La Cámpora, y el PJ fueron financiados por la Bolsa de Rosario mediante transferencias de Vicentin a De Vido, el PRO también fue financiado por Vicentín con 13.5 millones que pusieron los oligarcas agrarios a la campaña de Macri. Y mientras estafaban y recibían millones del estado, los corruptos oligarcas se dedicaban a vaciar una multinacional que abarca 16 empresas que facturaba 4.200 millones de dólares en Uruguay, Paraguay, Brasil y España.

Alberto y Cristina le mienten al pueblo para defender oligarcas

Alberto, Cristina, los funcionarios del PJ, los K, todos salen en coro a mentirle al pueblo para justificar semejante transferencia de millones de dólares a corruptos banqueros, empresarios y multinacionales. Dicen que están rescatando una "empresa nacional" lo cual es falso. Vicentín es una multinacional financiada por banqueros y corporaciones de Estados Unidos y Europa como la International Finance Corporation, el Netherlandese Financering y el ING Bank NV-Tokyo Branch. A su vez, está asociada a la multinacional suiza Glencore. Todos estos banqueros y aristócratas de Estados Unidos, Europa, Suiza, y Japón, están festejando los anuncios de Alberto y Cristina, porque ese dinero va para pagarles a ellos.

Alberto y Cristina dicen que los dueños de Vicentín son "empresarios que han dado trabajo a los argentinos", lo cual también es falso. Los corruptos oligarcas agrarios de Vicentin se vienen apropiando de la riqueza generada por los 5.488 trabajadores de Vicentín, por la alta tasa de ganancia que obtuvieron por la explotación que hicieron de ellos. A su vez estafaron a 2.600 pequeños productores de la provincia de Santa Fe, a quienes le compraron la producción y nunca se la pagaron. También se beneficiaron de la súper explotación de miles de trabajadores agrarios que trabajan en condiciones de semi- esclavitud en negro y precarizados según denuncia el RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores).

Alberto, y Cristina salen a mentirle al pueblo diciendo que van a dar millones de dólares para la "soberanía alimentaria" lo cual también es falso. Los gobiernos capitalistas de Menem, Néstor, Cristina, y Macri, le entregaron toda la principal riqueza del país que es la del campo a empresas extranjeras, como la Archer Danields Midland (ADM) de Estados Unidos, Bunge de Estados Unidos, Cargill de Estados Unidos, Dreyfus de Francia, y Cofco que tiene capitales de Holanda y China. Ninguna soberanía alimentaria va a venir de los dirigentes del PJ, los K, los del PRO que le entregaron en los últimos años la principal riqueza del país a los monopolios extranjeros, y recibieron enorme coimas, anotadas en oscuros "cuadernos" que los hicieron también multimillonarios. Como son socios de estos empresarios corruptos, les pagan los desfalcos, fraudes, estafas y vaciamiento, con plata del pueblo.

Para la oligarquía agraria y banqueros millones de dólares. Para el pueblo hambre y confinamiento

Cuando un humilde trabajador no paga a un banco, el banco lo embarga sin misericordia. Los bienes de los banqueros, estafadores, oligarcas que participaron de la maniobra de vaciamiento de Vicentín deberían ser inmediatamente embargados, y sus cuentas bancarias, inmediatamente incautadas. Pero gracias a Cristina y Alberto, a los oligarcas agrarios y banqueros nada de esto les va a ocurrir. Ellos seguirán viviendo sus vidas lujosas, y compraran caros abogados en juicios que llevaran años y terminaran en nada.

Mientras Cristina y Alberto destinan millones de dólares a pagar las deudas, desfalcos de los oligarcas y banqueros, miles de familias obreras ven peligrar sus fuentes de trabajo, los jubilados cobran una miseria, los trabajadores sufren descuentos de entre 25 y 30% de los sueldos, los médicos y enfermeros se infectan en los hospitales que se caen a pedazos, y millones se hacinan en los barrios populares sin tener que comer. Alberto y Cristina pueden llevar adelante esta política porque cuentan con la complicidad de los traidores dirigentes de la CGT, la CTA, la CTEP, los movimientos sociales, y los organismos de derechos humanos K.

Los corrutos Caló, Daer, Barrionuevo, Moyano, de la CGT, así como Yasky, Wasiejko, Baradel de la CTA, o personajes como Pérsico, Grabois, Alderete, están traicionando a los trabajadores y al pueblo otra vez, apoyando las medidas del gobierno. Tambien Bonafini que enfrenta cargos por robar en el gobierno K. Dicen "defender a los pobres y al pueblo" pero mienten repitiendo las mismas mentiras que dicen Alberto y Cristina. De este modo trabajan en tándem y utilizan con los medios masivos de comunicación para desmovilizar, lo que le permite al gobierno llevar adelante la estafa de Vicentín. Estos dirigentes traicionan al pueblo mientras millones se mueren de hambre por la cuarentena capitalista que fracasa públicamente, porque la curva de contagios crece y crece sin cesar.

La creación de YPF Agro es un salvataje

Los millones que Alberto y Cristina van a poner la compra del 51% del paquete accionario creando la empresa YPF Agro son para salvar a los millonarios de Glencore, los banqueros de Estados Unidos, y Europa que se beneficiaron de las estafas y vaciamiento de sus socios empresarios macristas y kirchneristas. Como lo explicamos en el artículo "El QE4 no sacará al capitalismo del colapso" (1),los salvatajes son la política de todos los gobiernos capitalistas del mundo para superar el colapso que enfrenta el sistema capitalista mundial.

Alberto y Cristina con el caso Vicentín no están inventando nada, estan simplemente, repitiendo la misma fórmula que sus socios capitalistas de todo el mundo. La Argentina Capitalista también está en quiebra y las grandes empresas están buscando ser rescatadas. Esta maniobra no está exenta de disputas entre los dirigentes patronales, los dirigentes del PRO, PJ y K debaten públicamente si el estado tiene que intervenir o no, si la figura legal es la expropiación, o no, si el proyecto que va a al Congreso debe decir A o B. Pero la discusión entre el PRO, el PJ y los K es un debate entre capitalistas y millonarios, que discuten como mejor defender sus ganancias.

No hay un debate de como entregar a los millonarios más millones con salvatajes, en eso están todos de acuerdo. El debate entre ellos es como hacerlo, y todo el tiempo juran y perjuran que no quieren atentar con la propiedad privada, que defienden el capitalismo, que el estado interviene públicamente porque es un "salvataje" utilizan y popularizan ese término, para que quede claro que lo fundamental para ellos, es defender la sacrosanta propiedad privada de los medios de producción.

Los grupos de izquierda apoyan la estafa del gobierno

Los grupos de izquierda del FITU (MST, PTS, PO, IS), y otros grupos, exigen que la compra del paquete accionario sea del 100%. O sea, exigen que el gobierno ponga más plata para banqueros, multinacionales, y la oligarquía agraria. Toman partido en la disputa entre los dirigentes del PJ, del PRO y los K, ven a estas medidas como "progresivas", y pintan una "lucha contra la derecha" y se ponen del bando del gobierno. Repiten las mismas mentiras que dicen los dirigentes de La Cámpora, la CTA, la CGT, Pérsico, Grabois y los movimientos sociales y de ese modo, capitulan al gobierno.

Estos grupos se apresuran a presentar un proyecto de expropiación en el Congreso para ser parte del debate entre capitalistas, como si el Congreso no fuera una cueva de ladrones y algo progresivo o a favor del pueblo pudiera surgir de él. Apoyan la medida de Alberto y Cristina, y le exigen que "vaya a fondo". Que "nacionalice Vicentin 100% con control obrero" como si los corruptos Alberto y Cristina fueran un gobierno revolucionario que va a enfrentar al gran capital. Este brutal disparate de los grupos de izquierda, es la expresión folklórica de la enorme crisis que atraviesa la izquierda a nivel mundial.

La política de los grupos de izquierda es todo un verdadero desastre que no sucede por primera vez. Los grupos de izquierda vienen defendiendo gobiernos, dirigentes y medidas patronales y capitalistas del kirchnerismo, y el Castrochavismo. Defendieron a De Vido en el Parlamento, piden la libertad de D'Elía diciendo que es un preso político, defienden a Milagro Salas o a Bonafini en las causas que tienen por corrupción, Votan leyes con el PJ, defienden a Evo Morales diciendo que hubo "golpe de estado contra él" o defienden a Maduro diciendo que hay "golpe de estado en Venezuela". Con esos argumentos se vienen ubicando en la defensa de gobiernos, dirigentes y medidas capitalistas con lo cual no sorprende que respecto de Vicentin hagan lo mismo.

La nueva claudicación y capitulación de los grupos de FITU y la izquierda que reclaman el "100 % de Vicentín" es el producto de su desesperación por tener votos y bancas en el Congreso. Quieren ser parte del régimen, estar en los debates "trascendentes" tener presencia televisiva y no plantear cosas demasiado radicalizadas contra el gobierno por temor a perder votos. La mayoría de estos grupos manejan cooperativas que dependen del gobierno, verdaderas Pymes que mueven mucho dinero, como los "multimedios", propios, las fábricas recuperadas o las cooperativas de desocupados que administran grupos como el PTS, los PO, o el MST.

Como son grupos pequeños y marginales porque no dirigen importantes organizaciones de masas, y sus emprendimientos requieren de muchos empleados y funcionarios, estos grupos dependen para su existencia cada vez más del estado capitalista. Temen que el gobierno no les de los fondos para mantener esos emprendimientos, si critican o denuncian sus medidas, y por eso no sacan los pies del plato del régimen. A la creciente dependencia económica del parlamento, las cooperativas, y las Pymes, se suma el completo retroceso teórico- político y el analfabetismo de sus dirigentes que vienen rompiendo aceleradamente con el marxismo, y el trotskismo. Esta es la explicación del retroceso que todos estos grupos vienen sufriendo, el éxodo de militantes, la disgregación, como el caso de los dos PO's, que al debilitarlos, hace a estos grupos cada vez más dependientes de la caja del estado capitalista.

Rechazamos el salvataje de Vicentin

El estado no debe poner un peso en Vicentin. Para defender la soberanía alimentaria y defender a los puestos de trabajo hay que embargar a los oligarcas, banqueros y estafadores que vaciaron Vicentin, se robaron la plata del estado, y se hicieron ricos con tramoyas autorizadas por los funcionarios del PJ, los K y el PRO, que también deben ser embargados. Así es como no se perderá ningún puesto de trabajo, y cada peso y dólar debe ir para trabajo, salarios, salud educación, hospitales, médicos y enfermeros. Al FMI, y a las multinacionales ni el 51%, ni el 100%, Nada!! Ni un peso, ni un dólar, 0% para ellos!! Todo debe ir para salarios, trabajo, salud y educación

Los corruptos oligarcas agrarios, banqueros, y multinacionales que Alberto y Cristina buscan salvar, se quedaron con el dinero que necesitamos para respiradores, medicamentos, camas, comida fundamentales para derrotar la pandemia capitalista. Los militantes del Reagrupamiento al PST y La Marx estamos en los barrios, las escuelas, las empresas, y reparticiones públicas junto a las mujeres que luchan por aborto legal, levantamos la Campaña Justicia para Fatima y Sheyla como parte de nuestra lucha contra los feminicidios que se profundizan por la medidas de confinamiento masivo de los gobiernos capitalistas. Defendemos a los trabajadores que pierden sus puestos de trabajo como en el frigorífico Penta, o sufren la devaluación y quita de sus salarios, apoyando quienes enfrentan la represión con la política de confinamiento masivo como las familias de Salta, o Tucumán y Chaco. Rechazamos este salvataje en defensa de los más oprimidos. Y nos organizamos para derrotar la política patronal, capitalista e imperialista del gobierno de Alberto y Cristina.

(1) Para Leer "El QE4 no salvara al capitalismo del colapso" click en el botón "Leer"