El QE4 no sacará al capitalismo del colapso

Por Daniel Campos 26/5/20

danielcampos@revolucion.com.es

Estamos presenciando un momento histórico, civilizatorio, de los más importantes de la historia de la humanidad. Somos privilegiados testigos de estos acontecimientos. No nos referimos a la primera pandemia global del Coronavirus, o las desastrosas medidas de los gobiernos capitalistas. Nos referimos a que estamos presenciando el colapso del capitalismo

Dirán que exageramos. Que no es verdad. Que el capitalismo siempre sale adelante. Que saldrá de esta. Que es el único sistema posible. Que por la ausencia de una dirección revolucionaria puede continuar. Que bla, bla, bla y bla. Ya sabemos que dirán los lenguaraces y embusteros profesionales que hace años se niegan a reconocer que hay una crisis en el capitalismo. Los datos de la realidad son categóricos, y contundentes: Todas las multinacionales, corporaciones y empresas que dominan la economía mundial están en quiebra. Todos los países capitalistas están en quiebra. Y todos los bancos del mundo están en quiebra. Nunca sucedió que todo el capitalismo global al unísono esté en quiebra. Es un espectáculo único en la historia. Es el colapso 2020.

Si estas empresas siguen funcionando a pesar de la quiebra generalizada, del corte en la cadena de pagos y el cese en la circulación de dinero global, es por el operativo de salvatajes más grande de la historia del capitalismo llamado QE4. En este artículo te explicamos que es el QE4. Te explicaremos cómo llegó el capitalismo al colapso 2020. Y te explicamos porque el QE4, no podrá sacar al capitalismo del colapso 2020.

Bienvenidos al QE4: La crisis más grande de la historia del capitalismo

Veamos que es el QE4. Lo primero es comprender que esta crisis es más grande que el crack de Wall Street del '29 del siglo pasado. Más grande que la crisis de los '70. Más grande que todos los episodios como la crisis de las Savings and Loan", el "lunes negro" en los 80's;  los efectos "tequila", "arroz", "vodka", "caipirinha", "tigres, "tango" o las crisis de Enron, y LTCM en los 90's. Es superior a la crisis "punto.com" en los años 2000. Y más grande que el pico agudo de crisis de los años 2008- 2009. Es la crisis más grande de la historia y la muestra científica de ello, es la magnitud de los salvatajes que inyectan los Bancos Centrales de los países imperialistas para frenarla. Este grupo de salvatajes es el denominado QE4 que podemos apreciar en el cuadro siguiente:

En título del cuadro dice: "Los salvatajes más grandes de la historia". Se pueden observar la magnitud de los salvatajes en los últimos 50 años. Se puede apreciar las Savings and Loan entre 1980 y 1990 y los "efectos" o LTCM, en los 90's. Los Salvatajes que comienzan en el 2008 (QE1, QE2 y QE3) eran hasta el momento los más grandes de la historia. El QE4 del 2020 es igual a todos los salvatajes anteriores juntos. Fuente: Deutsche Bank, y FMI


El QE4 es una operatoria internacional de salvatajes para poner dinero en los bolsillos de la aristocracia del 1%, que domina la economía mundial. Esta operatoria ya supera los 10 billones de dólares, y crece minuto a minuto, porque se está inyectando dinero a un promedio de 14 mil millones de dólares por día, más de 3 mil millones de dólares por hora. En medio del desarrollo de la pandemia de Coronavirus en EE.UU Donald Trump y el Parlamento de EE.UU aprobaron en marzo del 2020 el paquete de salvatajes más grande en la historia de los Estados Unidos de 2,2 billones de dólares, llamado ley "CARES", así como Christine Lagarde presidenta de Banco Central Europeo (BCE) anunció también 1 billón en salvatajes en Europa. Pero el QE4 no nació en marzo del 2020, sino mucho antes.

El QE4 nació el 5 en febrero del 2018 cuando se produjo el desplome de Wall Street más grande desde el año 2000. Para frenar ese derrumbe el Banco del Pueblo de China (BPCh) efectuó un salvataje de 84.300 millones de dólares, en lo que significó la mayor inyección en un solo día de la historia del BPCh. Por otro lado, la Reserva Federal de los Estados Unidos, la "Fed" como se la conoce en el mundo financiero, suspendía la "Operación Twist".

Pero en el transcurso del 2018 China cayo en recesión. El 25 de diciembre del 2018, en medio de la Navidad, las bolsas del mundo sufrieron su peor derrumbe en 100 años, y el peor de los últimos 10 años. El capitalismo terminaba el año 2018 en medio de un tembladeral. Para el 2019, toda la economía mundial con China a la cabeza se embarcó hacia la recesión. El 17 de septiembre del 2019 estalló el mercado de reposición bancaria de Nueva York, llamado mercado de "Repo" en medios financieros, el cual es un circuito que administra la circulación de dinero entre los Conglomerados Globales. Esta tasa interbancaria es el corazón de capitalismo mundial, porque permite "Reponer" dinero faltante a los bancos y empresas que dominan el capitalismo globalmente. De ese modo el capitalismo se aproximaba al colapso, porque al igual que proceso de circulación sanguínea en el cuerpo humano, si se detiene la circulación de dinero, el capitalismo colapsa.

Para cerrar la crisis de "Repo" la Fed inyectó 203.000 millones de dólares en una semana, y a partir del 11 de octubre comenzó a inyectar 2 mil millones de dólares al día o sea, 60.000 millones de dólares por mes. En el mismo momento en que estallaba el mercado de "Repo", un virus aparecía en Wuhan, China, preparando las condiciones para el estallido del COVID- 19. En diciembre se desarrollaba la epidemia en Wuhan, que en enero del 2020 se transformaba en pandemia global. Los gobiernos capitalistas establecieron los confinamientos bajo el argumento de que no tienen recursos para enfrentar la pandemia, mientras le inyectan un promedio de 3 mil millones de dólares por hora a la aristocracia del 1%.

La crisis es de magnitud histórica, civilizatoria, epocal. Tanto el estallido del mercado de Repo, como la aparición del COVID- 19 expresan el agotamiento del modo de producción capitalista. En ese sentido, no es una crisis más, no se parece en nada a crisis económicas anteriores. Todas las crisis anteriores expresaban el camino hacia el colapso del modo de producción capitalista. Pero la crisis actual expresa que el modo de producción capitalista llegó al final del camino. Estamos viviendo el colapso 2020.

Por eso aunque la crisis tiene elementos de todas las crisis anteriores, es completamente diferente. Buscando analogías en la historia, es comparable con la crisis del siglo XIV, que expresó el final del modo de producción feudal. La crisis del siglo XIV presentó un violento proceso de destrucción de fuerzas productivas que incluyó la Guerra de los 100 años y la Peste Negra. Millones murieron en todo el mundo. Seis siglos después, la quiebra generalizada, el desarrollo de las pandemias, la expansión sin precedentes del hambre, la pobreza y condiciones horribles de vida, la así como la destrucción de la naturaleza expresan el final del modo de producción capitalista.

El modo de producción capitalista ha acumulado enormes masas de capital producto del dominio de los Conglomerados Globales sobre la economía mundial. Como explicamos en El Fin de las Multinacionales (1) el actual régimen de acumulación que atraviesa el capitalismo que denominamos "globalización" es propio de la etapa imperialista y decadente del capitalismo caracterizada por el control de los monopolios y multinacionales. Las enormes masas acumuladas en la "globalización" provocaron las desigualdades sociales más importantes de la historia, y la aparición de la aristocracia del 1% de los ricos del mundo.

Pero esas mismas masas acumuladas de capital empujaron al capitalismo y a la globalización al agotamiento y crisis. El proceso de agotamiento comenzó hace 20 años con el estallido de la burbuja "punto.com". El imperialismo intentó superar esta crisis con una ofensiva global contra las masas del mundo entre los años 2001- 2006, basada en las invasiones de la OTAN a Irak, Afganistán y un ataque a las libertades democráticas del pueblo de EE.UU. Cuando esa ofensiva fue derrotada en el 2006 por la revolución de las masas iraquíes y del mundo, estalló el pico económico agudo de crisis que llevó a la quiebra a todos los conglomerados globales entre los años 2007/2008 con el estallido de la "burbuja sub- prime".

El surgimiento de los QE: La estafa que "acelero" la crisis

Cuando estalló el pico agudo en los años 2007 y 2008 todas las multinacionales que dominan la economía capitalista mundial quebraron. Para sacarlas de la quiebra se implementaron los salvatajes. Los Bancos Centrales imprimieron dinero en forma masiva para ponerlo en los bolsillos de la aristocracia del 1%. A lo largo de 10 años los súper ricos dueños de JP Morgan Chase, Goldman Sachs, Bank of América, Morgan Stanley, Wells Fargo, Citigroup, BNP Paribas, Deutsche Bank, etc. recibieron alrededor de 30 billones de dólares (2) Es una cifra que para cualquier ser humano normal apenas se puede comprender. Los funcionarios analistas, economistas y defensores del capitalismo argumentaron que debían llevar a cabo los salvatajes porque esas empresas eran "Demasiado grandes para Caer", (en inglés, "Too big to fail")

Mira el QE4 en imágenes. El Salvataje más grande de la historia del capitalismo es la muestra del colapso que esta viviendo el capitalismo globalmente El sitio demon.ocracy.info hizo un film que ilustra la magnitud del QE4. La imagen del final de los 5 tractores con pala que empujan dinero a un pozo sin fondo ilustra la cantidad de dinero que se inyecta por día en los Conglomerados Globales

Toda esa operación económica fue un fraude. La masa de billetes que se imprimió es capital ficticio sin respaldo oro. Se otorgó a los ricos con tasa de interés al 0%, cuando cualquier ciudadano que solicita un préstamo para comprar una bicicleta debe pagar intereses. Pero a la aristocracia del 1% se le depositó en sus cuentas billones de dólares a préstamo sin interés. Los estafadores y delincuentes de Wall Street, la City de Londres y las bolsas del mundo se llevaron enormes ganancias en comisiones.

Los salvatajes comenzaron en julio del 2007, al principio en forma desorganizada y aleatoria. Pero como para poder llevarse a cabo toda esta estafa ilegal debían violarse todas las leyes del propio capitalismo, se instituyeron una batería de decretos, resoluciones, y todo un complejo sistema de operaciones económicas para maquillar balances y ocultar transferencias. Las maniobras se legalizaron en el G-20, y se habilitó el dinero desde los Bancos Centrales de todos los países imperialistas EE.UU, Japón, Inglaterra, Alemania, Francia, Canadá, e Italia, así como en China que no es un país imperialista, sino una sub- metrópoli capitalista. 

Así en el 2008 en forma coordinada y global, comenzaron los QE (en inglés "Quantitative Easing") [3] con 3 objetivos:

1) Que los Conglomerados Globales no quiebren

2) Evitar el colapso del capitalismo reanudando la circulación de dinero

3) Que la economía mundial no entre en recesión

Los QE lograron cumplir con mucha dificultad los 3 objetivos. Pero sucedió lo que Carlos Marx se cansó de explicar: Los economistas y funcionarios burgueses no comprenden cómo funciona el sistema que ellos mismos comandan. Cuando creyeron que salvaban al capitalismo, el QE no sólo no lo salvó, sino que lo hundió aún más. Esto es así porque los salvatajes agravaron y agudizaron al extremo todas las contradicciones del capitalismo aceleradamente, y prepararon las condiciones para el colapso 2020. Vamos a ver paso a paso, como los funcionarios capitalistas organizaron este desastre.

El camino hasta el QE4 "lo que sea necesario"

El primer tramo de salvatajes se llamó QE1, y comenzó en septiembre del 2008, hasta el 31/3/10. Cuando la economía mundial volvió a mostrar síntomas de recesión comenzó la segunda ronda de salvatajes el 3/11/10 denominada QE2 hasta el 30/6/11. Pero no logró alejar el peligro de crisis lo que llevo a una tercera ronda de salvatajes llamada QE3, que comenzó el 13/9/12 hasta el 29/10/14, cuando se detuvo en EE.UU. En Europa el QE se desarrolló durante el 2015.

Como los QE habían evitado la quiebra, reanimado la circulación y evitado la recesión, para el 2015 todas las autoridades económicas, analistas y funcionarios del capitalismo aseguraban que la crisis se había superado. Janet Yellen, la presidenta de la Fed, llego a decir que no iba a haber más crisis "por muchos años, y quizá nunca más suceda". Todo un coro de charlatanes planteo que estábamos frente al "crecimiento económico más largo desde la posguerra", que lo "peor ya había pasado", y que había llegado la hora de "normalizar" la economía.

Sin embargo, la realidad era la opuesta. Lo que produjo 10 años de inyección de billones de dólares fue un verdadero desastre que empujo al capitalismo a mayores y más graves peligros. Si lo que había provocado el estallido fue una crisis en las hipotecas de EE.UU, ahora esa crisis hipotecaria se había multiplicado por 12 y extendido a 11 países.

Por otra parte, uno de los motivos de la crisis fue el tamaño de las empresas que dominan la economía mundial. Son estas empresas las que sobreacumulan capital y empujan al capitalismo a la crisis. Pero tras años de inyecciones de monstruosas masas de capital, las "Demasiado Grandes para Caer" son ahora más grandes y peligrosas. Al haber inyectado con salvatajes estos enormes parásitos financieros, exploto el desarrollo de viejas maniobras especulativas como las recompras de acciones, y toda clase de actividades fraudulentas. Se multiplicaron las actividades financieras delictivas que según los propios analistas capitalistas son "armas de destrucción masiva".

Las jugadas especulativas riesgosas desarrollan las denominadas "burbujas" especulativas. La sobreacumulación en unas pocas manos del 1% de aristócratas provocó que se haya montado a escala global una burbuja que los analistas burgueses denominan la "Burbuja del todo". El financista Jared Dillian lo explica así: "...En 2000, tuvimos la burbuja de puntocom. En 2007 tuvimos la burbuja inmobiliaria...En 2017, tenemos la burbuja de todo..." (Capital Bolsa 29/6/17). Y en China se formó una burbuja gigantesca que se denomina "la madre de todas las burbujas".

Pero los jefes del capitalismo fieles a su creencia de que "lo peor de la crisis ya pasó" comenzaron en noviembre del 2017 una operación económica denominada Ajuste Cuantitativo (en inglés QT, Quantitative Tightening). En un proceso inverso al QE, en vez de imprimir dinero para hacerlo circular el QT es retirar dinero de la circulación. La Fed aseguró que la transición del QE al QT iba a ser tan gradual que no iba a provocar ningún problema. El presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker anuncio que el proceso iba a ser tan aburrido como quedarse a ver cómo seca la pintura. Junto al QT, la Fed llevo a cabo cinco subas de la tasa de interés.

Al revés de todo lo que planteaban los funcionarios, con el QT el capitalismo explotó. En la medida en que la Fed restringió el flujo del dinero, y subió las tasas de interés, se transformó en una aspiradora que absorbía todos los dólares que circulaban por el mundo. Al atraer los dólares del mundo entero, provoco la crisis de las monedas de los países en desarrollo porque los dólares empezaron a huir de las economías de los países pobres. Turquía y Argentina se derrumbaron. Empezaron a sufrir un tembladeral las monedas de Indonesia, India, y Egipto, y se agravaron las condiciones de cientos de países. Los bonos de los países en desarrollo se hundieron. El 5 de febrero del 2018 se produjo el desplome más grande desde el año 2000 de Wall Street, y se disparó el índice VIX que mide la incertidumbre de la economía mundial. Tres meses después de comenzado el QT, todo el espejismo del "fin de la crisis" se derrumbó

Cuando en julio del 2012 le consultaron al entonces presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi hasta dónde llegará en su maniobra de imprimir dinero para para sostener a los Conglomerados Globales, el ex funcionario de Goldman Sachs dijo: "El BCE hará todo lo necesario". Las palabras Mario Draghi resultaron proféticas. Las autoridades del capitalismo mundial para frenar la debacle provocada por el QT, se vieron obligadas a llevar adelante "Lo que sea necesario" y a inyectar billones desesperadamente. Así es como nació el QE4

El QE4 tiene asegurado su fracaso

Pero sería un error creer que el colapso 2020 es culpa del QT. La crisis explotó porque el QE1, QE2 y QE3 habían hecho un desastre. El QT fue una especie de coronavirus financiero que puso en evidencia la magnitud del desastre. En sólo 3 meses se borraron de un plumazo los objetivos que el QE1, QE2, y QE3 habían costosamente logrado en 10 años. Las afirmaciones de los jefes del capitalismo de que la crisis "ya se terminó", quedaron sepultadas por la realidad.

Pero si el QE1, QE2 y QE3 hicieron un desastre, ¿Qué efectos va a provocar el QE4?. Con el QE4 se inyectaron ya en dos años el equivalente a la mitad de los salvatajes que se implementaron en los 10 años anteriores. A una velocidad aún más acelerada y vertiginosa. En medio de una pandemia y un nivel de destrucción de las fuerzas productivas colosal. Es decir, si el QE1, QE2 y QE3 hicieron un desastre, y llevaron al capitalismo hacia el colapso, el QE4 va a provocar un desastre aún mayor, y ya tiene asegurado su fracaso.

Si la circulación se reanimó con los QE1, QE2 y QE3 ahora depende del respirador artificial del QE4 para continuar día a día. Si la quiebra de los Conglomerados Globales se evitó con los QE1, QE2 y QE3, con la excepción de Lehman Brothers y Bearn Sterns, ahora todos los Conglomerados dependen del día a día del respirador artifical del QE4 para evitar la quiebra. Y si antes del comienzo del QE4 la perspectiva de la economía mundial era la recesión, ahora es la depresión. Esta es la sombría expresión del colapso del modo de producción capitalista.

La tendencia a la depresión se expresa en el desarrollo de uno de los fenómenos más impactantes de la actual crisis del capitalismo: La existencia de tasas de interés en cero o negativas. Es un proceso que adquiere aristas históricas y no tiene antecedentes en la historia del capitalismo. Actualmente 14 billones de dólares de deuda global tienen un rendimiento negativo, o sea, tiene tasas de interés de cero o menos de cero. La tasa de interés es la que hace circular el dinero, como el corazón hace fluir la sangre para el cuerpo humano. En condiciones normales los capitales circulan buscando ganancias y se dirige a las tasas de interés más atractivas.

Pero si la tasa de interés es 0, o menos de 0, el dinero no fluye, más bien, huye. El corazón deja de latir, la sangre deja de circular. Cuando el médico te toma el pulso, si no sienten pulso en un determinado plazo de minutos, te declaran la muerte. Las grandes empresas que dominan la economía capitalista mundial, repletas de bonos basura con rendimientos negativos harán las delicias de los amantes de las películas de muertos vivos y zombies.

Los fanáticos de esas películas ya no tienen que gastar dinero en canales de streaming, ahora solo bastará con que lean el rendimiento de los bonos de EE.UU, China, Suiza, etc. Ahí verán a verdaderos zombies. Empresas como JP Morgan Chase son muertos vivos, además más reales y más monstruosos que los de las películas. Van a ver pulcros ejecutivos con trajes y maletines circulando en costosos jets que manejan enormes empresas. Que contradicen las leyes del capitalismo porque espantan al dinero. Pero viven del QE4 porque están simplemente muertas.

Las posibilidades de salida a la crisis del sistema capitalista

Debemos eliminar toda teoría de la conspiración para comprender la crisis. No existe una conspiración global de un grupo de dirigentes que a propósito llevan el capitalismo a la quiebra, o inventan un virus en un laboratorio para matar a millones de personas. Los creadores de esas teorías disparatadas buscan ocultar la realidad de la decadencia que vive el capitalismo. La crisis no es "creada" por nadie porque ningún grupo de individuos tiene la capacidad de crear semejante crisis. La crisis expresa un conjunto de elementos científicos y objetivos que ponen en evidencia que el capitalismo ya no tiene razón de existir.

Estas afirmaciones harán enojar a los economistas burgueses y marxistas vulgares. Ellos harán ahora el "llamado a superar la crisis". Te dirán que "es momento de poner el hombro" y que "Todos juntos podemos". Desde ya te adelantamos que todos esos llamados humanitarios son falsos, y una trampa: Lo que los gobiernos y jefes del capitalismo ocultan es que para superar la crisis del capitalismo es necesaria una tasa de explotación a escala mundial cualitativamente superior a todo lo que existe hoy.

Para graficarlo con una imagen podemos explicarlo así: Para solucionar esta crisis el imperialismo debería imponer una tasa de explotación y condiciones de vida y trabajo que ha impuesto en China, para todo el mundo. Debería liquidar la democracia burguesa, instalar una dictadura, barrer con los derechos a sindicalización, a protestas, a reunión, a petición, para imponer jornadas extenuantes, trabajo en negro, semi- esclavitud, precarización generalizada, carencia de todo derecho laboral, y represión brutal a cualquier clase de organización sindical o social. Y debería imponerlo globalmente, en los cinco continentes. Solo así, el imperialismo podría tener alguna chance empezar a solucionar la crisis, desde el punto de vista capitalista.

Y eso sería el comienzo, pero no la solución definitiva. Únicamente con esas medidas no alcanzaría para solucionar la crisis del capitalismo, y de hecho en China no la han solucionado. El capitalismo sólo se puede recuperar la tasa de explotación necesaria y salir de esta crisis mediante una violenta quema de capital, como lo fue la 2da guerra mundial. Los Conglomerados Globales suponen una sobre acumulación de capital en escala tan colosal, que la quema de capital necesaria para resolver la crisis alcanza proporciones históricas, deberían cerrarse decenas de puertos en China y en el mundo, despedir cientos de millones de trabajadores, eliminar regiones y distritos enteros de la economía mundial. El fracaso del QT, implico el fracaso del intento de "quemar capital", por una vía pacífica.

Lo que viene es la revolución mundial contra el capitalismo

Los economistas burgueses y los marxistas vulgares harán grande anuncios. Dirán que es posible un "mejor" capitalismo. Que de la pandemia saldrá el capitalismo más fuerte. Que se pueden llevar a cabo planes de empleo, de estímulo, volver al keynesianismo, al "boom" de posguerra. Que llevarán tal o cual ley al parlamento. Que se puede volver atrás el reloj de la historia. Escucharás toda clase de charlatanerías, y embustes propalados las 24 hs del día por medios de comunicación y redes sociales por la iglesia, los militares los economistas capitalistas, los funcionarios etc.

Pero el capitalismo es hoy un anciano mortalmente enfermo. No puede volver a ser un joven sano y robusto. La ciencia y la naturaleza no funcionan así, por eso, los marxistas tenemos un diagnóstico diferente. Y por lo tanto, un diferente pronóstico; Lo que se viene no es un "mejor capitalismo", lo que se viene es la revolución contra el capitalismo.

Estamos viviendo una situación revolucionaria mundial, encabezada por los sectores más explotados y oprimidos de la sociedad, las mujeres, los inmigrantes, las razas oprimidas, los jóvenes, las naciones y pueblos más atrasados y originarios, pero también de los trabajadores y pueblos de las naciones capitalistas más avanzadas como Francia. Las revoluciones se multiplican desde Sudan, Argelia, Honduras, Francia, a Hong Kong. Y desde Chile Ecuador, Puerto Rico, Bolivia a Irán e Irak, Siria y el Líbano, hasta Cataluña. La pandemia capitalista ha puesto "pausa" a este proceso. Pero se está comenzando a retomar con fuerza incluso en medio de las draconianas medidas de los gobiernos capitalistas, los pobres del mundo alzan su voz. La oleada revolucionaria que se viene será aún más potente y profunda que todas las anteriores.

Ha llegado la hora de poner punto final al capitalismo. Es el momento de imponer el Socialismo Global. De la mano del proceso revolucionario que está conmoviendo al mundo, las condiciones materiales y objetivas están más que maduras para imponer el socialismo. De lo que se trata es de construir una Internacional Socialista mundial para llevar adelante esta tarea. Ésta es la invitación que hacemos con este artículo, a unirnos para concretar en el período venidero la tarea que Carlos Marx y Federico Engels nos dejaron junto a su legado




Notas

(1) Para leer El Fin de las Multinacionales click en "Leer"

(2) Es imposible saber cuánto dinero exactamente está implicado en los salvatajes. El cálculo de 30 billones de dólares es aproximado y basado en datos de los Bancos Centrales de los países del G7. No incluye el dinero emitido por los países que no son del G7. Además, el maquillaje de balances, la contabilidad "opaca" y el ocultamiento de las operaciones, provoca que haya datos que no se conocen por ejemplo la cantidad de dinero en calidad de salvatajes que se han inyectado los países en desarrollo. Es probable que la cifra final sea mucho mayor al estimado en este texto.

(3) El QE en español significa flexibilización o expansión cuantitativa, y se llama "flexibilización" porque se flexibilizan, expanden o relajan las normas para poder emitir enormes masas de capital, e inyectar enormes masas de dinero sin respaldo oro Esta maniobra coordinada de todos los Bancos Centrales, la Fed de EE.UU, el BOJ de Japón, el BCE de Europa, el BoE de Inglaterra, el BoC de Canadá, trabajando en conjunto con el BdPC de China.


Entra al #debate y deja tu comentario! 

Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!