EL PODER DE MARIELA Y SU LOCURA MESIÁNICA

El poder de Mariela y su locura mesiánica. (Declaración de La Marx Cuba 20/1/20)

Resulta alarmante ver las redes de perversión, omnipotencia e impunidad que ha logrado ir tejiendo la mejor alumna de los Castro y candidata a tirana, Mariela Castro. Pero resulta mucho más desconcertante ver el gran poder del que hace uso y abuso para diezmar, como auténtica totalitaria, a todos los que están en su contra.


Mariela ha demostrado que tiene poder para hechizar y convencer a muchísimos homosexuales en Cuba de que es ella el próximo Mesías de la comunidad lgbt. Ha demostrado que tiene poder para amenazar y encerrar en calabozos a quiénes se atreven a contradecirla y desmentirla. Tiene el poder de difamar y mentir impunemente; poder para convencer a los homosexuales cubanos que tuvieron que huir del régimen de su tío, de que el paraíso para las personas lgbt está ya en esta isla.

La Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) incluso ha tenido poder, y eso es mucho decir, para expulsar a uno de sus detractores, el activista lgbt norteamericano César alexander, de un evento público celebrado en San Francisco hace algunos años atrás, nada menos que en el país de las libertades.

¿Acaso la locura mesiánica de Mariela ha logrado penetrar, incluso, en las mentes de esos norteamericanos que tanto hablan de democracia?
Llevamos años asistiendo horrorizados e indignados a un espectáculo donde la dinastía de los Castro, representada ahora por su nuevo vocero, Días Canel, la dinastía de esos locos que se han creído y se creen dueños absolutos de cada cubano, ha logrado esparcir su veneno y sus ¨encantos¨ hasta aquellos que sufrieron las más atroces e inhumanas persecusiones, sólo por pensar y sentir diferente.

Resulta risible ver cómo los aliados del régimen que, de paso idolatran a Mariela Castro, la justifican (y también a su padre) argumentando que "en otros países aún juzgan y asesinan a los homosexuales". Llaman asesinos a aquellos otros dictadores que condenan a muerte a las personas lgbt, sin percibir, aunque tal vez sí, que el régimen cubano, no mata con el cuchillo de una vigilancia y una represión cruentas, nos matan a disparos de desprecio y discriminación, a golpes de vejaciones y falta absoluta de libertades.

Esos que hoy aplauden y veneran a la otrora princesa real, no ven (o no quieren ver) que ella ha sido, por demasiado tiempo, la carcelera que tiene encerrados en la cárcel del silencio y la exclusión a quiénes, simplemente, hemos cometido el delito de gritar nuestra verdad, exigir nuestros derechos y rechazar a esta ¨falsa Mesías¨.

                    Funcionarios de la dictadura Capitalista de Cuba Raul Castro y Mariela Castro