El Meganegocio detrás de los incendios en Córdoba

La Marx Ambiental- Basado en un estudio de Joaquín Deón, geógrafo becario de CONICET-UNC e integrante de la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de Sierras Chicas 

 es casualidad y la perversidad del capitalismo, no solo está la destrucción del ser humano, sino también la naturaleza, dentro de este sistema el bien primordial son las ganancias, que un ínfimo sector tiene sobre la gran mayoría arrasando con los espacios, verdes, contaminación del suelo, el agua, destrucción de las especies animales y la vegetación. 

De tal forma es la magnitud del daño que de 12 millones de hectáreas de bosque nativo que había a principios del siglo XX en Córdoba, hoy queda el 3%; los incendios son una manera de aniquilarlo a escala industrial, porque, detrás del fuego, aparecen el negocio minero, agrícola, inmobiliario y de entretenimiento de élite, que buscan el cambio de uso del suelo una vez que las llamas dejaron tierra arrasada. 

Los incendios benefician a un puñado de empresarios y destruyen la humanidad y el medio ambiente El colapso de los incendios en Córdoba, no deja de ser un beneficio para un puñado de lobbistas integrado por empresarios mineros, ganaderos, sojeros etc. 

Empresas inmobiliarias el encubrimiento de los sectores políticos para poder destruir la naturaleza a cambio de ganancias multimillonaria son las grandes empresas, algunas de agro-ganadería, tal como se publicó en de Pampa de Achala con la familia Becerra. O empresas de fideicomisos relacionadas a Agrocolor y Agro Empresa Argentina, empresas semilleras que prestan servicios del agro u otras que son contratadas por éstas. 

También algunas de demoliciones, como Mendiolaza Demoliciones, LJA Scavi, Retro Rental, Grupo Dinosaurio - un estudio de Daniel Díaz Romero, del proyecto periodístico Sala Ambiental, quien investigó la relación de más de doscientos incendios intencionales. Este negocio de la mega minería junto con la obra pública en el marco de la ley provincial 9.814 o las obras "de interés público" (autovías, lagunas de retención, diques) son proyectos que sí permiten cambiar la categorización del bosque nativo de áreas rojas protegidas a áreas verdes donde se puede desmontar. 

El destrozo de la naturaleza el medio ambiente, la provocación intencionales de incendios, también genera negocio que incluye canchas de golf o circuitos de enduro y motocross, estas canchas necesitan mucha movilización del suelo, consumo excesivo de agua y agro tóxicos, que ponen en riesgo a las poblaciones locales con la fumigación para mantener el pasto. 

En tanto, los circuitos de motos y cuadriciclos, que por ley necesitan estudios de impacto ambiental y audiencias públicas, esta situación ha generado un desmonte. En estos meses se llevan desmontadas más de 160 hectáreas para circuitos de enduro y motocross en Villa Allende, San Roque, Bialet Massé, Cosquín y La Calera, y fueron taladas 180 hectáreas para hacer canchas de golf como en el Terrón, Mendiolaza, por el grupo Tagle. 

Como también así, la otra cara del negocio es la chacrarización de lo serrano, donde se subdivide un inmueble en pequeñas parcelas o chacras que no superan los 20 inmuebles, evitando la ley de loteos que exige otros análisis y estudios de pacto ambiental y audiencias públicas. Esas chacras se comercializan y luego se vuelven a subdividir, o en ellas se construyen varias unidades con cabañas, casas o residencias de veraneo. 

El gran negocio de los incendios que tienen en vilo a todo Córdoba y todo el país, depende de especulaciones y ganancias para un mínimo sector de empresarios, que destruyen la naturaleza, el medio ambiente, el agua, los animales, los recursos naturales, no solo las Empresarios son responsables sino el poder político que abruma con su silencio cómplice es la pata fundamental para que estos negocios se desplieguen en la destrucción del medio ambiente por eso tenemos que denunciarlo y organizarnos para frenar este saqueo, contra nosotros y la naturaleza.


Entra al #debate y deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista