Biden encabeza el "Frente por la Paz y la Democracia" contra la revolucion mundial

Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos
Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos

Por la Coordinación Internacional de La Marx- Diciembre 2020

Con el triunfo de Joe Biden y el Partido Demócrata en las recientes elecciones de los EE.UU, hará su regreso con toda fuerza la política del "Frente por la Paz Social y la Democracia". Para enfrentar el poderoso ascenso mundial de las masas que recorre el mundo, la Administración Biden- Harris impulsaran un llamado a la "Paz Social", a los "Pactos", los "Acuerdos", los llamados a la "Concertación", y el respeto a la "Democracia y los Derechos Humanos". Al revés de cómo se ubicó su antecesor, el gobierno de Donald Trump, el gobierno de Joe Biden hablara del "respeto a los Derechos" de los derechos de los afroamericanos, las mujeres, los inmigrantes, y los latinos, los pobres y más oprimidos.

La política de la Administración Biden serán un falso, y pérfido intento de engañar a las masas del mundo, con el objetivo de que dejen de luchar contra las injusticias, y desigualdad a que nos someten el imperialismo y el capitalismo. Sin embargo los demócratas no tendrán fácil la tarea de sostener el dominio de la aristocracia del 1% en el mundo entero. Este dominio está amenazado por una oleada revolucionaria que tiene epicentro en los propios Estados Unidos, con las movilizaciones de los afroamericanos encabezado por el movimiento Black Lives Matter, las huelgas de los trabajadores, los levantamientos en Francia de los chalecos amarillos, o las movilizaciones crecientes en Alemania, en Bélgica y en España frente a las crueles cuarentenas capitalistas decretadas por los gobiernos para afrontar la "segunda ola" de Covid-19.

La oleada incluye los levantamientos en el norte de África y Medio Oriente en Sudan, Argelia, Irak, Irán, el Líbano, así como los levantamientos de masas con la huelga general en la India y las movilizaciones en Indonesia y Hong Kong. En América Latina Las movilizaciones en Perú, Chile, Costa Rica y Guatemala son parte de este proceso que enfrenta a los gobiernos capitalistas y sus planes en defensa de los intereses de Corporaciones y las clases dominantes.

La política de la "Zanahoria" y el "Garrote"

El imperialismo y los gobiernos capitalistas combinan frente al ascenso y las revoluciones de las masas, las políticas del "Garrote" y la "Zanahoria". El "Garrote" es una política contrarrevolucionaria basada en las invasiones de los ejércitos, y la represión, buscando aplastar las insurrecciones, y levantamientos, como las invasiones de Vietnam en los 60's en el siglo XX, o de Irak y Afganistán en el 2003. Cuando el ascenso mundial derrota la política del "Garrote", como ocurrió en Vietnam o en Irak, el imperialismo implementa otra política contrarrevolucionaria que es la política de la "Zanahoria", o sea una política de "acuerdos", "paz" aperturas", y "democracia", buscando desviar las insurrecciones de las masas para derrotar la revolución mundial. Esta política propone "treguas" donde los explotados van a la guerra civil contra los explotadores; "concertaciones y paz social" donde la clase obrera resiste con huelgas a la desocupación y los salarios de hambre; "aperturas democráticas" donde los pueblos están por derribar a un dictador. Propone acuerdos y pactos de todo tipo, para que siga el capitalismo, que los explotadores sigan explotando y que los, explotados sufran "en paz". Este Frente niega la existencia de una revolución mundial contra el capitalismo, propone defender "la democracia" del "golpe", y llama a defender las elecciones burguesas, y la defensa del régimen democrático burgués.

Este frente está integrado por el Vaticano y el Papa Francisco, sectores del imperialismo como el Partido Demócrata de Estados Unidos, una franja del propio Partido Republicano, gobiernos imperialistas europeos como el gobierno de España de Pedro Sánchez Pérez- Castejón del Partido Socialista, y Pablo Iglesias de Podemos, o de Antonio Costa del Partido Socialista de Portugal. También son parte del "Frente por la Paz Social y la Democracia", los gobiernos capitalistas de los países pobre como los de López Obrador de México, o Alberto y Cristina Fernández de Argentina; las dictaduras capitalistas de Xi- Jinping en China, de Putin en Rusia, del castrismo en Cuba, y Maduro en Venezuela. Junto a ellos se van a alinear el 99% de los grupos y partidos que se autodenominan "de izquierda" además de los socialdemócratas, las burocracias sindicales, los stalinistas, maoístas y autodenominados "comunistas", así como los ex comandantes guerrilleros, y los grupos provenientes del trotskismo.

Que el PC de China, el de Cuba, el gobierno de Maduro u organizaciones como Syriza de Grecia, Benie Sanders de EE.UU, Jeremy Corbyn del Inglaterra o Melenchon de Francia integren este frente, no lo hace mejor, sino mil veces más pérfido y peligroso. Llamamos a derrotar la política de la Administración Biden y a los obreros y pobres del mundo, a los luchadores y revolucionarios a no dejarse engañar por el "Frente por la paz social y la democracia", y seguir desarrollando la lucha y las movilizaciones contra los gobiernos capitalistas.


Intentan lanzar el "Frente por Paz y la Democracia" desde Bolivia


Comenzó a articularse el "Frente por la Paz Social y la Democracia" con la firma del acuerdo el 8 de noviembre del 2020 en Bolivia en la asunción del gobierno capitalista de Arce y el MAS. Allí el gobierno imperialista de España, Syriza de Grecia, el Bloque de Izquierda de Portugal, Francia Insumisa de Melenchon, el Partido Justicialista de Argentina, el PT de Brasil, Correa de Ecuador, el MAS de Bolivia, Daniel Jadue de Chile, Gustavo Petro de Colombia, Verónica Mendoza de Perú, entre otros, firmaron la "Declaración de La Paz en Defensa de la Democracia", en consonancia con el triunfo de Biden en EE.UU. En dicha declaración no hay una sola palabra sobre el capitalismo, apenas una vaga definición de los "modelos dominantes". Ni una mención a las Multinacionales, ni Corporaciones, ni al hambre y la pobreza que sufren millones, para la "Declaración de La Paz" el principal problema no es el capitalismo, sino que la "Democracia está amenazada" por la "ultraderecha que se expande a nivel global". Rechazamos este acuerdo d dirigentes y gobernantes capitalistas, que busca engañar a las masas del mundo

Entra al #debate y deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!